jueves, 15 de agosto de 2013

Cuando estás pariendo, no te importa nada

Conversación oída por ahí:

"Yo si tengo hijos, no quiero estar con las patas abiertas delante de todos, los genitales expuestos, y que mi novio me vea cagarme cuando estoy pujando. Me daría mucha vergüenza.

- Ay, pero qué decís? Qué exagerada que sos. Una mujer, cuando está pariendo, no le importa si se está cagando delante de todos, no le importa nada, lo único que le importa es que su bebé salga rápido y sano".

Escuché por ahí, ¿vio?

A ver. O sea. Si entiendo bien, una mujer, cuando tiene un bebé bajando por su vagina, (perdón, por el canal de parto, porque vagina es una mala palabra, visiblemente, cuando un bebé anda por ahí deja de ser una vagina y se transforma mágicamente en canal de parto) deja de ser un sujeto con pudores, traumas, un pasado que explique esos pudores y traumas, sino una incubadora a punto de expulsar el objeto que estuvo incubando.

Deja de tener subjetividad, para volverse un objeto destinado a sacar a la luz un bebé sano.

Pongamos una mujer que a los 14 años fue a ver su primer ginecólogo, un varón, y ese ginecólogo abusó de ella, o se comportó de manera impropia, o simplemente realizó maniobras inútiles (como un tacto vaginal, absolutamente inútil para una chica virgen de 14 años) y sin avisarle que lo iba a hacer (así, de golpe, le mete dos dedos en la vagina).

Pongamos que esa mujer quedó bastante traumada por eso.

Pongamos que esa mujer, luego, más tarde, es violada por un "amigo" (pongo comillas porque un amigo violador no es muy amigo que sea, pero bueno, digamos, un conocido).

Esa mujer crece con unos cuantos problemitas con respecto al pudor, a los genitales, a un montón de cosas que tienen que ver con el sexo y sus derivados. Por ejemplo, no puede ver un ginecólogo varón. De ninguna manera. No way. Sabe que es ridículo, que es una generalización abusiva, que es esencialista, bla bla bla, ya lo sabe. Pero es así.

Después de 10 años de terapia, logra vencer un montón de traumas, de obstáculos, logra disfrutar del sexo, se enamora, la pasa bomba con su novio, y se embaraza.

Pero claro. Los traumas siguen ahí en algún lugarcito. Tiene pudores que otra mujer capaz que no tendría. Sigue sin querer atenderse con un varón. No le gusta nada la idea de que su novio ande mirando entre sus piernas mientras está con los genitales al aire pariendo al bebé de ambos. O directamente prefiere ir a cesárea, porque lo del parto es más fuerte que lo que ella puede soportar.

Bien.

En alguna momento tiene la conversación citada arriba. Y no hay caso, siempre hay alguien para decirle: "Pero qué decís, estás exagerando", etc. etc. Y a veces, ese alguien es su propio compañero, que le dice: "Disculpame, pero yo quiero ver salir a mi bebé".

Quiero ver salir a mi bebé.

O sea, quiere mirar el agujero del que sale su bebé. No se acordará de que ese agujero pertenece a una mujer que, por la razón que sea, por lo expuesto arriba o por cualquier otro motivo suyo, no quiere que le anden mirando así. Porque es a su cuerpo al que están mirando, a su ser. No un agujero anónimo, no una bolsa que se rompe para dejar salir su carga, no una incubadora que se abre: a ella. A su intimidad. Con su pasado, su historia, sus traumas y sus pudores.

¿Por qué algunas personas creen que pueden dictar a las mujeres cómo se deben sentir durante un parto? Porque no se considera que una mujer pariendo sigue siendo un sujeto. Se vuelve un objeto al servicio de otro ser, el bebé. No es que a ella no le debe importar su pudor: es a los demás a quienes les importa tres pepinos.

Así que por favor, a la hora de tener esa conversación, piensen un poquito más, y no se olviden de que la mujer que está pariendo sigue siendo un ser humano con su propia subjetividad.
.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero la expresión "canal de parto" no es un eufemismo de vagina, sino que hace referencia a un conjunto de órganos y huesos, dentro del cual se incluye la vagina.

Saludos,
Felipe

Karen dijo...

Y si, me parece que es correcto escuchar a la persona embarazada en esos momentos para que no se sienta humillada bajo ningún punto de vista y para que pueda decidir si quiere cesárea o no (igual no se muy bien si es una decisión o un pronóstico de los/las profecionales), si quiere estar acompañada durante el parto, en qué posición tener al bebe/beba(en caso de parto natural), si quiere ser atendida por parteras únicamente, o por parteros, y un sin fin de cosas que yo no tengo conocimiento pero que son relevantes e importantes a la hora de apoyar/ayudar a una persona en esa condición y que no solo se le preste atención a esa personita que viene en camino, si no que también a la que la lleva dentro en igual grado de importancia. ¡¡¡Y basta de mutilación genital innecesaria por parte del cuerpo médico a las parturientas!!!

Gaby dijo...

También cuando alguna mujer dice que no quiere tener mas hijos porque sufrió con el primer hijo o con la primera hija, hay otras que le contestan ¨ya te vas a olvidar y vas a tener otro¨
Lo peor es cuando lo dice un varón. Claro, ellos saben lo que es un embarazo y un parto. Cuando escucho eso no se si reír o llorar.
Saludos.

Anónimo dijo...


odio, odio, oooodio toda conversación referida al embarazo. siempre dan por sentado q la mujer se va a sentir de X manera, no se q es lo q lleva a generalizar de esa forma.

yo la verdad no se si voy a querer hijos, estoy preguntandome si me veo de esa forma o no. pero claramente si decido tenerlos voy a ser una embarazada muuuy combativa. al primero q me pregunte si me regala algo rosa o azul, le rompo un jarrón de feminismo en la cabeza!!

mara

mamisepa dijo...

El padre de mis hijas me preguntó si yo quería que él estuviera o no en el parto. Y es que, así como algunos "quieren ver salir a su bebé", a otros les da corte, pereza, o llámese como sea. YO le pedí que estuviera, pero que no tenía que ver ni hacer nada que él no quisiera. Que él se podía quedar perfectamente junto a mi cabeza y no ver nada.

Fue NUESTRA decisión. Yo ELEGÍ que él estuviera allí, porque creí que me sentiría más tranquila con alguien conocido que me quería, que sola frente a desconocidos. Por supuesto, la elección de las mujeres que no desean que su pareja las acompañe me parece igual de respetable que la mía. Creo que lo importante es, ante todo, respetar a la mujer, que es la que está de parto, y la que se arriesga a sufrir daños fuertes en su cuerpo.

Y fíjate que yo no quería que él estuviera allí para "ver nacer a su hijo", sino para acompañarme a mí; o sea, el objetivo no es que él lo disfrute, sino facilitarme las cosas a mí.

Nunca he entendido entrar al parto con una cámara, aunque creo que debe ser igualmente respetable. Pero vamos, yo veo una camara ahí y la rompo fijo!!!

Saludos.

Anónimo dijo...

Me parece muy exagerado el caso del artículo, pero si hay alguna chica que tiene tan mala suerte que abusa de ella un ginecólogo y después es violada pues es tan sencillo como hablarlo con los médicos y la pareja y que todo sea de la forma que ella se sienta más a gusto.

Saludos desde Barcelona:
http://xurl.es/9ik46

Bastadesexismo dijo...

Puf, pero sí, sencillísimo contar a tu pareja, a tu médico que fuiste violada. La verdad, no sé cómo no se le podría ocurrir a esta mujer.

"Mi amor, no me mires la concha cuando estoy pariendo porque fui violada y estoy traumada".

Es algo que se suele contar todos los días a todo el mundo. Taaaan pero taaaan sencilla es la vida de las mujeres violadas: lo cuentan, y chau, se acaban los problemas.

Qué taradas las que no lo cuentan, la verdad. ¿A qué le tendrán miedo? ¿A que su pareja le termine diciendo que ella se lo buscó?

Naaaaa, esto ya sería muy exagerado, ¿no?

marita dijo...

No acostumbro a enseñar mis partes íntimas en público. La mayoría de las personas que conozco tampoco lo hacen. Solo me gusta hacerlo en un contexto, digamos erótico. No soy consciente de haber sufrido abusos sexuales graves pero sí que tengo pudor a mostrar los genitales a personas desconocidas. Tuve que hacerlo durante mis dos embarazos y sus correspondientes partos. Imagino que los profesionales sanitarios deben estar más que hartos de ver vulvas, pero yo no estoy acostumbrada a ello. No me gusta la sensación de sentirme hurgada con el ecógrafo o de ser sometida a un tacto o de que estar espatarrada delante de todas las enfermeras y matronas del turno de noche. Por el bien de mis bebés, me sometí a cuantas ecografías, tactos, exploraciones, etc. fueron necesarias. No creo que fuese de gran ayuda para mis hijos que las enfermeras que en ese momento no tenían nada mejor que hacer se plantaran delante de mi para curiosear un parto sin epidural. A veces no hace falta más que un "Soy el doctor/ la doctora tal y debo realizar un tacto, por favor, ¿le importaría...?" o un simple gesto de asegurarse de que una cortina tapa la intimidad de la paciente para mostrar que ese o esa profesional de la salud considera a su paciente como a una persona y no como su campo de trabajo o como la cáscara de un bebé que ha de nacer.
A veces en el momento de parto o durante el embarazo el miedo a que al bebé le pueda pasar algo malo parece que justifique la cosificación de las madres futuras.
Por desgracia no es solo un problema en el campo de la obstetricia. He visto como hay algunos profesionales de la medicina y de la enfermería que no realizan su actividad con el debido respeto a los pacientes: curas realizadas a pacientes inmobilizados con las puertas abiertas de par en par, minimización del dolor experimentado por un paciente por parte del profesional...

Anónimo dijo...

Me parece que habría que cuestionar primero las prácticas médicas que obligan a muchas mujeres a parir así, como si fuera la única forma de hacerlo. Parir "con las patas abiertas adelante de un montón de gente" es una práctica relativamente excepcional en la historia de la humanidad, y fue "inventada" por los mismos médicos que ofrecen la cesárea como alternativa a ese mal trance. Tanto poder tienen que para la mayoría de las personas es difícil imaginar que un parto sea otra cosa que lo arriba descripto. Saludos, Romina

Lady Persefone dijo...

Hace unos años quería muchísimo tener hijos. Cuando pude buscar un embarazo, quedé dos veces embarazada y las dos veces perdí el embarazo. No tuve que pasar por un parto, pero sí por los dolores del parto en ambas veces, y pasar por semanas sin poder moverme para que al embrión no le pase nada, una internación donde me dejaron esperando 2 días para saber si me iba a morir o no, un médico que me trató muy mal y a demás me hizo doler por hacerme un tacto con brutalidad mientras estaba con contracciones. Las enfermeras, había gente que te trataba bien y otras que no, pero la constante era "mami, no te levantes, porque le puede hacer mal al bebe, si queres ir al baño, la chata"
En el segundo embarazo estuvieron 40 días para decirme que yo NO tenía un embarazo ectópico. (menos mal, hubiera muerto sino!!) Pasando por 4 ginecólogos diferentes, horas y horas en salas de espera para que me vuelvan a derivar a otro lado, media docena de análisis de sangre, 3 ecografias transvaginales una de ellas con contracciones, etc. Las mierdas que viví en estas dos experiencias son tantas, que no podría extenderme tanto en un solo post.

Después de todo esto, y ni siquiera tuve un parto, me doy cuenta de que la frase "cuando estás pariendo no te importa nada", es cierta. Pienso que es una frase que se suelen repetir algunas mujeres, una suerte de mecanismo de defensa psicológica para no terminar en un psiquiátrico.
Estaría buenísimo que las mujeres que vamos o queremos parir algún día, dejemos de repetirnos esa frase, porque lo único que logramos es que el sistema de salud siga maltratándonos.

Anónimo dijo...

¡Hola! Solo quería mandarte un articulo de un periódico de mi país donde te nombran:

http://www.20minutos.es/noticia/1909731/0/anti-depilacion-femenina/paloma-goni-posa-pelos/julia-roberts-lucia-etxebarria-penelope-cruz-beyonce-paris-hilton/

Un abrazo Kuxille

Bastadesexismo dijo...

Gracias!! Estaba esperando su publicación, no sabía cuándo salía exactamente. Un abrazo!

Anónimo dijo...

Pues yo también pienso que es exagerado el artículo.

Mucha casualidad que la misma chica sea abusada por un ginecólogo y violada.
Supongo que pondría las correspondientes denuncias.

Pero si tuvo la mala suerte de esa casualidad, no consigue nada con ocultarlo.
Lo correcto es contarlo a su médico y a su pareja.

Bastadesexismo dijo...

Gracias por demostrarme, Anónimx, que la palabra de las mujeres siempre está puesta en dudas. Las mujeres siempre exageran. ¿Y vos decís que vos pondrías "las correspondientes denuncias"? ¿En serio? ¿A los 14 años tendrías la fuerza suficiente para denunciar a un ginecólogo que te dice que penetrarte es "lo normal"? ¿En serio denunciarías a un amigo que lo único que hizo fue "forzarte un poco"? ¿Con qué pruebas? ¿Con qué argumentos? ¿Qué responderías a "¿qué hacía usted desnuda en una cama con un amigo si no quería sexo"?

Sabés qué pasaría en caso de ir a poner las "correspondientes denuncias"? Pues te contestarían lo que acabás de contestar: "es muy exagerado, es mucha casualidad".

¿Vos pensás que el 90% de las mujeres NO denuncian sus violaciones porque son unas taradas subnormales?

No. No lo hacen porque saben perfectamente que la respuesta es: "es muy exagerado".

La palabra de las mujeres SIEMPRE está puesta en tela de juicio. Exactamente como lo acabás de hacer.

Anónimo dijo...

Guau, estas mujeres son muy exageradas, por eso nadie da un carajo por el feminismo, CHIFLADAS

Bastadesexismo dijo...

Y sí, tu comentario no me sorprende, es muy poco original: es mucho más fácil tildar a las personas que hacen denuncias sociales de locas que cuestionar la sociedad en la que uno vive, y cuestionar el propio lugar de uno en esa sociedad.

Vas a lo fácil: yo la paso bien, entonces los que se quejan son imbéciles, y si son mujeres, son chifladas.

Lo único que sabés es insultar, pero a ver, explicame con argumentos por qué lo que escribí sobre el parto (tendrás una gran experiencia de partos, me imagino, como para dar una opinión tan tajante) te parece exagerado, por qué te parezco loca. O sea, no critiques al pedo: argumentá, demostrá, reflexioná.

En la seguidilla de comentarios que dejaste en las últimas horas, lo único que hiciste fue bardear.

Es por gente como vos, cerrada, obtusa, incapaz de cuestionar absolutamente nada, que el mundo va como va. Ni se te cruza pensar: "Uia, mirá lo que escribe esta persona, nunca lo había pensado así, a ver por qué lo dice".

Curiosidad intelectual, cero. Se ve que simplemente estabas muy al pedo.

Jaime Gabriel Abozaglo Macías dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Bastadesexismo dijo...

Una cosa es lo que una mujer está dispuesta a ser y a hacer por su bebé. Otra, muy distinta, es lo que la sociedad considera que debería hacer una mujer. La sociedad no tiene por qué considerar que una mujer ya no tiene subjetividad, ya no es un ser pensante, ya no es un cuerpo autónomo, a partir del momento en que es madre. Eso lo tiene que decidir cada mujer. La sociedad no tiene por qué decidir por ella.

No critico lo que una mujer esté dispuesta a hacer, critico que la sociedad decida por ella.

Por lo demás, ¿dónde dije yo que había que negarle a una mujer ser madre? No entiendo de dónde sacás eso. Critico que se maltrate a una mujer durante un parto, ¿y vos entendés que estoy negando a una mujer ser madre?

Por lo demás, no, una mujer que decidió ser madre no es porque "dejó de lado su egoísmo".

Básicamente estás diciendo que las mujeres sin hijxs son egoístas. Las razones de tener un hijx pueden ser muy nobles, y también pueden ser muy egoístas: deseo de trascender, de dejar una huella en el mundo, de no quedarse sola en la vejez, de tener compañía, de sentirse amada de manera incondicional por otro ser, etc. etc. Hay miles de razones todas más egoístas las unas que las otras para tener hijxs (que no pidieron venir al mundo, y a lxs que no podemos garantizar la felicidad).

Y eso vale tanto para mujeres como para varones.

Baby virgin 1D dijo...

Que pen.dejas las que mueren por tener parto natural :P es mucho mejor la cesárea, asi no quedan con el cho cho aguado y salido >.<
La cicatriz de la cesárea se quita inmediatamente, aparte de que tus bebés tienen la cabeza redonda y no huelen a ra.jada (fuchi :P), huelen a lo que son.. A BEBÉS :D !!!

Leticia Orozus dijo...

Todo lo que dijiste es lo que siempre pensé.

Anónimo dijo...

Muy interesante. La verdad es que por culpa de esa creencia de que las mujeres están para ser madres y esa tiene que ser su máxima aspiración se idealizan mucho el embarazo, el parto y la crianza de los niños, y estos no tienen que ser así para nada, hay mujeres que pueden pasarlo muy mal, pero se le quita importancia.

Me has recordado lo que le pasó a una amiga de mis padres, que cuenta la esperiencia como la peor de su vida y encima tuvo que sufrir un comentario que no venía a cuento por parte de una enfermera (sí, por parte de otra mujer). Le ocurrió a la pobre que el parto se le complicó y duró varias horas porque el niño venía en una mala postura. Total, que como le dolía mucho al finalacabó llorando y gritando que nunca más iba a dejar que su marido se la metiera, que no pensaba tener más hijos para ir a por la parejita, etc, etc. Pues una enfermera, en lugar de entender que la pobre estaba histérica porque le dolía mucho se le ocurrió soltarle: “pues mira que si tu no dejas que te la meta igual se busca a otra para tener la niña”. Creo que ahí se ve perfetamente como minimizaba todo el dolor de la mujer, a la vez que daba a entender en cierta manera que las mujeres están pasa tener hijos, así que ella hacía mal si no quería.

Creo que deberías tratar el tema de la casi imposición de la maternidad, también me parece muy sexista. Si eres mujer y no quieres niños:
1) te miran por encima del hombre diciéndote que ya cambiarás de opinión
2) te pregunta por qué y tratan de convencerte como si estubieras haciendo algo mal, pero pobre de tí como se te ocurra cuestionar la decisión de tener niños
3) de tratan de amargada, egoísta, o te dicen que te vas a quedar sola, etc.
Veo muy machista que se considere que la felicidad de las mujeres o la plenitud de su vida tiene que pasar por tener críos. No a todas nos gustan y queremos que se respete y no se cuestone nuestra decisión.

Bastadesexismo dijo...

Hola, gracias por tu comentario. El tema de la imposición de la maternidad lo traté en las entradas siguientes:

http://bastadesexismo.blogspot.com.ar/2008/06/no-kid.html

http://bastadesexismo.blogspot.com.ar/2008/06/no-kids-2.html

http://bastadesexismo.blogspot.com.ar/2008/07/no-kid-3.html

¡Saludos!

mamisepa dijo...

Ultima anónima: qué bien que cada vez haya más gente que se anime a decirlo. Estoy 100% contigo. Si tienes un mal embarazo, no puedes pregonarlo igual de fuerte que si es bueno. Así, se oye tranquilamente a mujeres decir "nunca me sentí mejor, tuve un embarazo muy bueno!!", y eso está muy bien. Pero si empiezas "yo vomitaba/me mareaba/tuve ingresos hospitalarios/..." y sobretodo "TENIA GANAS DE QUE NACIERA YA EL BEBÉ" (pero por acabar el "dichoso" embarazo, no por verle la carita), te miran de alguna de estas formas:

1- con condescendencia y paternalismo
2- aunque no lo digan con palabras, su cara lo dice: "¿se rompió el condón, no? ¿no era buscado, verdad?"

Y el punto 2 te lo aseguro por experiencia propia. Me saca de mis casillas que sigamos con tanto tabú, prejuicio y tontería!!! O sea que si deseas al niño estás bien, si estás mal es porque no lo quieres (emoticono de cara cabreada). Si es que ya en el embarazo se empieza a culpar a la mujer de todo: si estás mal es culpa tuya porque está claro que no deseas al niño. ¡Tócate los pies!!!

Un saludo.

Anónimo dijo...

Se nota que la autora del blog nunca ha sido madre. El día que lo intente descubrirá que lo más importante para una mamá es la criatura que se gesta dentro de ella. Solo las madres de verdad lo entienden y viven a la perfección. Bea.

MSP dijo...

Para mi gusto, artículo con algún tinte sexista, en el que, si bien no se dice con todas las letras, queda flotando la idea de la "fortaleza" de la mujer a la hora de dar a luz y criar a un hijo.

http://laagenda.buenosaires.gob.ar/post/135687557680/sin-anestesia