viernes, 26 de septiembre de 2014

La vida, el embrión, el sujeto y el aborto

Sofía Gala, la hija de Moria Casán, embarazada de 7 meses, posó para la revista La Garganta Poderosa, a favor de la legalización del aborto: "En mi cuerpo decido yo", dice una frase dibujada en su panza.
Foto: http://lapoderosa.org.ar/

Su madre, Moria, salió a defender a su hija y el aborto legal y reveló que ella había abortado a los 16 años. La periodista Cynthia García publicó en su cuenta de Twitter el mismo tipo de foto que Sofía Gala con el comentario: "me sumo a la campaña por la despenalización del aborto".

Enseguida, por supuesto, se desató la polémica, y en particular, las voces de quienes se oponen a que las mujeres puedan elegir.

Es hora, entonces, de aclarar algunos conceptos básicos.

El gran argumento de lxs "pro-vida" (paréntesis aparte, habría que entregar un premio del mejor marketing a la persona que tuvo la idea de llamar a los anti-derechos "pro-vida", dejando a las personas que están a favor de la posibilidad de elegir el lugar de "pro-muerte"), su gran argumento, decía, es que no se puede abortar porque hay vida desde la mismísima fecundación del óvulo por un espermatozoide.

Y estoy de acuerdo. Tienen razón. Hay vida. 

El problema es que confunden el concepto de "vida" con el concepto de "sujeto", "persona" o "ser humano".

Vida hay desde la concepción, estamos perfectamente de acuerdo. Es más: lxs anti-derechos se quedan muy, pero muy cortxs: vida hay desde mucho antes. 

Vida hay en un óvulo, en un espermatozoide. Ambos son seres vivos, están compuestos por células vivas.

Si lxs anti-derechos fueran rigurosxs, deberían pedir la prohibición de la masturbación, porque en cada paja ocurre un verdadero genocidio, en que millones y millones de espermatozoides son aniquilados de golpe, sin que nadie piense en ellos nunca.

Son seres vivos que terminan en el inodoro en un santiamén. Y nadie se inmuta.

Bueno, en realidad, sí: algunas organizaciones anti-derechos de España han pedido que la masturbación sea considerada un crimen: "Si se acepta que los anticonceptivos son pro-abortivos debido a que representan una barrera física o química para que una vida humana llegue a su concepción, entonces debemos de aceptar que las masturbación es claramente una forma de aborto también", se atrevió Alicia Latorre, presidenta nacional de la Federación de Asociaciones Provida de España y de Adevida Cuenca. [Edit del 27/09: me señalan que caí en las trampas de los hoax, esas falsas noticias que circulan en Internet, y que esta información es falsa. Igualmente la masturbación es un acto condenado por la Iglesia y no me extrañaría que algunx de sus fanáticxs lo piense en serio.]

Hay que reconocer la lógica del asunto. Y de hecho, me parece más entendible esa postura: si hay que prohibir el aborto porque hay vida en un cigoto, entonces hay que prohibir la masturbación porque hay vida en un espermatozoide.

Es más: habría que obligar a todas las mujeres a ser fecundadas ni bien ovulan, porque la menstruación vendría también a ser la muerte de un óvulo, que es otro ser vivo, que termina agarrado a un tampón, derramado en una toallita o vertido en una copa menstrual...

Ahora, el verdadero debate, como vemos, no está en si hay vida desde la concepción, cosa que nadie niega, ni siquiera las personas que están a favor del aborto legal. Esto es un hecho científico: un cigoto, un embrión, están tan vivos como el óvulo y el espermatozoide que permitieron su génesis.

El debate reside en saber cuándo se puede hablar de "sujeto", de "persona", de "ser humano" con derechos.

Y ahí ya no estamos hablando de ciencia, porque el concepto de "sujeto" no es un concepto científico que la ciencia pueda definir. 

La ciencia puede decir que un cigoto es un ser vivo. Pero no puede definir si ese cigoto es un ser sujeto de derechos. Esto lo decide la moral, la filosofía, la cultura, y es distinto según las épocas y los lugares.

Una misma institución puede decretar que un embrión es una persona recién a los dos meses de embarazo, y de un día para el otro, decretar que en realidad, es una persona en el momento mismo de la concepción.

Fue el caso de la Iglesia: sólo desde 1869 es que el Vaticano excomulga a quien abortó o ayudó a abortar en cualquier momento del embarazo, porque considera que el embrión se convierte en un ser humano (lo que llama la "hominización") desde el mismo momento de la concepción. 

Pero no siempre ha sido así. La mayoría de los teólogos del Medioevo, San Agustín inclusive, consideraban que un alma no podía habitar un cuerpo que no estaba completamente formado, y que la hominización sólo tenía lugar 40 días después de la concepción para los varones, y 80 días (casi tres meses) para las mujeres.

Santo Tomás de Aquino pensaba que el aborto no era un homicidio a menos que el feto ya estuviera unido al alma. En 1591, Gregorio XVI distinguió el feto "animado" (con alma) del feto "inanimado" y consideró que si se abortaba a este último, entonces no se aplicaba la excomunión.

Esta doctrina perduró hasta 1869. Hoy día, la Iglesia considera que es la fecundación del óvulo por el espermatozoide que marca la aparición del ser humano con alma, aunque la práctica no siempre siga la doctrina: por ejemplo, no se bautiza de manera sistemática a los fetos en caso de aborto espontáneo. Una actitud completamente ilógica.

O sea, hablar de "sujeto" es algo muy subjetivo y que depende de las culturas y de las épocas, no de la ciencia. 

Pero lxs anti-derechos son muy hábiles: mezclan un concepto científico, el de la vida, con un concepto filosófico, el del sujeto, para decretar que la mismísima ciencia demuestra que hay un ser humano sujeto de derechos desde la concepción.

Para la "personificación" del cigoto y del embrión, hacen creer que no se apoyan en un dogma religioso (porque saben que eso de la religión ya no tiene mucho quórum) sino en un supuesto dato científico, y por ende indiscutible (aunque la ciencia se caracterice precisamente por la posibilidad de que los datos sean verificables, y por ende, discutibles...). 

Y para redondear la ilusión de apoyarse en la ciencia y no en un dogma, hablan del ADN, del hecho (real) de que las primeras células del cigoto ya llevan el genoma completo del nuevo ser, distinto del de sus genitores: y así, pim pum pam, "demuestran" que un embrión es una persona.

Todo muy científico. Pero que no dice nada sobre cuándo ese conjunto de células se convierte en un "sujeto".

Por la simple razón de que ahí ya no estamos hablando de conceptos científicos, sino filosóficos.

Y así como un óvulo no es un ser humano, así como un huevo no es una gallina, así como una semilla no es un árbol (y, como irónicamente subrayaron en España luego de la retirada del anteproyecto que ilegalizaba el aborto, "un proyecto de ley no es una ley"), se puede considerar perfectamente que un embrión no es un ser humano.

Ahora, cada unx es libre de considerar que un cigoto sí lo es, y una mujer puede no querer abortar porque sentiría que está matando a alguien.

Lo que no se puede es pretender que esto sea una verdad científica, e imponer esa creencia, esa convicción, esa ideología, al resto de las personas, que no necesariamente la comparten.

Al ser el aborto ilegal, se impone una convicción personal al resto de la humanidad. Al ser el aborto legal, no se impone nada a nadie: cada cual vive de acuerdo a sus ideas, nadie obliga a nadie a hacer cosas que no estén acordes con sus convicciones: de eso se trata el derecho a elegir.




33 comentarios:

Nuri148 dijo...

Genial como siempre, sólo una observación: donde pusiste "cosa que nadie niega, ni siquiera las personas que están a favor del aborto", yo lo cambiaria por "personas que están a favor del aborto legal" o "de la despenalización del aborto"; porque mientras vos o yo tenemos claro el atajo, expresiones como estas son las que utilizan los antielección para acusarnos a las proelección de asesinas de bebitos. Y sabemos como les encaaaaanta a los trolls agarrarse de los detalles nimios.

Bastadesexismo dijo...

Ja, sí, fui víctima justamente de ese "resumen": soy la primera en decir que nadie está a favor del aborto, entonces iba a poner "a favor del aborto" entre comillas, pero después pensé que no se entendería lo de las comillas y que tenía que agregar "legal", y al final se me olvidó!
Gracias, ahora lo corrijo.

Paranóico dijo...

Bueno, todo es cuestion de percepción, tal vez de conveniencia de las épocas y los actores políticos. La Iglesia Católica definía que los Negros no tenían alma y Hitler decía que los judíos no eran seres humanos.

Adriana Recio Robles dijo...

Hola! Muy a favor de tu texto. No tengo nada más que añadir, llevo años esperando que alguien lo explicase tal y como yo lo percibo, y al fin lo conseguí.

Anónimo dijo...

Encontré hace un tiempo un artículo interesante, lamentablemente quien hizo la traducción no puso la fuente, o yo no la veo por lo menos, pero vale la pena leerlo completo. Saludos.
http://m.taringa.net/posts/ciencia-educacion/16969954/Como-perdi-la-fe-en-los-pro-vida.html

Bastadesexismo dijo...

Muuuy buen texto, gracias! Lo compartí en Facebook.

Denunciante Escéptico dijo...

Sería bueno que en vez de debatir tantas estupideces se debatan los dos aspectos verdaderos que hay que debatir sobre el aborto:

1) ¿A partir de que semana el feto se puede considerar persona?

2) ¿Hasta que semana se debería permitir el aborto?


Yo respondo

1) Desde la semana 24, cuando el individuo ya desarrolló su cerebro y su sistema nervioso central.

2) Hasta la semana 16 sin restricciones. De ahí en más solo con autorización médica por los riesgos que implica.

Estaría copado conocer tu visión.

Bastadesexismo dijo...

No estoy de acuerdo con tu punto 1. Si se considera persona, hay que darle todos los derechos inherentes a una persona nacida, como el derecho a heredar, declaración al Estado civil a las 24 semanas, con nombre y apellido, funerales en caso de aborto espontáneo, etc. También impide que haya abortos terapéuticos, y la mujer perdería todo derecho sobre su cuerpo, ya que no se puede matar a una persona para salvar a otra. A partir de las 24 semanas, la mujer se convertiría en la incubadora de otro ser, y estaría a su entera disposición, sin posibilidad de salvar su vida en caso de que el embarazo la ponga en riesgo.

Un despropósito total.

Sobre el punto 2, yo estoy a favor de extenderlo hasta la semana 20 al menos.

Nuri148 dijo...

Es interesante la binariedad o bipolaridad cigoto-persona que se produce siempre que se debate este tema. Faltaría un tercer (o incluso cuarto) sujeto, para designar al feto cuando ya desarrolló ciertas características -como las que apunta Denunciante- o cuando ya puede ser viable fuera del vientre materno (un punto que a medida que avanza la ciencia se produce cada vez más pronto). Sujetos que tendrían derecho a un cierto grado de protección o bienestar pero que no adquirirían derechos civiles. Si se me permite la comparación, similar a un animalito, en cuanto se procuraría que estén bien cuidados, que no se les produzca sufrimiento, pero si hay que ponerlo a dormir se lo pone. (conste que me gustan más los animalitos que mucha gente)

Denunciante Escéptico dijo...

Entonces digamos que considerás que es persona desde los 7 meses, cuando el niño puede sobrevivir.

En parte lo comparto. Por eso ahora agrego que a partir de la semana 24 se pueda abortar solo cuando la vida de la mujer corra riesgo y no haya otra. Pero también tenemos que nuestra Constitución establece la protección del niño en situación de desamparo desde el embarazo (art. 75 inc. 23). Me parece que el sexto mes (semana 24) es el punto apropiado.

Nuri148 tiene razón en cuanto a la necesidad de la determinación de ese ser con un cuerpo de derechos especiales. Y también hace falta establecer alguna ley al respecto.

Informo para el que no sepa, ya que hablamos de la Constitución, que la Convención internacional de los Derechos del Niño se aplica para la gente a partir del nacimiento hasta los 18. Pero nuestro ex-presi Méndez agregó una reserva para que se lo considere así desde la concepción, lo cual es ridículo desde todo punto de vista. Hace falta una ley específica.

Bastadesexismo dijo...

Denunciante Escéptico: no, no me entendiste. Para mí no se debería considerar persona mientras el feto esté dentro del cuerpo de la mujer. Recién cuando nace adquiere la condición de persona sujeto de los mismos derechos que cualquier otra persona.

Imaginate la situación siguiente. Hipotética, pero puede pasar: imaginate que se detecte recién en el séptimo mes de embarazo (en general se detecta antes, pero pongamos que lxs médicxs no lo vieron antes, puede ocurrir) que el feto es acefálico. Significa que no tiene cerebro ni parte del cráneo. Vive porque tiene corazón y pulmones y todo el resto, pero tiene cero posibilidad de sobrevida fuera del útero más allá de pocas horas.

Obligar a una mujer a seguir adelante con su embarazo es una crueldad absolutamente atroz. Ahora, si se le propone un parto prematuro, se condena a muerte a ese bebé. O sea, se lo mata a consciencia. Si sigue dentro del útero, sobrevivirá dos meses más.

Lxs anti-derechos dicen que dios tiene que ser el que decida cuándo tiene que morir, y que no hay que adelantar el parto.

Yo digo que obligar a una mujer a seguir dos meses más con un feto que morirá al nacer, seguir viendo crecer la panza, y saber que una está alimentando a un futuro cadáver, es una tortura digna de las peores películas de horror (salvo que la mujer así lo desee, pero acá estamos hablando de obligarla a hacerlo).

Toda mujer debería poder decidir si criar a un cadáver en su vientre o no.

Ahora, si se considera que ese feto es una persona, pues no hay nada que hacer: hay que dejarlo ahí adentro y esperar a que muera de muerte "natural" cuando nazca.

Así que no, no considero que un feto sea persona nunca. Que no se pueda abortar libremente a partir de tal momento del embarazo es una cosa. Como bien dijo Nuri148, se le puede dar cierta protección, sin por ello considerarlo persona, tal como se da cierta protección a los animales, sin por ello considerarlos personas.

Para tu información, el Pacto de San José (Convención americana sobre derechos humanos) establece que el derecho a la vida "estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción".

Ese "en general", lxs anti-derechos lo pasan siempre por alto, pero es importantísimo, porque permite legislaciones que establezcan una excepción a esa regla. "En general", se protege, pero "en tal, tal y tal caso, no". Y esto permite legislaciones sobre aborto.

Por lo demás, Méndez intentó en 1994, durante la reforma constitucional, agregar en la constitución que se protege la vida desde la concepción, pero gracias a la movilización de los movimientos feministas y de mujeres, no se votó ese artículo.

Por último, el artículo que citás habla del "niño en situación de desamparo desde el embarazo". "El embarazo" es algo muy vago. Está redactado de forma demasiado vaga como para poder ser un impedimento para la legalización del aborto.

Nuri148 dijo...

Ahí está el quid de la cuestión, Daniela! Como explica el artículo que enlazó Anónimo, en el fondo tiene que ver más con la opresión de la mujer que con el bienestar del niño. ¿Dónde están los "provida" cuando esos fetos no abortados se convierten en niñitos desnutridos mendigando y aspirando pegamento en las estaciones de trenes?

Anónimo dijo...

Comento esto como anónimo por un tema de sensibilidades.

Yo tengo el caso de unos conocidos que en el 3r trimestre de embarazo les detectaron que la beba,no era anencefálica pero sí básicamente era un vegetal. Esta pareja tiene la suerte de tener buenos laburos y una obra social de PM que les cubrió todo (incluyendo enfermera en la casa las 24h), pero la nena vivió tres años largos en los que jamás tuvo interacción alguna con nadie (ni una sonrisa, ni un llanto, ni un movimiento), tenía que estar dopada casi todo el tiempo porque tenía convulsiones casi permanentes y había que alimentarla por botón gástrico porque no tragaba. Lo único que pudieron hacer los padres fue firmar una orden de no resucitar.
Imaginate que esta misma nena le nace a una mujer de la villa, o de clase obrera, que tiene servicios pero vive con lo justo y no tiene obra social o es una de esas que te tardan un mes para autorizarte una curita. A esos padres les toca ver cómo su hijo/a se muere *de hambre* y en medio de convulsiones.

Bastadesexismo dijo...

Gracias por tu testimonio. Me imagino que esto es lo que lxs anti-derechos llaman "defensa de la vida"...

Nuri148 dijo...

Bastade!!! Mirá qué buen video de este tema! :)
http://www.esaotra.es/2014/09/legislar-con-ciencia-y-no-con-fe.html

Bastadesexismo dijo...

Efectivamente, es muy, muy bueno, gracias!! Comparto en Facebook.

aguantemafalda dijo...

A mi juicio para ser completamente honesta la entrada desde el punto intelectual y gráfico se debería haber puesto un feto de tres meses con la forma humana y los miembros que ya tiene desarrollados a los 3 meses y no un espermatozoide fecundando un óvulo pues lo que se quiere es establecer es un plazo de tres meses.

Asimismo, que haya vida en un ezpermatozoide de ninguna manera hace tabla rasa para homogeneizar que todo tipo de vida da lo mismo pues en ese caso tanto daría comer un animal como un vegetal y, por supuesto, no es así.Una masturbación y un aborto en un plazo máximo de tres meses no son lo mismo.

¿Los veganos son machistas? ¿O tienen una conceptualización determinada?

Finalmente, cada uno toma los modelos y ejemplos que le parecen adecuados, no obstante, yo diría que Moria Casán con sus películas no contribuyó en gran medida para mejorar los estereotipos arbitrarios que se le atribuyen a las mujeres, por lo tanto, me parece más interesante cuando el emisor del mensaje goza de una mayor credibilidad para transmitir el contenido del mismo.

La discusión es si ese ser en gestación es o no un individuo ya con derechos y no si hay vida o no y la cuestión de las decisiones individuales sacrosantas posmodernas no siempre son el atajo intelectual infalible.

La ''suma de decisiones individuales''' no necesariamente nos llevará automáticamente a un mundo más ético o más justo y podemos ver que hoy en día muchas personas tienen libertad para morir de hambre en la calle o para morir en adicciones a las drogas haciendo pleno uso de la libertad individual.

Asimismo, en Arabia Saudí se quería hacer un referendum para definir si la mujer puede manejar o no un coche, por lo tanto, los términos de la discusión pueden ser arbitrarios e injustos incluso tomando en consideración las voluntades individuales.

Las muertes de las mujeres abortando es algo terrible pero eso no justifica de ninguna manera la falta de rigurosidad de comparar un huevo frito con un ser con tres meses de gestación, con mi mayor de los respetos al huevo frito pues para mí el veganismo es conceptualmente muy coherente y adecuado.

Irina dijo...

Bastadesexismo tengo una duda sobre tu postura sobre un punto en particular, Denunciante escéptico plateó que estimaba adecuado el aborto hasta la semana 16 sin restricciones y luego de eso sólo con autorización médica por los riesgos que implica. Tú le respondiste a ese punto que estabas a favor de extenderlo al menos hasta la semana 20. Lo que no me queda claro es el fundamento de la limitación. Si consideramos que el derecho de la mujer sobre su cuerpo es absoluto y que en el aborto no existe una colisión de bienes jurídicos puesto que la única interesada es ella (digamos, ni el feto es sujeto de derechos, ni el padre tiene derecho a intervenir al no tratarse de su propio cuerpo), no debería establecerse ninguna limitación para el aborto a solicitud de la mujer que tenga debido conocimiento de los riesgos médicos, hasta antes del parto (en que ya no hay embarazo y estaríamos hablando de infanticidio)

Por otro lado, de adoptar esta postura de aborto libre y sin requerir causal, habría que reconocer que sólo las mujeres tienen derechos reproductivos, pero no así los hombres, pues el nacimiento de sus hijos depende enteramente de la decisión de la mujer. Lo digo para no caer en la hipocresía de hablar de "derechos reproductivos limitados" de los hombres, como he oído decir por ahí, pues lo que depende completamente del arbitrio de un tercero no puede considerarse derecho.

Enrique dijo...

Irina:

Solo te voy a responder al segundo punto, al de "los derechos reproductivos de los hombres".

¿Cómo es eso de que con el aborto libre y gratuito los varones no tenemos derechos reproductivos?

A ver, por favor, explícamelo, porque no lo entiendo.

¿Es que acaso los varones no podemos usar preservativos? ¿Hay alguna ley que nos prohíba realizarnos una vasectomía? ¿Dónde está la norma que nos impide movilizarnos por una píldora anti-conceptiva masculina? ¿Dónde ves tú que los hombres no podamos decidir?

Es que no lo veo. Los varones podemos tomar muchas decisiones para no ser padres... Pero claro, cuando se trata de decidir sobre el cuerpo de otra persona, ¡por supuesto que no tenemos ningún derecho a opinar!

Es que lo que tú cuentas suena como si ahora yo te digo que quiero follar contigo, me dices que no y te digo que no tengo derechos sexuales porque el si lo hago o no, no depende solo de mí, sino que también de ti, esto es, de la decisión de otra persona.

Así que, ¿qué hago para poder tener ese derecho a follar contigo sin depender de tu decisión? ¿Violarte? No, ¿verdad?

Pues esto es lo mismo: cuando un varón decide sobre el cuerpo de una mujer en cuanto a lo que el aborto se refiere, está tomando una decisión que no le corresponde; se apropia de un derecho que no es de él; se convierte en un fuerza-partos, en un violador del cuerpo de las mujeres.

Si las mujeres abortan o no, no es mi derecho como hombre y eso no me oprime en absoluto. No es mi derecho reproductivo. Para ello tengo otros métodos a mi alcance. Solo es vuestra decisión.

Y bueno, puede venir ahora el típico machirulo a quejarse de mi comentario, pero es que a los machistas les encanta ser irresponsables. Ellos no se quejan de que sean solo las mujeres quienes se meten química al cuerpo para la anti-concepción; lo de poner los preservativos lo dejan en manos de las mujeres; en lugar de someterse a la vasectomía esperan que ellas se hagan la ligadura de trompas... y un sin fin de actitudes machistas que les llevan a ser irresponsables. Y cuando de repente les cae una criatura de por medio... puff, ahí sí exigen derechos reproductivos. Pero para cumplir con su obligación y tomar su derecho como pares. No, no, para eso no. Exigen "derechos"... para poder seguir siendo inmaduros irresponsables.

Saludos.

Irina dijo...

Tu análisis es incompleto pues no estás considerando todas las variables que pueden darse. De partida, los derechos reproductivos incluyen tanto la facultad de no tener hijos, como de decidir tenerlos cuando y con quien se desee. El último punto por supuesto implica un acuerdo con otra persona. Tú sólo me hablas de derecho a no tener hijos y de métodos anticonceptivos. Pues en un escenario de aborto sin causal, el hombre sólo tiene dos derechos: no tener sexo y ponerse un condón (que todos sabemos, puede fallar ya que no existe método anticonceptivo 100% seguro). Todo lo que suceda después escapa a su control, y depende enteramente de la voluntad de la mujer.

Es decir, si hay un embarazo no deseado, el hombre puede ser obligado a asumir al menos las obligaciones económicas de la paternidad (¿Dónde está la libertad de no tener hijos? Ambos consienten en la relación sexual pero eso sólo liga al hombre, no a la mujer). Se pueden dar otras situaciones, por ejemplo, una mujer que se embaraza de su pareja estable incluso habiendo acordado hacerlo, puede cambiar de idea y abortar en el momento que quiera, sin que el padre tenga ninguna intervención. O en el caso de un vientre de alquiler para una pareja homosexual, la mujer puede abortar cuando lo estime conveniente sin que la pareja que la ha contratado pueda oponerse, y así un montón de situaciones donde difícilmente se encontrará una solución equitativa.

Está claro que este tipo de situaciones serán excepcionales, y que la mayoría de los hombres que quieran ser padres no tendrán mayor obstáculo para eso (no así los que no lo deseen, y es lógico pues el nacimiento del hijo lo hace titular de derechos), pero siempre quedarán a merced de la lo que la mujer quiera.

Yo no estoy haciendo un juicio de valor al respecto, solo señalando que el aborto libre implica la reducción de los derechos reproductivos del hombre al un mínimo tal, que no califica para llamarlo derecho. Afirmar lo contrario, insisto, me parece hipócrita.

Enrique dijo...

Irina:

En una cosa estamos de acuerdo: el derecho a tener hijos e hijas, pasa tanto por no ternerlos como por sí tenerlos.

El problema, Irina, está en que cuando una mujer no desea abortar y la criatura, por consiguiente, va a nacer irremediablemente, el varón no puede elegir no tener al hijo o la hija por la sencilla razón de que lo va a tener sí o sí; le guste o no le guste. Otra cosa es que no se ocupe de ella, pero va a ser padre sí o sí.

Si tú no deseas tener una criatura, puedes hacerte la ligadura de trompas, tomar la píldora diaria, la píldora del día después, usar preservativo masculino o femenino, abstenerte de tener sexo, emplear un DIU, etc. Pero si ya tienes un hijo o una hija, no puedes elegir no tener a ese hijo o esa hija... porque ya lo tienes. Es un sinsentido afirmar lo contrario.

Y eso pasa en la situación de los varones: pueden hacerse la vaectomía, luchar por la píldora anticonceptiva masculina, emplear preservativo femenino o masculino, abstenerse de tener sexo... para elegir. Pero si tienen una criatura, no están eligiendo no tener a una criatura. En todo caso, de nacer el niño o la niña, y desentenderse de él o ella, lo que estarían eligiendo es irresponsabilizarse; abandonar a un o una menor.

Cuando una mujer aborta no decide renunciar a la maternidad; no decide irresponsabilizarse de un ser nacido; no abandona a una criatura. Decide interrumpir un trabajo; decide renunciar a la maternidad.

Cuando un varón se desentiende de un bebé que sí nace, lo que hace no es renunciar a la paternidad, en tanto que padre es ya. Lo que decide es desentenderse de un ser nacido que tiene unos derechos; que requiere ser mantenido, instruido, educado, cuidado, criado, cuidado.

Esa es la diferencia. Y como yo no soy adultista, esto es, no antepongo los supuestos derechos de las personas adultas a los derechos de las personas no adultas, estoy en contra del abandono, y por ende maltrato pasivo, infantil.

En todo caso estaría de acuerdo en que él renuncie a la paternidad no cuidando a la criatura y se vaya bien lejos pero siempre al menos manteniéndola económicamente para que él decida renunciar a la paternidad, pero no renunciar a un niño o una niña de cuya existencia es responsable. El abandono infantil es un delito y así debe ser.

Te dejo una entrada que escribí hace ya tiempo:

http://educacion-enrique.blogspot.com.es/2013/06/12-argumentos-contra-el-aborto-masculino.html

Bastadesexismo dijo...

"siempre quedarán a merced de la lo que la mujer quiera"

Estás diciendo eso como si fuera una injusticia, cuando se trata de una realidad biológica. Quien sufre las consecuencias de un embarazo, un parto o un aborto (con todo lo que ello puede conllevar) es la mujer y únicamente la mujer. En ese sentido, es una realidad biológica: sólo la mujer puede decidir qué pasa con su cuerpo.

Si un varón no acepta esa realidad, puede tomar absolutamente todos los medios o para impedir que haya un embarazo no deseado, o para asegurarse de estar con una mujer que no abortará llegado el caso de un embarazo.

Pero sí, una mujer puede cambiar de parecer y decidir sobre su cuerpo en cualquier momento, efectivamente. Esto lo tiene que tener presente un varón. Lxs niñxs no se hacen en repollos, se hacen en el cuerpo de las mujeres. ¿Que es injusto? No, no lo es: es la realidad biológica que nos tocó.

A partir del momento en que un varón tiene relaciones sexuales con una mujer, debe tener presente que esta relación puede ser potencialmente fecundante. Y que llegado el caso, la última palabra la tendrá la mujer, porque las cosas ocurren dentro de su cuerpo.

Y como bien dijo Enrique, una vez que la criatura está, es responsabilidad de ambxs hacerse cargo de ella.

Sobre tu primera pregunta: "Si consideramos que el derecho de la mujer sobre su cuerpo es absoluto y que en el aborto no existe una colisión de bienes jurídicos puesto que la única interesada es ella, no debería establecerse ninguna limitación para el aborto a solicitud de la mujer que tenga debido conocimiento de los riesgos médicos, hasta antes del parto"

Colisión de bienes jurídicos, no, pero a partir del momento en que hay sistema nervioso desarrollado y posibilidad de sufrir, me parece que ahí hay un límite ético.

De todas maneras, nuevamente, ninguna mujer espera estar embaraza de 7 meses para abortar. Los casos tan extremos son casos terapéuticos. Si se trata de que la vida de la mujer está en peligro, se tratará de salvar su vida y la del feto y se hará un parto inducido. Si se trata de una malformación grave del feto, pues se lo sacrificará.

De nuevo, en Holanda no hay límite legal para abortar, y el 97% de los abortos se hacen antes de la semana 14, y los que se hacen después son abortos terapéuticos. Las mujeres no son taradas mentales que van a esperar a sentir al feto moverse dentro de su panza para abortar. Las que sí esperan mucho es en los países en que el aborto es ilegal, y no encuentran los medios para abortar antes.

mamisepa dijo...

Hola Irina.

Me ha llamado mucho la atención esta frase tuya: "el aborto libre implica la reducción de los derechos reproductivos del hombre al un mínimo tal". A ver si lo entiendo: si se reducen los derechos del varón, es porque antes tenía unos derechos que ahora deja de tener. Es decir, que cuando no hay aborto libre legal, el varón al parecer tiene una serie de derechos reproductivos, que le son arrebatados cuando se legaliza el aborto. ¿Y cuáles son exactamente esos derechos reproductivos de los que disfrutan los varones allí donde el aborto es ilegal? Porque fíjate que yo veo que es al contrario: en esos países, pues si la mujer sí o sí tiene que tener el bebé, digo yo que el varón sí o sí tendrá que ser padre de ese bebé, tanto si quería como si no.¿O cómo es la cosa: no pueden abortarlo pero luego están autorizados a abandonarlo en un contenedor de basura? Al menos, con aborto legal, si la pareja está de acuerdo en abortar, los 2 quedan liberados de algo que no querían hacer.

Saludos.

Paranoico dijo...

¿El aborto es especismo?

Carla Miller dijo...

No sé porqué, pero el año pasado dejé un comentario como anónimo con un link y ahora aparece otro. Así que se los posteo de nuevo.
http://www.taringa.net/comunidades/feminismo/7645919/Como-perdi-la-fe-en-los-pro-vida.html

Jael N. dijo...

"A partir del momento en que un varón tiene relaciones sexuales con una mujer, debe tener presente que esta relación puede ser potencialmente fecundante. Y que llegado el caso, la última palabra la tendrá la mujer, porque las cosas ocurren dentro de su cuerpo."

La verdad, me parece sumamente hipócrita en un blog que fomenta la igualdad, que se descarte completamente la posibilidad de decisión del hombre. La mujer también es conciente de todo eso, ¿dónde está la igualdad si sólo la mujer decide?


Dejando de lado el punto si debe ser legal o no, hasta donde sé, lo hicieron de a dos al "renacuajo", y si la madre tiene derecho a decidir si nace o no, ¿no debería el padre tenerlo también? ¿o no fomentaba renglones antes que los roles parentales tienen que ser 50 y 50?

Bastadesexismo dijo...

Ya lo contesté una cantidad infinita de veces. Un niño, es decir, nacido y sujeto de derecho, se hizo de a dos y las responsabilidades se tienen que tomar de a dos.

Pero un embrión que está dentro de la panza de la mujer... pues está dentro de la panza de la mujer. No de la mujer y del varón. Es una ley biológica que te explicarán cuando seas grande. La decisión sobre el cuerpo que contiene el embrión, solamente la mujer la puede tomar, porque se trata de SU cuerpo. Vos sos la única persona en poder decidir, por ejemplo, si te sacan un riñón para dárselo a otra persona para salvarle la vida. Pues ahí pasa lo mismo: sobre el cuerpo de la mujer y lo que pasa dentro de ese cuerpo, manda la mujer.

Ahora, si vos pensás que hay que atar y encerrar a una mujer durante 9 meses y obligarla a tener un bebé en contra de su voluntad, o atarla y obligarla a abortar en contra de su voluntad, porque el varón no está de acuerdo con la decisión que ella tomó, puede ser. Pero sabé que eso se llama tortura y está un poquito prohibido por algunas instancias internacionales.

Y que te sientas frustrado porque no podés meter mano en el útero de las mujeres... y... qué sé yo... problema tuyo. Militá por que la ciencia busque la manera de que los varones cisgénero puedan embarazarse, y ahí decidirás vos sobre tu propio cuerpo y serás el único en poder decidir y todxs felices.

Bastadesexismo dijo...

PD: y pido disculpas por el tono si tu pregunta era sincera, o si sos mujer, o cualquier otra cosa. La verdad que me cansé de repetir siempre lo mismo. La respuesta a tu pregunta está en este blog. No, no es lo mismo un bebé nacido que un conjunto de células en otro cuerpo. Y no, nadie puede decidir sobre un cuerpo ajeno. Se llama derecho a la integridad física.

Paranòico dijo...

Hola
En primer lugar estoy en contra del aborto. (aunque tengo mis dudas si es mejor matar al niño antes que nazca o dejarlo morir de hambre o que se forme un criminal al nacer)

Pero supongamos que es legal y se puede hacer sin problemas. Habría 4 escenarios en caso de una concepción

1. Ni el padre ni la madre quiere al child (entra el caso que el hombre desaparece): Se aborta y no hay problema

2. Ambos quieren al Child: Nace y no hay problema.

3. La mujer quiere al child pero el hombre no: El embarazo continúa, nace el child y recibe una demanda de alimentos el cual el padre tiene que pagar la mitad de su sueldo a la mujer hasta que el hijo cumpla 18 años o 21 si va a la universidad. (caso contrario va a cana).

4. El hombre quiere al child y la mujer no: La mujer aborta, sin importar lo que quiera o no el padre.

Qué te parece lo siguiente: (creo que lo escuché de un masculinista)

En el caso 3 o 4 el progenitor que no quiera al bebé RENUNCIE A SU PATERNIDAD, con ello a todos sus deberes y derechos sobre la criatura.

Bueno, la mujer tiene más problemas; tu sabes la barriga y los gasto médicos y el tiempo que debe ausentarse de los estudios y trabajo caso que el padre no sufre. En ese caso que (si la mujer está de acuerdo) sea como un vientre de alquiler el padre tenga que pagar TODO EL EMBARAZO más una justa compensación económica por lo que sacrifica la mujer a tener la criatura y al parir renuncie a la maternidad de la criatura.

Tal vez se te ocurra una solución más justa.

Bastadesexismo dijo...

Solución más justa: se deja de considerar a la mujer como una incubadora, se deja de considerar que un embarazo no deseado se puede compensar con dinero (el riesgo de vida te lo metés en el culo, ¿no?), y si quiere abortar, se la deja elegir sobre su propio cuerpo y se le permite abortar de manera gratuita y segura, sin que ningun Paranoico ni nadie se meta en su vagina como lo estás haciendo. ¿Podés sacar tu mano de nuestros úteros, por favor? Gracias.

Roberto dijo...

Es un tema algo complicado, yo estoy a favor como principio. También creo que antes del acto sexual, si no hay ninguna intención de querer un embarazo ambos deberían cuidarse, no solo la mujer. Lamentablemente, en el 1% puede fallar y ahí si se puede abortar o dar el niño en adopción.
El tema pasa cuando no se cuidan ninguno de los dos, tener sexo es placentero, pero los riesgos existen y el embarazo es uno.

Nuri148 dijo...

Roberto, estás cayendo en la trampa puritano-machista de usar el embarazo/al hijo como castigo por la "mala conducta" sexual de los progenitores. Si dos personas "merecen un castigo" por tener sexo de manera irresponsable es un tema para otro debate; pero si fuera el caso, el principal castigado es el chico obligado a nacer y ser criado por ese par de irresponsables.

Carla Maddox dijo...

Yo estoy a favor de la libertad de la soberanía de nuestros cuerpos. No sé si tenga sentido esa frase, Jajaja, espero que se me entienda.

Por ejemplo, aunque una persona ya hecha y derecha se metiese dentro del cuerpo de otra persona, no vería bien que nadie obligase a la persona que lo acoge en su interior a hacer o no hacer nada que no quisiera. Por supuesto, esa libertad se aplicaría al médico que, si no quiere practicar un aborto, es libre de no hacerlo. Términos legales que el médico tendría o no tendría a un lado, como ya he dicho, yo defiendo la libertad en la soberanía de tu propio cuerpo. Si está dentro de ti y yo me inmiscuyo y te obligo a cualquier cosa, te estoy esclavizando. Es tu sangre, tus órganos, está dentro de ti, no está a mi alcance para manipularlo, no puedo manipularlo sin manipularte también a ti, y mi libertad termina donde empieza la tuya.
Por eso me gusta decir que no estoy a favor del aborto, sino de la libertad.