jueves, 27 de marzo de 2008

El pueblo, las mujeres y los niños

Cuando se habla de "la población", "el pueblo", "la gente", "las personas" ¿de qué hablamos? De todo el mundo, por supuesto.... ¿Por supuesto?

En el inconsciente de much@s, "todo el mundo" significa en realidad "los hombres".

Prueba está en esa nota de La Nación que dice:
"En Callao y Santa Fe se volvió a registrar un importante corte de calles con fuerte presencia de personas a favor del campo.
Otro corte importante se registró en Palermo, en Libertador y Salguero, con la presencia de mujeres y chicos."
Que se precise que había chicos, bueno, vaya y pase, no suele haber chicos en manifestaciones. ¿Pero las mujeres? ¿Qué tiene de extraño que haya mujeres, como para subrayarlo en una nota? ¿Acaso cuando se hablaba de "personas a favor del campo" se hablaba únicamente de "hombres" ?

Me recuerda a Claude Levi-Strauss, que un día escribió:
"Todo el pueblo se fue al día siguiente en unas treinta pirogas, dejándonos solos con las mujeres y los niños en casas abandonadas".
¿Se dan cuenta del sexismo de esta frase? ¿No? Vamos sean honestos, ¿acaso realmente se dieron cuenta?

Yo creo que la mayoría no se da cuenta, porque tod@s tenemos más o menos interiorizado, lo queramos o no, que cuando hablamos de humanidad, hablamos en realidad del sexo masculino. "Todo el pueblo" eran únicamente "los hombres". Pero Claude Levy-Strauss no dijo "todos los hombres del pueblo". Maravilloso ejemplo de sexismo en el lenguaje, del que poca gente se percata en la primera lectura.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

En realidad no veo sexismo en la frase, pero si veo machismo en el accionar de los punteros políticos que mandan patoteros hombres a hacer quilombo,

¿Porque siempre mandan hombres con palos a romper todo?

Lo que la nota quería recalcar es que esa manifestación "con mujeres" no era una manifestación de patoteros mandados por x persona.


Te doy un ejemplo bolichero, suponete que estas en la puerta y alguien dice "che no hay ningún hombre custodiando la puerta", por mas que pueda considerarse sexista el comentario, es lógico y entendible.

Igual no te sientas discriminada por ser mujer, porque nose si viste el cartel de crónica que decía “mueren 2 personas y un boliviano”.

bastadesexismo dijo...

Sí, salvo que no se trataba de patoteros enviados para hacer quilombos y romper todo, sino de cacelorazos de la clase media (Libertador y Salguero, imaginate, una de las zonas más paquetas de la capital), o sea, hasta que yo sepa (y no digo con eso estar a favor o en contra de tal o cual postura del conflicto), una manifestación pacífica.

¿Acaso es raro que una mujer manifieste sus ideas políticas en la calle, tan raro como para tener que ser subrayado?

Si hubiera sido el caso de una patota mandada para romper todo, tal vez no habría dicho nada. Aunque sí, conociéndome, también me habría parecido sexista, pero no tanto como en este caso.

bastadesexismo dijo...

PD: supongo que tu último comentario fue de humor negro, pero preciso igual que no porque exista el racismo voy a dejar de denunciar el sexismo. Es más: el racismo de esta frase todo el mundo lo reconoce enseguida. El sexismo de las frases como las que menciono en mi post, hasta se cuestiona...

Anónimo dijo...

Estas demasiado a la defensiva a los sexismos encubiertos y no podes ver el sexismo universal en las cosas.

En vez de que el autor diga "manifestaba muchas personas con niños y mujeres" tenés que indignarte porque los quilomberos y patoteros son siempre hombres convocados.

Porque si ves una manifestación con mujeres, es mucho más tranquila que una con solo hombres, porque para patoteros se llaman a hombres.

Si hay mujeres y niños hay que recalcarlo, pero no es sexista la frase, sino que la frase relata un sexismo superior que es el que ya te dije antes.

bastadesexismo dijo...

Nuevamente: no estamos hablando de patoteros y quilomberos, sino de una MANIFESTACIÓN.

bastadesexismo dijo...

Nuevamente, la nota no habla de patoteros o quilomberos, como sí hubo en Plaza de Mayo, sino de una MANIFESTACIÓN en Libertador y Salguero.

Con el cacerolazo no se llamó a hacer quilombo y a romper todo, sino a MANIFESTARSE.