viernes, 20 de marzo de 2009

Hijos de su madre

Por primera vez en Argentina (o que yo sepa, en todo caso), una mujer está llevando ante la justicia el sexismo de imponer como primer apellido el paterno. Resulta que sus tres hijos son de tres padres distintos, y los tres, claro, llevan un apellido distinto.

"Los progenitores de mis hijos tampoco han podido y en algunos casos no han querido asumir la responsabilidad que implica la paternidad", cuenta esta mujer en una nota del diario Clarín. O sea, lo único que han hecho esos hombres es coger una vez y listo. La que se ha encargado de la crianza, de los pañales, de no dormir por la noche, de las enfermedades, de los mocos, de las preocupaciones, de los biberones, de las comidas, de los eructos, de la ropa, de la limpieza, de la escuela, de TODO, ha sido ella. Y sin embargo, de por ley llevan el apellido de un hombre que nunca se encargó de nada ni asumió responsabilidad alguna.

"La balanza de la justicia se inclina a favor del padre al tutelarlo como el único relevante en la imposición del apellido de los hijos. Frente a esta situación de abuso del derecho vuelvo a preguntarme: 'la madre no tiene ningún derecho, debiendo estar a la decisión del padre?'", dice el escrito.

Me preguntaba qué había sido del proyecto del Ejecutivo de modificar la ley. Veo que quedó en la nada. De todos modos, también era sexista, ya que si bien imponía los dos apellidos, el del padre seguía yendo adelante.

¿Qué tan complicado es entender que es una ley sexista por donde se la mire? ¿Con qué razón irrefutable se impone el apellido paterno por sobre el materno de manera sistemática? ¿La unidad de la familia? ¿De qué unidad me están hablando con la mitad de las familias separadas, divorciadas, recompuestas?

La ley no debería imponer ningún apellido por sobre el otro. Tendría que ser de común acuerdo de los padres y, de no llegar a ningún acuerdo, debería haber un sistema justo y no arbitrario, como el alfabético.

Pero parece que algo tan sencillo como esto resulta ser un sueño utópico e inalcanzable. A veces, me siento muy cansada...
.

2 comentarios:

Superchic dijo...

Y encima no falta el que diga
Mirá que atorranta! 3 hijos de padres diferentes!!!
A mi también me cansan cuando no pasa nada.

R Fuego dijo...

¡Ánimo! En la historia se luchó por objetivos mucho más difíciles y en condiciones mucho más adversas, y se ganó.

PD: ¿en Argentina una persona puede decidir poner primero el apellido de su madre? Si es así, creo que ese cambio puede empezar por uno mismo.