lunes, 23 de marzo de 2009

Y dale con la madre...

El diario La Nación publica hoy una nota sobre mitos y creencias acerca de los gemelos.

Uno de esos mitos es que desarrollan un lenguaje propio. Resulta que ese mito es verdadero, y el diario pasa a explicar que los gemelos suelen crear un idioma bastante elaborado, y que esto puede afectar el habla. Y se detalla, citando a Laura Pérgola, presidenta de la Fundación Multifamilias:
"En muchos casos la aparición de un idioma propio significa falta de estímulo directo y personal entre la madre y cada uno de los gemelos".
Ajá... No quiero ser reiterativa, pero... ¿y el padre? ¿El padre nunca tiene la culpa de nada? Qué cómodo, la verdad...

Lo he decidido: el día que tenga hijos, quiero ser su padre, no su madre. Así si algo sale mal, no tendré nunca la culpa de nada.
.

4 comentarios:

cHaROl dijo...

el otro dia, en una discusion blogera contra sobre la inseguridad, un comentario decia "la culpa señores, la tiene la madre!!! por haberlos traido al mundo!!..." (coment # 72 http://labonaerense.com/2009/03/18/el-ojo-blindado/)

Saludos!

Superchic dijo...

Si, por favor, todavía siguen con eso...

Lady Persefone dijo...

Es igual en el foro donde participo (y en todos los foros donde participé), siempre surge algún tópico donde la gente plasma toda su ignorancia en cuanto al tema. (Ojo, no digo que yo no sea tambien ignorante, pero al menos lo reconozco y trato de cambiarlo)
Ultimamente hay un par de temas escencialistas dando vueltas, del tipo "que hermosas que son todas las mujeres (o los hombres)" o "nunca las entenderemos, son tan complejas", etc. y siempre surge el comentario al estilo: "pero la culpa la tiene la mujer, porque es ella la que educa a los hijos", y me da tanta bronca, porque siempre se olvida que existe el padre, que tiene que tener la misma responsabilidad en la crianza que la madre, y siempre hablan de "familias tipo", por supuesto. Pero también existen aquellas donde son l@s tí@s quienes cuidan de l@s niñ@s, o ni siquiera un familiar.
Claro, en estas familias siempre se recurre a la figura de una mujer, sea quien sea; hermana, tía, prima, abuela, etc...
A mi también me cansa...

Enrique dijo...

Una vez monté mucho revuelo en un blog de madres por decir que mi probablemente mi hermano aprendió a hablar de mí (cosa que hasta mi madre admite); cosa que sabemos, entre otras, porque yo pronuncio mal la "R" y él aprendió a pronunciarla exactamente igual de mal (por suerte a él se lo corrigió un logopeda. Yo nunca fui, así que sigo igual xD).

Así que, en el caso de mi hermano, la aparición de un idioma "propio" se debe a un excesivo contacto conmigo, jejeje.

Saludos.