viernes, 5 de junio de 2009

La gripe porcina y las mamás... y los papás tranquis, como siempre...

Hace unos días, una amiga mía se quejaba de que su colegio está cerrado durante 14 días a causa de un caso de contagio de gripe porcina. Como trabaja, encontrar dónde dejar a su hijo le resultaba una misión prácticamente imposible durante tanto tiempo. Me contaba a qué punto se le complicaba.

Después de un momento, le pregunté si su marido había muerto o algo, porque nunca me lo mencionaba cómo parte de la ecuación, ni del problema, ni de la solución: encontrar una manera de resolver la situación era trabajo de ella, y únicamente ella. ¿El padre? Mi amiga reconoció: "En mi caso en particular y en la mayoría de mis amigas, nuestros respectivos maridos se sacan el "chip" de padre de familia una vez que se van a trabajar, y se desentienden de casi todo".

Nuevamente, qué cómodo que la tienen la mayoría de los hombres... Lo peor es que probablemente aseguren que se ocupan tanto de sus hijos como la madre ("yo cambié pañales tanto como ella", dicen convencidos de su buena fe), que son muy presentes, que son padres modernos que se hacen cargo, etc...

Y probablemente también digan que si las mujeres no alcanzan los puestos de trabajo más altos de la jerarquía es porque no tienen tanto talento. Los más honestos dirán que es porque "eligen" priorizar su vida de familia. Lo de "elegir" en este caso me parece un tanto exagerado. ¿Se puede elegir otra opción cuando son las únicas en hacerse cargo del niño en caso de que tenga que cerrar el colegio, por mencionar solamente este caso?

Las que faltan al trabajo porque el crío está enfermo, las que están en todo, todo el tiempo, son ellas, por lo general. Y después estos padres tienen la desfachatez de decir que se ocupan de sus hijos tanto como la madre, porque juegan a la pelota con ellos o los llevan a la cancha (si son varones, claro...).

Lo peor de todo es que mi amiga sentía que no era muy normal la cosa, pero no pensaba hacer nada al respecto... Para mí sería motivo de divorcio inmediato, y pedido de guardia compartida para que sepa lo que es tener que ocuparse de un niño de verdad...

Tengo la sensación de repetirme últimamente, y de terminar todas mis entradas de la misma manera, pero realmente hay días en que me gustaría ser hombre...
.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Lamentablemente la mayoría de las empresas no le dan al padre dias por hijo enfermo, lo viví en carne propia, cuando tuvimos a mi hija interanada el se tomó dias porque yo no podía hacer todo sola, y , oh sorpresa a fin de mes se los habían descontado!!

Anónimo dijo...

Valdria la pena en esos casos hacer una denuncia ante el INADI.

Ella dijo...

No hay nada peor que querer ser hombre, es como nacer divino y querer ser humano.

Esos casos pasan porque las mujeres lo permiten, ya es hora que despierten féminas, a asumir el carácter y la posición que les corresponde, y no duden en denunciar maltratos, que si saben defenderse como yo, serán denunciadas ustedes por agresión física (oh paradoja;) lo mejor es ponerse un pasamontañas y matar a todos lo violadores y machistas.

bastadesexismo dijo...

Acepto publicar este último comentario solamente para mostrar qué tipo de comentarios rechazaré sistemáticamente.

Recuerdo que censuro las manifestaciones de odio, y llamar a "matar a todos los violadores y machistas" es, claramente, una manifestación de odio que no aceptaré en este espacio. Sin discusión.

Por lo demás, no veo qué tienen de "divino" las mujeres. Son seres humanos como los hombres, con sus bajezas, imbecilidades, estupideces, y grandezas, como cualquier hombre. Excepto que los hombres tienen privilegios que no tienen las mujeres. La envidia del pene es una idiotez, lo que las mujeres envidian es el poder y los privilegios de los varones, no su pene.

Y por último, culpar a las víctimas por lo que les pasa me parece bastante deplorable.

R Fuego dijo...

Iría en el interés de las madres y también de los padres (sean estos conscientes o no) el luchar por licencias de paternidad de igual duración que las de maternidad, y por poder tomarse días del trabajo (sin descuento de sueldo) cuando hay una situación familiar especial (enfermedad, por ejemplo).

mamisepa dijo...

Para el primer anónimo (supongo que ya no lo leerá pero tengo ganas de soltarlo):

A las mujeres tampoco nos dan esos permisos, también nos descuentan del sueldo o nos quitan los días de vacaciones.

Me hace mucha gracia cuando mujeres justifican a sus maridos que no se cogen permisos ni bajas paternales diciendo "es que los hombres que hacen eso son mal mirados en la empresa", vaya, deben pensar que a las mujeres nos hacen la ola, a nosotras nos miran igual de mal, pero sabemos donde debemos estar. Eso sí, esos hombres tan preocupados por sus compañeros de trabajo, si un día caen enfermos, ¿quién esperan que les cuide? Tachánnnn, la familia, esa a la que ellos ignoraron. ¡Cómo me repatean estas cosas!!!