viernes, 23 de septiembre de 2011

¿Nivelar hacia abajo?

Algunas veces me sorprendo alegrándome de que a los varones les ocurran las mismas cosas negativas que a las mujeres. Enseguida, corrijo mi pensamiento, porque sé que no hay que nivelar hacia abajo, sino aspirar a una sociedad más justa para todxs, y no peor para todxs.

Sin embargo, ese primer pensamiento en el que me regocijo de que los varones pasen por lo que sufren las mujeres, o en el que me alegro de que algunas mujeres tengan las actitudes negativas de los varones, no es tan descabellado.

Explicación con tres ejemplos:
  • Primer ejemplo: la depilación
Lo ideal sería que no haya ninguna norma, ninguna imposición social (y por favor, si me dicen que la depilación no es una imposición porque nadie pone una pistola en la sien de las mujeres para que lo hagan, vayan a leer o releer mi entrada sobre la violencia simbólica).

Envidio la libertad que tienen los varones de poder andar con sus pelos naturales en las piernas, las axilas, el pubis (ni que hablar de la espalda, el pecho, las nalgas...) sin sentirse ni un poquito acomplejados, cuando las mujeres son capaces de no ponerse faldas o no ir a la playa si les sale un ínfimo pelo de la bombacha.

Entonces, cuando constato que la imagen de los varones en los medios empieza a pasar también por una piel sin pelos, pues una parte de mí se alegra, y piensa: "Por fin les toca, ya van a ver lo que es la imposición social de la depilación, ya van a sufrir como nosotras, ya se van a sentir feos por tener pelos, ya van a sentir rechazo por su propio cuerpo al natural".

Claro, no está bien pensar eso. Es un pensamiento fugaz nomás. Y no, definitivamente no, no hay que nivelar hacia abajo, y la lucha feminista no pasa por que los varones también se tengan que depilar, sino por que la sociedad no imponga nada a nadie, y que todxs, varones y mujeres, elijamos realmente en libertad lo que queremos hacer con nuestros pelos, sin juicios de valor.

  • Segundo ejemplo: la imagen en los medios

Actualmente, se usa sistemáticamente la imagen de mujeres semi o completamente desnudas para vender cualquier producto. El cuerpo de la mujer, mostrado como objeto sexual, es un argumento de venta. Muchas veces, ni siquiera se muestra a una mujer de cuerpo entero: simplemente una parte de su cuerpo, unas tetas sin cabeza, una cola en primer plano, bastan para vender. La mujer ya ni siquiera es mostrada como alguien, es cortada en trozos, como pedazos de carne.

Entonces, cuando veo una publicidad con el cuerpo musculoso y aceitado de un bombonazo, no puedo dejar de pensar: "Por fin nos dan algo para que nosostras también podamos relamernos delante de un lindo cuerpo". Claro, no está bien pensar eso. Es un pensamiento fugaz nomás. Y no, definitivamente no, no hay que nivelar hacia abajo, y la lucha feminista no pasa por que los varones también sean objetizados.

De todas formas, sobre el uso del cuerpo humano como argumento de venta, lo que a mí me saca de quicio no es tanto eso: el erotismo, un bello cuerpo desnudo mostrado en un afiche, no me escandalizan en si. Lo que me parece realmente insoportable es el desequilibrio que hay entre la desnudez de las mujeres y la desnudez de los varones y la cantidad de imágenes en un caso y en otro.



  • Tercer ejemplo: las mujeres violentas

La violencia es una de las cosas que más rechazo, horror, asco, me provocan en la vida. La aborrezco completamente. Lucho contra ella con todas mis fuerzas. Pongo tanto énfasis en mi lucha contra la violencia como en mi lucha contra el sexismo.

Dicho sea eso, cuando se habla de una mujer violenta, o que decidió ser soldada (con lo que ello conlleva: el hecho de tener que, en algunas circunstancias, matar a otras personas) o que tiene actitudes agresivas, no puedo dejar de pensar que es un paso hacia la igualdad.

Claro, no está bien pensar eso. Es un pensamiento fugaz nomás. Y no, definitivamente no, no hay que nivelar hacia abajo, y la lucha feminista no pasa por que las mujeres sean tan violentas como  los varones (en este caso, hablo de "los varones" como el género varón, es decir, el estereotipo asociado con la palabra varón,  y que implica violencia, insensibilidad, etc.; no estoy diciendo que los varones sean más violentos que las mujeres por naturaleza).

¿Por qué pienso que es un paso hacia más igualdad? Claro que no deseo que la sociedad sea violenta. Claro que deseo que las cualidades que sobresalgan y sean más frecuentes, sean las de dulzura, compasión y ternura. Pero el hecho de que una mujer sea violenta o quiera ser soldada significa que pudo liberarse del estereotipo de género que asocia las mujeres con la dulzura, la compasión y la ternura. En sí, no son valores negativos, claro. Lo negativo es que se considere que, por naturaleza, por esencia, las mujeres tienen esas cualidades, y los varones no.

Entonces, cuando una mujer demuestra que esas cualidades son mandatos culturales, y no naturales, pienso que es un paso hacia la desconstrucción de los estereotipos de género y, por ende, hacia el fin del esencialismo y, por ende, hacia el fin del sexismo.

Para concluir: el tema es que con eso de que las mujeres tienen que ser mejores, más inteligentes y cometer menos errores que los varones, dejamos la igualdad para las calendas griegas. ¿Por qué? Pues simplemente porque siempre habrá personas violentas, estúpidas, malas y egoístas.

Pensar que las mujeres deben dar el ejemplo y no caer en los defectos de los estereotipos varoniles es una manera de posponer para siempre los avances hacia mayor igualdad, porque nunca las mujeres (ni los varones) serán perfectas.

Cuán fácil es decir: "Las mujeres no deberían ser tan estúpidas como para caer en la tentación de querer ser tan competitivas, violentas, trepadoras como los varones", cuando en esta sociedad capitalista neoliberal, solamente las personas competitivas, violentas y trepadoras alcanzan los puestos jerárquicos y de poder.

Cuán fácil es mantener a las mujeres en la posición de dulzura, paz y ternura, facilitando así que el poder y el dinero, y lo que poder y dinero conllevan, queden siempre en manos masculinas.

Entonces sí, efectivamente, en lo absoluto, la lucha feminista no pasa por que las mujeres reproduzcan los errores de los varones. Pero tampoco caigamos en la ingenuidad de pensar que manteniendo a las mujeres en  cortapisas de dulzura y espíritu de sacrificio lograremos una sociedad más justa.

Lucharé siempre contra la violencia y el egoísmo. Pero también por que las mujeres tengan derecho a ser tan idiotas, ineptas, imbéciles y necias como los varones, y por que no se juzgue peor a una mujer necia que a un varón necio.

Como dijo la política, periodista y escritora francesa Françoise Giroud: "La mujer habrá alcanzado la igualdad con los varones el día en que, en un puesto importante, se designe a una mujer incompetente". Y, agregaría, no se la juzgue peor que un varón por ello.

13 comentarios:

Enrique dijo...

Me parece fantástica la entrada; especialmente en la parte en la que dices eso de "el tema es que con eso de que las mujeres tienen que ser mejores, más inteligentes y cometer menos errores que los varones, dejamos la igualdad para las calendas griegas". Hay veces que escucho decir "las mujeres no tenemos que masculinizarnos, sino que los varones deben femeneizarse".

Craso error. El amor, la ternura, etc, no es algo "femenino"; es algo que puede darse en cualquier ser humano, independiente de su sexo, por lo que lo suyo sería decir "hay que evitar que a las niñas se les eduque en los fallos educativos que se les da a los varones; y que a los varones se les eduque con las mimas malas premisas con las que se les educa a las mujeres".

En lo que discrepo es en el final. Yo sí pienso que "las mujeres no deberían ser tan estúpidas como para caer en la tentación de querer ser tan competitivas, violentas, trepadoras como los varones". Lo suyo es dar a niños y a niñas una educación basada en la cooperación, el cariño y los valores positivos; no fomentar lo malo en todo el mundo y que las jerarquías se repitan por siempre.

Besos.

misteriosa dijo...

La verdad es que no sé quién inventó lo de que las mujeres somos dulces, pues las mujeres pueden ser muy violentas y competitivas, y además me parece bastante lógico: Si en la Prehistoria recolectaban y cazaban cerca de la cueva, no había mucho donde elegir, y si una encontraba unos buenos frutos, puede que prefiriera guardarlos para su prole que compartirlos con todas. Y ya está la guerra montada. Y cuando 2 mujeres se pelean por un hombre, bueno, me río yo de todos los deportes de lucha. En fin, creo que es natural pelearse por los recursos cuando hay pocos, por un buen sitio, por buena comida, por defender a tus crías (anda que una mamífera recién parida no es agresiva ni nada, yo por si acaso prefiero no acercarme). Muy interesante tu reflexión final. Saludos.

Aru dijo...

muy muy interesante.

ya que estamos en eso de "hombres que pasan a sufrir lo que las mujeres" (por lo menos citando la primera parte,la de la depilacion), escuchaste la noticia esta sobre el hombre que la justicia podria obligar a ser padre?
Eran una pareja que hicieron fertilizacion in vitro y guardaron embriones que "sobraron" luego de tener a un primer hijo con ese metdoo. Ahora estan separados, pero la mujer quiere usar un embrio de esos otra vez para tener otro hijo que, genéticamente, sería de su ex marido.

Si no lo viste avisame que veo de reenviarte más información, es un caso q da mucha tela q cortar. No deja de recordarme (aunque con obvias diferencias) a esa frase de que si fueran los hombres quienes tuvieran que abortar,estaria legalizado hace mucho.

Mariel dijo...

No puedo estar más de acuerdo con vos, Basta. A mi me pasa lo mismo y tengo esos debates internos.

Lo que me molesta muchísimo es que se espere de las (y los) feministas una altura moral muy difícil de alcanzar. Que se espere que no deseemos el mal,ni generalicemos, ni nos enojemos. Que tengamos paciencia y le demos tiempo al resto de la sociedad para que "cambie su mentalidad" (despacito). Que se entienda que no digo que desear el mal, ser egoísta o impaciente esté bien. Simplemente que creo que es mucho pedir, ya que somos humanos y (obvio!) tenemos nuestros defectos.

Y cuando te sentís humillada/o u ofendido,es muy muy muy difícil guardar la calma, la paciencia. Al menos eso me pasa a mi.

Saludos!

Loreto dijo...

Y no olvidemos que el público objetivo de un porcentaje altísimo de la cosificación de los hombres son hombres homosexuales (en el arte, en la publicidad...). Al final, lo que domina no es tanto la mujer-objeto-persona.mirada sino el hombre-sujeto-persona.que.mira.

Anónimo dijo...

http://www.clarin.com/policiales/inseguridad/Roban-violan-chica-comercio-Caballito_0_562743841.html

Me puse a leer la nota y no sabía si ponerme a llorar o que. Bueno, comparto con ustedes. Menos mal que aclaran que la chica tenía pantalón blanco cortito (traducción: es su culpa que la violaran). Voy a vomitar.

Eleanor

Anónimo dijo...

Estimados:
Siempre consideré que el feminismo va mucho más allá de la "igualación con los hombres", si bien la incluye. Siempre pensé que debía apuntar a una reformulación también de la masculinidad. Alegrarse porque el cuerpo masculino sea sometido a las mismas intervenciones cosificadoras que el femenino, para que la mujer lo vuelva objeto tal como lo hace el varón con el de la mujer, es sin duda un paso hacia la igualdad... pero en la dirección opuesta.
Es comprensible que tu primera reacción sea de alegría: es la satisfacción del sometido al ver que someten a su sometedor. Es una emoción muy humana. Como das a entender: en realidad se trata de la profundización de un modelo hegemónico del cual hombres, mujeres y todxs, somos víctimas.
Y sí: las mujeres pueden ser tan "idiotas, ineptas, imbéciles y necias como los varones"... ¿no te habías dado cuenta?
Pero la clase de mujeres cuya militancia admiro y respeto no se caracteriza por exhibir un "cortapisas de dulzura y espíritu de sacrificio", precisamente. Presentar al estereotipo de "mujer dulce, compasiva y tierna" como la opción a la "igualdad-en-la-hegemonía", como vos hacés, me parece un error. Hay otras vías, que nos involucran a todos por igual. Y aunque estoy seguro, habiéndote leído, que esto lo sabés, al menos yo necesitaba hacer una puntualización en este sentido.
Saludos,

Germán.

Ser Filosofista dijo...

Respiro aliviada de saber que no soy la única a la que le sucede. A veces pienso que sólo con esas cosas lograrían comprender por qué nos molesta el sexismo. Tal vez sólo si se les exigiera andar con tacos, dejarían de exigirlos en las mujeres, por citar un ejemplo de lo más burdo.

Sigo pensando que lo mejor es que todos y todas pudieramos tener lo mejor de ambos géneros, pero mientras logramos esa igualdad un poco de empatía no nos caería mal.

Enrique dijo...

Ser Filosofista:

Yo pienso que, efectivamente, para comprender, en la mayoría de los casos, por no decir siempre, hay que vivir una situación similar.

Yo diferencio entre entender y comprender.

Para mí, entender es un proceso reflexivo. Consiste en que mi cabeza es capaz de captar lo que leo, escucho, veo, etc.

Comprender llega, para mí, más lejos. Significa poder llegar a sentir lo que siente la otra persona; empatizar con ella. Estar en su lugar.

Yo, si os comprendo, es porque he vivido y vivo situaciones parecidas a las vuestras; a veces incluso como las vuestras pero aplicadas a mi sexo.

Por ejemplo, yo si sé lo que es que cada 10 metros se giren a mirarte y a decirte algo feo (en mi caso, cosas relacionadas con mi estatura).

Yo si sé lo que es llevar tacones, porque cuando era adolescente, acomplejado un poco con mi tamaño (por suerte ya no soy tan bajo), me puse plantillas en los zapatos. Luego al fin senté la cabeza y me di cuenta de que es una estupidez.

Yo si sé lo que es que no te dejen elegir, porque ya desde pequeño recibí una bronca de media hora por parte de una profesora (me castigó durante el recreo) por jugar con una muñeca.

Yo sé lo que es ser ama de casa, porque mi madre me tiene toooodo el día haciendo tareas. Y no me da nada de dinero por ello. Sin embargo, cuando me voy a trabajar con mi padre, sí recibo una paga. Esto es similar a lo que acontece con las mujeres: muchas veces trabajan más que sus parejas en el hogar y sin embargo no tienen ningún sueldo; dependen de que su marido traiga o no el dinero a casa (si fuese mujer, tengo claro que trabajaría fuera del hogar además de cuidar de mi niño/a si lo tuviese. No me he pasado la vida deseando independizarme para no tener que pedir a mi familia dinero, el coche, etc, para luego tener que hacer lo mismo con mi marido. Jaj).

Sé lo que es criar a una criatura, porque a mi hermano lo he criado, cuidado y educado más yo que mi madre y mi padre.

Y... pfff, muchas cosas que podría contarte. Pero no me voy a enrollar.

Besos.

Ser Filosofista dijo...

Enrique:

Conozco hombres a los que regañaron por jugar con muñecas y en lugar de reflexionar sobre el tema simplemente lo dejaron de hacer.

Eres sensible, inteligente y crítico, independientemente de la vida que has llevado, supongo que ambas cosas te hacen como eres. Tal vez sí ayuda un poquito haber estado de alguna forma, en el lugar que hemos estado las mujeres, pero creo que es más tu forma de ser y pensar lo que te hace empático.

Besos.

Anónimo dijo...

filosofista ningun hombre exige que nadie se poga tacones, pero no pueden evitar ser atraids porlo que les gusta

Las mujeres "feministas" (lo pongo entrecomillas porque solo me referiro a esas feministas hetero que piensan que la moda femeninia es machista) el problema es que quieren atraer a los hombres como las mujeres que usan todos esos accesorios, pero con sus pelos sobaqueros y sin arreglar

Pues no se puede señoras no se puede.

A los hombres les gustan los tacones porque sube el culo igual que les gusta la lenceria porque sube el pecho y todo lo que sea luchar contra el efecto gravedad como el botox o la cirugía que pòr eso estan en auge
les gusta el mauqillaje sexi y ver la silueta femenina.

Esta claro que a los hombres les tira muchisimo el fisico. asi que cro que esa presion de la que hablais no es mas que unas ansias de querer atraer al otro sexo de decir mira que yo tambien estoy buena sin necesidad de todo ese potingue...

la gente siempre mejora con maquillaje a no ser que te lo heches mal o ya estes bien al natural.

y de todas formas esque la vida real no tiene nada que ver con la television el mundo del espectaculo los shows.

El problema no es que a los demas les importe, es problema es que a vosotras mismas no os gusta salir con los pelos en el sobaquete porque estamos acostumbrados a que eso es feo. Pero siempre pueden empezar a pensar diferente y pasar de lo que digan los demás.

Los hombres tambien tiene lo suyo con la calvicie ahora esta de mopda que se tiñan y se implanten pelo. Cada uno tiene lo suyo

y si te da verguenza depilarte siempre puedes cubir el cuerpo y ya está

Enrique dijo...

Anónimo/a:

Dices:

"ningun hombre exige que nadie se poga tacones, pero no pueden evitar ser atraids porlo que les gusta".

Y también:

A los hombres les gustan los tacones porque sube el culo igual que les gusta la lenceria porque sube el pecho y todo lo que sea luchar contra el efecto gravedad como el botox o la cirugía que pòr eso estan en auge
les gusta el mauqillaje sexi y ver la silueta femenina".

A esto, yo te digo: POr favor, no seas sexistas ni generalices.

Yo soy chico, ¿y sabes qué? No me gustan los cacones. Más bien me ponen de los nervios. No son más que una molestia estúpida.

¿La lencería que sube el pecho?

Pus, bueno, la verdas es que no te voy a negar que queda bien, pero es algo que me da totalmente igual.

Y en cuanto al maquillaje... sólo decite que mi novia nunca se maquilla y aún ni la he dejado ni me he muerto por ello. En primer lugar, porque me parece una exageración; en segundo lugar, porque ni me va ni me viene, la gente que haga lo que le dé la gana; y en tercer lugar, porque no es algo que me inspire mucha confianza. Aunque queda muchas veces bonito, pienso que quien se maquilla mucho... algo tiene que esconder. Además, prefiero la gente inteligente que sabe aceptarse tal y como es, más que veinte tías maquilladas.

Y por último, dices:

"Esta claro que a los hombres les tira muchisimo el fisico".

Está claro que todo el mundo siempre mira un poco el físico, pero no es lo fundamental. A mí me gusta más una chica interesante, con la que puedas hablar civilizadamente de cualquier tema, con quien te lo pases bien y que sepa tratarte con cariño, respeto e igual de condiciones. Y todo esto, por supuesto, supera mil veces más al físico.

Y esto te lo cuento simplemente porque dices "los hombres" y generalizas... Para que veas que no todos. xD

Saludos.

Anónimo dijo...

enrique tu eres asi, pero yo he dicho hombres generalizando ya se que hay de todo, gracias a dios, pero que el aspecto importa a primeras es la verdad y segun la moda eso es sexi

lo sexi para algunos es una cosa y para otros otra, pero en general los accesorios de las mujeres son siempre para realzar lo que ya tienen de por si, de ahi su exito porque las mujeres no es por gustar ya, es porque a ellas ls encanta verse guapas, igual los chicos les gusta verse guapos pero usan otros recursos.