martes, 6 de marzo de 2012

Sexismo lingüístico e (in)visibilidad de la mujer

El lingüista y miembro de la Real Academia Española (RAE) Ignacio Bosque está enojado con las guías de lenguaje no sexista y lo hizo saber.

En efecto, muchas instituciones, en España y en otros países, han editado guías destinadas a que el idioma sea menos sexista, recomendando por ejemplo evitar el "masculino genérico" que invisibiliza a las mujeres (decir "todos" por "todas y todos").

Algo que denuncio a menudo en este blog, para el que me adherí, justamente, a un espacio libre de lenguaje sexista, en el que recomiendan su propia guía.

Resulta que Ignacio Bosque escribió hace unos días un artículo suscrito por 26 académicos en el que se queja de esas guías que, dice, "contravienen normas de la Real Academia Española y la Asociación de Academias".

Ajá. No me digas. O sea. Se queja de que las guías que existen precisamente por el machismo de la RAE contravengan las normas machistas de la RAE (para la que "hombre público" significa "El que tiene presencia e influjo en la vida social" y "mujer pública" sigue significando "prostituta")... ¿De qué se asombra?

Pero además, si tantas instituciones han sentido la necesidad de sacar guías de lenguaje no sexista, sin hacerle caso a la RAE, ¿no será que la RAE está completamente superada por lo que está ocurriendo en la sociedad?

El sexismo como un sistema
En la primera parte de su artículo, Bosque hace una lista de todas las premisas verdaderas sobre las que se basan lxs autores de las guías: reconoce la existencia del sexismo tanto en la familia, la sociedad, los medios de comunicación (por ejemplo a través de las publicidades) como en el lenguaje mismo, aunque solamente a veces.

En ningún momento ve el sexismo como un sistema, en el que todas sus manifestaciones son una pieza de un mismo engranaje bien aceitado. Si se ve como un sistema, entonces el hecho de que el lenguaje también sea sexista (como lo es el masculino genérico) participa en ese sistema, permite que ese sistema funcione. Porque el lenguaje no solamente describe el mundo: también lo construye, y es un vehículo del pensamiento.

¿Cuál es el gran argumento de Bosque? Pues por un lado, que no todas las mujeres critican el uso del masculino genérico, con lo cual, la reivindicación de algunas personas feministas no es representativa de todas, como si solamente las mujeres se quejaran del sexismo de la sociedad (evidentemente, ignora que existen varones feministas).

Además, esto es ignorar que el sexismo es invisible ante la mayoría de la gente, que considera "natural" las construcciones sociales.

También confunde "mujeres" con "feministas". No todas las mujeres lo son. No todas las mujeres se percatan del sexismo que las rodea. Incluso algunas sostienen que hoy en día, el sexismo ya no existe.

Cinismo
¿Qué más dice Bosque? Pues se burla del hecho de que las personas que escriben "las niñas y los niños" en sus textos o en sus discursos no siguen aplicando su teoría cuando hablan en un contexto no institucional, se suelen olvidar de su regla no sexista y usan ellas también el masculino genérico.

O sea, básicamente, está acusando a lxs militantes feministas de no aplicar a rajatablas, en cada momento de su vida, sus preceptos e ideologías.

Claro que es difícil expresarse de manera no sexista en la vida de todos los días, pero ¿culpa de quién? ¿De las personas que se tienen que comunicar a diario? ¿O de una sociedad sexista que impuso un lenguaje sexista del que es dificilísimo librarse?

El grado de cinismo de esta acusación ("¡Ja! ¿No ven que hasta las propias personas feministas usan el masculino genérico?") es de un nivel alucinante: ¡claro que usamos el masculino genérico en la vida de todos los días, si no tenemos otra opción para que nos entiendan!

¿Quiere decir eso que no hay que hacer nada para cambiar el lenguaje? ¿Que hay que aceptar lo que nos dan sin chistar, con el argumento de que está ya tan arraigado que no vale la pena inventar algo nuevo? El hecho de que algo esté arraigado en la sociedad no impide que se lo quiera, y se lo pueda, cambiar.


"Homme" en francés
Pero lo que más me asombra de todo esto, es la energía que pone en criticar que las guías recomienden decir "Asociación de Psicólogas y Psicólogos" en lugar de "Asociación de Psicólogos". Me pregunto: al fin de cuentas, ¿qué le importa? ¿En qué puede llegar a molestar que se use "todas y todos" en lugar de "todos"? ¿Los derechos de quiénes estamos limitando? ¿En qué le estamos impidiendo a él usar el masculino genérico?

Finalmente, colmo de la mala fe y de la desinformación, Bosque escribe que en francés "homme" designa tanto a los varones como a la humanidad, y que no por ello las mujeres francesas se sienten discriminadas.

Primero, sigue con la estupidez de pensar que solamente las mujeres se pueden llegar a quejar del lenguaje sexista. Segundo, ¿con qué autoridad decreta que las mujeres francesas no se sienten discriminadas por el masculino genérico? Ese debate también existe en Francia.

Prueba está que luego de una campaña lanzada en septiembre por dos asociaciones feministas, el primer ministro ha enviado una circular a todas las administraciones públicas para prohibir, de ahora en adelante, el uso de la palabra "señorita" en los formularios para designar a las mujeres solteras, quedando solamente "señora" para todas las mujeres, dado que no existe el equivalente "señorito".

Un "detalle", criticaron muchxs, pero que resultaba insoportable para muchas mujeres, obligadas a revelar constantemente su estado civil, cuando no se le hacía la misma pregunta indiscreta a los varones.

En cuanto a que no se puede cambiar el lenguaje por decreto, y que es el uso el que fija las normas, pues estoy de acuerdo. Pero justamente es el uso lo que las personas feministas pretenden cambiar, a fuerza de guías y recomendaciones.

En Francia, hace unos diez años, no existía la palabra "escritora". Así como lo leen. De una mujer que escribe, se decía que es "escritor". Algunas personas feministas han decidido obligarse a decir "escritora" (écrivaine) en lugar de "escritor" (écrivain). No fue fácil. La gente las miraba feo. Las tildaba de histéricas, exageradas, o peor aún... de feministas. Para ellas tampoco era fácil, puesto que lo que sale "naturalmente" en francés es decir "écrivain" incluso para una mujer, dado que no existe otra palabra.

Pero hoy en día, gracias a la insistencia de esas personas, la palabra "écrivaine" (qué sí existía hacía rato en otros lugares francohablantes, como Quebec) se ha vuelto una palabra común, y casi nadie mira con desprecio a las personas que la usan. Para Bosque, me imagino que se trata de un drama lingüístico absoluto.

Eso sí: la Academia Francesa, equivalente de la Real Academia Española, sigue sin reconocer esa palabra. No será que las mujeres empiecen a acostumbrarse a ser visibles.

A modo de ilustración, les copio una anécdota recogida en 1986 por Montserrat Moreno en "Cómo se enseña a ser niña: el sexismo en la escuela" y citada por María S. Martín Barranco en Pikara Magazine:
"Primero, la niña aprenderá que se dirigen a ella llamándola ‘niña’. Por tanto, si oye frases como “Los niños que terminen pueden ir al recreo”, permanecerá sentada en su pupitre contemplando impaciente la tarea concluida en espera de que una frase en femenino le abra las puertas del ansiado recreo. Pero estas frases no suelen llegar nunca. Es más probable que la maestra diga al advertir que ha terminado: “Fulanita, he dicho que los niños que hayan terminado…”, y si sigue sin darse por aludida, entonces le explicará que cuando dice ‘niños’ se está refiriendo también a las niñas. Pero si incurre en el error de creer que la palabra ‘niño’ concierne por igual a los dos sexos, pronto verá frustradas sus ilusiones igualitarias. La hilaridad de sus compañeros ante su mano alzada le puede hacer comprender, bruscamente, que hubiera sido mejor no darse por aludida en frases del tipo: “Los niños que quieran formar parte del equipo de fútbol que levanten la mano”. En casos como éste, la maestra suele intervenir recordando: “He dicho los niños”, ante lo cual la estupefacta niña pensará: “¿Pero no había dicho los niños?”
«La niña debe aprender su identidad sociolingüística para renunciar inmediatamente a ella. Permanecerá toda su vida frente a una ambigüedad de expresión a la que terminará habituándose, con el sentimiento de que ocupa un lugar provisional en el idioma, lugar que deberá ceder inmediatamente cuando aparezca en el horizonte del discurso un individuo del sexo masculino, sea cual sea la especie a la que pertenezca".
Para terminar, un video de Mercedes Bengoechea, filóloga de la facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Alcalá de Henares de la que ha sido decana durante ocho años:

47 comentarios:

Geli dijo...

Excelente entrada! No deja de impresionarme la forma en que se resiste y como algunas personas hasta se violentan cuando alguien usa lenguaje no sexista o inclusivo. Las reacciones van desde la burla a la violencia, es increíble! cuando nadie obliga a nadie a hablar de determinada manera...

Nefilim Sheol Gem_Hakin dijo...

Basta, hace poco leí esta noticia en twitter y pensé en enviártela para conocer tu opinión, aunque al entrar a tu blog noté que ya te habías enterado de ella. La opinión de la RAE me pareció fuera de lugar, llegué a leer que la RAE tildó de "imposible" la comunicación de llegar a usar un lenguaje no sexista. Recordemos que las instituciones no buscan OBLIGAR A TODXS a expresarse así (lo cual sí me parecería incorrecto) sino más bien promueven su uso dentro del mismo organismo y además animan a otras personas a hacer lo mismo. Olvida la RAE que el lenguaje está en constante cambio y que son los individuos y comunidades quienes deciden aceptar o rechazar modificaciones, la RAE es una autoridad que termina validando de manera formal lo que ya de manera informal los hablantes ya hicieron con anterioridad. La crítica es simplemente absurda, y aunque entiendo que por economía del lenguaje muchxs tendamos a utilizar el masculino no por eso significa que los esfuerzos por tener un español menos sexista sea en vano. Por otro lado, la decisión de Francia de eliminar el término "señorita" por "señora" en documentos oficiales me parece hipócrita considerando que hace poco prohibió el uso de velo islámico (burqa y niqab, si mal no recuerdo) a mujeres musulmanas; ¿donde está la igualdad que tanto quiere promover?

Bastadesexismo dijo...

El gran defecto de mi entrada reside en que no hablé de las personas trans, que tampoco, me imagino, en todo caso muchas de ellas, se sienten incluidas en el masculino genérico.

Nefilim: lo de la burqa (no el niqab) fue oficialmente en nombre de los derechos de las mujeres, porque según el Gobierno es una imagen degradante de las mujeres, pero en realidad fue por un tema de "seguridad" y para captar los votos de la extrema derecha.

De todas formas, no se puede esperar otra cosa que medidas electoralistas de un gobierno como el de Sarkozy. Lo de "señora"/"señorita" se hizo tras la presión de dos asociaciones feministas, claramente con la intención de "parecer" ser un gobierno igualitario. Sabiendo que el partido en el poder prefirió en las elecciones legislativas del 2008 pagar 4 millones de euros de multas antes que respetar la paridad varón/mujer en sus listas...

Ignacio Calvo Martínez dijo...

Hola, sólo quiero hacer unos comentarios que sospecho que pueden resultar polémicos en este blog, pero aseguro que lo hago por afán de debate sano.

El académico se lamenta, en efecto, de que estas guías "contravienen normas de la Real Academia Española y la Asociación de Academias", pero no olvidemos que estas normas provienen del uso del lenguaje. Vamos, que no es que ellos las dicten; son más bien un análisis de los usos del lenguaje que todos nosotros hacemos.

No son pues "las normas de la RAE". Son las normas del lenguaje que habla la sociedad castellanoparlante; por tanto es la sociedad la que, en todo caso, es machista, no la RAE.

Sería bonito que la RAE estuviera "completamente superada por lo que está ocurriendo en la sociedad", pero por desgracia, para usted y para mí y para la mayoría, "mujer pública" aún sigue sigue significando prostituta, y así lo tiene que reflejar la Academia (que, insisto, no se saca de la manga estos usos).

El argumento contra el cambio artificial del lenguaje es sencillo: el lenguaje es un producto, una consecuencia, de la sociedad; no a la inversa. Por tanto es imprescindible empezar por la sociedad, que ya ésta, no se preocupe, se encargará de generar los correspondientes cambios lingüísticos de manera gradual.

Quiero decir con esto que intentar cambiar el lenguaje, si bien me parece (siempre que no haya imposición y sólo recomendación) totalmente legítimo, creo también que es atacar los síntomas y no el problema.

Por otra parte, si cambiamos el lenguaje, debe hacerse con arreglo a criterios mejor estructurados que los presentados en las guías de lenguaje no sexista actuales. Ésto es algo que también critica extensamente Bosque y a lo que parece que no ha prestado usted ninguna atención, pero es muy importante. Los parches siempre conducen a confusión, porque arreglan una pequeña parte y dejan tras de sí un rastro de ambigüedades. Como usted bien dice, el sexismo en el lenguaje es sistémico, y por tanto, sistémica ha de ser la reforma del mismo si queremos evitarlo, con normas que afecten de un modo transversal a todo el lenguaje y no sólo a partes del mismo. Para eso hacen falta lingüístas expertos que propongan una alternativa coherente que englobe todos los usos del lenguaje y que nos permita además, expresarlo fonéticamente, pues, ¿cómo pronuncia usted todxs o tod@s?

En resumidas cuentas, lo lógico es hacer que un lingüista cree un nuevo lenguaje como el Esperanto de Zamenhof, pero basándose para ello en la mayor cantidad posible de elementos del español actual, y con la condición del no-sexismo (probablemente un género neutro globalmente aplicado solucionaría el 99% de los problemas).

Enrique dijo...

Lo que está claro es que el lenguaje lo forma el pueblo, no la RAE. Por tanto, si el pueblo quiere usar un lenguaje no sexista, la RAE tendrá que aguantarse.

Mmm... A mí me parece extraño que se haya sacado el término "écrivaine". Estoy de acuerdo en no utilizar el masculino como genérico cuando se trata de términos que existen tanto en su forma masculina como femenina. Por ejemplo, si existe pequeño y pequeña, por mí emplear ambos conceptos. Pero si grande es grande tanto para masculino y femenino... no vamos a empezar a sacar grande-granda, o miembro-miembra, o sexista y sexisto, o joven y jóvena.

En francés igual. Si nous avons petit et petite, enchanté et enchantée, ou frère et soeur, très bien. Mais écrivaine? Suena extraño, pero bueno, puede valer. Mientras no se acabe inventando "la chaise et le chais, ou chapeau et chapeaue..."

Baisers.

Bastadesexismo dijo...

Hola Ignacio, gracias por su comentario. Todos los puntos de vista son bienvenidos, a partir del momento en que son expresados sin agresiones gratuitas e insultos.

Difiero con usted en varios puntos:

- para usted será el caso, pero para mí "mujer pública" no significa prostituta. Y para muchísimas personas feministas tampoco significa eso.

- tampoco estoy de acuerdo con su afirmación: "el lenguaje es un producto, una consecuencia, de la sociedad". Muchos estudios han mostrado que el lenguaje también ayuda a construir la percepción que tenemos del mundo, a forjar una visión del mundo, y por lo tanto, a forjar ese mundo.

- acerca de cómo se pronuncia todxs, es un falso debate, dado que esta grafía está destinada a lo escrito. Oralmente, pues no tengo otra solución que "todas y todos"

- Por último, actualmente, lxs lingüistas están más preocupadxs en simplificar el idioma que en hacerlo menos sexista. Si por un lado reconocen que el lenguaje es sexista, por qué no hacen nada para crear un lenguaje no sexista, en lugar de criticar a las personas que buscan soluciones?

A Enrique : "écrivain" NO ES como "grande" en español, ES un masculino genérico. Por ejemplo, el masculino de soberano es "souverain", y el femenino es "souverainE". La terminación "ain" es una terminación masculina.

La E en francés no es como la E en castellano, la E es la marca del femenino, excepto en "journaliste" o "artiste", que sería exactamente como "periodista" o "artista" en castellano, palabras en las la A, en este caso, no es la marca del femenino. Pero en el resto de los casos, la E es la marca del femenino.

O sea, en qué es extraño decir escritorA en lugar de escritor para una mujer?

Enrique dijo...

Sé lo de la terminación. Lo que vengo a decir es que "écrivain" es una palabra única. No existen en principio "écrivain et écrivaine". Existe sólo "écrivain"; por lo tanto, en principio no sería sexista.

Hablo de grande en español, o de joven, porque son también palabras únicas. Si existiese jóvena, sí sería sexista decir los jóvenes y no hablar de las jóvenas. Pero como solamente existe jóvenes, no es sexista esa palabra. Igual valen jornalista y periodista. No son sexistas si se emplean para todas las personas, ya que no existen jornalisto ni periodisto. Pero para mí sí es sexista hablar de "maestro" como genérico cuando tenemos el término maestra.

Como en francés sí existe petite además de petit, entonces sí me parecería sexista hablar de "Le petit enfant" para hablar tanto del niño pequeño como de la niña pequeña.

Si en francés no existe écrivaine, entonces écrivain no es sexista, sino que viene a ser como periodista, joven o grande. No me parecería sexista comentar "nous sommes écrivains", si hablo por ti y por mí.

Ahora bien, como en castellano sí existe la palabra escritora, decir "nosotros somos escritores", sí sería sexista, dado que hay un "nosotras" y un "escritoras".

Si no me equivoco, nous vale tanto para nosotros como para nosotras. ¿O en francés dices "nouse"? ¿Nous te parece sexista?

Au revoir.

Bastadesexismo dijo...

Enrique, perdon que siga discrepando: la terminacion AIN es una terminacion masculina. TODAS las palabras que terminan por AIN en masculino tienen un femenino, que es en AINE: souverain/e, châtelain/e, nain/e, lorrain/e, etc.

Si no existe la palabra "écrivaine", es por machismo pura y exclusivamente. Exactamente como, en francés, y en contra de todas las reglas gramaticales, no se ponen en femenino las palabras profesor, ingeniero, director, que tienen terminaciones MASCULINAS y no neutras.

(por ejemplo, acteur (actor) se transforma en actrice (actriz), pero directeur de cabinet (director de gabinete) se transforma para una mujer en... directeur de cabinet (pero ojo, se habla de una directrice d'école - directora de escuela).

Es exactamente como si en castellano se dijera "ella es escritor".

NO ES como periodista o grande. Las palabras en francés que vendrian a ser como periodista o grande son "journaliste", "artiste", "ministre", "poète", "juge", que NO tienen forma femenina, pero no hay ninguna razon por la cual "écrivain" no tenga su version femenina, ya que gramaticalmente, en francés, TODAS las palabras que terminan en "ain" se feminizan en "aine".

Enrique dijo...

Bueno, yo sigo discrepando. :P

Ya, y en castellano las palabras que terminan en "o" tienen su femenino con "a", como chico-chica, niño-niña, maestro-maestra, ingeniero-ingeniera, químico-química... Pero, ¡vaya!, no hay un periodisto cunado sí tenemos periodista, ni un artisto cuando sí tenemos artista, ni destisto cuando tenemos dentista.

Y si no, empieza a decirle a las personas de Inglaterra que digan "teachera", "plumbera" o "smalla". Cuando una palabra por sí misma designa a ambos sexos, sin haber su terminación en masculino y en femenino, por sí misma es neutra.

Por lo tanto, aunque "écrivain" tenga la terminación "ain", es neutro, de igual modo que lo es "periodista", estando en la terminación "a", que en principio es femenina.

Saludos.

Saludos.

Bastadesexismo dijo...

Enrique, te aseguro que la palabra "écrivain" no es neutra. El propio diccionario reconoce que es masculina. No es como "journaliste" que es una palabra epicena (como lo es "periodista"), y por lo tanto, neutra.

En francés, la regla dice que las palabras que terminan en AIN toman su femenino en AINE. Es asi.

Saludos.

Ignacio Calvo Martínez dijo...

- Bien, pero su acepción de "mujer pública" sigue siendo
muy minoritaria, y la RAE no puede permitirse tratar todas las acepciones posibles, sino sólo las más mayoritarias.

- Es incuestionable que el lenguaje nativo preforma nuestro pensamiento, ya lo decía Wittgenstein con mucho tino. Pero la creación de nuevas construcciones lingüísticas es resultado de una necesidad previa. Si la sociedad no siente la necesidad de acabar con el sexismo, el lenguaje no evolucionará en ese sentido por más que intentemos llevarlo por ese camino de un modo concreto (y además no decidido por la sociedad en general).

- El debate sobre la pronunciación es importante, porque es deseable que en lo posible los lenguajes sean similares en lo escrito y en lo hablado, especialmente con palabras tan usuales como los pronombres. Es, de todos modos, un ejemplo de tantos que se pueden poner sobre la falta de coherencia en las propuestas habituales.

- La principal crítica, creo, es precisamente que no se emplean lingüistas para elaborar soluciones, con la evidente consecuencia de que salen chapuzas. Y no me creo que no existan lingüistas en favor de (o al menos interesados desde un punto de vista académico en) elaborar una reforma coherente del lenguaje para eliminar su sexismo.

Augusto dijo...

Yo copincido con lo que dice Bosque, el lenguaje no sexista siempre me parecio una estupidez, Bosque no lo dice, pero si la premisa de que un lenguaje no sexista contribuye a una sociedad mas igualitaria es correcta una sociedad con lenguaje neutro deberia ser mucho mas igualitaria que una sociedad con lenguaje que no sea neutro como es la lengua castellana, los antiguos griegos por ejemplo usaban lenguaje neutro y sin embargo no era una sociedad muy igualitaria que yo sepa, o si?
Es lo mismo que te dije en una entrada que hiciste festejando una expresion de Maradona hablando de Mercedes Sosa diciendo "ovarios" en vez de "huevos" (como se suele decir en Argentina cada vez que se quiere señalar que alguien tiene cojones como dicen los españoles)
Maradona es menos sexista por decir que "Mercedes Sosa tenia ovarios para cantar"?
Otro ejemplo, a mi siempre me sorprendio que en otros paises de habla castellana se dice "una genio" o bien "la ministro" cuando se habla de una mujer cuando aca en Argentina no tenemos mucho problema decir "genia" o "ministra", nos sale casi con naturalidad ese tipo de expresiones y sin embargo eso no hace a la sociedad argentina menos machista que la de otros paises de habla castellana o si?
No niego tampoco que el problema del sexismo es sistemico y que se debe atacar en forma integral, la cuestion es que yo no creo que exista una relacion directa y proporcional entre igualdad de genero y neutralidad del lenguaje, por lo que recomendar un "lenguaje no sexista" tiene una influencia insignificante y es una verdadera perdida de tiempo y si la sugerencia implica una multa a aquellos comerciales o programas que no utilicen este tipo de lenguaje no sexista, me parece bastante coercitivo...

Bastadesexismo dijo...

Ignacio: habiendo tantas guías de lenguaje no sexista en España, en otros países hispanohablantes, en Europa en general (como indiqué en otra entrada que puse en enlace, el Parlamento europeo tiene su propia guía), ¿le parece que "la sociedad no siente la necesidad de acabar con el sexismo"?

Por lo demás, yo creo que para luchar contra el sexismo, hay que tomar medidas más allá de lo que quiera la sociedad. Cuando se legalizó el aborto en Francia, no se hizo un referendo para saber si la sociedad estaba de acuerdo. A veces, las leyes se adelantan a los pedidos de la sociedad, y permiten cambios. No estoy diciendo que haya que imponer un lenguaje sexista por ley. Pero justamente, con esas guías estamos viendo una necesidad que la RAE no está cubriendo. Yo cada vez más estoy leyendo gente escribiendo todxs o tod@s, y diciendo "todas y todos". Hay un movimiento social en ese sentido. Ignorarlo como lo hace la RAE es hacer gala de necedad.

Augusto: Argentina tiene un porcentaje de mujeres muchísimo más alto de diputadas que Francia, gracias a la ley de cuotas. Sin embargo, sigue siendo un país extremadamente machista. ¿Y? ¿Hay que dejar de tomar medidas en pos de la igualdad con el argumento de que no hacen bajar el grado de machismo?

La ley de cuotas permitió que, en 1994, la propuesta de Menem de poner en la Constitución que la vida empieza con la concepción fracasara. Hay estudios hechos al respecto, y es muy probable que antes de esa ley, la propuesta de Menem habría sido aprobada.

Habría que estudiar muy bien el idioma griego. Por más que exista un neutro, probablemente el idioma reflejara el machismo de esa sociedad, de una manera u otra.

Los idiomas latinos se crearon en épocas en que las mujeres ni siquiera eran ciudadanas. En Francia, se decidió arbitrariamente que el masculino siempre sería el dominante, "porque lo masculino es más noble", decía el gramático Vaugelas.

Hoy en día, esas lenguas ya no reflejan una sociedad en movimiento.

No veo en qué le molesta a la RAE que yo escriba todxs. Y si la RAE dice que simplemente retoma los pedidos de la sociedad, pues me parece que la multiplicación de las guías es la prueba de que una parte de la sociedad está reclamando cambios. ¿Por qué no escucharlxs, en lugar de resistirse con una energía alucinante? Si el papel de la RAE es escuchar a la sociedad, ¿por qué no se limita a hacerlo, en lugar de decretar que lo que están pidiendo las personas feministas está mal, que el lenguaje es inamovible, uno e incambiable, y que todo esto es ridículo? ¿Por qué no crea un comité para buscar soluciones a la par de las personas feministas?

La RAE ha aprobado cambios totalmente alucinantes, como suprimir la tilde en "solo", a pedido de la sociedad, que a mí me parece mucho más aberrante que propugnar decir "todas y todos", cosa que PERMITE la lengua española.

Todavía recuerdo la humillación que sentí, a los 6 años, cuando el maestro nos explicó la regla del masculino genérico y dijo: "Lo masculino siempre le gana al femenino. Por más que haya un solo hombre en un grupo, se dirá "ellos" y no "ellas"".

Recuerdo los comentarios jocosos de mis compañeritos en la clase, a los que el maestro estaba confirmando su superioridad, porque así se lo estaba confirmando la autoridad del maestro, la institución de la escuela, la universalidad de la lengua.

Se pasaron el día molestando a las chicas diciendo: "Nosotros siempre ganamos, nosotros siempre ganamos".

Esto sólo venía a confirmar algo que la sociedad ya les había inculcaldo desde hacía tiempo.

Enrique dijo...

Augusto:

Dices:

"...yo no creo que exista una relación directa y proporcional entre igualdad de género y neutralidad del lenguaje, por lo que recomendar un "lenguaje no sexista" tiene una influencia insignificante y es una verdadera pérdida de tiempo..."

Hoy día se sabe que el lenguaje conforma nuestra percepción del mundo, lo cual nos condiciona para actuar, sentir y pensar de un modo determinado.

Si conoces solamente la palabra "nube", todas las nubes te parecerán nubes a secas. Ahora bien, si estudias metereología o ciencias de la Tierra y el medio ambiente, y aprendes que hay diversos tipos de nubes con sus distintas formas, cada vez que veas un estratonimbo, un cúmulonimbo o un cirro, podrás percibir con más precisió la diferencia.

También, por ejemplo, no es lo mismo decirle a una persona que es "minusválida", que viene a decir literalmente "menos válida" a decirle que es "discapacitada". Tendrá una discapacidad, sí, pero eso no implica que valga menos como persona.

Así mismo, no es igual decirle a una mujer "yo te ayudo con las tareas de casa", a comentar "yo colaboro con las tareas del hogar". Si dices "yo te ayudo", das por hecho que la responsabilidad recae en ella y tú eres el ser bueno y misericordioso que tiene la amabilidad de prestarle ayuda. Si por el contrario comentas "yo colaboro...", es porque das por hecho que piensas que la responsabilidad de una casa recae tanto en la mujer como en el varón, y que, por su puesto, tú te haces cargo de tu parte.

Hay muchas personas que dicen a su pareja "eres mío/a" o "soy tuyo/a", y de hecho así lo piensan y lo sienten, hasta el punto de oprimir a la pareja o de desvivirse y abandonarse a sí mismas.

El lenguaje no sexista, por supuesto, no contribuirá a eliminar el sexismo de un plumazo, pero sí ayudará a quitar algo de sexismo.

Además, si te parece que interesarse por modificar el lenguaje es una pérdida de tiempo, me gustaría saber cuán pronto le pedirías a una persona que te llamase imbécil todos los días de tu vida, que dejase de hacerlo. Seguro que en ese contexto no tardarías en pedir que esa persona modificase su lenguaje.

Por último, decirte que en este mundo lo que no tiene nombre o lo que no se nombra... no existe.

Saludos.

Augusto dijo...

Veamos...

"Argentina tiene un porcentaje de mujeres muchísimo más alto de diputadas que Francia, gracias a la ley de cuotas. Sin embargo, sigue siendo un país extremadamente machista. ¿Y? ¿Hay que dejar de tomar medidas en pos de la igualdad con el argumento de que no hacen bajar el grado de
machismo?"

Nunca dije eso, estas presuponiendo que el lenguaje no serxista es una politica que realmente ayuda de combatir el sexismo, cosa que yo niego categoricamente, y esto es asi porque la politica del lenguaje no sexista se basa en el supuesto de que existe un isomorfismo directo entre estructura social y lenguaje, cosa que no es verdad, de lo contrario aquellas sociedades con lenguaje neutro deberian ser igualitarias y aquellas en donde el femenino es generico deberian ser matriarcales, es realmente asi? Lo dudo... y si una politica en pos de la igualdad se basa en supuestos dudosos y cuyos beneficios no son claros no veo porque deberiamos insistir en ella

"Habría que estudiar muy bien el idioma griego. Por más que exista un neutro, probablemente el idioma reflejara el machismo de esa sociedad, de una manera u otra."

De ser asi seria imposible de refutar el supuesto de isomorfismo entre estructura social y lenguaje en el que se basa la idea del lenguaje no sexista porque de alguna y otra manera siempre se podra encontrar alguna connotacion machista de alguna clase en el lenguaje y asi confirmar ese supuesto.

"En Francia, se decidió arbitrariamente que el masculino siempre sería el dominante, "porque lo masculino es más noble", decía el gramático Vaugelas"

Vaugelas lo decidio arbitrariamente? Puede una sola persona tener el control sobre la lengua que utiliza toda una cultura? Sospecho que el lenguaje frances era muy anterior a Vaguelas y que el explico de una manera erronea el generico masculino del idioma...

"Hoy en día, esas lenguas ya no reflejan una sociedad en movimiento."

Absolutamente falso esto que decis aca, esas mismas lenguas son las que utilizamos para describir muchos otros fenomenos que al igual que las mujeres ciudadanas tampoco existian en los tiempos en que surgieron las lenguas latinas

"Si conoces solamente la palabra "nube", todas las nubes te parecerán nubes a secas. Ahora bien, si estudias metereología o ciencias de la Tierra y el medio ambiente, y aprendes que hay diversos tipos de nubes con sus distintas formas, cada vez que veas un estratonimbo, un cúmulonimbo o un cirro, podrás percibir con más precisión la diferencia."

Pero no es que esa diferencia no existiera antes de que yo estudiara meteorologia, sino mas bien es que esa diferencia se vuelve relevante a partir de ese momento, podriamos decir que el lenguaje mas que crear el mundo sirve para indicar lo que nos resulta relevante de una situacion determinada, ahora bien lo que a una persona le puede parecer relvante puede estar influido por la estructura social pero no es algo tan directo, punto por punto como se parece sostener desde el "lenguaje no sexista" tal vez en una situacion determinada necesite marcar el genero y otra me refiera al conjunto a traves de un generico (independientemente si es neutro, masculino o femenino, fijate sino en el generico "personas") y no por eso soy mas o menos sexista, el tipo de expresiones que utiliza una persona revela mas una situacion puntual (que sirve de contexto a dichas expresiones) antes que a la estructura social en su conjunto,
con ese isomorfismo es con el que estoy totalmente en desacuerdo...

Anónimo dijo...

Pero qué estrechez de coco, si el genérico fuera femenino, hace rato que hubiera asesinado al presidente de la RAE, pero no, y siguen negando una transformación evidente y absurdamente necesaria.
Tarados.

Ignacio Calvo Martínez dijo...

Añado enlace al "Manifiesto de apoyo a D. Ignacio Bosque", al parecer suscrito por un buen número de lingüístas, que quizá agregue más puntos de vista para debatir.

Bastadesexismo dijo...

Y para seguir con el debate, esta excelente entrada en el blog "Mujeres" del diario El País: http://blogs.elpais.com/mujeres/2012/03/por-qu%C3%A9-habla-ahora-la-academia.html

"El hombre universal, el llamado genérico masculino, no es un concepto lingüístico, sino cultural, patriarcal, que subsume la categoría mujer en la categoría hombre quitándola sus rasgos específicos de ser humano-mujer. Y a esto hay que buscarle solución: las mujeres no pueden construir su identidad si tienen que mirarse en el espejo de un varón; los varones se están construyendo mal porque solo se ven a ellos mismos en el universo."

Ignacio Calvo Martínez dijo...

Continúo con el debate, que estos días los he tenido ocupados.

Estoy de acuerdo en que la sociedad tiene una necesidad, y espero que cada vez mayor, de acabar con el sexismo. Si a consecuencia de eso, y del modo evolutivo natural, el lenguaje cambia, bienvenido sea. El cambio artificial del lenguaje, que es lo que intentan forzar estas guías, es prácticamente imposible en una sociedad libre.

Las leyes de aborto son un mal ejemplo, dado que no obligan a nadie a realizarlo. Pongamos otro ejemplo mejor, la ley antitabaco. En ese caso, la abrumadora opinión de los expertos apoya la decisión de imponer una prohibición (cosa que siempre debe hacerse con tino en una sociedad libre). En el caso de la modificación artificial del lenguaje, me temo que los expertos están mayoritariamente en contra. Y no hablo sólo de la RAE.

La RAE no tiene la misión de atender esa necesidad contra el sexismo. Su objetivo debe más simple: el puramente científico. Es decir, analizar y exponer cómo funciona el lenguaje hablado mayoritariamente. La RAE no ignora el hecho de las guías (como demuestra el propio informe de Bosque), simplemente las trata como debe hacerlo: como un sujeto más de estudio, y con la lógica aversión a cualquier intento mal informado de cambiar la naturaleza de su estudio. Imagínese por ejemplo a un climatólogo al describir en un informe las actividades de un genio loco que inventa una máquina de cambiar la meteorología y la usa sin pensar, sin siquiera consultar a los que saben.

Hay un argumento muy interesante en los comentarios del artículo que usted ha enlazado (el de "No es gramática, es ideología": el árabe tiene esa separación precisa en masculino y femenino que ustedes anhelan para el español. No se trata de una sociedad precisamente igualitaria. Y si lo piensa es lógico: en el lenguaje árabe está profundamente imbricada la separación de sexos. Siempre distintos, nunca iguales. Tenga cuidado con lo que desea; quizá acabar con el género neutro a base de "todas y todos" sólo produce el efecto contrario.

En relación a esto, el manifiesto que he publicado hace la perspicaz observación de que es más lógico concluir que el español carece de género masculino, siendo más apropiado denominarlo género neutro (ausencia de género) y que el único género existente es el femenino (eso sí que es visibilidad). En efecto, "el científico" puede referirse (sin más contexto) a un hombre o a una mujer; "la científica" sólo sirve para mujeres. A lo mejor nos basta con un cambio en la nomenclatura de los términos técnicos; y mire usted que ahí sí me tendría a su lado para llamar machistas a los de la RAE y a exigir que cambien sus libros de texto.

Bastadesexismo dijo...

Ignacio, nadie pretende "forzar" el lenguaje. Lo mínimo que se pide es que en los formularios, discursos, textos administrativos y oficiales, no se invisibilice a las mujeres. Luego, la gente hará como pueda cuando habla. Esas guías no están obligando a nadie a escribir y hablar de tal manera en un ambiente privado.

Es como si dijeras que el hecho de prohibir tener sexo en público atenta contra la libertad de tener sexo. Se puede tener sexo, en un ámbito privado. No en la calle, no en el lugar de trabajo, etc.

Yo digo "presidentA" a sabiendas de que es incorrecto gramaticalmente. Y si no le gusta a la RAE, que es capaz de aceptar palabras inglesas absurdas cuando existen palabras españolas perfectamente adecuadas, pues me da perfectamente igual.

Me recuerda, en francés (idioma que domino mucho, por eso siempre lo comparo), cuando empezaron a haber parteras varones. En francés, se dice "sage-femme", es decir, "que tiene sabiduría sobre las mujeres". Pero suena a "mujer sabia". Primero propusieron "sage-homme", ignorando completamente el significado primero de la palabra. Luego, como no pegaba muy bien, la Academia, esa misma que rechaza "escritora", cuando es gramaticalmente correcto, INVENTÓ la palabra "maïeuticien" para los varones que ejercen el trabajo de partero. O sea, esa misma Academia que rechaza cualquier feminización de los títulos y funciones, que decreta que hay que decir "el ministro María Perez", no soportó que a los parteros se los llamara "sage-femme" e ¡inventó una palabra de la nada!

"La RAE no tiene la misión de atender esa necesidad contra el sexismo."

No, eso ya quedó clarísimo. Es más. Tiene la misión de frenar cualquier intento de imaginar una manera de hablar menos sexista.

En cuanto a que no existe género masculino, es un argumento muy antiguo y muy rebatido. Lo que muestra ideológicamente es que lo masculino es lo general, lo global, lo "por default", lo esperable. Lo femenino es lo satelital, lo agregado, lo conyuntural, lo contingente. El "segundo sexo". Te recomiendo leer a Simone de Beauvoir para entender ese concepto de "lo otro". Lo femenino siempre es "lo otro".

Me recuerda esa frase de Levi-Strauss: "Todo el pueblo se fue en unas pirogas, dejándonos solos con las mujeres en las casas".

"Todo el pueblo" viniendo a ser "los varones". Las mujeres eran "lo otro".

Si no entendés lo humillante que puede ser que te ignoren, te invisibilicen, te borren en cada oración, imaginate un mundo hembrista en el que las mujeres tengan el poder, sean el género dominante, en que los varones sean constantemente discriminados, y en que el neutro sea el femenino, y el masculino sea "lo otro".

Imaginate que, dirigiéndose a una asamblea en que estás presente, digan: "Bueno, chicas, díganme las que fueron a ver tal película. Contesten todas, eh".

Si tuvieras una consciencia "masculinista" de defensa de tus derechos, ¿cómo te haría sentir eso? ¿Te sentirías incluido? Dudo mucho, pero mucho, que pienses: "Bueeeeeno, pero pensar que el género femenino no existe dado que es el neutro".

Tu razonamiento de que el único género existente es el femenino es precisamente la base misma del machismo: pretender que las mujeres son "el sexo" (no sé en castellano, pero en francés, antiguamente, se llamaba así a las mujeres, "las personas del sexo"), son lo otro, lo distinto, lo que hay que marcar, señalar, diferenciar, siendo lo general, lo evidente, el masculino.

Bastadesexismo dijo...

"La sociedad cambia, la Academia, no": http://blogs.elpais.com/mujeres/2012/03/el-informe-de-la-rae-el-error-humano-y-la-evoluci%C3%B3n-de-las-lenguas.html

Ricardo M dijo...

Por aquello de la "igualdad" de género y para completar el paquete de lenguaje no sexista, la RAE debe incluir términos como misandria, masculinicidio o androcidio y hembrismo. Como ocurre con los ejemplos que usted cita, la inexistencia de estos términos, hacen invisibles o al menos minimizan algunos fenómenos sociales que afectan al hombre. También sería congruente sugerir que los medios mencionen el sexo de las víctimas de accidentes o asesinatos, aún cuando estos sean hombres, algo que ya se hace con las mujeres. Sigamos la lucha por la igualdad REAL de género. Saludos.

Ricardo M dijo...

Eliminemos la palabra señorita. En lo personal, nunca la he usado. Pero veo que aún es común su uso sobre todo por la gente mayor. Los franceses eliminaron mademoiselle ¿no?

Bastadesexismo dijo...

Sí, lo digo en esta misma entrada.

morpheus dijo...

Nota para la autora: Un GENÉRICO no puede ser MASCULINO. O es uno o es otro. Que un genérico termine en "o" es otra cosa muy distinta. Y si no, ¿por qué no se habla de los genéricos terminados en "a"? ¿Qué hacemos con ellos? ¿También los genitalizamos y les agregamos una "o"?
Entre los genéricos terminados en "a" tenemos:
Futbolista
Terapeuta
Modista
Estilista
Obstetra
Geriatra
Psiquiatra
Psicoanalista
Ortopedista
Astronauta
Pediatra
Automovilista
Especialista
Artista
Electricista
Beisbolista
Feminista y...
MACHISTA

Bastadesexismo dijo...

Me fascina la gente que niega el machismo del idioma castellano...

Los ejemplos de palabras que terminan con -a son excepciones. En la inmensa mayoría de los casos, se usa la -o, o sea, la marca del masculino, para el genérico.

O sea, se considera que lo central, lo "por default", lo genérico, tiene que tener la misma forma que el masculino. En raras excepciones, como las que mencionás, se usa la a, pero esa a no es la marca del femenino.

Porque fijate que en esos casos, el femenino tiene la misma forma: el periodista, la periodista. El artista. La artista. El especialista. La especialista. Y además, se usa "el" o "los": lOs motociclistas, lOs beisbolistas.

O sea, esa "a" no es una marca del femenino.

En cambio, para las palabras que terminan en "o", el femenino no es igual: el maestro, la maestra. El payaso. La payasa. El gordo. La gorda. Etc. etc.

O sea, ese "o" SÍ es la marca del masculino. Un masculino usado como genérico, ¿no te suena un tanto machista y falocéntrico? ¿No dice algo sobre cómo se consideran a los varones y cómo se consideran a las mujeres? ¿No dice algo de la estructura de la sociedad?

Si me decís que no, quizás debas revisar tu definición de lo que es la mala fe.

Anónimo dijo...

Fernando Aramburu, premio de la Real Academia de la Lengua, escribe en su blog, sobre una presentación de su libro:
"Me flanquearon hembras a la mesa. Estaba, pues, como en casa. Es que congenio con el rebaño cuando es bello y huele bien".

Anónimo dijo...

"putain" es femenino en francés (puta, prostituta). No sé cuánto de frecuentes son los femeninos en -ain, pero haberlos haylos y este desde luego es bien conocido.

Bastadesexismo dijo...

Pues no son frecuentes los femeninos en "ain", siendo putain una excepción. El femenino se forma en "aine". Pero evidentemente, esta excepción no la elegiste al azar, Anónimo.

Anónimo dijo...

Tal vez habría que pedir a la academia francesa que suprimiera la palabra "putain", por ser excepción a la regla y porque tiene una evidente carga sexista.

Bastadesexismo dijo...

No veo por qué. El idioma francés es una larga lista de excepciones. Si se suprimieran todas las excepciones porque no nos gustan, se acabaría con el francés.
En cuanto a que tiene una carga sexista, pues lo mismo, si se suprimieran todas las palabras con carga sexista, desaparecería la mayoría de los idiomas.

Por lo demás, yo no pido que supriman ninguna palabra, sino que acepten el femenino de las palabras que la Academia sólo reconoce en masculino, sin ninguna razón válida (ni siquiera razones gramaticales).

Pero evidentemente, esto ya es demasiado pedir para algunos, que se aferran como pueden a sus privilegios y tratan de ridiculizar reivindicaciones perfectamente legítimas.

Anónimo dijo...

¿No pides que supriman ninguna palabra? Felicidades pero, a juzgar por el vigor con el que te unes a la cruzada contra el masculino genérico, tengo mis dudas.

Bastadesexismo dijo...

¿Y? ¿Cuál es el problema de querer modificar el idioma para que sea menos sexista? ¿Acaso la lengua es algo fijo que no evoluciona nunca? ¿Te causa algún problema mi "cruzada" contra el masculino genérico? ¿Algún temor de que algún día el masculino pierda su lugar hegemónico, quizás?

Anónimo dijo...

A mí, las cruzadas me dan miedo todas. La lengua no evoluciona por decreto, ya sea este de la Academia o de las asociaciones de mujeres. Mi problema con la condena que hacéis del masculino *genérico* es que las soluciones que proponéis son peores que el supuesto problema. Por lo demás, temor ninguno, los hablantes decidirán cuáles de los cambios propuestos por los cruzados son viables o no, y ahí el principio de la economía pondrá muchas cosas y cosos en su sitio.

Bastadesexismo dijo...

Vos sos el que hablaste de cruzada, yo sólo te seguí la corriente. Yo hablo más bien de militancia. Sin militancia, las mujeres no tendrían ni el derecho de voto.
Y me imagino que muchxs, en aquel entonces, habrán hablado de que las cosas estén "en su sitio".

Y si la lengua no evoluciona por decreto, ¿entonces por qué tanto ahínco en criticar la militancia de las personas feministas? Como vos decís, la gente decidirá si retoma o no las propuestas, y listo. Entonces, ¿dónde está el problema?

Evidentemente hay un problema, si te tomaste la molestia de volver 3 veces a comentar en una entrada de un blog que milita por el fin del sexismo en el lenguaje...

Digo, yo no voy a dejar comentarios en blogs sobre causas que creo perdidas de antemano.

Anónimo dijo...

El problema está en que vosotras, las militantes, os arrogáis el derecho de decidir lo que está bien dicho o no, emulando a los mejores censores que en el mundo han sido. De esos, en España, hemos conocido unos cuantos y no los añoramos.
Gracias por tu amable atención.

Bastadesexismo dijo...

Me encanta cuando comparan el único movimiento revolucionario que nunca derramó una sola gota de sangre y que es completamente pacifista (el feminismo) con las peores dictaduras del mundo, responsables de violaciones constantes de los derechos humanos, de asesinatos, desapariciones, torturas... Denota tanta, pero tanta inteligencia de parte de mi interlocutor...

Anónimo dijo...

Gracias por la lección, una vez más.
Que disfrutes.

Anónimo dijo...

Usted, y todos quienes procuran por el tal lenguaje no sexista, se equivocan de pe a pa, porque hay que partir de la premisa de que el lenguaje no es eso, el lenguaje es lo que es, es la evolución de nuestro sistema de comunicación, es la manera en que, como seres vivos, vemos y entendemos el mundo, y como tal es un ente que se transforma y que evoluciona también, pero no a la fuerza ni por mandato repentino de ciertos sectores.
Lo que hacen ustedes es masacrar nuestra gramática, buscarle maneras de torcerle el pescuezo a algo que es como es, y que definitivamente no está 'pensado' para joderle la vida a nadie.
No es correcto que en nombre del feminismo (asunto que respeto profundamente) se destroce un idioma rico y versátil como el nuestro tildándolo de machista. Porque ese problema, el machismo, está en otras partes, mas no en el lenguaje, que no tiene por qué expiar las culpas de los defectos de la sociedad.
Sin embargo esta manera de expresarse de 'todos y todas' no es más que una moda que, aunque ha atacado muchos sectores oficiales en muchos lugares, eventualmente desaparecerá ya que el lenguaje no resistirá que tal maltrato se le adhiera de forma permanente.

Anónimo dijo...

Esas resistencias a cambiar el lenguaje, apelando a que el sexismo no se arregla así, que me expliquen por qué no clamaban al cielo cuando, de toda la vida:

- En el escaparate de una tienda había carteles que ponía "Se busca dependienta"
- En las casas de alcurnia trabajaban "asistentas"
- Las revistas y periódicos ensalzaban a Balenciaga o a Oscar de la REnta como los más grandes "modistos" de la historia.

Pero claro, que una mujer tenga la posibilidad de pasar de Dependienta a Presidenta, debe poner de los nervios a más de uno/una.

Futbol Cero dijo...

Recuerdo que cuando era chico, este asunto del masculino y el femenino, me resultaba extraño. Creo que tenés razón en cuanto a que el lenguaje contribuye absolutamente a crear la realidad en ese sentido. De hecho, una burla típica de un nene es decirle a otro que es mujer, como si fuera un insulto. Pienso que los muchachos (los que estan en contra), solo están siendo snob e intentando demostrar lo inteligentes que son citando autores (como si eso fuera ser inteligente). Uno crea realidad desde el lenguaje Augusto, la nube sin humano que la nombre solo es. Las categorías son del lenguaje, la realidad es interna y es una concepción del mundo, el afuera no tiene cumulus nimbus a menos que ud lo nombre. Bastadesexismo, estoy de tu lado, pero pienso que más que militar por el cambio, uno debería intentar contagiar a otros de su alegría y en última instancia, que la chupen si no quieren y listo.

Anónimo dijo...

Realmente si existen guías sobre lenguaje y haya un sector de la sociedad que lo pida no es necesariamente para bien.
Hay mujeres que se honran por ser conocidas como escritores antes que ser escritoras y no les revienta los ovarios si lleva a u o.
Una opinión intranscedente de gente no entiende como funciona el lenguaje, estudia antes de opinar y formate antes de poner enfrente tu sexo.

Bastadesexismo dijo...

Qué interesante que la persona que me recomienda "estudiar antes de opinar" claramente no tiene idea de dónde viene el idioma, cómo se construyó, y no tiene intención de cuestionarse absolutamente nada: las cosas son como son, punto final, no hay que cambiar el orden establecido. Amén.

Miquel dijo...

Vamos/vamas a/o irnos/irnas preparando/a para/poro hablar/hoblor de/da las astronautas y los astronautos; los palomos y las palomas; drones y dronas; móviles y móvilas... La sociedad es machista y hay que luchar para que no lo sea. Si la lengua española fuese machista, se llamaría "el lenguo" o ustedes creen que los hombres que la han "trasteado" según ustedes para que sea machista iban a dejar la mayor así, suelta y olvidada. Vamos a luchar por las muneres en lo importante: su visibilidad real; sus sueldos; sus derechos...la lengua déjenla para las lingüistas y los lingüistos ;-) Su uso es nuestro, pero alterar su funcionamiento no es tan sencillo y les van a salir astronautos por doquier.

Bastadesexismo dijo...

Lingüistas que, mágicamente, están exentxs de todo machismo, por supuesto...

Qué llamativo esa imposibilidad absoluta de entender que el lenguaje, forjado, creado, nacido en un mundo machista, sea tan machista como la gente que lo forjó y como la sociedad en la que nació.

Mágicamente, sería el único lugar libre de machismo, cuando fue creado para describir precisamente un mundo machista, androcéntrico, que pone lo masculino en el centro de absolutamente todo. Y oh, casualidad, el lenguaje gira alrededor de lo masculino.

Pero es pura casualidad, claro. Un azar increíble.

Anónimo dijo...

Ustedes están en su derecho a escribir las guías de idioma no sexista, según su criterio muy peculiar, que les plazca. Pero, otras personas estamos en nuestro derecho a tirar esas guías de idioma no sexista a la papelera.
Porque, he leído diarios oficiales, leyes, escritos en ese idioma no sexista que se han inventado, y es algo liante, lioso, muy retorcido, y muy complicado de utilizar.
Puedo decir perfectamente Escuela de Artesanía, o Colegio de Ingeniería, o Señoras y señores periodistas. Pero nada más, porque no pienso dar cincuenta mil vueltas para no decir palabras tan sencillas como los enfermos del hospital.

Anónimo dijo...

En alemán, el plural está en femenino y eso no significa que el idioma alemán sea hembrista... ¿O sí?