miércoles, 4 de noviembre de 2009

¿Guerra de sexos? El sexismo como sistema.

Bueno, bueno, bueno... Dedico especialmente esta entrada a toda la gente que tarde o temprano, me acusa de querer fomentar una guerra entre los sexos en mi lucha contra el sexismo, y/o de posicionarme como víctima de los hombres.

A ver. Explicando como si fueran nenes de preescolar.

El sexismo es un sistema.

¿Qué quiero decir con eso? Que no se trata de que todos los hombres por un lado son abusadores-violentos-machistas-asquerosos, y de que todas las mujeres por el otro son víctimas-de-los-hombres-sometidas-discriminadas.

Esto es caricaturizar al extremo lo que es el sexismo.

El sexismo como sistema quiere decir que todas y todos estamos inmersos en él. Un sistema que asigna por sexo ciertos atributos, cualidades, deberes, consideraciones, etc. O sea, un sistema esencialista que dice que hombres y mujeres son de tal o cual forma por esencia (por eso se llama sexismo: discrimina, en el sentido de que hace la diferencia, por sexo).

En ese sistema, todos y todas pierden en algún punto, hombres y mujeres. Porque no nos consultan acerca de cómo queremos ser como individuos: ni bien la ecografía muestra nuestro sexo, ya nos asignan caracteres, preferencias, cualidades y defectos, sin saber qué clase de individuo vamos a ser. Y si, como individuos, no correspondemos a lo que el sistema espera de nosotras/os, estamos fritas/os.

En ese sistema, efectivamente, los que menos pierden son los hombres. Se les asigna un papel dominante, con privilegios, porque lo masculino es más valorizado que lo femenino, y vienen con ventaja por los siglos y siglos de machismo que nos preceden (tuvieron acceso a la educación, a la salud, a la universidad, al trabajo, desde siempre, en cambio las mujeres tenemos acceso a la educación desde hace cuánto... ¿100 años?).

Sin embargo, a pesar de esas ventajas y esa posición de privilegio, los hombres tampoco ganan siempre en ese sistema: si no se atienen estrictamente a lo pautado por el sistema, también están en el horno.
  • pueden ser discriminados por ser "afeminados";
  • si quieren la tenencia compartida de los hijos en caso de divorcio es probable que no se la den, o en todo caso tendrán que pelearla mucho, porque en ese sistema, se considera que las mujeres están mejor preparadas para ocuparse de los niños;
  • tienen muy poquitos días de licencia cuando tienen un/a hijo/a;
  • si quieren un trabajo en un ámbito tradicionalmente femenino, como pueden ser los jardines de infantes, es probable que sean discriminados;
  • se exige de ellos que sean viriles, que no lloren, que no "mariconeen";
  • todavía en muchos lados se tiene la idea de que tienen que ser los proveedores del hogar, etc. etc.
Todo eso no es una discriminación específica contra los hombres: es parte de lo mismo, del mismo sistema sexista y machista.

Se habla de "machismo" porque justamente, por lo general, son los "machos" (aquellos que corresponden a los mandatos culturales sobre cómo tiene que ser un hombre "de verdad") los que tienen la posición de privilegio (*). Y la inmensa mayoría de las violencias son cometidas por hombres contra mujeres. No porque los hombres sean más malos que las mujeres por esencia. Sino porque la sociedad sexista se lo permite y les incita a ello (poniendo a la mujer en un papel de objeto sexual y de consumo a disposición de los varones). Si la posición de privilegio la tuvieran las mujeres, sería exactamente lo mismo, pero al revés (y esa sociedad no se llamaría "feminista" sino "hembrista", porque el feminismo no es la lucha por la superioridad de las mujeres, sino por la igualdad).

Pero en ese sistema global, las personas machistas, sexistas, son tanto los hombres como las mujeres: todos y todas hemos recibido los mismos mensajes, los mismos mandatos, las mismas conminaciones a ser de tal o cual manera, y todos y todas estamos en el mismo barco del sexismo.

Así que para los que me tiran, con la prepotencia de los que creen haber descubierto la luna, pero en realidad repiten como loros lo que todo el mundo dice: "Pero entonces tenés que decir lo mismo a las mujeres, porque ellas también son machistas", pues , las mujeres son tan machistas como los hombres, porque forman parte de la misma sociedad machista, y también me dirijo a ellas cuando puteo contra el sexismo.

Así que no estoy diciendo que los hombres tienen la culpa de todo, pero en esta sociedad, es una realidad que los hombres tienen una posición de privilegio, por lo tanto, lo que cuestiono no son "los hombres" como individuos, sino su posición de privilegio, atribuida por la sociedad (posición de privilegio que muy poquitos hombres están dispuestos a reconocer, convencidos de que hombres y mujeres ya estamos en una posición de igualdad absoluta).

Por eso es tan difícil luchar contra el sexismo: no se trata de una guerra entre hombres y mujeres. Se trata de un sistema que abarca todo y cada uno de los detalles de nuestras vidas, y que nos afecta a todas y a todos. Todas y todos nacemos sexistas, porque la sociedad entera lo es.

El primer paso para la lucha contra ese sistema es la toma de consciencia del problema, sacarse la venda de los ojos, deconstruir el sistema. Es lo más difícil. Porque significa cuestionar todos los aspectos de nuestra vida. Y para los varones, significa reconocer primero y cuestionar luego su posición de privilegio.

Entonces claro, las personas que, como yo, cuestionan todos los aspectos de la sociedad, de la vida, de la cultura, son muuuuy hincha pelotas, porque asocian todo con el sexismo. ¿Cuántas veces me han reprochado: "Peeeero, ¿otra vez con eso? ¿Todo tiene que ver con el machismo según vos?"

Y sí... Lamentablemente, casi todo. La educación. La salud. La televisión. La literatura. El cine. La cultura. El trabajo. El salario. La violencia. La calle. Las publicidades. El lenguaje...

Por lo general, el comentario siguiente es: "¿O sea que sos una eterna víctima de los hombres?"

Bueno, para las personas que me dicen esto, va esta entrada. Y este blog. Ojalá les quede un poquito más claro ahora.


(*) En otra entrada explicaré una teoría de por qué el machismo, el sexismo en favor de los hombres, es tan universal y se repite en todas las sociedades.
.

25 comentarios:

Adília dijo...

A luta contra o sexismo é dificil porque ele é normativo, isto é, o normal é a mulher ser discriminada das mais diversas maneiras, está entranhado nos hábitos e nos modos de pensar e ver a vida e o mundo. As «anormais» são as mulheres que o denunciam.

Mo dijo...

muy claro el post y te comento que es un alivio saber que hay alguien que se ocupa con tantas ganas y claridad del tema. Es difícil cambiar el sistema desde dentro, pero no imposible. Es un laburo arduo pero necesario. Gracias por tu aporte.

vickys-térica dijo...

Buena entrada. Entiendo perfectamente tu molestia y es que en casi todos los ámbitos de intolerancia y exclusión se escucha lo mismo cuando alguien realmente está decidido a luchar por algo y al tratar de cambair algo. De nuevo lo digo, este blog me ha abierto los ojos ante muchas cosas, siempre sentí la sensación de desagrado ante muchísimos de los dictámenes que se trató de imponer en mi niñez (por lo que mis padres pensaron que sería lesbiana) pero hasta ahora habia podido justamente deconstruir estos discursos y rearmar las piezas del rompecabezas de forma coherente. En mi caso todo tiene que ver con racismo y se me hace la misma pregunta pero referida al tema en cuestión "para ti todo es racismo" y pues, los casos son similares, sólo que es "políticamente incorrecto" hablar mal de las "minorías" raciales, en cambio el machismo está tan arraigado que parece el pan de cada día y cuando refutas algo la gente te mira como el que ve un perro azul. No considero que la lucha sea difícil, me parece mas bien casi imposible, si con toda la lucha pro-igualdad racial que se ha hecho aún existe el racismo y es un problema mucho mas facil de detectar, para calar dentro del machismo se necesita esfuezo, voluntad, terquedad, paciencia y según yo una bomba atómica para volver a repoblar la tierra. Un saludo

Mariel dijo...

Coincido totalmente con vos. Esto no es una lucha contra los hombres ni negarles su lugar ni su condición masculina.

Hoy escuché (bah, leí) algo que todavía me está dando vueltas. Una mujer, joven, diciendo que a ella "le caían mal" las feministas y no estaba de acuerdo con la igualdad entre hombres y mujeres, que le "amaba" la desigualdad, al hombre bien hombre y a la mujer bien mujer.

Todavía estoy con ganas de decirle muuuuchas cosas. Pero ya sé que es totalmente inútil.

En fin. Aprovecho para hacer una especie de catarsis acá. No entiendo a las mujeres que pueden decir barbaridades así. ¿Acaso no les gusta tener libertad política, económica? ¿No les gusta tener el derecho de poder estudiar y trabajar? No sé.. no las entiendo.

Disculpá el desvitue. Excelente post, como siempre.

Maboroshi dijo...

Si bueno, en realidad el sistema que engloba tanto al sexismo como al racismo, como a tantos otros sistemas, es la cuestion del poder y el privilegio.
Eso es la esencia de todo, y por la cual, desde el comienzo de la humanidad, se han disputado una y otra vez.
Porque el sexismo a veces queda relegado por ciertos privilegios de indole etnica, cultural, economica, etc. o sea, la sociedad no va a ver con iguales ojos a una mujer blanca europea que a un hombre aborígen de latinoamérica. Evidentemente aca, no es el hombre quien tiene privilegios, sino la mujer en vista de que en esta sociedad, lo que se enseña a TODAS las personas es que lo deseable y lo bueno, y lo positivo y *todos lso brillos que se te ocurran* siempre es blanco, de asecendencia europea, heterosexual y de clase media alta. Si una mujer esta dentro de estas condiciones... quien tiene privilegios por sobre esta mujer es el hombre que comparte las mismas condiciones. Ella siempre tendrá mas privilegios que cualquier persona no-blanca, que cualquier homosexual o lesbiana, que cualquier persona pobre.
Creo que por esta razón es lógico que a veces uno tenga cierta "cosita" para con algunas feministas. mas de una vez he visto y leido feministas - de las que entienden mucho de estas cosas - pero que dicen huevadas soberanas al punto de discriminar mujeres transexuales, por poner el ejemplo que mas se me viene a la mente . Probablemente para la gente de aca esto es inconcebible.... pero buen, existe, es un ejemplo que conozco perfectamente, y en parte lo digo para contextualizar el tema. Despues de todo, no vivimos aislados, y el sistema es más - si, mas aun :S quien lo podria imaginar! - complejo que solo el sexismo por un lado o el racismo por el otro o la homofobia por otro, etc... Realmente tiene una complejidad tal que muchas veces la misma gente que cree luchar por la igualdad(me incluyo!), más de una vez termina defendiendo sus privilegios (me incluyo! uno siempre tiene que escuchar que es lo que te dicen las personas que no comparten tus privilegios, no sabes lo que aprendes!).... y es que el racismo, los resto de la colonización, la huella profunda y cultural que ésta genero, la heteronormatividad, etc son algunas - si, algunas - de las cosas extremadamente sutiles que conforman este sistema. un insulto a una persona no-blanca, o no catolica (por su piel y religion respectivamente), es evidente racismo o discriminación. Pero formas de poder y empleo y abuso del privilegio, que son formas mucho mas sutiles de la discriminacion , abundan y son muy soslayadas... mucho, al punto de que uno a veces termina diciendo o defendinedo parte de su privilegio sin darse cuenta. Y me incluyo, reitero. nacemos con privilegios, sexistas, heteronormativizados, racistas, clasistas, prejuiciosos.... percatarse de ello, es algo abrumador, es algo dificil, pero que deberia ser responsabilidad de cada una de las personas con dichos privilegios.
Pero bueno, entiendo tu frustración XD me pasa igual con el tema del poder. Todo el mundo cree que "les molesto" señalandoles sus privilegios, o hablando de las diferencias de poder sutiles que existen en el sistema, y si.... las frases ahora ya no son del tipo " otra vez?" sino un silencio.
*suspiro* .....
la humanidad nunca evolucionará humanamente?
saludos

Jordi dijo...

¡Bravo! No defendemos que todos los hombres seamos malos ni que todas las mujeres sean buenas. Eso es absurdo. Las reivindicaciones feministas se malinterpretan constantemente.
Yo a según que hombres (incluso de mi propia familia) ni me molesto en discutir con ellos, porque rápidamente me creerán loco o maricón o se reirán de mí, y eso no siempre apetece, la verdad. Simplemente no les sigo la corriente ni les río sus gracias, y eso ya es suficiente para que me miren con desconfianza.
Es triste ver cómo se etiqueta a la gente antes de escucharla, no dejando espacio para el diálogo. Mi blog también ha sido criticado por las mismas razones, y si a ello añadimos el factor de ser "cristiano", es ya algo explosivo, sumamente candente. Muchos ya quedan desorientados de por vida, no entienden nada de nada, me estoy creando enemigos en todos los bandos, simplemente por decir lo que pienso.
Saludos cordiales.

Catriel Torres dijo...

Huy, se me chispotió el enter sin terminar el comentario :S
¿El autor de este blog es un hombre?
¿Como es eso?

bastadesexismo dijo...

No entiendo lo que quiere decir "cómo es eso". ¿Y cuál es la diferencia entre que el o la autora sea hombre o mujer?

Jordi dijo...

Je, je, los hombres también podemos amar a las mujeres, desear verlas felices y denunciar la discriminación que sufren, Catriel.

El amor es eso, en gran medida, creo, y no se corresponde con la definición machista de "amor".

Dedico mi blog a mi madre, a mis amigas, a mis hijos y a la mujer que me ha enseñado a ser feliz.

Un abrazo.

Catriel Torres dijo...

Es que está escrito en primera persona como mujer.Aunque ahora que me fijo bien pareciera que es un blog con más de un autor.

bastadesexismo dijo...

Sigo sin entender a qué te referís y cuál es la importancia que este blog esté escrito por una mujer, un hombre, o varias personas.

Jordi dijo...

Me estoy perdiendo... ¿de qué blog estamos hablando? Si te refieres al mío te aclararé que en él sólo escribo yo, único autor: varón, casado, heterosexual, con hijos, y soy abiertamente feminista y anticlerical. No voy a dar ya más explicaciones.

Catriel Torres dijo...

¿De que otro blog podría estar hablando? De este en el que estoy comentando.

bastadesexismo dijo...

Catriel, un poco de atención por aquí. Posteaste justo detrás de Jordi, que también tiene un blog antisexista.

Yo sigo sin entender qué importancia tiene que la persona que hace este blog sea hombre o mujer o varias personas. Lo importante es lo que denuncia, no el sexo de la persona que lo hace.

De todas formas, si te tomaras la molestia de leer un poco más el blog, creo que por un lado no te vendría mal, y por el otro te ayudaría a tener una respuesta a tu pregunta existencial.

Catriel Torres dijo...

No entiendo porque tanta mala onda.
Y, más allá de quien haya comentado antes que yo, es una cuestión de lógica interpretar que me refiero al blog en el que estoy comentando cuando digo "este blog".
Y si.Me llama la atención que alguien para quien la cuestión del género es tan importante tenga tantos problemas para decir cual es el suyo.

bastadesexismo dijo...

Justamente, Catriel. Lucho contra las discriminaciones por género. Es un poco como si preguntaras si el autor de un blog contra el racismo es blanco o negro.

Interesarte por si la persona que escribe este blog es hombre o mujer es una muestra de que vas a juzgar de manera distinta el blog, según el sexo de su autor/a. Sino, no te interesaría saber ni te molestarías en preguntar.

No tengo ningún problema en decir si soy hombre o mujer, pero me parece que cuando uno llega por primera vez en un blog, no es de muy buena educación desembarcar con un: "¿El autor de este blog es un hombre? ¿Cómo es eso?"
Ese "cómo es eso" no me pareció tampoco que fuera escrito con super buena onda.

Yo cuando llamo por teléfono no pregunto de buenas a primeras: "¿Con quién hablo?" a la persona que me contesta.
Primero me presento: "Hola, soy Tal".

¿Entendés?

Lo que te digo es: ponete las pilas, leé dos o tres entradas, y sabrás muy fácilmente de qué sexo es su autor, si te parece tan importante el detalle.

No me parece que YO tenga que proporcionarte esa información, no porque tenga "problemas", sino porque justamente lucho contra las discriminaciones (discriminar: separar, distinguir, diferenciar).

Catriel Torres dijo...

Ese "¿Como es eso?" fue porque me asombró que en un blog que está escrito en primera persona por una mujer mi comentario fuese respondido casi inmediatamente por un hombre.
Yo interpreté que Jordi era el autor de este blog.Me equivoqué.Pero mi reacción cuando interpreté que este blog estaba escrito en primera persona como mujer por un hombre fue pensar "bueno, este hombre está loco".
Y eso es porque leí las entradas.
Es curioso el ejemplo del teléfono.
Porque yo estoy dialogando con alguien que firma como "basta de sexismo".Yo comento como Catriel Torres,y hasta pongo mi foto. No me ando escondiendo para opinar.

bastadesexismo dijo...

Quizás sea porque no tenés un blog que va en contra del orden público, y no recibís comentarios del tipo: "Si te cruzo por la calle te violo para calmarte un poco".

Qué rapidez en juzgar a la gente y sus motivaciones. ¿Quién sos para juzgar por qué elijo el anonimato? ¿Qué sabés de mi vida?

No impongo a nadie que ponga su nombre, y mucho menos su foto, como verás está la opción de publicar comentarios como "Anónimo", no la saqué. Lo mínimo que pido es un poco de cortesía, nada más.

Quizás si hubieras sido más claro en tu primer comentario no habría habido malentendido.

bastadesexismo dijo...

PD: tu "cómo es eso" llegó antes de que Jordi te respondiera. Fue tu primer comentario en esta entrada.

Catriel Torres dijo...

Es verdad.Hay gente que se enoja.
Y si, mi confusión fue rara.Debe ser porque jordi responde mucho los comentarios.

bastadesexismo dijo...

Amenazar con violar no es enojarse, Catriel.

Anónimo dijo...

Hombres y mujeres. Dulce complemento. Somos diferentes, pero ni tanto. Somos iguales, pero ni tanto. Los hombres nos hemos dado cuenta que tener emociones esta muy lejos de ser un maricón. Así como que una mujer tome la posta económica de una familia puede ser algo q suceda, sin q pase nada extraño en ninguno de los casos. Los roles rígidos y tradicionales nos van Quedando incómodos a los dos, a las mujeres mas. Sera cuestión de hacer foco en las virtudes de ambos, y potenciar una sociedad que las fomente y no que vaya en su detrimento. Es un tema tan lindo e interesante como complejo. Los dejo con un gran saludo.

Anónimo dijo...

El termino feminismo no me gusta mucho, me recuerda a machismo.
yo digo que abogo por la igualdad civil de las mujeres, ya se que es mas largo, pero es mejor asi porque ay gente que te puede decir que eso es malo como el machismo, y es porque no entienden el autentico significado del feminismo.

Segun tu los hombres se comportan violentamente por su educacion, pues te diria que depende porque no todos los hombres se crian en las mismas codiciones, ademas que la mujer y el hombre son distintos anatomicamente y psicologicamente y eso es por las hormonas que parece mentira todos los cambios psiquicos y fisicos que ejercen en el cuerpo.

Hay que intentar conseguir los mismos derechos ciudadanos, igual muchas poblaciones viven aun en la edad media, y a los paises ricos no les interesa que salgan de ese estado mientras dependan de sus recursos, contra mas pobreza haya en un sitio, menos derechos tendran las mujeres aun

Tina dijo...

Muy buen análisis! me han encantado todas las entradas que he leído en tu blog (por ahora no muchas, pero me iré poniendo al día). Sobre este tema escribí también una entrada en el mío ( http://reciclajeneuronal.blogspot.com.es/2012/07/machismo-y-falso-feminismo-dos-caras-de.html )y muchas feministas me pusieron de machista para arriba (y dando por hecho que era un hombre)considerando que con ello estaba atacando al feminismo y priorizando la discriminación que ellos sufren en nuestra sociedad, cuando mi pretensión es totalmente la contraria: lo que digo es que esas situaciones de discriminación hacia los hombres son causa del machismo e ideología patriarcal, y que el verdadero feminismo no las defendería.

Aunque la discriminación que sufren los hombres sea muy reducida en comparación con la que sufren las mujeres por causa del sexismo, me parece importante que desde el feminismo nos posicionemos contra ésta y no reneguemos, como algunas pretenden, del término hembrismo (que existe, aunque sea algo muy minoritario en comparación con el machismo y que por supuesto no ha causado el grado y cantidad de sufrimiento que el machismo ha causado), pues precisamente por negar su existencia es por lo que tenemos tantos problemas para avanzar, ya que si no se admite la existencia de actitudes hembristas (muchas o pocas, eso da igual) toda reivindicación, actitud, etc que (aunque sólo sea aparentemente) "privilegie" a la mujer en detrimento del hombre será metida dentro del saco del feminismo (unido además al hecho de que la estructura etimológica es semejante al término machismo, pareciendo una inversión de éste), y se seguirá por tanto cargando al feminismo con un montón de estigmas que no le son propios.

Además de esto también me parece muy importante el desvincularse del feminismo de la diferencia, como tú haces, que más mal que bien hace por el logro de la igualdad.

Un saludo! :)

Anónimo dijo...

Cuánta gente que piensa con el pito o la concha en los comentarios (me refiero a l@s que creen que su aparato reproductor define toda su psicología)

Alguien que diga "tengo tal personalidad o capacidad porque soy rubio" sería rápidamente tachado de racista, pero en cambio se considera de lo más normal autodefinirse según los órganos genitales.