lunes, 9 de noviembre de 2009

Yo me quiero casar, ¿y usted?

En estos momentos se está debatiendo en el Congreso argentino si se amplía el matrimonio a todas las parejas, sea cual sea su composición.

Pará pará pará... Primero les dieron el derecho de voto a las mujeres. Después les dieron la patria potestad compartida sobre los hijos. ¿¿¿Y ahora esto??? ¿¿¿A dónde vamos a parar, santo dios??? Vas a ver que pronto vamos a considerar que los negros son humanos y todo... Qué horror...

Algunos forros pelotudos retrógradas consideran que eso sería desnaturalizar la sagrada institución del matrimonio, cuya finalidad es, según ellos, la procreación.

O sea, la gente no elige casarse para acceder a una cantidad de derechos como heredar de nuestra pareja si se muere, tener acceso a su obra social, tener la patria potestad compartida, o simplemente clamar su amor ante la sociedad.

No, no, no, nada de todo eso. La gente se casa para poder tener hijos biológicos. Esa es la meta.

Siguiendo esa lógica implacable, habría que hacer pasar un test de fertilidad a cada uno de los miembros de la pareja, y prohibir casarse a todas las personas imposibilitadas de tener hijos propios, a saber: personas infértiles, mujeres menopáusicas, hombres impotentes. Ah, y por supuesto, habría que hacer firmar un documento en el que la pareja se compromete a tener hijos biológicos. Claro. Sino, minga que se puedan casar. ¿No querés hijos? ¿No los podés tener? Chaaaau, no podés casarte.

Los pelotudos esos Los que están en contra del casamiento de las personas homosexuales dicen también que si se permite que se casen, se va a desvirtuar el matrimonio.

¿Tengo que recordarles que las personas heterosexuales se han encargado solitas de desvirtuar el matrimonio?

Frases como:
  • El hombre no está completo hasta que se casa. Después está terminado.
  • No es verdad que los hombres casados viven más que los hombres solteros, sólo parece más largo el tiempo.
  • Matrimonio: Única sentencia a cadena perpetua que se cancela por mal comportamiento.
  • Matrimonio: Dícese de la principal causa del divorcio.

... han sido inventadas por las personas heterosexuales solitas, sin ayuda de las personas homosexuales.

¿Desvirtuar el matrimonio? ¿Por qué no se van a lavar las tetas, mejor, antes de decir pelotudeces?

Ah, y también está el famoso argumento de que el matrimonio está basado en la "ley natural".

La ley natural... ¿Me puede decir qué mierda es la ley natural? Ley natural es coger en la calle con el primer energúmeno que se me cruce. Ley natural es la poligamia (entre los mamíferos, excepto los lobos, creo, ¿cuántas especies tienen una sola pareja en toda su vida?). Ley natural es no tomar anticonceptivos y dejar que la naturaleza me dé la cantidad de hijos que quiera. Ley natural es no apelar a la procreación asistida si soy estéril.

Una ley instituida por humanos no tiene absolutamente nada de natural, es una construcción social por donde se la mire, y ni siquiera es universal (como sí lo es la naturaleza), sino que depende de cada país, cada cultura. No es lo mismo casarse en Argentina que en Afganistán o en Namibia. Que yo sepa, en Arabia Saudí obligan a casarse a nenas de 9 años y es perfectamente legal. En Argentina no.

La ley del matrimonio ha ido cambiando a medida que pasaron los años, los siglos. Originalmente fue creada para controlar la sexualidad de las mujeres y que los hombres estuvieran seguros de que su herencia iría a un vástago suyo y no a un bastardo. Hace algunos años (no muchos), era inconcebible que una mujer tuviera la patria potestad sobre sus hijos. Supongo que cuando se debatió la modificación de la ley, muchos también levantaron la bandera de la "ley natural" para explicar que sería una aberración dejar que las féminas tengan el mismo poder de decisión sobre los hijos que los machos.

Ahora, son los mismos que pegan alaridos cuando se habla de permitir que dos personas del mismo sexo se puedan casar, con los mismos argumentos retrógradas e imbéciles.

Las personas homosexuales no se quieren casar para tener acceso a una institución sagrada de por sí, y su intención no es ni desvirtuarla, ni transformarla en otra cosa, ni nada de nada. Es más, les chupa un ovario la institución del matrimonio en sí. Quieren casarse por las mismas razones que cualquier hijo de vecino: para tener acceso a los derechos que genera esa institución, a saber, herencia, pensiones, patria potestad sobre los hijos, adopción, etc. O para gritar ante el mundo su amor.

Yo no tengo intención de casarme precisamente porque el origen del matrimonio es machista (por lo explicado antes). Además las mujeres casadas siguen sin tener los mismos derechos que los hombres casados, por ejemplo con el tema del apellido, sea el propio o de los hijos. Yo odio la institución del matrimonio y no me someteré a ella.

Pero esa es mi opinión personal, y no soy nadie para negarle ese derecho a alguien.

Negar los derechos inherentes al matrimonio a las personas homosexuales es discriminatorio, por donde se lo mire.

Así que los imbéciles que se la van de tolerantes con su discursito "respeto las personas homosexuales pero no pueden tener acceso a la sagrada institución del matrimonio porque su naturaleza reside en la procreación y en la complementariedad de los sexos", emulando a Dieguito: que la sigan chupando, sea un pito o una concha, me da perfectamente igual.


PD: tras la sugerencia de una lectora, recomiendo la lectura de este texto didáctico, que explica a modo de preguntas y respuestas, con mucha paciencia y muchas referencias históricas lo que explico con impaciencia y bronca.
.

6 comentarios:

Ser Filosofista dijo...

Una vez más, adoro lo que escribes y como lo escribes.

Bien, acá la gente pegó de alaridos cuando se aceptaron las sociedades de convivencia, que dan ciertos derechos a dos personas que vivan juntas, aunque no sean hombre y mujer. Se refiere a cualquier par de personas, pero como aquí entraban las personas homosexuales, inmediatamente se tomó como una especie de matrimonio homosexual.

La verdad es que los derechos que concede siguen muy lejos de los derechos que brinda el matrimonio, pero ya es un avance que se hayan aceptado.

El matrimonio tiene un origen machista, como bien lo dices. Sin embargo, legalmente es lo único que te da ciertas garantías (al menos aquí en México), como la de heredarle si fallece y no tiene testamento, cuando no tienen hij@s de por medio o cierto tiempo en unión libre. Así que con independencia de su origen machista, nos guste o no, en ciertos casos resulta necesario e indispensable para la protección civil de la pareja, y es absolutamente injusto que no se brinden los mismos derechos para la gente homosexual.

Esperemos que esto sea como el resto de la historia, que esos imbéciles que nos cuentas, se limiten a ladrar pero no tengan más impacto en las decisiones de tu país. Así como se le dio el voto a las mujeres, mientras ellos se quejaban, así esperemos que permitan el matrimonio homosexual. Lo mismo en Argentina que en México.

Maboroshi dijo...

Muy buen post. Ahora todo el mundo comienza a defender el matrimonio del que tanto reniegan.
Además, el punto es que a ellos, a las personas heterosexuales, NO les afecta en NADA. Pero NADA. Es solo discriminación lisa y llana...
Un post de un periodísta que, abordando el tema en crítica digital le ha tocado leer CADA! comentario:
http://bbimbi.blogspot.com/2009/10/preguntas-y-respuestas-sobre-el.html

Te la recomiendo, y se la recomiendo a toda la gente estupida que habla de holocausto, pestes y plagas, y demas caos por el casamiento enter homosexuales.

Saludos

Adília dijo...

O argumento da natureza e do que é natural é sempre utilizado por quem pretende lutar contra a evolução da sociedade num sentido mais progressista e inclusivo.
Essas mentes adeptad do natural partem do principio de que o natural é bom, mas facilmente se pode provar que há muitas coisas que são naturais e que são más. De resto, as próprias virtudes morais são como sabemos cultivadas e resultam da interiorização de ajustamentos considerados favoráveis ao desenvolvimento social.
Por isso sempre fico perplexa com essa história de o casamento entre pessoas do mesmo sexo não ser natural, como se o casamento tal como o conhecemos fosse um modelo de virtudes ... naturais!

Jordi dijo...

Por si alguien se pregunta cuál es la Ley Natural sobre la sexualidad, recomiendo ver este vídeo muy instructivo:

http://www.youtube.com/watch?v=8VSDVRuPydk

El matrimonio es esa invención artificial (antinatural) ideada para asegurar la transmisión del patri-monio a posibles patri-descendientes, donde la mujer es un estorbo cuando ejerce funciones distintas a la maternidad.

Mariel dijo...

Hoy vi un cartel que me indignó.

En la zona de Vicente Lopez, sobre Maipú, un afiche con fondo amarillo (el color del gobierno de la ciudad, si) que decía,

"MATRIMONIO GAY.
¿PARA ESTO VOTASTES A MACRI?"

Junto con dos fotos de la pareja que se casó.

Si puedo, le estaré sacando una foto para postearlo en mi blog.

Además de homofóbicx y retrógrada, se ve que no tenía muy claras las conjugaciones verbales, porque decía textualmente "votasteS"

En fin.. así estamos.

bastadesexismo dijo...

Yo también la vi hoy por Palermo. Patético.