martes, 16 de octubre de 2007

¿Por qué abrir un blog feminista?

Vivimos en una sociedad todavía sexista, y particularmente machista. El sexismo es un sistema, por lo tanto todas/os podemos ser sexistas: mujeres, hombres, niñas/os, viejas/os, jóvenes, hetero u homosexuales. A todas/os nos han metido el sexismo adentro, y todas/os tenemos acondicionamientos de los cuales es muy difícil desprenderse.
Abro este blog para enseñar a detectar el sexismo en general, y el machismo en particular, aun donde creemos que no está, porque ya no somos capaces de distinguirlo, es decir, en la vida cotidiana.

¿Cuál es la diferencia entre el sexismo y el machismo? Existe una diferencia en la definición, pero no en la realidad.
El sexismo es, según el diccionario, la "discriminación de personas de un sexo por considerarlo inferior al otro". Es decir que, en rigor, se puede ser sexista en ambos sentidos. El machismo es una forma de sexismo, en la que se tiene una "actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres".
La realidad es que la discriminación hacia las mujeres es muchísimo más común que la discriminación hacia los hombres. Y, muchas veces, las discriminaciones de las que pueden sufrir los hombres en realidad son también por machismo.


Sé que me tildarán de histérica, mal cogida, peluda, lesbiana (como si fuera una tara) o, lo que es peor: feminista. Lo reivindico. Sí, soy feminista, y para empezar este blog, copio las dos definiciones del diccionario del vocable "feminismo", que ya se ha convertido en mala palabra: "1- Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres. 2- Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres".

Y punto final. Nada de querer más derechos que los hombres, o una sociedad dominada por las mujeres. El feminismo no es el equivalente femenino del machismo. En realidad, una palabra más adecuada para mi lucha es el antisexismo. Por eso mi blog se llama Basta de sexismo y no basta de machismo. Aunque en realidad, me gusta la palabra feminista, que recuerda que las víctimas de las discriminaciones de género son, por lo general, las féminas.

En síntesis: mi lucha no es contra los hombres, sino contra las/los machistas, sean ésas/os hombres o mujeres, es decir, contra el sistema machista.

11 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,

Soy un chico que no hace mucho conocio a una feminista que ayuda a las mujeres que han sido maltratadas. El compartir momentos con ella me ha enriquecido muchisimo porque me ha hecho ver multiples facetas que algunos hombres poseemos como machistas y que no identificamos, como es el hecho de generalizar siempre con frases como "...es que las mujeres...". Somos personas, todos, esa es la idea y como personas hay de todo en el mundo.

Estoy totalmente de acuerdo con tus palabras y por supuesto, el feminismo no es el equivalente femenino del machismo.

Un saludo

Firefly dijo...

¡Hola!

Sólo quería decirte que creo que está muy bien que puntualices que en realidad eres antisexista, porque pienso que tanto el machismo como el feminismo son cotraposiciones extremadas que no llevan a ninguna parte.

Como chico que soy ambos tipos de militantes me causan la misma mala impresión.

Mucha suerte con tu Blog. :)

bastadesexismo dijo...

Firefley, me asombra que me digas que el femenismo es la contraposición del machismo, cosa que refuto de manera categórica en la misma entrada que comentás. El feminismo NO es la contraposición del machismo, sólo es la lucha por la igualdad entre los sexos.
¿Vos pensás que esa lucha no lleva a ninguna parte?
¿En qué esa lucha es una posición extremada?
¿Dirías lo mismo de la lucha contra el racismo, o cualquier otra discriminación?

Firefly dijo...

Bueno, creo que estás deduciendo cosas que yo no he dicho ni creo haber sugerido siquiera...

Pero si así lo ha parecido, permíteme rectificar de manera razonada y más extensa.

El feminismo a nivel teórico seguro que es lo que tú comentas, que en todo caso me parece un magnífico planteamiento.

Pero a nivel práctico, al menos por lo que yo he visto, el feminismo es tan contraproducente y da tanta ictericia como el machismo porque parece un ejército que se enfrenta a otro basándose en supuestos descalificativos.

Si tienes un término que engloba a individuos que defienden la estupidísima idea de la superioridad del hombre sobre la mujer, y ese término está compuesto el identificativo (llámalo como quieras) de un género ( = "Mach" ) + un "ismo", y se crea un movimiento que se compone de lo que podría considerarse su contraposición lingüística ( = "femin" ) + otro "ismo", ¿qué lectura crees que inevitablemente se hace?

Pero no me limito a juegos lingüísticos...

Las feministas que yo conozco (quizá mal llamadas, pero es que ellas se declaran como tales), que son unas cuantas, tienen tendencia a reproducir el mismo comportamiento que los machistas pero a la inversa: se pasan el día haciendo declaraciones de principios que tienen el mismo tufo y la misma bajeza moral que el de los machistas que también conozco (gente que, de nuevo, se autodenomina así) y no escatiman en aderezar sus discursos -a menudo poco menos que integristas- con el mismo tipo de chistes imbéciles pero con el hombre como blanco.

Por eso te decía que el término "antisexista" me parecía muy bien.

Y ahora añado que también me parece mucho más civil e integrador para todos, hombres y mujeres, y una causa digna de defender EN CONJUNTO, no por separado.

En ningún caso, y remarco ese "ningún", he sugerido siquiera ni que la lucha contra el sexismo sea absurda o no lleva a ninguna parte (honestanente no sé de dónde has sacado eso), y tu tercera pregunta, discílpame pero me parece muy poco atinada por lo que viene a continuación.

Lo que yo he criticado -y me mantengo a menos que me des un razonamiento que me convenza- es el feminismo del mismo modo exactamente que censuro el machismo, porque ambos planteamientos me parecen dos ramas de una misma planta que crece torcida.

Espero que esto aclare al menos lo que pretendía decir... y te rogaría muy respetuosamente que no tergiversaras mis palabras.

bastadesexismo dijo...

Lo que decís ahora está más claro, pero permitime diferir.

Veo dos niveles:

- nivel lingüístico: entiendo la lógica de lo que decís, pero no, el feminismo no es la contraposición del machismo, tampoco a nivel lingüistico. En realidad, parece que la palabra "feminista" fue una burla de los machistas a las primeras mujeres que luchaban por la igualdad entre los sexos (acusándolas precisamente de querer invertir las relaciones de poder, cuando sólo las querían equilibrar). De manera provocadora, ellas retomaron el término y lo hicieron propio. Desde entonces, la palabra "feminismo" designa la lucha por la igualdad entre los sexos, y no la lucha por la superioridad de las mujeres sobre los hombres.

Es casi una pena que ello haya sucedido, porque ahora alimenta la confusión. Es como si los negros que luchan contra el racismo se hubieran auto-denominado "negristas".

Aparte, el "feminismo" insinúa que peleamos "para las mujeres" y no es el caso: el feminismo lucha por la igualdad de los sexos, y eso implica a mujeres Y hombres (y trans, etc.).

Pero bueno, la realidad es que hoy en día, la palabra "feminismo" es sinónimo de "lucha contra el sexismo".

- nivel personal: efectivamente, las feministas que vos conocés no lo son (no según la definición que yo y el diccionario dan): son misandras, odian a los hombres. Esto no es feminismo, es misandría.
No porque esas mujeres se digan feministas lo son.
Creo que existe el término marianismo, que es la teoría según la cual las mujeres son superiores a los hombres por no sé qué extraños y ridículos motivos.

Pero el feminismo no es eso. Y lamento que esas mujeres tergiversen el término "feminismo".

Si he llegado a la conclusión de que decís que la lucha contra el sexismo no lleva a ningún lado, es porque me decías, sin más, que el feminismo no lleva a ningún lado. Dado que el feminismo es la lucha contra el sexismo (cosa que aclaro perfectamente en la entrada que comentaste) y no la contraposición del machismo, si a=b y b=c, entonces a=c... y llego a la conclusión de que pensás que el feminismo (es decir, la lucha contra el sexismo) no lleva a ningún lado.

Saludos y bienvenido.

NOLA dijo...

INJUSTICIA SEXISTA EN PLENO SIGLO XXI EN LA ERTZAINTZA
¿Que tal las oposiciones?
-He sacado un 8, tengo 16 puntos por tener el perfil linuístico y 10 por antiguedad pero la plaza no me la han dado, se la han dado a otra persona que ha sacado un 5, no tiene perfil y solo tiene 5 puntos de antiguedad...Pero es del otro sexo.

Ante este dialogo todos y todas pensamos que el que habla es una mujer.

Si le dan en esas condiciones la plaza a un hombre por el hecho de ser hombre los comentarios que oiríamos serían: INJUSTICIA, VERGUENZA, MACHISMO, ESTA SITUACIÓN HAY QUE CAMBIARLA.

Pero no, el que habla es un hombre y la que le han dado la plaza es una mujer.

RESOLUCION 8 DE FEBRERO DE 2008, por la que se convocan 60 plazas de suboficial de investigación de la Ertzaintza, 30 reservadas para mujere y el resto para los aspirantes que obtengan mayor puntuación. 20 plazas de suboficial de seguridad ciudadana, 10 reservadas a mujeres y el resto para los aspirantes que obtengan mayor puntuación.
¿que opinión merece esto para las organizaciones de mujeres?. Tanto tiempo reclamando los mismos derechos que los hombres. ¿Dónde ha quedado la igualdad de hombres y mujeres? ¿acaso nuestros responsables políticos no consideran capaces a las mujeres de obtener un ascenso en condición de igualdad ante los hombres?

Gracias por darme la oportunidad de difundir esta injusticia, tanto para hombres como para mujeres.

bastadesexismo dijo...

Nola: es una pena que no sepas distinguir un caso de discriminación de uno de discriminación positiva.

La discriminación positiva se creó justamente para revertir la discriminación que existe contra las mujeres, las minorías étnicas, etc.

Y no, una mujer no está en condiciones de igualdad ante un hombre. Las empresas siempre van a favorecer a los hombres a la hora de la contratación porque ellos no quedan embarazados y, por lo general, no se hacen cargo de la crianza de los hijos, en todo caso no tanto como las mujeres (salvo honrosas excepciones, claro). Por ende, son considerados más fiables.

Precisamente porque las mujeres no están en condiciones de igualdad se les "favorece" con cupos. En algunos lugares también se hace con las minorías étnicas.

Lamento por vos que te haya tocado ser la víctima de ese sistema, pero ir a quejarte de "injusticia, vergüenza, machismo" me parece realmente ridículo y, sobre todo, carecés totalmente de sentido de solidaridad.

Yo no sé si la discriminación positiva es la mejor opción, creo que los sistemas escandinavos, que permiten que los hombres tomen tantas licencias por paternidad que las mujeres, son una manera de que los empleadores no asocien "mujer" a "problemas futuros cuando tengan hijos" (o, en todo caso, que también asocien los hombres a eso).

Pero hablar de injusticia me parece completamente excesivo.

Si realmente te interesara la lucha por la igualdad entre los sexos, no te parecería una injusticia, o en todo caso no tanto como para venir a quejarte precisamente en un blog feminista.

Francamente, algunas personas no tienen vergüenza. Siglos y siglos de opresión, discriminación, violencia contra las mujeres, y cuando se hace algo para favorecerlas en algún sentido, ahí vienen a lloriquear los hombres de las horribles injusticias de las que son víctimas...

bastadesexismo dijo...

PD: con más razón se aplica discriminación positiva para puestos de oficial o suboficial de la policía: un cuerpo netamente machista que no contrata de por sí a mujeres.

A veces, hay que obligar a la gente a dejar de ser machista, cuando son incapaces de serlo por ellos mismos, y cuando de ellos dependen decisiones tan importantes como la contratación laboral.

En lugar de despotricar contra esa ley, deberías sentirte orgulloso de participar en la lucha contra el machismo. Tu lugar lo ocupará una mujer que nunca podría haber soñado con entrar en la policía sin esa ley de cupos, por más calificaciones que tuviera.

Nola dijo...

He estado releyendo tu respuesta varias veces y me parece increible viniendo de una persona que proclama la igualdad de sexos y lucha por su consecución. Comentarios como los que haces que vengo a llorar a un blog feminista o que carezco de cualquier tipo de solidaridad con las mujeres o el último de que tendría que estar orgulloso con que mi lugar lo ocupará una mujer que nunca podría haber soñado entrar en esa policía sin una ley de cupos denota un alto grado de ignorancia de la situación de la mujer en la policía vasca.
A la Ertzaintza o policía vasca se entraba hasta ahora atendiendo a criterios de Igualdad, mérito y capacidad, al igual que a toda la administración pública vasca. Igualdad, mérito y capacidad...¿Te suena?. Todas las personas con los mismo derechos sin atender al sexo que tuvieran, sin cupos por sexos. ¿Te parece esto injusto?. Solo en la primera promoción en 1982 se negó el acceso a las mujeres, lo cual fue corregido en la siguiente promoción y desde entonces hombres y mujeres se pudieron presentar en igualdad de condiciones. Lo único que era diferente en la oposición era los varemos aplicados en las pruebas físicas que eran menos exigentes para las mujeres.
A pesar de esta igualdad de acceso no muchas mujeres no se han presentado a las oposiciones y su presencia es mucho menor y estos son datos objetivos. Su presencia porcentual no es mayor por que las mujeres no han querido, no porque se les halla vetado el acceso.
En el año 2007 se reservó la mitad de las plazas de acceso de la última promoción a las mujeres y el resto a los aspirantes que tuvieron mas capacidad y lo que pasó es que aspirantes varónes con una media de ocho sobre diez se quedaron sin plaza y aspirantes mujeres con cinco raspado consiguieron plaza y aún así no consiguieron cubrir todas las plazas destinadas a mujeres.

Si cogemos los resultados de los últimos exámenes a cursos de ascensos en los que hombres y mujeres compitieron en igualdad observamos que si aplicamos el cupo del cincuenta por ciento observamos que hubieran obtenido plaza aspirantes mujeres que tenían cincuenta puntos menos (sobre 200 posibles) que sus compañeros hombres. ¿Te parece esto justo o solidario?.
¿Tú te sentirías orgullosa de conseguir una plaza en detrimento de otro aspirante con muchos mas puntos que tú solo por que eres mujer?
No respondas todavía, tomate tu tiempo y responde mirándote en el espejo. Si tu respuesta es si, lo siento por ti, quizás deberias cambia el nombre de tu blog y ver si por lo que luchas es por la igualdad o lo tuyo es otra forma de machismo.
Un saludo y gracias.

bastadesexismo dijo...

"Su presencia porcentual no es mayor por que las mujeres no han querido, no porque se les halla vetado el acceso."

Aaaaah, ¡pero claro! Las mujeres son minoría en la policía, en la política, en los más altos cargos administrativos, en la informática, no por un problema cultural de discriminación de género, ¡¡sino porque no quieren!! ¡Pero qué tontas que fuimos al no darnos cuenta de eso! La verdad, ¿dónde teníamos la cabeza?

Nos olvidamos completamente de que las mujeres no tienen voluntad, NO quieren estar en la política, NO quieren estar en la policía, no es que haya un déficit de educación igualitaria, no es que tradicionalmente se reserve esas actividades a los hombres, no es que a las niñas les dan muñecas y a los varones una pistola para jugar, no, no, no, es porque las mujeres... NO QUIEREN, ¡nada más!

Ah bueno, me quedo tranquila entonces, si las mujeres sólo representan el 10 o el 12% de la Ertzaintza y si no hay ninguna comisaria en la Ertzaintza, es porque... no quieren entrar.

O sea, la solución es: dejemos las cosas como están, no alentemos a las mujeres a presentarse, no les digamos: "Ustedes son tan capaces como los hombres, las puertas están abiertas, no crean que no esto no es para ustedes": dejemos que se queden en casa cuidando a los niños, o que se dediquen a ser maestras o enfermeras, y estará todo bien así.

Tenés razón, Nola, el hecho de tomarme un tiempo para contestarte me ha hecho abrir los ojos...

Ves, si hubieras venido acá con una pregunta acerca de lo útil o no de la discriminación positiva para luchar contra las discriminaciones de género, habría sido una cosa. Pero plantarte como víctima de las horribles feministas y venir a hablar de "injusticia, vengüenza, machismo" porque no te dieron un trabajo y a una mujer sí, me parece totalmente fuera de lugar.

Gustavo Löbig dijo...

Yo considero valioso y nutritivo el contenido del artículo, porque realmente trasciende el tema de los derechos de la mujer como tal, y los trata a nivel del ser humano que es más que su sexo. Me gustaría contar con sus comentarios en mi artículo acerca de los implantes mamarios que recién publiqué en http://raguniano.blogspot.com/