martes, 23 de octubre de 2007

Toro Sentado

¿Se dieron cuenta de cómo se sientan los hombres y las mujeres en el colectivo o en el subte? Fíjense la próxima vez.

En la mayoría de los casos, salvo escasas excepciones, los hombres están con las piernas bien abiertas, ocupando un asiento y medio. Las mujeres tienen las piernas apretadas, aun cuando llevan pantalones.

Me ha pasado más de una vez estar arrinconada en mi asiento del colectivo mientras mi vecino se desparramaba con sus piernas hacia los costados, y tampoco era que tuviera las piernas taaaan largas como para no caber en el espacio de adelante.

¿Qué pasa con los hombres? ¿Acaso quieren mostrar que tienen un bulto tan enorme que no les deja cerrar las piernas?

El sociólogo francés Pierre Bourdieu estudió este fenómeno, que clasificaba entre lo que llamaba los "habitus": las maneras de ser que vamos adquiriendo por vivir en sociedad, y que están tan arraigadas que ya nos parecen naturales. A las mujeres siempre les enseñaron a cerrar las piernas, para no parecer "vulgares". A los varones nunca les dijeron nada en ese sentido.

Así que allí están, ocupando un lugar y medio, a veces dos, sin pensar un solo segundo que pueden estar molestando: el espacio público es mío, y si no te gusta, podés quedarte en casa fregando, seguro que en la cocina vas a tener todo el espacio que necesites.

Acuarela de Kerensa

11 comentarios:

LaPaulaDeAntes dijo...

Buenisimo este espacio. ¿será que les duelen los testiculos si cierran las piernas? tal vez haya una razón médica. Pero si le tengo que decir a uno que cierre las piernas porque molesta, lo hago.

Zor dijo...

Egoísmo es la explicación que yo le encuentro. No sólo mujeres son perjudicadas por gente así, sólo que en mi caso como soy grandote les puedo desplazar las piernas hasta que no invadan mi asiento.

Las mujeres no se sientan con las piernas abiertas porque hay toda una presión social de parte de otras mujeres ("mirá que puta, con las piernas abiertas") y, también, porque algunos tipos lo considerarían como una invitación sexual ("mirá que puta, con las piernas abiertas").

Lucilaaa dijo...

tenes completamente la razon

y yo realmente me siento con las piernas como las sienta comodas en el momento trato de no darle importancia a lo que la sociedad dice

lo que pasa es que
hasta las mujeres aceptan el machismo

muy bueno el
blog

querria que publicaras algo de la depilacion a ver que pensas de eso
por ahi parece tonto pero
es algo machista

Sil dijo...

Es ciertoooooooooo...!!! Qué necesidad de expandirse tanto?

Y dado que este blog me ha abierto aún más la cabeza y estoy empezando a cuestionarme mis propias actitudes sexistas... pregunto: es sexista pensar que no cierran las gambas porque sino no pueden pensar?

Ana dijo...

Me encanta tu blog, ya te felicite en otro mensaje pero lo quiero hacer de nuevo, no me importa quedar como una chupamedias.Me alegra mucho que halla alguien que se dedique a escribir y expresar tan bien cada uno de la gran cantidad de comportamientos y actitudes sexistas que nos rodean y que lamentablemente están tan naturalizadas que ya nadie las ve, y encima si una se atreve a señalarlas te tachan de quisquillosa o neurótica.
Desde chica me enseñaron a sentarme con las piernas cerradas y por eso odie por mucho tiempo las faldas y vestidos, prefería usar pantalones así mi mamá no tenia excusa para pedirme que cerrara las pierna,y sentarme despatarrada, pero nooo, eso no era de "señoritas" como ella me decía.
"No te subas a ese árbol que se te ve la bombacha", "No te subas a se árbol que eso es para varones",lo único que lograron era que deseara por mucho tiempo haber nacido varón.
Pero bueno soy mujer y ahora que soy grande lo que me enseño mi infancia coartada en ese tema es no repetir ese modelo que mi hija si algún día la tengo no desee haber nacido varón.
Bueno me fui de mambo pero al menos me desahogue.
Besos

Anónimo dijo...

los hombres nos sentamos asi por las pelotas,para no apretarlas pues duelen si nos sentamos con las piernas muy juntas,no creo que sea algo social,pues si seria asi no todos los hombres nos sentariamos de la misma manera.

Anónimo dijo...

Pero como le puede pedir auno auna mujer que comprenda eso, las bolas se acaloran y si se cierran las piernas se acaloran mas.

Eso es el problema de hoy en día, se considera al cuerpo del hombre como algo sucio, feo, imperfecto y que todo lo que involucre los genitales masculinos es algo ofensivo.

arnoldojaimes@yahoo.es

bastadesexismo dijo...

Aaaahhhh, las bolas se acaloran... Esa era la razón... ¿Y los genitales femeninos, no se acaloran?

Sil dijo...

Nooooo...! Las mujeres no nos acaloramos ni sudamos... a ver si se nos corre el maquillaje!
Un saludo
S

Silvia Sokolovsky dijo...

Recién leo este artículo que fue escrito hace tiempo... pero no deja de ser actual. Muy bueno.
Más allá de las justificaciones que se quieran dar, el como nos sentamos en el colectivo tiene que ver con la educación de cada uno y con el respeto al otro.

Anónimo dijo...

"se nos acaloran las bolas" juaaa es genial la excusa. la solución sería usar pollera :P no sé por qué intuyo que no van a querer.