miércoles, 31 de octubre de 2007

Ataque racista... y sexual

En el caso de la chica ecuatoriana de 16 años agredida por el español Sergi Martín Martínez (pongo su nombre para que quede bien escrachado) en Barcelona, todos se espantan ante el ataque racista. Y la verdad que fue espantoso.

Pero no escuché a nadie espantarse por el ataque sexual. Y eso que también lo fue. No solamente le dio un puñetazo y una patada: también le tocó un pecho. O sea: también la agredió sexualmente.

Pero de eso nadie habla: ¿será porque se considera mucho más grave que haya sido atacada por ser ecuatoriana, que por ser mujer? ¿O porque los ataques sexuales son tan comunes que ya nadie se escandaliza?


4 comentarios:

Polzúnkov dijo...

Estoy de acuerdo con lo que decís: hubo ataque sexual.
Pero supongo que es más importante (o, por lo menos, se le da mas importancia a) que te rompan la cara de una patada y que intenten molerte a golpes… a que te toquen un pecho.

Si un pajero te apoya en el bondi es horrible. Pero si después intenta empujarte por la puerta con el colectivo en movimiento podes llegar a morirte.

¿Me explico?

bastadesexismo dijo...

Sí, entiendo perfectamente, y comparto lo que decís hasta cierto punto.

Porque por lo general, sea cual sea el grado de gravedad del ataque sexual, ése siempre será considerado menos grave que otro tipo de ataque. Hace unos años en París, hubo dos crímenes horrendos: uno fue un homosexual al que tiraron al Sena. Emoción nacional, visita del presidente al lugar del asesinato, flores tiradas al río, discursos vibrantes sobre lo espantoso del racismo (obvio que es espantoso). Unos días después, un chico roció con nafta a una chica que no quería ser su novia, le prendió fuego y se murió envuelta en llamas. Dos líneas en los diarios. Nadie habló de crimen sexista. Nadie se emocionó como se habían emocionado unos días antes por el crimen racista.
La gente está muy acostumbrada a la violencia sexista. Del asesinato de una mujer por parte de su marido o su ex o su amante, dirán que es un "crimen pasional".

En el caso de la chica ecuatoriana, alguien, en algún momento, podría haberse tomado la molestia de precisar que también fue un ataque sexual. Pero a NADIE se le ocurrió. Las agresiones sexuales están demasiado banalizadas como para que un simple toqueteo de pecho sea considerado algo digno de ser denunciado y condenado.

cHaROl dijo...

Ademas, fue atacada sexualmente con el unico fin de humillarla, porque se nota que "no le gusta", o sea, no la ataca sexualmente porque esta exitado, sino para humillarla, para demostrale su superioridad.
Un espanto.

Café Sideral dijo...

ME HUBIERA GUSTADO QUE ME ATAQUE A MÍ, A VER SI SE SENTÍA TAN SUPERIOR CON LA CARA RAJADA. LO PEOR ES QUE SOY BLANCA, HASTA PAREZCO ESPAÑOLA. CABRÍA LA POSIBILIDAD QUE ME TOPE CON ESTE CHICO? QUIERO HACERLE PAGAR.