viernes, 2 de noviembre de 2007

¿Cerebro de hombre, cerebro de mujer?

Muchas veces me vienen con la teoría de que hombres y mujeres somos diferentes porque nuestros cerebros funcionan de manera distinta, los hombres usan más tal hemisferio, y las mujeres tal otro, por eso los hombres son incapaces de encontrar el frasco de mayonesa en la heladera y las mujeres tienen muy mal sentido de la orientación.

Y nadie ve el sexismo de tales afirmaciones. Eso sí: si yo dijera que hay un cerebro de negros y un cerebro de blancos, la cosa sería distinta, me tildarían de racista, y tendrían razón. Pero el sexismo... bah, el sexismo no es tan grave... O simplemente no se ve.

Muchos amigos me cargaron cuando decía que no había que ver en nosotros "hombres" y "mujeres" predeterminados a actuar de tal o cual manera, sino individuos.

Pues bien, en este artículo explican por qué esa teoría de los cerebros es totalmente anticuada y, sobre todo, por qué somos individuos diferenciados y no manadas masculinas o femeninas: "A diferencia de lo que se creía antiguamente, los últimos hallazgos indican que el cerebro es un órgano dinámico que ya no puede ser considerado como una organización definida y fija de redes de neuronas", explican Pierre Magistretti, codirector del Brain Mind Institute y director del Center for Psychiatric Neuroscience en la Universidad de Lausana, Suiza, y el psicoanalista François Ansermet, autores de un libro llamado A cada cual su cerebro (Katz Editores).

O sea: el cerebro se construye todo el tiempo. Y de ahí, de nuestra educación, de nuestro entorno, de las improntas que se van instalando en el cerebro, se va construyendo nuestra personalidad, van apareciendo nuestras aptitudes o nuestras fallas.

Los hombres no tienen mayor capacidad natural para leer un mapa: simplemente les enseñaron mejor a hacerlo, a través de juegos "masculinos", como treparse a un árbol, jugar a la pelota, estar afuera, cuando a las niñas se las encierra en casa con muñecas y aspiradoras de plástico.
Y las mujeres no tienen mayor capacidad innata para ocuparse de los bebés: simplemente, al enchufarles muñecas desde que nacen, les enseñaron eso de la "maternidad".

Yo soy la prueba viviente de que todo depende de la educación, y no del sexo o de las hormonas: nunca me regalaron muñecas, nunca jugué a juegos típicos de niñas, en todo caso no en mi pequeña infancia (teniendo 8 o 9 años ya empecé a jugar a las Barbies, pero mi juego favorito era... torturarlas; mis amigas se desesperaban porque querían inventar historias de amor con Ken, y yo lo único que quería era arrancarles las uñas).

Resultado: no me siento "maternal", no me interesan los bebés, no me gusta ocuparme de ellos, no tengo paciencia para ello, la única vez que tuve que cambiar un pañal fue una pesadilla y estuve a punto de vomitar diez veces. Fui capaz de hacerlo, porque tampoco se necesita un doctorado para eso, pero lo hice como lo haría cualquier ser humano normalmente constituido y con dos dedos de frente. No como una mujer-mujer que siente en sus tripas el llamado de la caca.

¿Dónde quedaron mi instinto materno y mi sentido innato de la maternidad? Si fuera un instinto, entonces debería tenerlo desde que nací. Y no lo tengo. ¿Fallan mis hormonas? ¿No soy una mujer de verdad?

No. Como lo dicen los autores de A cada cual su cerebro: "
Podemos decir que el individuo está genéticamente determinado para no estar genéticamente determinado. O que estamos genéticamente determinados para ser únicos".

PD para los que me acusen de querer uniformizar a la humanidad y que seamos "todos iguales" (nunca faltan): aquellos que quieren que hombres y mujeres estén bien diferenciados en realidad quieren dos categorías de personas: hombres y mujeres.
Yo, al pretender que seamos individuos y no sexos, quiero más de seis mil millones de categorías: una para cada individuo, porque cada individuo es único e irrepetible.


32 comentarios:

LaPaulaDeAntes dijo...

Pregunta ¿tenes mascotas? porque a veces ese instinto de cuidar a alguien, se deriva para ese lado. Como es mi caso, asidua levantadora de cuanto perro y gato anda por la calle, pero que jamas tendría un hijo, ni le cambiaría el pañal a ningún bebé, y a quien también enchufaban muñecas cuando era chica, y las tiraba a la basura.

Zor dijo...

Genial esta entrada.

La verdad me desasnaste con eso de los hemisferios, yo pensé que eso sí era verdad.

Anónimo dijo...

Siemmmmmmmmmmmpre supe que era pura basura eso, nunca encontre ningun articulo serio sobre el tema solamente recortes boludos de algo que dice 1 (UN) cientifico sobre el tema, nunca estudios concretos que prueben algo de forma verificable.

muy buen artículo.

Nahuel

Anónimo dijo...

De hecho, la constitución cerebral si es diferente en cada sexo, pero el cerebro es un órgano que puede adaptarse según el trabajo que se le imponga. Usted probablemente estuvo sometida a niveles de testosterona más altos de lo normal mientras estaba en el útero, eso podría explicar que en su infancia nunca le interesaron las actividades "de niñas" y prefirió las "de niños". Lo interesante de todo esto es que las hormonas tienen un papel muy importante a la hora de moldear el cerebro, dándole una tendencia natural a los varones hacia ciertas actividades y a las niñas sobre otras. Una mujer que tenga niveles de testosterona más altos de lo normal, y que además desempeñe diariamente actividades que le exijan a su cerebro trabajar en las funciones para las que el cerebro masculino fué diseñado, obviamente mejorarán notablemente sus capacidades para desempeñarse de esa forma, lo mismo para el caso contrario.

En pocas palabras, el cerebro SI viene predeterminado, pero puede moldearse. Aún así no logrará desempeñarse totalmente como un cerebro del sexo contrario, puesto que la configuración neuronal, sináptica, física, etc. es diferente en cada sexo.

Y aclaro:
Con esto no quiero decir que el cerebro de un sexo sea mejor que el del otro. Cada uno evolucionó para desempeñarse según las necesidades que tenían y supera al otro en dichas actividades.

Saludos.

bastadesexismo dijo...

Estimad@ Anónim@,

Espero que me pueda enviar el paper publicado en una revista científica que avale lo que me está diciendo acerca de la constitución cerebral biológicamente diferente para cada sexo desde el útero.

También, me interesaría tener ejemplos claros y concretos de lo que un cerebro femenino NO puede hacer totalmente como un cerebro masculino (ejemplos avalados científicamente, por supuesto).

A mí me recuerda esos estudios "científicos" sobre la diferencia entre los cerebros de los negros y de los blancos, o de los judíos y los no judíos... ¿se acuerdan?

Ah, no, cierto, "no quiere decir que el cerebro de un sexo sea mejor que el del otro", no, no, claro, sólo que a la mujer le corresponde la empatía y al hombre la acción...

El mundo no cambia...

Ella dijo...

debemos tener fé en que cambiará. Yo ya estoy cambiando a algunas personas a mi alrededor.

Augusto dijo...

Otro estudio bastante conocido y que parte de la premisa de que existen cerebros de hombre y cerebros de mujer, es uno que afirmaba que a las mujeres se les desconectaba el nucleo admigdalino (sustrato cerebral de las emociones) cuando tenian un orgasmo, supuestamente era un mecanismo evolutivo para impedir que las emociones perturbaran el orgasmo y asi contribuir a una cupula exitosa. La verdad es que yo dudo muchisimo de la fiabilidad de esta clase de estudios aunque no tengo buenos elementos como para refutarlos...
No me gusta para nada esta especie de sexismo cientifico que se ha puesto tan de moda en los paises anglosajones, no solo por sus implicancias politicas saino tambien porque son pesimas teorias para explicar el comportamiento humano...

Anónimo dijo...

Steven Pinker. "La tabla rasa"

Anónimo dijo...

Pff a mi también me daban muñecas y vivia en un mundo rosa cuando era chica, jugaba con ellas y todo, pero realmente eso no te afecta tanto, por lo menos a mi, porque me desagradan totalmente los niños y jamás tendría hijos porque no me gustan ni me interesan. Todos tenemos caracteristicas "femeninas" y "masculinas", todo depende de las cosas que nos inculque la sociedad y nuestros propios genes.

Chicaquesigueelblog dijo...

Me alegro mucho de haber leído este post.
Hace poco terminé con un libro de psicología titulado "por qué somos como somos" en el que "explicaba" que las mujeres tenemos un tipo de cerebro y los hombres otro, y que además las mujeres teníamos tendencia a buscar hombres ricos o inteligentes debido al instinto de cuidar a nuestras crías y que los hombres buscaban mujeres que muestren señas de fertilidad (pechos grandes, juventud...). Todo un trauma. Afortunadamente, informándome mejor en sitios como este, he podido contrastar la información y quitarme la impresión de encima. Por cierto, leí el comentario de "Anónimo" y quería decir que, si eso fuera cierto, las mujeres no podrían llegar a superar a ningún hombre en el campo de las matemáticas, ni los hombres ser mejores en el campo de las letras; cuando es bien sabido que ha habido grandes matemáticas y geniales escritores.

Muchas felicitaciones de parte de una persona que lee asiduamente tu blog y te admira por tu determinación y moral.

Anónimo dijo...

no saben a ciencia cierta el porcentaje de lo cerebral, osea, genetico, o lo adquirido.

Yo creo que todos deberiamos saber a estas alturas que somos unicos y diferentes y que siempre habra excepciones a los estereotipos.
El que trata diferentes a un hombre o una mujer en vez de ver que ambos son seres humanos con personalidad propia, pues sinceramente, es alguien muy muy corto de miras o muy estupido, o simplemente se cree el mismo cuento machista de siempre.

Todos tenemos cualidades diferentes y menos mal, aqui el problema es que se valoran mas las "cualidades de hombre que las de mujer" segun los estereotipo, no hay retribucion social en cuidar a ancianos, familiares o desvalidos fisicos, cuando sin ese trabajo probablemente ni existiriamos, pero es lo que hay, esos trabajos no los quiere nadie

No me gusta estereotipar pero me atrevo a decir que las mujeres tienen mas empatia de ponerse en el lugar de los demas, por eso es que se hacen cargo cuando hay desgracias, yo hablo por las experiencias que he tenido y por lo que se ve en la television y demas.
Pero generalizar en estas cosas no aporta nada, cada cual con su personalidad.

Anónimo dijo...

leer libros tipo hombre de marte mujeres de venus y demas me parece una perdida de tiempo, eso luego no vale para nada porque la gente independientemente de su sexo tienen comportamientos muy dispares que no llegas a entender hasta que los conoces y aveces nunca llegas a entender a cierta gente. Todo eso de las muejres son tal o los hombres tal es una lacra, e igualmente yo he generalizado antes pero bueno, creo que la mejor actitud es intentar no caer en esa absurda guerra de sexos cuando todos somos iguales en esencia

Enrique dijo...

Anónimo/a:

Sí se sabe aproximadamente cuánto influye lo biológico y cuánto lo cultural. Se estima que lo biológico a lo mucho sería de un 30 % frente al potencial del 70 % del factor cultural.

Muchos estudios pedagógicos, orientados a la potencialidad del CI, como el Programa de Enriquecimiento Instrumental (PEI) de Feuerstein, muestran cómo el ambiente tiene una alta incidencia en el desarrollo del cerebro humano.

De hecho, numerosos estudios han comprobado que cuando se ayuda económica, social y académicamente a sujetos de ambientes favorecidos, el incremento es poco significativo; mientras que si se proporciona estimulación y ayuda a los niños y las niñas de ambientes desfavorecidos, el incremento es elevadísimo (no se llega a alcanzar a la gente favorecida, pero vale la pena).

De ahí que en lugar de dejar a la gente a la interperie, dando por hecho que la genética es determinante, se crearon muchos programas de Educación Compensatoria (educación que sirve para contrapesar las deficiencias económicas, sociales, etc, que pueda tener el sujeto a educar), los cuales en general se enfocan en la ayuda económica a las familias desfavorecidas, al seguimiento médico y psicopedagógico, a la estimulación temprana (incluso desde antes de nacer, pues hay programas de educación pre-natal), etc.

Saludos.

Enrique dijo...

Basta:

Verás, una profesora de Psicología nos ha dado varios temas a elegir para hacer un trabajo, y uno de ellos es "Cerebro de hombre / Cerebro de mujer", así que voy a cogerlo.

Así que quería hacerte una pregunta: ¿conoces más bibliografía a parte de la que citas en la entrada?

Gracias y un beso.

felipefg dijo...

Enrique, un libro recomendable es Cuerpos Sexuados, de la bióloga feminista Anne Fausto-Sterling, podés encontrar la versión en inglés, Sexing the Body, en pdf en google.

Está muy bueno, no es todo sobre el cerebro, pero tiene un capítulo dedicado a ello.

Enrique dijo...

Felipefg:

Gracias; le echaré un vistazo. Otro libro que conozco es "Cuestión de sexos", de Cordelia Fine.

Es que puff, se me ocurren varias ideas para organizar y realizar el trabajo, y puedo mencionar varios libros sobre Sociología de la Educación, Pedagogía y Feminismo en los que puedo apoyarme; pero necesito estudios neurobiológicos que se centren en el cerebro desde una perspectiva no sexista.

Acceder a libros que toquen esta temática desde un punto de vista sexista, es fácil; pero hacerlo desde la perspectiva no sexista que quiero enfocar, además de tenerme que enfrentarme a una profesora con la que no paro de discutir en clase, lo complica un poco, jajajaja.

¡Por Ishtar! Con lo fácil que sería emplear un simple manual de Psicología y soltar los cuatro tópicos de siempre... :P

Saludos.

Bastadesexismo dijo...

Enrique, rapidito porque no tengo mucho tiempo: hay una neurobióloga francesa feminista, se llama Catherine Vidal, ha escrito varios libros precisamente sobre ese tema, con perspectiva de género, y da conferencias demostrando que no existen los cerebros femeninos o masculinos más allá de las diferencias que surgen por los distintos estímulos.

Si buscás en You Tube, podrás ver con subtítulos esas conferencias, ahora mismo no tengo tiempo de buscar, pero sé que hay muchas.

Espero que sus libros estén traducidos al castellano, creo que hay uno llamado "Hombres y mujeres, ¿tenemos el mismo cerebro?" o algo por el estilo.

Acá te paso un enlace de una conferencia, pero probablemente sea en francés, pero en You Tube seguro que encontrás alguno con subtítulo.
http://www.ens-lyon.fr/asso/groupe-seminaire/seminaires/voirsem.php?id=cvidal

Saludos!

Enrique dijo...

He estado buscando y he visto varias conferencias, todas ellas en francés (quizá las haya traducidas al castellano, aunque mi pc no me lo permite). Pero con el francés por escrito ya logro defenderme, y como he visto algunas conferencias en las cuales iba pasando diapositivas, pues he conseguido entenderlas. Además que he encontrado algún texto también en francés que he conseguido traducir a la mitad (cuando llegue a casa cojo el diccionario y termino con lo que no entendía), y alguno otro también en castellano.

Sus libros no los he encontrado en tiendas de Madrid; de hecho el buscador me ha mandado al FNAC de Francia. Tal vez no estén traducidos. Je ne sais pas.

Incluso he acabado en una entrada tuya, la del mito de la testosterona, en el que mencionas el de "Cerveau, sexe et pouvoir".

Así que bueno, con el de "A cada cual su cerebro" (que lo he podido comprar en la librería de mi Facultad), con lo de Felipfg, con el de Cordelia Fine, más lo que me has pasado (que me ha dado varias ideas además de que me está aportando muchos datos e imágenes) y algunos más que tengo de Pedagogía y Sociología, ya he conseguido ponerme manos a la obra. :)

Merci beaucoup! ^^

Mariela L. dijo...

Esta entrada no puede ponerme mas feliz. Soy una mujer y siento que tengo cosas propuestas por los dos "estereotipos", soy sensible, me gustan los bebes y el color fuxia, pero a la vez me gusta ganar, no me gusta que me manden, y me gusta sentirme fuerte. Pero hubo un tiempo en el que me senti deprimida por haber nacido del sexo debil... el sexo femenino. Y es que como me lo dijeron muchas veces que comence a creermelo. Pensar que me habia tocado ser del sexo que no puede hacer algo y que no puedo hacer nada para cambiarlo me torturaba la mente y el espiritu. Les doy un ejemplo: de adolescente queria ser guitarrista, llegar a ser buena, obviamente como toda niña con sueños, pensaba que algun dia iba a poder aparecer entre los 100 mejores guitarristas. Pero al poco tiempo me decepcione. Fui bombardeada por comentarios como - no hay buenas guitarristas mujeres, no tienen la suficiente fuerza, no son lo suficientemente rapidas. Y al ver en internet a las mujeres guitarristas en los comentarios veia - no le llega ni a los talones a un guitarrista hombre. Cosas por el estilo. Pero el comentario que me tiro abajo fue el de mi madre que me dijo - sabes porque no hay tantas guitarristas mujeres? porque los hombres tienen los dedos mas fuertes y los cuerpos mas grandes para dominar la guitarra. Ademas los dedos de las mujeres son mas laxos y no pueden marcar con tanta facilidad las notas. Eso me fulmino por dentro, adios sueños, me sentia del sexo inferior y que no podia hacer nada para evitarlo. Pero ahora todo me parece mas logico. Veo las esperanzas de nuevo.
Creo que si puede haber muchas mas guitarristas mujeres. Si a las niñas no las ponemos a jugar a ser cocineras y los ponemos con los famosos juegos de logica para bebes tendrian el famoso "cerebro logico de hombre". Si a una niña la ponemos a hacer deporte y no a jugar a ser la cocinera o a limpiar va a ser una niña con fuerza fisica. Cierto, no tiene que ver con el sexo.

Y para probarlo tambien sugiero que lean la historia de Roger Bannister. Todos los "estudios cientificos" decian que el cuerpo de una persona no podia resistir correr 1 milla en 4 minutos. Muchos lo intentaron y no pudieron. Pero el puso todo su esfuerzo y con practica lo logro. Y oh casualidad despues de que el lo logro muchos corredores comenzaron a lograrlo tambien. Esto prueba la famosa frase - Las barreras estan en nuestra mente.
Mi frase favorita.
Saludos!!!!!!

Bastadesexismo dijo...

Mariela, tu comentario me llenó de alegría y de tristeza a la vez. Alegría por ver que lo que escribo puede servir al menos para hacer sentir a alguien que no está loca, que sus sentimientos difusos de injusticia eran justificados. Pero tristeza de constatar, una y otra vez, el desastre que provocan los estereotipos de género. Cómo las categorizaciones nos pueden destruir la vida, y cuántos nos cuesta remontar la pendiente luego.

Por otro lado, es casi divertido ver con qué boludeces justifican que las mujeres no son aptas para tal o cual actividad. Estoy segura de que en otro momento, dirían que la guitarra está completamente diseñada para las manos de las mujeres, ya que se necesita precisión y no fuerza, suavidad y no brutalidad... pero eso sí, tal otro instrumento, ahí sí que ya no, eh, porque ahí sí que las mujeres no tienen las capacidades para..... y un largo etcétera.

Me recuerda una entrada que escribí justamente sobre cómo las justificaciones para impedir el acceso de las mujeres a algunos trabajos fueron cambiando con el tiempo, a veces incluso contradiciéndose las unas a las otras: http://bastadesexismo.blogspot.fr/2012/05/las-mujeres-no-estan-hechas-para-ser.html

¡Saludos!

Anónimo dijo...

Hoy estaba mirando un programa, donde entrevistaron a un médico que afirmaba que hombres y mujeres tenemos el cerebro distinto: las mujeres tienen en tal hemisferio más cantidad de conexiones, y es por eso que somos "más atentas" que los hombres, que tienen menos, según afirmaba. Es por eso que las mujeres podemos hacer varias cosas a la vez, como escuchar mientras cocinamos o planchamos y los hombres no (ejemplificaron una situación de un hombre mirando un partido de fútbol, que presta total atención al partido de fútbol y se olvida del resto, y una mujer haciendo las tareas domésticas atenta a todo).

Me quedé pensando y terminé en este blog. Lo vuelvo a pensar y me parece muy grave que expongan algo así en televisión, a toda la sociedad. Mi mamá lo vio, lo tomó y ni siquiera dudó (es más, incluso habló de mi papá, teniendo en cuenta tales afirmaciones: que debe ser por eso que él no la escucha a veces).

Un comentario a parte, que no tiene mucho que ver, pero que me parece vale la pena expresarlo: cuando iba a la secundaria, una profesora de literatura dijo "la mujer es el bicho más feo que puede existir". Una frase que sigue en mi cabeza, y hasta el día de hoy no puedo creer que una mujer afirme algo así, y que lo exprese con la naturalidad que lo hizo. Increible.

Rodrigo dijo...

Para quien escribió arriba, creo que se refiere al "cuerpo calloso": se afirma que las mujeres lo tienen más grande (y por eso, mientras planchan, cocinan y lavan la ropa). Acá hay una típica "explicación" respecto de esas diferencias: http://www.abcdelbebe.com/bebe/0-6-meses/desarrollo/diferencias-entre-el-cerebro-de-una-nina-y-de-un-nino?hootPostID=d5dc03abbc7c60fe03f32f4bb6164d14

¿Será que realmente las mujeres tienen el cuerpo calloso más grande? No entiendo como pueden afirmarlo sin más.

Rodrigo dijo...

Perdón. Vuelvo a dejar un enlace de una conferencia de Catherine Vidal en la cual aclara de manera muy explícita varias cosas (incluida las supuestas diferencias del "cuerpo calloso" que hay entre hombres y mujeres): https://www.youtube.com/watch?v=OgM4um9Vvb8

Continuaré leyendo el blog.

Anónimo dijo...

Basta, ¿según vos es cierto que las mujeres tienen mejor olfato que los varones?

Bastadesexismo dijo...

No tengo idea, nunca he leído nada al respecto, pero si fuera así, y si estuviera comprobado científicamente (por estudios serios, comprobables y reproducibles), yo no tendría nada que "creer" al respecto.

A dijo...

1- La testosterona en cantidades por arriba de lo normal, al contrario a lo que se cree comúnmente, ocasiona en hombres puntajes pobres en pruebas de rotación mental de objetos y tendencia a desorientarse.

2- La prensa sensacionalista difunde cosas como "las mujeres no saben leer mapas pero están mejor dotadas para la comunicación, y los hombres no escuchan pero tienen una mayor habilidad para orientarse en el espacio" sin revelar que esas conclusiones las sacan de algún estudio basado en una serie de pruebas donde sólo la mitad de los hombres y la mitad de las mujeres respondieron a ese perfil; mientras que un porcentaje nada despreciable de personas de ambos sexos hizo bien todas las tareas y en el resto los resultados se invirtieron.

Por eso algunos estudiosos del cerebro lamentan que las investigaciones actuales se centren tanto en el género y dejen de lado otras clasificaciones como la diferencia entre visualizadores y verbalizadores.

3- Ante las diferencias de tamaño y forma halladas en ciertas estructuras (hipocampo, núcleo supraquiasmático, etc), nos encontramos con los siguientes problemas:


-De nuevo, dado que esos descubrimientos suelen ser hechos con muestras pequeñas, mediante técnicas que están fuera del alcance de la mayoría de la gente, y que se suelen generalizar las conclusiones, no sabemos si realmente son válidas para todas las personas de un mismo sexo.

-Aún en el caso de que estas diferencias estructurales fueran universales:

¿A qué se debe que no puedan pensarse como una simple consecuencia del dimorfismo sexual sin que necesariamente tengan que tener algún correlato en las habilidades o en la psiquis?

Por ejemplo: una mujer tiene curvas y caderas más anchas que el hombre, en el primer caso porque necesita una mínima cantidad de grasa para mantener el ciclo reproductivo, y en el segundo porque hace falta espacio para alojar un bebé en caso de embarazo. Todo eso implica que haya diferencias en la organización corporal, y quizás a nivel de estructura cerebral.
Pero no por ese solo hecho tendrá si o sí instinto materno, o estará mejor capacitada para intuir qué necesitan los demás.

4- La psicología evolucionista: poco se puede decir de una corriente que promueve la idea de que las violaciones son una consecuencia natural del hecho de que los hombres hayan evolucionado para tener el control.

Pero tomando, por ejemplo, la idea de la visión tubular como una característica evolutiva masculina (por aquello de que el hombre desempeñaba el rol del cazador y necesitaba concentrarse mejor para advertir detalles y detectar profundidades), eso no explica por qué hay mujeres con visión tubular. Y en cuanto al reconocimiento de colores como una característica "femenina" (dado que la mujer era supuestamente la que recolectaba y debía detectar si una fruta estaba podrida), tampoco explica por qué muchos hombres captan muy bien matices sutiles de colores, a pesar de la popularización del estereotipo del tipo casi daltónico que no distingue el azul del turquesa y la mina que puede mirar disimuladamente a un tipo gracias a su visión periférica, pero que es incapaz de estacionar bien el coche debido a lo mismo.

Roberto dijo...

Hola, sigo acá porque justo se habla de este tema y no lo había visto.
Pues si, existen estudios donde se verifica la diferencia entre el cerebro masculino y el femenino.
Como dije antes, ninguno es superior ni inferior simplemente existen diferencias. Obviamente pueden existir excepciones pero las diferencias existen.
Vuelvo con el tema del colegio, muchas mujeres pedagogas y profesoras sostienen que las chicas tienen mejores notas que los chicos (al menos hasta el secundario) por motivos como este. Ahora no tengo el artículo pero voy a tratar de postearlo.
Mientras tanto dejo un artículo en ingles que habla de esto, voy a tratar de subir material científico sobre este tema en castellano.

https://www.psychologytoday.com/blog/hope-relationships/201402/brain-differences-between-genders

Bastadesexismo dijo...

¿Leíste la entrada? NO, no existen diferencias NATURALES de cerebro entre varones y mujeres, al menos ningún científico JAMÁS pudo probar que las diferencias observadas sean producto de la naturaleza y no de una educación y de estímulos distintos. El cerebro se construye a partir de esos estímulos. Y no se dan los mismos estímulos a varones y a mujeres.
Podrás enviarme todos los enlaces que quieras, NINGUNO demuestra que las diferencias sean naturales.

Anónimo dijo...

Haber si le metemos más ciencia y menos hormonas al tema: http://www.elpais.com.uy/vida-actual/mujeres-capaces-multitareas-hombres-actividades.html. Hombres y mujeres son diferentes (no mucho) por naturaleza. Porqué generar toda una guerra por no aceptarnos desde la diferencia?

Liz

Bastadesexismo dijo...

A VER si aprendemos a analizar un poco las cosas y a no repetir como loros lo que leemos porque está etiquetado como "ciencia". La ciencia no se libra del machismo y del sesgo sexista de lxs investigadores. Este estudio no demuestra PARA NADA que esas diferencias sean naturales, o sea, que sean diferencias que vengan desde el nacimiento.

Las neurociencias ya demostraron que el cerebro es algo que se construye a lo largo de la vida, de acuerdo a los distintos estímulos recibidos. Educá a varones y mujeres de la misma manera, con los mismos estímulos, y tendrás resultados muy parejos. Pero NO se educa a los varones y a las mujeres de la misma manera.

Y no sé de qué guerra hablás.

NADA, repito, NADA en ese estudio que citás demuestra que las diferencias son innatas, puesto que el estudio fue hecho con personas adultas.
Es más, el estudio precisa: "Los autores observaron pocas diferencias de conectividad cerebral entre los sexos de niños con menos de 13 años".

Si los cerebros son distintos naturalmente, esas diferencias deberían surgir desde el nacimiento.

No niego que haya diferencias de comportamiento. Lo que niego es que la ciencia pueda demostrar que esas diferencias sean naturales, y no adquiridas.

Pero sigan pensando que varones y mujeres somos extraterrestres lxs unxs para lxs otrxs. La guerra no la armo yo, sino el sistema sexista que inventa esas diferencias y habla de "sexos opuestos".

xD dijo...

Una de las promotoras de la existencia de un cerebro "femenino" y otro "masculino" es Louann Brizendine, una tipa que tuvo que reconocer que se había inventado el dato de que supuestamente las mujeres dicen más palabras por día que los varones (aunque luego lo varió ligeramente a "los hombres hablan más en ámbitos públicos, pero las mujeres en ámbitos domésticos").

Un neurocientífico que supuestamente había avalado la teoría de Brizendine de la presunta mayor empatía femenina dijo que no sólo no ha hallado nada que permita afirmar tal cosa, sino que además nunca se había entrevistado con Brizendine. Esto está en el libro de Cordelia Fine, creo.

Sea como sea, esos mitos ya se han propagado y están haciendo daño. La gente prefiere creer a una mentirosa famosa con chapa de neurocientífica antes que a las personas que denuncian el neurosexismo.

N dijo...

¿Qué opinás de la visión binaria que está invadiendo el campo de los trastornos del neurodesarrollo y del aprendizaje?

Un ejemplo es lo que está sucediendo ahora con la dislexia: con el argumento que "los cerebros femeninos y masculinos son distintos" comienza a hablarse de "dislexia en mujeres" y de cómo ésta no afectaría al área verbal y de la comunicación, sino al área sensorio-motora.


Todo esto sería loable si no fuera por el hecho de que al hablar de "dislexia femenina" se pasan por el forro a las mujeres con la variante "clásica" que afecta al área del lenguaje.


Otro ejemplo es "el TDAH en mujeres": en estos trastornos curiosamente a las mujeres nunca se les nota nada, y las descripciones que dan son tan generales (y en algunos casos contradictorias) que pueden llegar a causar un "efecto Forer".


¿Quiénes están detrás de estas campañas?


¿Cuáles son sus intenciones?



¿Por qué no pueden limitarse a hablar simplemente de "subtipos", señalando la prevalencia dentro de cada género, tal como se ha hecho con cualquier trastorno seriamente estudiado? (Ejemplo: el Trastorno Bipolar I y II, del cual se sabe que en el segundo hay más mujeres, pero no hay ninguno que sea exclusivo de un sexo)


¿Realmente creen en las diferencias de género los pomotores de este tipo de cosas, o simplemente han encontrado un nicho de mercado?