viernes, 23 de abril de 2010

La sacralización de la maternidad

Lo extraordinario de las mujeres, dicen por ahí, es que dan la vida. Pueden llevar nueve meses una vida dentro de su cuerpo, crear de la nada un nuevo ser humano. Desde siempre se ha sacralizado esa función biológica, o se la ha demonizado. En todo caso, se la ha querido controlar y dominar, y ésa es una de las razones fundamentales del machismo: los varones han buscado a toda costa dominar ese poder increíble que tienen las mujeres de reproducirse a sí mismas, y además de reproducir a los varones.

Bien.

El tema es que ya no estamos en la edad de piedra, a esta altura sabemos que sin espermatozoide, no hay vida humana que valga, o sea, no son las mujeres las que crean la vida "de la nada", sino que es la especie humana en su conjunto la que lo hace. El hecho de que esa vida humana, creada a partir de un espermatozoide y de un óvulo (cosa que las personas que sacralizan la maternidad y ponen a las mujeres en un pedestal por ser "dadoras de vida", tienden a olvidar), se desarrolle dentro del cuerpo femenino es, podría decir, circunstancial.

Nunca entendí que se respete a las mujeres "porque dan la vida" o porque "son madres".  Yo creo que hay que respetar a las mujeres porque son seres humanos como cualquier otro. No porque "dan la vida". Porque entonces, ¿qué hacemos con las mujeres estériles o que no tuvieron hijxs? ¿Se deja de respetarlas?

Nuevamente, las mujeres no "dan la vida": simplemente incuban durante nueve meses a un ser humano creado con la colaboración activa (aunque bastante acotada) de un varón.

Un embarazo y un parto no transforman a la mujer en un ser especial. Las mujeres más tontas, más idiotas, más malas, más necias, más violentas, más sádicas, más incapaces de ternura y de amor y más egoístas son capaces de embarazarse y dar a luz. Y eso no les hace acreedoras de ninguna sabiduría, ninguna bondad, ningúna cualidad especiales.

El embarazo no es nada mágico: es una función biológica, como respirar o hacer pis. Una mujer no tiene que hacer nada en especial para que se desarrolle el feto: simplemente, respirar, alimentarse, beber, o sea, mantenerse en vida, y esperar que la naturaleza siga su curso. No requiere ningún esfuerzo ni intelectual ni físico, más allá de las molestias propias del embarazo y el parto, no se exige ninguna cualidad, ninguna capacidad especial. Una mujer podría sentarse durante nueve meses sin hacer absolutamente nada además de cuidarse a ella, y el bebé crecería igual.

Ahora, ¿es esa función irremplazable?

Pues no. Muchas experiencias se están haciendo en este mismo momento para crear úteros artificiales. Por ahora, se especula que en unos diez años, podrán existir úteros cuyo fin será mantener con vida bebés prematuros. Pero se considera que algún día, sí se podrá gestar completamente un feto en un útero artificial.

Alguna gente lo ve como una abominación. Incluso, algunas feministas consideran que es otra manipulación del patriarcado para sacar a las mujeres ese "privilegio" que tienen de embarazarse y dar a luz.

Yo no lo veo así. Primero, porque la existencia de esos úteros no impedirá que las mujeres que quieran pasar por la experiencia del embarazo y el parto puedan hacerlo. Y además, porque algunas mujeres sí quieren hijxs, pero no quieren vivir esa experiencia biológica. ¿Por qué? Pues tendrán sus razones,  muy válidas, como las que sí quieren vivirla.

Ya escucho las críticas acerbas: son egoístas, piensan en ellas antes de pensar en su bebé, no quieren embarazarse solamente porque no quieren engordar, si no están dispuestas a tener algunas estrías por su bebé, entonces mejor no lo tengan, darles un útero a ellas es como tirarles rosas a un chancho, etc. etc. etc. Voces muchas veces procedentes de varones, que hablan desde la comodidad de aquel que sabe que nunca tendrá que pasar por esa experiencia, nunca tendrá que sufrir dolores, molestias, náuseas, estrías, hemorroides, desgarros, episiotomías y prolapsos, y nunca se sentaron a pensar si realmente les gustaría pasar por esa experiencia.

Voces directamente sacadas de la Biblia y del "parirás con dolor", que sigue asociando mujer a sacrificio, dolor y abnegación en la maternidad, cual Virgen que sacrifica su vida para su sagrado hijo. ¿Cuánta gente considera que si parís por cesárea o con epidural, no parís realmente porque no sentiste los dolores del parto? La cultura judeo-cristiana del sacrificio, lamentablemente, sigue bien arraigada en la gente, y sobre todo para las mujeres.

Pues no veo por qué. Y no veo qué tiene de malo que un feto se desarrolle en un útero artificial antes que en un útero natural, a partir del momento en que todas las condiciones de salud y desarrollo normal están reunidas. Al contrario, permitiría que ambos progenitores, el padre y la madre, se impliquen por igual en el desarrollo del feto. Ya no nos hincharían con que "las mujeres saben más acerca de los bebés porque los tuvieron nueve meses en la panza", como si una mera condición biológica significara obtener mágicamente una sabiduría especial sobre cómo cuidar a otro ser humano.

Las personas que adoptan ya lo saben: no hace falta tener a un feto nueve meses en la panza para sentir un amor incondicional por ese nuevo ser, y cuidarlo, mimarlo, darle lo mejor y tener una relación fusional con él. Sí necesitan implicarse en su crianza desde el primer segundo en que lo tienen en sus brazos. Si no hacen ese esfuerzo, claro que la relación fusional no llegará nunca. Pero lo mismo pasa con las madres biológicas: ¿cuántas se deprimen porque cuando ven a su bebé, no sienten absolutamente nada por él,  contrariamente a lo que le vendieron, y al contrario, casi les provoca rechazo (pero de eso raras veces se habla, todo tiene que ser color de rosa enseguida)? La relación con un bebé, la maternidad, la paternidad, se construyen. No llegan milagrosamente.

Pues con un útero artificial pasará lo mismo. Ya me dirán que no es lo mismo, que la relación que se teje durante el embarazo es excepcional, bla bla bla. Yo les respondería que a nivel de salud física, probablemente sea mucho más sano que un feto crezca en un útero artificial que en uno natural, sin recibir ninguna sustancia nociva como drogas, alcohol, medicamentos, cigarrillo, contaminación, etc.

Y quizás, por fin, dejen de poner a las mujeres-madres en un pedestal. Porque en un pedestal sólo se pueden hacer dos cosas: mantenerse allí cumpliendo a rajatablas con los mandatos sociales de madre abnegada. O caerse si una tiene la desgracia de no conformarse con esos dictados (y claro, transformarse en puta, porque de la dicotomía madre/puta no salimos nunca...).

Así que mejor empiecen a ver a las mujeres como seres humanos normales que no son ni más ni menos valiosas que cualquier otro ser humano. Con eso, yo y muchas mujeres estaremos ya muy conformes.
.

50 comentarios:

Café Sideral dijo...

GRACIAS, POR FIN UNA MUJER SE DA CUENTA DE LAS COSAS

Anónimo dijo...

Comparto todo lo que dice esta entrada, pero la verdad que la maternidad es un tema agotante y frustrante...
Se vuelve muy dificil lograr concientizar a la gente de que es importante que se entienda que lxs hijxs se hacen de a dos y son responsabilidad de dos (para lograr las consecuencias de esta idea como se habló antes, por ejemplo de una verdadera licencia por paternidad igual que la de maternidad, la reducción de la jornada laboral, etc) cuando tenés infinidad de gente dispuesta a defender con uñas y dientes que lxs hijxs son propiedad de la madre y lo que es circunstancial es el padre... hasta la persona más tranquila y pacífica se puede transformar en una fiera cuando se habla un tema tabú como lo es cuestionar la forma en que vemos la maternidad desde nuestra cultura (incluso es un tema que violenta más que cuestionar las religiones, lo que pasa es que se invisibiliza tras la idea de que "todo el mundo pone en un pedestal a LA MADRE" y cualquiera que cuestione eso es una persona indeseable, resentida, que no sabe lo que es la vida, etc, etc, etc) Mientras la mayoría de las personas piensen, cada una con sus aristas, que quien importa es la MADRE y el padre es opcional y/o circunstancial vamos a seguir remando en un océano de dulce de leche y mientras tanto aguantar sus agresiones por no querernos someter a semejante imposición social que a profundidad nos perjudica a todxs y para variar a las mujeres por dos: en la superficie y en profundidad.
Saludos, Tatiana

Jordi dijo...

¿Quién se hará rico vendiendo bebés en úteros artificiales?

¿Cuánto costará "comprar" un bebé?
Podría ser también un buen negocio.

A lo que voy, ya hay bastantes niños en orfanatos, necesitados de padres, para andar fabricándolos.

Totalmente de acuerdo en que una madre no es mejor que una mujer sin hijxs.
Totalmente de acuerdo con que las mujeres no estan obligadas a ser madres, sino que tienen valor en sí mismas por el hecho de ser personas.

Pero lo de los bebés en úteros artificiales... no sé, me huele a idea de doctor frankenstein..., je, je.
Yo me traumatizaría nada más saber que me engendré en una bolsa de plástico reciclable... ¿tú no?
Pero quien sabe, a lo mejor así creamos a los X-Men. :)

(No me llames esencialista, que no me gusta)

Mariel dijo...

100% de acuerdo, Basta.

Lástima que nos faltan un par de siglos para que la mayoría piense igual.

Romina dijo...

Para romper con a asociación mujer-madre no hay que abolir la maternidad biológica. O al menos deberíamos ser lo suficientemente inteligentes como para que no sea necesario.
Más liberadores que los úteros artificiales serían las transformaciones culturales y políticas que no hicieran incompatible la maternidad -incluso la biológica- con el desarrollo individual.
Romper con ese esencialismo no puede ser abolir la maternidad, de ese modo le das la razón al esencialismo. Necesitás un útero artificial para romper con los argumentos que vinculan al niño con la madre más que con el padre, por ejemplo, o más con la madre biológica que con la adoptiva.
Y decir que es más saludable un útero artificial porque no recibe alcohol y cigarrillos es, con perdón, ridículo. ¿Acaso no hay embarazadas que no fumen y beban? Lo mismo leí decir a alguien sobre la leche artificial vs. la leche materna. Es absurdo.
Por otra parte, acuerdo que delegar a la ciencia médica otra función biológica más no lo veo como una liberación. Las cesáreas que tanto celebrás, por ejemplo, ayudan sobre todo a ganar dinero a los obstetras y a las clínicas privadas, por algo los porcentajes en las privadas ascienden al 50/60% y el la salud pública rondan el 20/30%.
No entiendo cómo de esa mirada crítica la ciencia médica queda afuera. La obstetricia nace como la ciencia del control de una espacio reservado antaño a las mujeres, como el embarazo, parto y lactancia. A través de ella los hombres lograron decirle a las mujeres qué debían hacer durante el embarazo, cómo debían parir -acostadas para facilitar la intervención médica- y cómo y cuánto y si debían o no amamantar. Un médico que ordena amamantar a demanda -que no vi ninguno- es tan invasivo como un que te dice que tu leche no sirve, que no alcanza o que después de tal edad no se puede amamantar.
Sería interesante que te acercaras un poco más a una mirada más crítica de la medicina y de la obstetricia y la ginecología en particular que, también son producto de una sociedad patriarcal. No confíes tanto en ellas.

Saludos, Romina

Geli dijo...

Estoy de acuerdo con Romina. Y también creo que el valor de la maternidad depende de cada mujer, y habría que respetar eso. Si viene una mujer y me dice que la maternidad o la capacidad de engendrar un hijo es lo más maravilloso del mundo (para ella) me parece perfecto. Lo mismo si viene otra mujer a decirme que la maternidad es lo peor que le podría pasar.

Para mi el camino no es imponerle una visión a las mujeres, ni adoctrinar a las mujeres para que crean que tener hijos es una mierda, sino hacer callar a los que se meten en la vida de las demás.

Lo de los úteros artificiales me hace acordar a "Un Mundo Feliz" de Huxley, trataba de una sociedad donde se adoctrinaba a las personas desde chicxs para creer que tener un hijo de forma natural era un acto aberrante (los engendraban en unas especies de frascos) Y de esa manera se mantenía a tod@s trabajando y consumiendo, mientras se creaban seres humanos a medida, modificados geneticamente para pertenecer a distintas clases sociales y hacer distintos trabajos.

No creo que me guste una sociedad así, por poco sexista que sea :P

Saludos

bastadesexismo dijo...

"Sería interesante que te acercaras un poco más a una mirada más crítica de la medicina y de la obstetricia y la ginecología en particular que, también son producto de una sociedad patriarcal."

Romina, también lo hice, tengo una entrada al respecto.
A mí me parece ser una opción como otra. Se decía lo mismo de los bebés probetas, de la inseminación artificial, de tantas otras cosas que hoy nos parecen normales.

No es cuestión de decir: la maternidad es una mierda o es una maravilla.
Sino de dejar OPCIONES, sin imposiciones, nada más.

Bandida dijo...

Que tema espinoso el que tocaste...me toca de cerca porque no puedo procrear y me siento "aliviada" de no estar en Argentina sino en Australia. Aca hay mucha menos presion para tener familia y las mujeres tienen carreras y eligen si quieren o no quieren pero creo que el "mandato familiar" es mucho menor.
Seria bueno empezar a ver a la mujer como mujer y no como "madre" porque he conocido madres terribles, cretinas, irrespetuosas de sus hijos, que destruyen vinculos por donde quiera que van.

Alicia Seminara dijo...

Hola, estoy aquí por Bandida que te recomendó.

Por experiencia propia (yo, 40 y sin hijos) te digo que muy raramente, y en mi caso, nunca, hombres me han dicho o han hecho sentir menos mujer porque no tengo hijos.

Las personas que alguna vez me dijeron algo fuera de lugar o algo punzante para hacerte ver lo "vacía" que sos, siempre fueron mujeres. Madres.

Saludos desde Londres!

bastadesexismo dijo...

"¿Quién se hará rico vendiendo bebés en úteros artificiales?"

Jordi: exactamente los mismo que los que se hacen ricos comprando y vendiendo bebés incubados en úteros naturales. ¿O te pensás que eso ya no existe? En el norte de Argentina, se ha convertido en todo un negocio.

Cada vez que hay un avance tecnlógico, vienen con que se va a convertir en una cosa inhumna anti-ética, etc. Se dijo lo mismo de la pastilla anticonceptiva, del divorcio, del aborto, de la inseminación artificial, de la experimentación sobre fetos, de las células madres, etc.

Alicia: aquí no se trata de una guerra entre los sexos, nunca jamás dije que las presiones venían de los hombres, sino que vienen de la sociedad en su conjunto, porque es la sociedad la que es machista. Saludos y bienvenida!

R Fuego dijo...

La verdad que me parece muy corto de miras preguntarse, en esta sociedad, qué puede haber de malo en los úteros articiales.

Ya existe desde hace tiempo una intuición de lo que pasaría desde la ciencia ficción. Un librito llamado "Un mundo feliz", de Aldous Huxley.

Pero es que además existen lecciones de sobra acerca de qué es lo que pasa cuando se pretende artificializar a la naturaleza. Y encima desde una lógica capitalista, porque eso es lo que pasaría si la proponemos hoy. Hay que tener esas cosas en cuenta a la hora de pensar y hablar. Por más abstracto que sea el pensamiento, siempre está determinado socialmente y tiene consecuencias sociales.

Además, me parece un método falaz el exponer una posición propia sobre la maternidad a partir de la crítica de caricaturas. Crea muchísimos malentendidos.

Mi posición es la misma que la de Romina.

bastadesexismo dijo...

Es que de nuevo, la naturaleza, la maternidad YA están artificializadas. Desde la pastilla anticonceptiva hasta las incubadoras pasando por la inseminación artificial y todos los experimentos que se hacen con embriones o células madres, ya está todo artificializado.

En cuanto al capitalismo, éste no ha esperado los úteros artificiales para comprar y vender bebés y comercalizar la maternidad.

Con úteros artificales, siempre harán falta dos personas dispuestas a donar sus gametas para que se pueda crear un bebé. Exactamente como sucede ahora. Sólo que el tiempo de incubación se hará fuera del cuerpo y no dentro de él, nada más.

Más que Huxley, yo recomiendo "El útero artificial", de Henri Atlan.

Anónimo dijo...

"Para romper con a asociación mujer-madre no hay que abolir la maternidad biológica. O al menos deberíamos ser lo suficientemente inteligentes como para que no sea necesario.
Más liberadores que los úteros artificiales serían las transformaciones culturales y políticas que no hicieran incompatible la maternidad -incluso la biológica- con el desarrollo individual."
Romina estoy de acuerdo con vos, pero igual creo que nadie está tratando de abolir la maternidad biológica, en todo caso sería una opción más y cada quien medirá los pro y los contra de llevar adelante algo así, en mi opinión es muchísimo peor el empleo de una madre sustituta (aunque si tuviera que llevarlo a terreno estrictamente personal quizá no recurriría a ninguna de esas dos formas, pero entre una y otra prefiero un útero artificial, con esto quiero decir que usar o no esas herramientas son a título personal, no me parece bien prohibir por prohibir porque es blanco o negro, el uso de un útero artificial no tiene que significar la abolición de un útero natural y viceversa)
Saludos, Tatiana

Café Sideral dijo...

por favor, necesito urgente el porcentaje de la población femenina y masculina a nivel mundial. es para mi tesis, trata del lenguaje sexista y su impacto en la violencia de genero. queria hacer algo mas amplio, pero tiene que corresponder al area de comunicaciones ya que es la carrera que estudio y que estoy por finalizar. creo que lei en algun lado que son 53% de mujeres. pero necesito la fuente. un abrazo y gracias basta.

bastadesexismo dijo...

Café Sideral, no soy ninguna experta, o sea que no tengo respuesta a tu pregunta.

Ahora, acerca de tooooodas tus otras preguntas en tantos otros comentarios acerca de por qué las mujeres son tan taradas que no se rebelan y se someten al machismo, te recomiendo la lectura de esta entrada: http://bastadesexismo.blogspot.com/2009/12/por-que-las-mujeres-reproducen-el.html

Saludos.

Jordi dijo...

"Se dijo lo mismo de la pastilla anticonceptiva, del divorcio, del aborto, de la inseminación artificial, de la experimentación sobre fetos, de las células madres, etc."

Lamento que hayas asociado este párrafo a la respuesta a mi comentario, porque yo no pienso así: la autonomía sexual de la mujer es un derecho fundamental que yo defiendo en todas sus formas.

El útero artificial debe poder ser una opción. No me sitúo a favor de prohibirlo. Mientras no se demuestre (con el tiempo) que resulta perjudicial para el bebé en lo que respecta a su desarrollo psíquico, no tengo nada contra ello. Está por comprobar, y falta mucha experimentación sobre los efectos psicosociales de dicha gestación.

Por supuesto, el "útero artificial" es incompatible con otra rama de las ciencias psicosociales, que afirman que una sana relación del bebé con otro ser humano procura un mayor equilibrio emocional en la criatura, y esa relación empieza ya en el útero humano.

Es decir, puestos a elegir, prefiero que investiguen implantes de útero en varones que úteros artificiales. :)

Romina dijo...

Yo también me acordé de Huxley! :)

También estoy en contra de esa sacralización de la maternidad, me molesta porque con 27 años la presión social y familiar sobre mi persona (más que sobre mi pareja, claro, porque yo soy la mujer-destinada a madre) es muy fuerte. Y la presión es sobre todo de las mujeres (madres, suegras, tías) que te hablan de lo fácil que es criar a un bebé y de que es lo mejor del mundo. Les importa realmente poco si vas a la facultad haciendo un doctorado o estás en un buen trabajo, lo que importa es que seas madre... Se hace insoportable, sobre todo porque a mí los bebés (los niños más crecidos son otra cosa) no me producen nada de nada, no me gustan ni me interesan. Esto, y ahora incluyo a las mujeres jóvenes , causa "horror", y te hacen sentir no sólo como un marciano, sino como una bruja desalmada, ¡pobres bebitos!

A mí me gustan los niños, pero ya un poquito más grandes, con los que pueda jugar y tener conversaciones, de hecho soy docente y lo disfruto, aunque claro, no pasar por la etapa de bebé biológicamente es imposible, y adoptar también es muy complicado.

R Fuego dijo...

Romina:

En esta época se puede tener bebés a los 30s sin problemas, asi que podés zafar de esas presiones familiares diciéndoles que querés esperar hasta tener 30 y listo, por 3 años no te joden más.

En cuanto a los bebés, a mi esposa le pasaba lo mismo que vos. Odiaba cuando las amigas hablaban de lo que hacían sus bebés enfrente de ella y prometió no hacerlo nunca. Ahora se deshace de amor por nuestra beba y comenta cada cosa que hace. Se ve que es algo muy subjetivo.

Sobre el útero artificial. Lamentablemente para averiguar cuáles son las consecuencias psíquicas de haber nacido en un útero artificial hay que hacer nacer personas en un útero artificial y, para propósitos del estudio, recordárselo. Mejor sería investigar cuales son las consecuencias de la gestación en un útero humano y, por analogía, ver las diferencias con el útero artificial. Por lo tanto yo sí estoy en contra de la implementación del útero artificial hasta que no se demuestre que al bebé gestado ahí no le falta nada respecto al bebé gestado en un útero humano.

Por otra parte, intervenir artificialmente en un proceso natural es una cosa y suplantar enteramente ese proceso natural es otra muy distinta. No es una diferencia cuantitativa, sino cualitativa.

Estamos en una época donde el pensamiento mecanicista y antropocéntrico es cada vez más insostenible, donde se impone para cualquier persona que se considere progresista tener una conciencia ecológica de la naturaleza y de nuestra relación con ella.

Anónimo dijo...

Romina, te diría que alargues todavía un poquito más lo que te dice r fuego, podés decir 35!

De todos modos yo te aconsejo que trates de alguna manera de volverte inmune a los comentarios familiares, es dificilísimo, pero el tema es que la tortura no se termina una vez que tuviste hijxs.
Yo voy por el 3ro y recién ahora aprendí a poner el piloto automático cuando tratan de meterse en mi vida, por supuesto nadie me pregunta cuando voy a tener, más bien me dicen que ya tuve suficientes, pero siempre alguien parece saber que es mejor para mis hijos, como si mi marido y yo fueramos dos tarados.

Si después de tener un bb volvés a trabajar enseguida sos una madre desalmada, ahoa bien, si decidís tomarte una licencia más larga sos una chata de mente, la cabeza te da paa algo más que para estar todo el dia con un bb.
Si no le das la teta no hay palabras para definir lo mala madre que sos, pero no se te ocurra darle mucho más de los 6 meses ni te digo si pasas el año, por que ahí te convertís en una madre sobreprotectora criando hijxos dependientes.
Si tus hijxo no hacen actividades fuera de la escuelas les estás fomentando el sedentarismo, pero no le ocupes más de tres tardes, eh, pobre criatura que tenga tiempo para descansar.
Y ejemplos así se me ocurren millones, y el padre? bien gracias, así el se ocupe del 90% de las cosas para el resto está pintado al oleo y vos sos la responsable de todo.

En fin, si alguna vez te animás a intentarlo mudate y no les la dirección a nadie!! No, es chiste, a veces la familia y los amigos ayudan, aunquela idea de amordazarlos se me ha cruzado varias veces por la cabeza.

Besos, Lu

Anónimo dijo...

Te recomiendo leer este artículo, me gustó mucho:

http://reverenciandolafemineidad.blogspot.com/2010/04/las-feministas-denigran-la-maternidad.html

Irene dijo...

¿Me has echado de menos? :P

Tu "pecado" es que para no sacralizar la maternidad cosificas a las mujeres. "Al fin y al cabo solo incuban al bebe nueve meses"...blablabla.

Y lo peor es que no te das cuenta.

Tienes que reflexionar aún más sobre la maternidad...gestar a un bebé, por muy mal que se haga, y muy a regañadientes y se fume y se beba mucho, implica de momento ceder el control de tu cuerpo a un tercero. Parirlo implica aceptar la posibilidad de morir por soltar a otro al mundo. Esa es la maternidad, tan cruda. ¿Sacralizarla? No, a mí no me gustan los altares, pero sí colocarla en el lugar en el que está.

Por otro lado ya te han hablado de Huxley. Hay poco más que añadir, exceptuando que no te hagas muchas esperanzas, de momento ni siquiera se puede conseguir que los prematuros de menos de 23 o 24 semanas sobrevivan, los que con 25 lo logran quedan con muchas secuelas físicas y los que los consiguen con unas cuantas semanas más acaban con un montón de secuelas psicológicas. Es lo que hay.

pau89_sk dijo...

Me conmovio tu entrada.La verdad siempre pense lo mismo,y las palabras son tal cual "sacralizacion" y todo lo que describiste despues,simplemente me sacaste las palabras de la boca.Siempre me tacharon de egoista,individualista y tantos adjetivos solo por pensar como vos y como muchas otras valientes mujeres,que se animan a expresarse libremente,este a favor o en contra de los mandatos sociales.
La verdad que ese pedestal del que hablas todavia existe y muchas veces a las que por ejemplo en mi caso,el estudio y futura profesion esta primero...no se nos reconoce nada solo por no tener hijos.
Que lindo seria vivir en un mundo de igualdades.Saludos a todos del blog!

Javier dijo...

Una vez dejadas de lado las construcciones culturales que señalas, coincido en que lo que queda es una función biológica. Aunque me parece que no es igualable a mear. Lo que me hace ruido en tu planteo es ese reniegue hacia esa función puramente biológica como tal que es el embarazo, separado de lo cultural. Coincido en que como hombre no tengo que pasarlo, y que para muchas puede ser nada placentero, te concedo eso. Si no me equivoco estarás de acuerdo en que eso no es ninguna imposición social, si no de la evolución de la especie, en lo cual no tiene intromisión lo cultural, es decir lo patriarcal, el capitalismo, ni el consumismo, estereotipos, etc. Es decir no constituye un mandato o dictado social, en todo caso el ser madre, refiriendome siempre a la función biológica, es una imposición de la evolución, puramente natural.
Por qué digo que no es igualable a mear, bueno porque el objetivo primordial en la evolución es justamente la de pasar los genes a próxima generación. Teniendo eso en cuenta, no es igualable a mear, que si bien es imprescindible jaja, no es la meta, en términos puramente evolutivos, ya que se está dejando de lado todo lo cultural. Es de esa función que más allá de gustar o no pasarla, es natural.

Ileana dijo...

Estoy de acuerdo con la mayoría de las cosas que expresas en este blog (lo del clítoris, la homosexualidad, la sexualidad, la tolerancia...)... PERO CON LA MATERNIDAD HAS TOPADO!!!

Lo que le falta a este análisis que has hecho aquí es:

-Pensar en el bebé. Bebé que fuiste tú misma, y que seremos todos.

-La oxitocina, la hormona del amor, su pico más alto se produce en el parto y el postparto, para la madre y para la cría. LA CAPACIDAD DE AMAR DE LOS SERES HUMANOS SE DEFINE EN ESOS MOMENTOS.

-Los afectos, el amor, las emociones, el contacto físico, la capacidad de amar. No está por ningún lado.

Un análisis que deja afuera a las emociones y a la capacidad de amar, no se sostiene por ninguna parte.

Saludos!!!

bastadesexismo dijo...

Ileana, el amor no es algo dado automáticamente por las hormonas. Cuando hablás con mujeres sin juzgarlas y sin mirarlas feo si no dicen lo que esperás que digan, escucharás que algunas no han sentido NADA de amor ni durante el parto, ni durante el post-parto, por mucha oxitocina que haya.

Y digo bien "algunas". No generalizo NUNCA. Y justamente me elevo contra las personas que quieren generalizarlo todo y decretar que las cosas siempre tienen que ser de una sola manera.

Algunas veces, la madre ama a su bebé ni bien nace, o incluso mucho antes de que nazca. Otras, ese amor surge después de varias semanas o incluso meses (muchas mujeres dicen que no sintieron NADA por su bebé durante meses). Y para otras, el amor no llega nunca. Conozco a madres que me confiaron, sabiendo que nunca las juzgaría por eso (por eso se tomaron la libertad de decírmelo a mí), que hubieran preferido no tener a sus hijos.

Podés hablar del amor todo lo que quieras. El hecho es que ni el embarazo ni el parto, ni la mera capacidad de embarazarte o parir, te hacen necesiariamente mejor persona.

Ileana dijo...

No, no necesariamente te hacen mejor persona, claro que no, pero a muchas mujeres sí nos lo ha hecho, precisamente a las que nos hemos podido abrir a la experiencia.

Claro que el amor no es sólo hormonas, pero habría que ver cómo fueron los embarazos, los partos y los postpartos de esas mujeres.

Probablemente no produjeron ninguna oxitocina, porque estaban tan atemorizadas, tan acorazadas y tan frígidas que no pudieron vivir su parto como lo que es: una parte de su sexualidad.

Se puede parir sin dolor, se puede parir en éxtasis, se puede parir con orgasmos, se puede amamantar con placer...

Y esas son experiencias que nos estamos perdiendo las mujeres, por culpa precisamente del sistema patriarcal.

El atentado que la sociedad patriarcal produce contra la forma en que asumimos la maternidad es muy grande, y poco se ha hablado de ello.

bastadesexismo dijo...

Ileana, lo que decís es un poco contradictorio. Si la oxitocina se produce durante el parto, el hecho de estar atemorizada no impide su producción. Y si el hecho de estar atemorizada impide su producción, entonces es que el placer del que hablás no tiene nada que ver con hormonas, sino con un estado de bienestar más psíquico que físico.

Por lo demás, precisamente, lo que digo es que la POSIBILIDAD de embarazarse y parir no hace mejores personas a TODAS las mujeres. Supongo que hay muchas mujeres muy malas, y que sin embargo tienen la misma capacidad de embarazarse y parir que vos o que madre Teresa.

Por eso digo que no veo por qué la razón del respeto hacia las mujeres debería ser el hecho de que pueden llevar la vida. El hecho de poder llevar la vida no te hace ni mejor ni peor persona.

Buenísimo si parís con un orgasmo, me alegro mucho por vos y por el psiquiatra que trate a tus hijxs si se enteran de eso, pero eso tampoco te hace mejor ni peor persona. Te hace ser una persona que tuvo un orgasmo durante un parto. ¿Y? No te voy a respetar por eso, ni dejar de respetar. Te voy a respetar porque sos un ser humano, no porque tenés un útero orgásmico.

Anónimo dijo...

No porque se supone que si estás aterrorizada se para el parto y duele.

Pero las hormonas las producen también LOS PENSAMIENTOS.Kxll

R Fuego dijo...

Participo de esta discusión porque como estoy suscripto me siguen llegando los comentarios. Pero he dejado de ser un visitante asiduo a este blog por que me frustra la actitud refractaria de Basta a cualquier perspectiva feminista que desafíe los principios del -reivindicable pero en muchos aspectos anacrónico- "feminismo de la igualdad".

El caso de la maternidad es uno de esos. Mucho se ha escrito ya, utilizando argumentos científicos y de otras experiencias feministas, para razonar con las posturas anti-maternidad a las que lleva el discurso de "como el rol de madre puede servir para esclavizar a las mujeres, entonces toda reivindicación de la maternidad [incluso si es de una maternidad no patriarcal] es anti-feminista". Pero nada ha dado resultado. ¡Exactamente la misma postura!

En cuanto a la chicana del psiquiatra que necesitarían los chicos paridos en un orgasmo, apesta a puritanismo burgués.

bastadesexismo dijo...

R Fuego: ¡precisamente ayer pensaba en vos! Qué casualidad.

Yo creo que los últimos comentarios están totalmente fuera del tema, en el caso preciso de esta entrada. En esta entrada no hablo de la maternidad en sí, sino del hecho de que esa maternidad, o más bien la mera posibilidad de la maternidad no es una razón suficiente, a mi entender, para respetar a las mujeres. De nuevo, sea cual sea el tipo de maternidad al que te referís, la maternidad no hace necesariamente mejor persona a las mujeres, cualquier mujer fértil puede ser madre, sea esa mujer un monstruo de egoísmo o una torturadora de un campo de concentración.

Venir a decir que puede existir una maternidad no patriarcal y que haga que las mujeres se realicen y se sientan plenas no viene en aboluto al caso. Una mujer puede sentir todo eso, y seguir siendo una persona execrable en otros aspectos.

Lo único que digo en esta entrada es que las mujeres NO VALEN por el hecho de tener la posibilidad de dar la vida, sino porque son seres humanos comunes y corrientes.

Por lo demás, yo no escuché ningún argumento científico que me demuestre que las mujeres son más valiosas porque pueden tener un feto 9 meses en su panza y parirlo. Esto no es un argumento científico, sino subjetivo e ideológico.

Yo también di muchos argumentos a favor del feminismo de la igualdad, y no por eso cambiaste de parecer, ¿y? No por eso voy a decir que tenés una actitud refractaria, sino que simplemente tenés ideas distintas a las mías.
Si no soportás la idea de que alguien pueda no estar convencido por tus ideas y seguir con las tuyas, no sé qué decirte, efectivamente.

Pero está clarísimo que no me convencen los argumentos del feminismo de la diferencia, términos que son, a mi entender, totalmente antinómicos. En eso no soy más sectaria que vos, que no te dejás convencer por los argumentos del feminismo de la igualdad.

R Fuego dijo...

No te reprocho el hecho de que no abandones tu postura, sino el hecho de que no la enriquezcas con otras, que te dejes dominar por una ideología.

Yo del feminismo de la igualdad tomo lo que me parece reivindicable, lo otro ya lo he desechado críticamente. Por eso hablo de "reivindicable pero prácticamente anacrónico".

Es que inclusive los temas que tratan sobre la inequidad entre varones y mujeres no los tratás de manera práctica haciendo propuestas realizables, sino que te quedás en la denuncia o en la queja.

Sobre la maternidad, ya varias personas te han señalado que tu análisis de la misma es incompleto, y que no todo se puede saber de oídas.

Sobre que la maternidad no hace a las mujeres mejores personas no sé quién en esta entrada ha hecho esa afirmación como para que salgas a desmentirla o presumas que quienes no compartimos tu posición sobre la maternidad pensamos así...

En fin.

bastadesexismo dijo...

R Fuego: estaba contestándole a Ileana, que respondió de la manera siguiente a mi entrada: "Estoy de acuerdo con la mayoría de las cosas que expresas en este blog (lo del clítoris, la homosexualidad, la sexualidad, la tolerancia...)... PERO CON LA MATERNIDAD HAS TOPADO!!!"

Ahora bien, lo que digo en esa entrada es que mucha gente dice que hay que respetar a las mujeres porque "cargan la vida" o "dan la vida", y en mi entrada me elevo contra eso.
Si Ileana piensa que con esta entrada me he topado, es que piensa efectivamente que las mujeres deben ser respetadas/valen por su posibilidad de ser madres.

Yo NUNCA, en ningún momento, dije que la maternidad no podía ser una consecración para algunas mujeres. Me elevo contra el discurso actual y pasado que dice que la maternidad SIEMPRE te eleva y es lo que define las mujeres.

Y si rechazo tajantemente todos los aspectos del feminismo de la diferencia, es porque va en contra de mi ideología desde el vamos. Hasta hoy, nadie me ha podido convencer. Pero contrariamente a lo que opinás, estoy abierta a que alguien lo logre.

Matriarcal dijo...

Hola,

Me hallaba yo en el hospital para el nacimiento de nuestro segundo hijo, vestido de forma ridícula, con uno de esos gorritos de papel, cuando me hicieron pasar al paritorio.

Me quedé pálido. La escena era dantesca. Mi pareja estaba echada boca arriba, abierta de piernas en una camilla, y bajo ella un manchón de sangre descendía por la sábana hasta el suelo encharcado de un rojo muy, muy rojo.

El nacimiento de nuestro segundo hijo fue el momento más "gore" de mi vida.
Pero su llegada fue el contrapunto.

A esto se llama una "experiencia", y las experiencias nos plantean nuevas preguntas que nunca antes nos habíamos planteado. Nunca verás a un hombre que reflexione sobre los partos y las crianzas... hasta que no lo viva de cerca. Lo mismo ocurre con las mujeres (por algo somos iguales).

La "experiencia" transforma a las personas, y modifica nuestras prioridades. Para ciertas mujeres, ser madres modifica sus prioridades por completo, no porque alguien se lo imponga o porque se entreguen al "esencialismo patriarcal", sino porque ellas mismas han sido transformadas por esa experiencia, libremente, y han aprendido algo de ello.

Si yo hubiera sido un ser frío e insensible, un robot, eso no me hubiera afectado, pero sí, me afectó, o mejor dicho, ME DEJÉ AFECTAR POR ESO, y AHORA COMPRENDO por qué algunas mujeres reclaman partos y crianzas respetadas, por qué exigen que la maternidad merece ser tratada con dignidad y respeto, y priorizan eso tanto o más que cualquier otra lucha o reivindicación feminista.

Cuando se habla de la sacralidad de la maternidad, yo lo entiendo como que ésta no tiene precio, es inconmensurable y no puede estar al servicio de poderes políticos o ideológicos. Es decir, no debería estar en manos de instituciones patriarcales, sino de las propias mujeres.

Y eso de que es "la especie humana" la que da la vida, y no las madres, pues no me queda muy claro...

Por supuesto, no convierte a la mujer en sagrada: todo ser humano es "sagrado", sea madre o no, y ahí te doy toda la razón.

Pero, contradiciendo lo que dices en tu artículo, esa experiencia sí nos ha hecho un poco más sabios, porque gracias a ella hemos podido comprender un poco más qué significa ser humanos.

Dejarse transformar por las experiencias sí nos hace más sabios. Negarse a que las experiencias nos afecten, nos hace sentir seguros, pero nos mantiene en la ignorancia.

Debo felicitarte por tus muchos aciertos, pero en algunos temas te falta un poquito de sensibilidad. Con tacto se puede contentar a todxs. Más de alguna madre habrá fruncido el ceño leyendo tu artículo.

Y algún padre, por lo que veo. :)

Saludos.

bastadesexismo dijo...

Matriarcal: gracias por tu aporte. Estoy de acuerdo con lo que decís. Pero nuevamente, te olvidás de la palabra "necesariamente".
Presenciar un parto o parir no necesariamente produce lo que describís. Ojalá lo hiciera siempre y transformara a los seres humanos en sabios y buenos e inteligentes. Pero no necesariamente pasa eso. No sé cuál es el porcentaje de seres humanos que tienen hijos, y sin embargo la estupidez es lo más popular en el mundo.

Pero de todas formas, yo en mi entrada no hablaba tanto de la experiencia del parto o de la maternidad, sino de la posibilidad de parir y ser madre.

He escuchado más de una vez gente decir que hay que respetar a las mujeres porque "son madres". ¿Quiénes son madres? Las madres, por cierto. Pero no todas las mujeres. Y hay madres buenas y madres malas y sigo sin ver por qué debería respetar a las mujeres por el mero hecho de poder ser madres.

Cuando digo que no son las mujeres las que dan la vida, sino los seres humanos, quiero decir que las mujeres lo que hacen es incubar y parir, no "dan la vida", o en todo caso, no la dan en una mayor medida que los varones. Solitas, no dan nada: un hombre tiene que haber participado en ese "dar la vida" para poder embarazarse. O sea que dan la vida tanto los hombres como las mujeres. A eso iba.

O sea, si es por dar la vida que tenemos que respetar a las mujeres, entonces respetemos a los varones por el mismo motivo.

De todas formas, no entiendo bien algo: tanto vos como R Fuego como Ileana están de acuerdo en decir que no es por el hecho de "dar la vida" que hay que respetar a las mujeres, sino porque son seres humanos. Y es precisamente lo que digo en la entrada. Entonces, ¿qué les molesta de mi entrada? Que yo, personalmente, no vea la maternidad como la consecración absoluta a la que puede aspirar una mujer?

Pues no, no la veo así. En MI caso. Y creo justamente que no es un lujo que algunas mujeres nos elevemos contra esa sacralización de la maternidad y expresemos claramente que NO QUEREMOS pasar por esa experiencia para que dejen de asociar sistemáticamente a las mujeres a la maternidad y lxs niños, dejen de asociar mujer a madre, y dejen de definir a las mujeres como "las que dan la vida", porque es totalmente reduccionista.

bastadesexismo dijo...

PD: sobre parto humanizado, estamos de acuerdo, tengo una entrada al respecto. Y no necesité asistir a ningún parto para estar convencida de que hay que cambiar las cosas, simplemente escuchar a las mujeres contando sus horroríficos partos (y agregando un "pero bueno, ya está, ahora que tengo a mi bebé me olvidé de todo").

Sobre el hecho de hacer fruncir el ceño a la gente... ¡estoy acostumbrada! :-)

Anónimo dijo...

Desde luego la Maternidad y la Paternidad son los dos grandes frentes de batalla sobre el que debería actuar el feminismo y el masculinismo actuál.

El "como" es lo que diferencia a la igualdad de la diferencia.Pienso que este tema ha sido dejado de lado por la igualdad.Y que ha sido monopolitizado por la diferencia.

La maternidad debe de llevarse a cabo sin olvidar NADA de lo que ha ha conseguido el f.de la igualdad.No se es madre solamente .Sé es también persona.Y algunas medidas de algunas afiliadas a la diferencia , como dejar de trabajar , por lactancia prolongada me parecen muy mal pensadas.Tampoco sacrilizar la maternidad.Y haber si algún día se consigue la EQUIDAD.Si es por ser MAMIFEROS , los lemures y los titis son mamíferos y sí lo han conseguido.Una de las falacias del feminismo de la diferncia es la utilización de mamiferos como sino hubiera comportaminetos únicos en la especie.
Kxll

Kxll

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con Bastadesexismo y con Kuxille.

Las hormonas no sólo son segregadas por organismo de manera biológica, sino que también de forma psicológica.

Puedes sentirte triste porque tu organismo cree ese tipo de hormonas; pero también puedes crear hormonas de la triteza a través de pensamientos tristes.
Es más, a menos que se posea un trastorno psicobiológico (como la depresión), con el mantenimiento de la atención en otro foco, es decir, cambiando el pensamiento en otro tipo de ideas, pueden cambiarse el tipo de hormonas que se segregan de manera automática (y pasar de la tristeza a la felicidad de manera automática).

El hijo es de los dos, del hombre y de la mujer. Ambos dan la vida.

Lo que no puede hacer el hombre es parir; pero tan sólo eso. Por lo demás, la vida del bebé continúa tras el parto, y en ello puede contribuir el hombre sin problema alguno.

Como dice mi novia, Kuxille, existen dos tipos de gestación:

-La gestación intrauterina: la que se crea dentro del vientre materno.

-La gestación extrauterina: El ser humano es un ser que se desarrolla a lo largo de todo su proceso vital. Y especialmente su cerebro se desarrolla velozmente desde el nacimiento hasta los 5-6 años.
Si una mujer no tarda más de 9´5-10 meses en parir, se debe a que, si nos desarrollásemos más tiempo en su interior, no habría modo de salir.
Por eso nos desarrollamos en los primeros años de vida tán rápidamente, porque continuamos esa gestación, pero desde fuera.

Y en esta gestación puede estar implicado el hombre, los/as abuelos/as, los/as primos/as, los/as hermanos/as, los/as cuidadores/as.

Me parece sorprendente que una mujer decida dejar apegado a su hijo a ella durante los 3 primero años de vida, sometiéndolo al cuidado exclusivamente, e impidiendo su educación.

Y por educación se entiende, en términos filosóficos, por el proceso que ejerce un ser humano maduro sobre otro inmaduro y "pobre-vacío", a fin de hacerle maduro, independiente y libre.

El apego excesivo genera inseguridad y miedo en los hijos e hijas.

A partir del año-año y medio, el bebé comienza a moverse con mayor fluidez y a investigar su entorno. Trata de ser independiente y aprender, pues del aprendizaje dependerá si vive o muere.

Si lo dejamos todo el día sólo con la madre, no sólo impediremos un desarrollo afectivo (ese amor que tanto te gusta, Iliana) entre el bebé y el resto de personas que no son su madre; y, además, le transmitiremos inseguridad, pues se le dice indirectamente "Eres pequeño y torpe por ti mismo; dependes de mí; por ti sólo nada vales".

En cierto modo es cierto: necesita de los demás. Pero a esa edad comienza a realizar cosas por sí mismo, y es conveniente fomentar su deseo de libertad, y no su dependencia y retención.

Es dándole esa libertad y ese gran abanico de afectos (padre, madre, abuelxs, hermanxs, etc), como se cría de verdad a un bebé.

Saludos: Enrique.

Matriarcal dijo...

¿Se borró el último mensaje que escribí o no se publicó bien?

Por si se ha perdido por el camino, te invito a que escribas un artículo análogo titulado "La sacralización de la paternidad", para equilibrar la balanza.

Al fin y al cabo, maternidad y paternidad son intercambiables, porque son la misma cosa ¿verdad?
Me encantará leerlo. :)

Anónimo dijo...

Buenas, con este post quisiera matizar algo de mi mensaje anterior; y, después, con un segundo mensaje, contestaré a Matriarcal.

Dije que hay que fomentar la libertad e independencia del niño. Es cierto. Pero el matiz está (se me pasó por alto) en que, al mismo tiempo, hay que tratar de ponerle un orden a su alrededor.
No se trata de ser ni libertino ni autoritarista (no hay que confundir la libertad con el libertinaje, ni la autoridad con el autoritarismo).

Una criatura a la cual no se le permite ni autonomía ni la capacidad de realizar cosas por sí mismo, en un futuro, muy probablemente, sea una persona dependiente, con baja autoestima y con poca confianza en sí misma; y, a su vez, se verán reducidas su capacidad creativa, su pensamiento propio y crítico, y sus competencias sociales y afectivas (con lo cual aumenta el riesgo de llegar a ser un delincuente).

Por el contrario, si a un niño o a una niña no se le ponen límites y un cierto orden, es decir, si todo es libertad y dejarlo sólo, está demostrado que, como necesita algo (o más bien, alguien) que le ayude a organizar, ordenar y estructurar su mente, de no hacer esto, su Cociente Intelectual será más bajo (no digo que esté por debajo de la normal, pero impide que se desarrolle en su plenitud). Asimismo, será más fácil que acabe con problemas de auto-control, problemas de organización y discernimiento, y será más fácil que padezca de estrés y/o depresión.

(Todo esto que expongo no tiene por qué darse obligatoriamente, pero los riesgos aumentan. Si pudiese copiar aquí imágenes, os pasaba gráficas de mis apuntes, y estudios científicos que verifican esto).

Saludos: Enrique.

Anónimo dijo...

Matriarcal:

Dijiste: "Lo que me hace pensar que la experiencia de ser padres nos hace ver las cosas de distinta manera, y nos preocupamos más del bienestar de nuestros hijos que del nuestro propio".

Voy a explicarte lo que piensa cierto médico psquiatra argentino, cuyo nombre es Jorge Bucay; pensamiento que compartimos algunos amigos y amigas que conozco, y yo.

Todos actuamos egoístamente, incluso cuando realizamos algo por el bien del otro, y que "es peor para nosotros".

Cuando hacemos algo que nos molesta a nosotros, a fin de ayudar a otra persona, no es porque no somos egoístas; todo lo contrario, se debe a que eso que hacemos, de un modo u otro, nos aporta algo bueno.

Incluso algo que es un gran mal, puede ser que lo llevemos a cabo porque, de no haberlo hecho, nos sentiríamos mal con nosotros/as mismos/as; y eso es algo que, internamente, vemos como algo aún peor, por lo que optamos por hacer eso y no dejar abandonado a otro ser humano.

Todos tenemos un proyecto vital. Puede ser el querer tener una empresa, el ser madres / padres, el trabajar como médicos, pedagogos/as, abogados/as; puede ser querer visitar países, pasar a la historia... o una mezcla de todas estas cosas.

Si tú o una mujer o padre cualquiera no optáis a rangos más altos en un puesto de trabajo con el objetivo de cuidar a vuestros hijos, se deberá a que tu proyecto vital, tu meta, tu objetivo, tenía como prioridad el cuidar de tu prole, y no el acceder a ese puesto de trabajo.

Y, como ya te he explicado, lo hacemos egoístamente, aun haciéndolo por los/as demás.
Así que, más que por esos hijos/as, lo hacemos por nosotros/as mismos/as

Saludos: Enrique.

bastadesexismo dijo...

Y agrego a lo que dice Enrique que no se tienen hijxs por ellxs, sino por unx mismx. La maternidad o la paternidad no son un altruismo, sino otro deseo completamente egoísta (no pongo ningún tono peyorativo a la palabra "egoísta" en este caso, sólo quiero decir que unx tiene hijxs por unx mismx, no por lxs hijxs, que no pidieron nacer).

Por eso mismo soporto cada vez menos que me digan egoísta a mí porque no quiero tener hijxs, como si lxs que lxs tienen decidieran ser padres por generosidad.

Anónimo dijo...

Cito a Matriarcal:


Y sigo pensando que HACEN FALTA MUJERES QUE NO SEAN MADRES para demostrar al mundo que podéis trabajar a fondo por una sociedad más justa y equitativa.

¿Esto que quiere decir?

¿Que si eres madre , ya no puedes trbajar a fondo?¿?¿?¿?


Teniendo en cuenta que la gente tiene hijos , no obligatoriamente , pero si l a mayoría , no tiene sentido que hay dos fem, sini que debería haber uno que sirviese para toda la vida.Si no , no tiene sentido.

Si el diferncial es caracteristico de padres , es como decir que el
de la igualdad es una utopía.

En todo caso no debería llamarse d
fem de la diferencia sino simplemente "crianza de apego".Estilo Carlos Gonzalez.Es una modalidad de crianza y no tendría nada que ver con el feminismo (que trata de relaciones de género no de bebés).

La crianza con apego me parece dogmática.Es una religión sin Dios , como el budismo.No me la creo.Instinto , mamífero , la consideración de la madre como "habita" del bebé.Uff.Imposible.Además complica la autonomía económica y la equidad.Ya veremos que se dice dentro de 15 años.Cuando crezcan esos bebés.Kxll

Matriarcal dijo...

Enrique, gracias por contestar, y por provocarme.
Para mí es otra forma de naturalizar el egoísmo, qué quieres que te diga.

Discrepo con el señor Bucay, ya sé que queda muy bien naturalizar el egoísmo, pero se equivoca.

Para mí, como para la mayoría de los mortales, es un acto egoísta aquel que no tiene en cuenta para nada el bien de los demás. Ponerse a fumar ante otros es un acto egoísta, porque al fumador le importa tres pepinos los pulmones ajenos, sólo piensa en sí mismo. Eso es egoísmo. Cuando te preocupas por el bien de los demás, tienes una actitud distinta a la anterior, por tanto hay que usar una palabra distinta.

Cuando digo que amo a mis hijos, tú dices que yo actúo egoístamente. ¿Es una forma de decirme que no amo a mis hijos, o que el amor no merece la pena ser pensado, o que en realidad me engaño a mí mismo pensando que les estoy haciendo algún bien? No entiendo pues, por qué me contestas, ¿para hundirme la tarde? :) Podías haberte ahorrado esa respuesta, entonces.

El señor Bucay, igual que el señor Dawkins, serán unos amargados el resto de sus vidas, porque en el fondo admiten que nadie NUNCA les amará.

Para ellos el amor incondicional no existe. Es otra manera de decir que eso del amor es una ilusión y no vale la pena molestarse en amar a los demás.

Siento discrepar con el señor Bucay ese. Puedo hacerlo, ¿verdad? Al fín y al cabo es sólo una teoría científica, y no es falsable porque es imposible medir el grado de egoísmo de la gente. Que me la demuestre empíricamente, y otro gallo cantará.

Tengo trabajo, lo dejo ya, que seáis todos muuuy felices... y egoístas. :)

Anónimo dijo...

En primer lugar, Basta, estoy de acuerdo contigo. Ese matiz lo había pasado por alto.

Matriarcal:

Cuando digo que proviene de una base egoísta, no quiero decir que también implique ser una acción inmoral.

Al fin y al cabo todos/as somos subjetivos/as (he ahí el porqué de tantas opiniones tan diferentes). Todos los seres humanos buscamos nuestro propio bien (de un modo un otro, y en mayor o menor medida); y cuando buscamos el bien de los demás, se debe a que no nos gustaría encontrarnos en esa misma situación. Se debe a que sabemos convivir en sociedad y ponernos en la piel de las demás personas.

No consiste en un egoísmo inmoral, que sirve para molestar a los demás seres; consiste en un egoísmo que beneficia a uno sin perjudicar al prójimo.

No es un egoísmo como el de fumar molestando a los otros (aunque también esa persona fumadora puede pensar que el egoísta eres tú, porque no le dejas ejercer su derecho a fumar; al fin y al cabo, puede pensar, puedes irte a otro lado. ¿O es que para ti son los demás quienes deben marcharse? Eso es egoísta... ¿Lo ves? Interés propio también el tuyo. Además, dudo mucho que los fumadores lo hagan para destrozar pulmones ajenos, sino que más bien porque tienen adicción, y les cuesta no hacerlo).

Además, siento decirte que constantemente realizamos acciones egoístas, que molestan a otras personas, aun sin darnos cuenta.

Por ejemplo: Cuando tratamos de obtener las mejores calificaciones en los exámenes a fin de aprobar y obtener un puesto de trabajo (lo cual implica dejar a otros sin él. O si no... ¿por qué no pruebas a quedarte en el paro y dejar tu puesto a otro que lo esté buscando?).

O cuando sacamos el último refresco de una máquina exprendedora, dejando a la siguiente persona sin él.

O cuando sacamos la última entrada de cine, dejando a otras personas sin poder ver la película.

O cuando compras la última barra de pan para que tus hijos puedan comer, dejando al resto sin pan.

O como ahora, que estás leyendo este mensaje, disfrutando de internet, mientras que un 80% de la población mundial padece hambre.

O como cuando coges el coche, contaminando, y contribuyendo al caliento global, a la muerte de miles de especies animales, y la creación de enfermedades que tú tal vez no tendrás gracias a que, ya que puedes permitirte el lujo de internet, seguro que podrás permitirte la sanidad.

Etc, etc, etc.

¿O es que tú no has hecho nunca nada de esto? ¿Tú no eres egoísta?

Saludos: Enrique.

Anónimo dijo...

Matriarcal , la palabra egoísta está muy mal vista.Pero en el fondo el planteamiento de Bucay es solo un juego de palabra.Si tu cuidas a tus hijos , ¿qué más da si es por gusto propio o no?
Es parecido a la confusión que tiene la gente con matriarcado.

Kxll

Anónimo dijo...

Quiero resaltar un último matiz acerca del egoísmo.

Cuando tú, Matriarcado, o o Kuxille, o Bastadesexismo, o yo... o cualquier otro ser humano de este mundo no quiere que los demás sean egoístas, es porque no queremos que nos hagan mal, es decir, por nuestro bien... por egoísmo.

No queremos que nos hagan mal, o no queremos que los demás hagan mal a otras personas porque podríamos ser nosotros a quienes están haciendo daño.

Si vosotros/as y yo somos feministas, si deseamos la igualdad, es porque no queremos que los/as demás se tomen una excesiva libertad de acción, que nos perjudique; es decir, por egoísmo.

Y es que se trata de un egoísmo bueno, que nos permite tomar conciencia de que nosotros podríamos ser los perjudicados, y que nos permite crear una ética a fin de no salir perjudicados.

Es un egoísmo que favorece las relaciones humanas, y que nos permite ser morales.

La única forma de no ser egoístas es, como decía Jesús de Nazaret, "poniendo la otra mejilla". Sólo cuando dejemos que los demás seres humanos sean egoístas, sin importarnos cuánto daño y qué daño nos hagan, llegaremos a no ser egoístas.

La única forma de dejar de ser egoístas es abandonando nuestros derechos humanos, y entregándonos a
la humildad, la pobreza y, si cabe, el subyugo al prójimo y la muerte por el prójimo, si es preciso.

Pero, claro, eso es algo que nadie está dispuesto a aceptar. Por eso inventamos los principios morales: para bien nuestro, para no tener que "poner la otra mejilla", para seguridad propia... Por egoísmo (y repito: buen egoísmo, el que nos permite obtener cosas buenas sin hacer mal a los/as demás).

Y es que, como dijo Platón: "El hombre* tiende al bien... para uno mismo".

Y, Matriarcado, ¿sabes cuál es la forma de desear realmente el bien para nuestros hijos? Dejando de ser egoístas; dejando de desear tener hijos. Así, nunca tendrán que soportar el vivir en una sociedad infame; nunca tendrán que contraer enfermedades o problemas que puedan llegar a causarles un tremendo dolor (o incluso la muerte); nunca tendrán correrán el riesgo de ser maltratados o humillados en la escuela; nunca tendrán que respirar aire contaminado...

Pero quienes queremos tener hijos, para poder auto-justificarnos nuestro egoísta deseo de ser padres/madres, nos refugiamos en la falsa idea de que somos dioses/as o súper héroes/heroínas, que podemos cuidar a nuestra prole y defenderla de cualquier cosa. Luego, cuando nace, nos llevamos la alegría, por un lado, de haber cumplido nuestro deseo, y, por otro, la desilusión de que no podemos ni controlarlo todo para que estén nuestros/as hijos/as al 100% a salvo del mundo, ni podremos "retener" ese deseo a nuestro lado de por vida.

No quiero decirte que no hay que desear tener hijos/as. Sólo trato de decirte que si los tenemos, como dijo Bastadesexismo, es por nosotros/as mismos/as; y no por ellos/as.

(*Hombre entendido como ser humano, hasta que dejen de utilizar el lenguaje machista y corrijan la traducción.

Pdd: Basta, disculpa si parezco un poco plasta por tantos mensajes enviados... (lo digo porque eres tú quien los postea) pero es que cuando a uno le tocan la vena... jejeje.

Saludos: Enrique.

Anónimo dijo...

Mejor dejar de pensar en reproducirnos que ya somos 7 mil millones y hay millones de niñxs necesitadxs de contención...si hay deseo de criar niñxs, bien...allí una buena razón para adoptar, y dejar de perjudicarnos todxs...Sdos

Anónimo dijo...

Todo eso está muy bien, comparto con mucho tu idea porque soy madre, etc. pero también soy animalista de corazón, y considero que nadie es más o menos que otro ser vivo por el simple hecho de poseer ciertas características o atributos, eso son... leyendas humanas solamente, pero te hago una simple observación al final, un pequeño consejo a bien claro: ¿Qué necesidad tienes tú u otras mujeres de que esas personas que piensan bajo los argumentos que mencionas, reconsideren tu postura para que tú y esas otras mujeres se sientan conformes?, es decir, ¿qué carajos te pueda a tí importar o como mínimo beneficiar lo que gente de ese tipo piense u opine sobre el tema?, en tanto no te perjudique claro; afortunadamente vivimos en un mundo donde a pico y pala, se ha procurado crear espacios con apertura de ideas y expresión creativa mediante tecnologías como internet, sobre nuestras posturas y pensamientos, es decir, nadie te va a corretear para mandarte a confesionario o inquisición por lo que piensas, entonces ¿para qué tomarle valor a lo que esa gente piense o sienta?, o mejor aún, ¿qué necesidad tienes de querer hacerles cambiar de punto de vista, qué vas a ganar o perder?... en todo caso si así piensas sé que muchas personas lo hacen igual, y a ser felices haciendo la diferencia con tu vida, no con la de otros, que al querer entrar en mente ajena no se gana, por el contrario, y se puede caer en el mismo comportamiento de quienes se está abordando... Nos gusta la libertad, seamos libres pues, y que la vida gire, todo se irá acomodando, pese al incomprensible hecho de que muchas personas adoren sus jaulas :)
Tu post todo bien, sólo ese pequeño detalle.

Bastadesexismo dijo...

No entiendo muy bien el sentido de tu pregunta.

Evidentemente, la sacralización de la maternidad tiene muchísimas consecuencias sociales. El hecho de ver a las mujeres como dadoras de la vida las encierra en roles de género de los que difícilmente pueden salir. De ahí nacen absolutamente TODOS los estereotipos de género sobre las mujeres (y, por ende, sobre los varones también): las mujeres son dadoras de vida por naturaleza, por ende, son más dulces, más comprensivas, más tiernas, tienen instinto materno, hay que cuidarlas como oro, hay que ponerlas en un pedestal, pero no hay que darles el poder, de eso se encargan los machos, los fuertes, los insensibles, los que van a cazar el mamut, los que toman decisiones, los que son proveedores del hogar, los que cuidan, los que vigilan, los que actúan, mientras las mujeres se quedan en un lugar de pasividad, de espera, en la "seguridad" del hogar.

Todo, absolutamente todo el sexismo deriva del estereotipo de la mujer como madre sagrada, madre abnegada, madre sacrificada, que debe dedicarse al hogar y a su familia (y si hay crisis económica, pues también a trabajar, pero nunca desatendiendo su hogar, y siempre como segundo sueldo del hogar, y ni bien mejora la situación, ala, de vuelta a casa, a ver si se cree eso de que puede ser independiente).

No entiendo que no se vea la enormidad que representa el sacralizar la maternidad y el encerrar a las mujeres en ese papel.

En este blog nunca critico opiniones o decisiones personales, sino realidades sociales. No me jode que una persona piense algo, ni voy a mandar a nadie a la inquisición. Pero sí me joden las normas sociales, las imposiciones, los mandatos sociales. Y claramente la maternidad como algo sagrado es un mandato social con muchísimas consecuencias sobre toda la sociedad.

Anónimo dijo...

No había visto tu respuesta :)
Ah es muy simple, y comprendo perfecto tu incomodidad con respecto de las imposiciones en todos los aspectos, lo comparto y comprendo, pero a lo que me refiero es que en tanto no te perjudique directamente lo que esa gente piensa (que en realidad es la gente conservadora que sólo observa), no tienes porqué procurar que tu postura abra sus ojos; en realidad es bastante difícil e incomprensible la mentalidad humana.. mira un ejemplo, una chica que conozco, leída, estudiada, profesional y todo, atea en tiempos de antaño y tal, de repente decire hacerse musulmana, así sin más.. leída a colmos... entonces, ¿acaso todo lo que leyó sobre la locura del islam con respecto de las mujeres y menores de edad, le sirvió para declinar a esa posibilidad en su vida?, ¡NO!, es más, nisiquiera proviene de esa raza, lo hizo simplemente porque sí.
Mi comentario no fue sobre que tú vayas a andar de inquisidora, sino que afortunadamente hoy en día poca gente te va a cuestionar sobre tu postura, y quien lo haga créeme que no vale la pena rebatir con ella, entonces ¿para qué discutir o querer convencer a esa gente sobre el tema?... por eso te dije al final que muchas personas adoran sus jaulas, a sabiendas de sus limitaciones, lo digo en serio, no buscan aprender, cultivarse, innovar, crear nuevos espacios, ideas, propuestas o soluciones, de hecho todo tu post está bien, fue sólo lo del final.. es como si alguien se quiere poner a discutir sobre algo obvio con personas necias, o hablar con pared, más otra cosa a eso me remite que con ello tú y otras mujeres quedarían conformes.
De hecho habrás de reconocer que hoy día se han logrado verdaderos avances en pos de la reivindicación del papel de la mujer, y que hoy en día en muuuchos de los casos, si una mujer no logra éxitos o satisfacciones por sí misma, es porque en verdad no quiere.
En cuanto a eso de la maternidad claro, las cosas hay que decirlas como son: ni es miel sobre hojuelas, es algo MUY DEMANDANTE, hay que dejar en el pasado eso de la mami abnegada, y educar aprovechando todos los recursos e información disponible, para que los hijos jodan lo menos que se pueda este mundo y a otros seres vivos, ya no sólo entre humanos.
Saludos ;)