lunes, 5 de abril de 2010

¿Por qué me acusan a mí de odiar a los hombres?

Desde que me separé, mucha gente, y en particular muchas mujeres, extrañamente las mismas que me critican por ser feminista y supuestamente odiar a los hombres, me han dicho: "Es un pelotudo, como todos, olvidate de él, no vale la pena, todos los hombres son iguales  y ninguno vale la pena que se llore por él".

Mi ex pareja (qué difícil agregar ese "ex" cuando hablo de él) no es un pelotudo, no ha sido un cabrón, no tengo absolutamente nada que reprocharle (al menos hasta ahora). Siempre me ha tratado con respeto y amor. Si la relación no funcionó, no tiene absolutamente nada que ver con su género. Y aunque fuera el mayor de los cabrones, no se me ocurriría nunca ampliar sus defectos a todos los representantes de su género o de su sexo.

No entiendo con qué extraño mecanismo, a raíz de qué insólito razonamiento, yo me convierto en anti-hombres porque reclamo la igualdad de género, cuando nunca en mi vida he dicho cosas como "los hombres son todos pelotudos" o ni siquiera "los hombres son todos iguales". Si yo soy anti-hombres porque reclamo la igualdad, ¿en qué se convierten ellas que decretan que todos los hombres son idiotas que no valen la pena que se llore por ellos?

Lo peor de todo es que esas mismas mujeres no son consideradas anti-hombres. A la que tachan de misandra (que odia a los varones) que fomenta una guerra entre los sexos es a mí.

Me recuerda un blog que se llamaba "No entiendo a los hombres", en el que su autora se la pasaba despotricando contra los varones, criticándolos a todos sin ninguna distinción, poniéndolos a todos en una misma bolsa de imbecilidad, pelotudez, taradez y subnormalidad, generalizando de manera totalmente abusiva. Las veces que dejé comentarios en los que, al contrario, hablaba de igualdad, de la necesidad de no ser esencialistas y de no generalizar, etc. etc., todxs, varones y mujeres, se abalanzaron sobre mí para tildarme de anti-hombres, de virago, de histérica resentida que necesitaba una buena cogida, y tantas otras cosas más.

O sea, una mujer que reclama los mismos derechos que los que tienen los varones es anti-hombres. Una mujer que considera que todos los hombres son pelotudos, no lo es.

¿Por qué?

Bueno, la respuesta es bastante evidente: yo cuestiono el orden patriarcal y los privilegios de los que gozan los varones en esta sociedad. Soy un peligro para su posición dominante. Las otras, en cambio, no cuestionan nada: se quejan, insultan, agreden, putean, pero a la hora de reclamar una paridad efectiva, se borran, dejando a los varones en su lugar de privilegio (eso sí: ellas gozan de los derechos adquiridos a fuerza de militancia, lucha y a veces sangre de las mujeres "histéricas", sin preguntarse nunca cómo y con qué sacrificios se obtuvieron esos derechos).

Es obvio que, en esta situación, muchos varones prefieren a las mujeres que dicen que todos los hombres son pelotudos, y no a las que dicen que varones y mujeres deberían ser iguales en derechos...

Quod erat demonstrandum.
.

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Tal cual Basta, llevo toda una vida de ser acusada de anti-hombres por pretender igualdad!!!
Creo en parte que es por lo que decis, porque culturalmente somos personas quejosas (hombres y mujeres) entonces el vivir en la queja permanente no es una amenaza para nadie (fijate que ser misógino no es ser anti-mujeres para estas mismas personas)
Y en parte también porque admitir todo esto lxs llevaría a cuestionarse cosas muy profundas, en muchos casos tener que desarmar una vida entera.
Cuando escucho a hombres o mujeres criticar a sus parejas por estas cuestiones yo les pregunto: "¿Por qué le "das de comer" a gente así si tanto te disgusta su forma de pensar y/o proceder?"
Muchos hombres y mujeres (la mayoría creo) prefieren el machismo selectivo. Ellos quieren seguir disfrutando de sus privilegios y no se bancan las consecuencias que estos conllevan: atarse a mujeres machistas que van a querer disfrutar de todos los privilegios posibles (los cuestionables otorgados por el patriarcado, como que los hombres paguen, carguen el peso, trabajen, etc y los derechos ganados por el feminismo que tanto detestan)
Y ellas también pretenden todos los privilegios y derechos sin tener que hacerse cargo de todo lo que conlleva tomar una actitud pasiva, no trabajar o no pagar nada, etc
Pero como el machismo no es privativo de nadie en especial más que de lxs machistas, muchísimas parejas de personas del mismo sexo no se escapan de estos estereotipos, para mi gusto horribles, me revuelve el estómago cada vez que veo y escucho a personas que dicen ser gays hacer comentarios homofóbicos, discriminatorios, denigrantes, agresivos, ofensivos y sexistas contra otros gays y mujeres en general. También se quejan y se quejan pero la anti-hombres es una.
Debe ser porque una se toma al sexismo como un problema serio que acarrea consecuencias muchas veces graves y el resto cuando dicen que todos los hombres son unos pelotudos que no valen la pena lo dicen con gracia...
En fin... aunque el costo de ser anti-sexismo es bastante alto, yo lo pago con gusto porque me garantizo una paz mental que veo que la mayoría que me acusan de anti-hombres, cerrada (conozco infinidad de gente que piensa que estos pensamientos son de personas cerradas al mundo, intolerantes y anti-sociales), resentida o incluso te cuestionan con quien tenés sexo como si fuera un asunto que les corresponde, no gozan de esa paz, son insatisfechxs crónicxs.
Saludos, Tatiana ;)

Lady Persefone dijo...

+1, también me ha pasado. Muchas veces que me han criticado por señalar el sexismo "exageradamente" o por ser una "feminista hinchapelotas", fueron mujeres que en otras situaciones critican al hombre en general, casi se podría decir que rayan la misandria, sin embargo soy yo la que queda como una desubicada, y a ninguna de estas personas siquiera se les cruzó por la cabeza la diferencia!

Romina dijo...

Creo que el problema viene mayormente de la ignorancia que hay con respecto a estos temas, que a lo sumo se tratan en la escuela mencionando 2 o 3 hechos históricos, pero siempre queda ahí. Entonces después las personas crecemos con esa idea absurda de "feminismo = machismo invertido", por lo que muchas mujeres se ponen en pie de guerra contra todo el género masculino, como si todos los hombres fueran unos cabrones...
Yo reconozco que en algún momento de bronca, dolor y también inmadurez he despotricado y me he enojado con los hombres. Creo que es cuestión de cada unx después reflexionar y darse cuenta de la sociedad y la cultura en la que estamos inmersos, y tratar de cambiar aunque sea un poco la manera de ver las cosas... Lo que pasa es que mucha gente prefiere que todo quede como está, total es más cómodo.

l'amour dijo...

ayer, en frente de mi casa (donde hay una comisaría), un hombre maltrataba a una mujer que evidentemente era su pareja. Ella se resistía a irse con él, se tiró al piso lloriqueando. Él trataba de levantarla, la rrastraba, gritándole "párate". Ambos estaban borrachos. Nadie hacía nada, yo oteaba desde mi ventana, y grité a un policía "haga algo señor!, por qué no hace nada?", con rabia. ¿Debía cambiarme para bajar a auxiliar a esa mujer? Tenía ganas de darle una buena tunda a ese borracho. Antes de tomar esa decisión, dos policías salieron de la comisaría (después de algunos minutos), y neutralizaron al hombre. Ella gemía, diciendo que en casa él le pegaría. Lo detuvieron, no sé qué pasó luego, si volvió a casa con "su mujer" (que así clamaba él, como si eso le diera potestad irrefutable para hacer de ella lo que quiera), a seguir maltratándola. Lo cierto es que ambos eran de estratos bajos, y de hecho, eso tiene demasiado que ver. Así son las cosas en Trujillo, Perú.

K

Lady Persefone dijo...

No pasa solo en clases sociales bajas, también pasa en las altas solo que se aparenta más, y por eso no sale a la luz, pero es un fenómenos que afecta en general.

La ignorancia sobre el feminismo está globalizada, como dice Romina, en la escuela se menciona muy poco, y me atrevería a decir que en algunos establecimientos ni siquiera se habla de eso. Así si alguien se quiere informar sobre el tema tiene que buscar por su cuenta, tiene que pasarle algo a nivel personal, hacer un "click" en algun momento de su vida. No mucha gente llega a los libros por casualidad...

Superchic dijo...

el anteultimo párrafo es excelente

Magah dijo...

Buen artìculo!

Me quedo por aquì!

Irene dijo...

Bueno, no te creas, yo suelo ir por ahí diciendo que desde el punto de vista ecológico sobran hombres :P. Luego también soy bastante pesada y militante a mi manera (aunque no te guste, jeje), la mayoría me considera una loca.

Siento que te hayas separado. Sigo por aquí aunque tengo poco tiempo para comentar te leo.

Un beso grande.

Jordi dijo...

En ningún momento he leído en este blog un comentario por el que se te pueda acusar de odiar a los hombres.
Por ello te felicito.
Saludos.

Rosa Sanchis dijo...

Celia Amorós recordaba el otro día en el País las palabras de Simone de Beauvoir: hay dos clases de seres: las mujeres y las personas. Cuando las mujeres pretenden ser personas, entonces se las tilda de masculinas.' o, como tu dices, de odiar a los hombres. El feminismo incomoda, está claro.

R Fuego dijo...

Es exactamente el mismo comportamiento que el de la gente "apolítica". Cuando se trata de hacer algo por un problema concreto, ponen las mil y una excusas, y si los pinchás demasiado, es porque vos tenés algo malo (exagerás, "sos un activista", etc.).

Pero después son los primeros en decir "todos los políticos son una mierda" o "la política es una mierda" o -el clásico- "hay que matarlos a todos".

Su absolutismo teórico va mano a mano con su nulo compromiso práctico.

Mariel dijo...

Además del "piropo" con muchos "piii", lo más despreciable es bajo cuáles circunstancias te lo suelen decir. Me refiero a que la mayoría de las veces que me han dicho algo totalmente desubicado e insultante, lo hicieron desde arriba de algún vehiculo en marcha. Siempre tan valientes...

samuel dijo...

La hombria se ha distorcionado, se ha hecho creer aun a las nuevas generaciones que ser hombre, es ser un patan, irrespetuoso,y humillante personaje.
Ser un varon, es ser repetuoso, amarse asi mismo, es considerar lo valiosa que es una persona; y no exactamente por la posicion economica, o el conociemiento academico que una persona posea, o le buen nombre de la familia.
El machismo ha llevado al hombre inclusive a atentar contra su salud y su comodiad; pues el pantalon es la prenda menos indicada para un varon, Por su antomia,y su salud. Sii... como overol si funciona, pero por tiempos muy limitados en casos muy especificos. Esta prenda esta formando parte muy significativa de ser la responsable de enfermedades como impotencia, esterilidad, problemas de la prosta, y cancer del testiculo.
Las faldas, y los vestidos con faldas para hombres son muy comdos decente, respetuosos, y muy saludables. leer en internet: brazo salud falda hombre.
El pantalon atenta contra la virilidad, y fortalece l machismo abusivo y humullante. Las faldas afirman la dignidad sin atropellar

Anónimo dijo...

Gorda, si querés la igualdad de género laburá hasta los 65, y hacé trabajo pesado, de lo contrario no rompas las guindas. Ya entiendo por qué el muchacho te corneteó y te dio una patada en el tuges.

bastadesexismo dijo...

Elijo publicar este tipo de comentarios y no censurarlo solamente para mostrar el grado de sexismo que sigue existiendo en el mundo.
Y después dicen que lo tenemos todo resuelto...

PD: ¿Quién dijo que mi ex pareja me corneteó? Me encanta cuando la gente hace suposiciones al pedo sobre la vida de gente con la cual ni siquiera se cruzó una sola vez. Debés tener mucho tiempo libre para andar revisando blogs que no te interesan en lo más mínimo y sacar todo tu odio de las mujeres a la luz.

cg dijo...

hola! te dejo un link, (lamentablemente en inglés, ojalá puedan leerlo)con una simple pero clarísima del porqué el feminismo no tiene nada que ver con "odiar a los hombres".
saludos!
http://thehathorlegacy.com/if-anything-makes-women-hate-men-its-not-feminism-its-patriarchy/

bastadesexismo dijo...

Excelente link, cg, muchas gracias.

Anónimo dijo...

¿Y qué preferís? ¿Un tipo que te diga que te ama, que duerma con vos en la misma cama, pero que cada tanto se consiga un extra? Es menos doloroso aceptar la realidad, y admitir las cosas.

R Fuego dijo...

En pocas ocasiones se puede ver tanta miserabilidad y estupidez condensada en tan pocas líneas como en el post del cagónimo.

Él y otros cagónimos harían bien en leer antes de hablar.

Buenísimo el artículo, cg!

DIVERSUM MÉXICO dijo...

saludos, efectivamente en la misoginia, el odio hacia las mujeres tiene diferentes grados incluso el llegar al crimenes, las desapariciones, violaciones, agrsiones y golpes a las mujeres, lo cual es muy reprobable, debe ser sancionado.
en cuanto a la misandría, es una constante que va en aumento, constantmente me toca ver que algunas mujeres, bajo el argumento del derecho a la igualdad, retan a cualquier hombre, bajo el argumento de que son mujeres, no solo retan al hombre, si no que incluso lo ofenden y agreden, olvidando que no se debe pasar la línea de respeto, es común ver algunas mujeres que se suben en los vagones reservados para los varones, y los agreden y les fabrican delitos de acoso. tambien retan al hombre independientemente de su orientacion sexual e incluso tratan de descalificarlo, gritan, pensando que nadie las puede ofender o tocar bajo el argumento de que entonces las discriminan o las estan acosando laboralmente, o en el menor de los casos de que no se es caballero con ellas y no cumplen las reglas de cortesía, sería conveniente que la igualdad sea para todos, pero que no sea una especie de revancha, pues no todos los hombres somos iguales, hay varones que efectivamente las han agredido, y deben ser sancionados pero no por eso quiere decir que todos los hombres sean iguales, como no todas las mujeres son iguales, pero tambien la mujer que ofenda y agreda a un varón debe ser sancionada en condiciones de equidad, por que de victima puede pasar a victimaria, o en el pero de los casos depredadora

Carolina dijo...

Wow, a veces los comentarios son groseros, por que no dan su opinión sobre el tema de una manera respetable :)

Me gusto mucho este tema, y como lo escribes tu, es la pura verdad...

Mientras unas no hacen nada por la igualdad y solo critican por la espalda (Que mala es la hipocresía), otras opinamos que queremos igualdad y nos tachan de resentidas y anti-hombres...

"eso sí: ellas gozan de los derechos adquiridos a fuerza de militancia, lucha y a veces sangre de las mujeres "histéricas", sin preguntarse nunca cómo y con qué sacrificios se obtuvieron esos derechos"

En este párrafo expresas todo, ojala todas lucháramos igual, ahí si que sería un gran cambio.

¡Hasta luego!

Raul dijo...

"¿Por qué me acusan a mí de odiar a ...?" tal o cual sexo?

Lo mismo le pasa al masculinista del blog de derechos de los hombres, dicen le dicen anti-mujer, machista, sexista solo por reclamar igualdad.

Bastadesexismo dijo...

No estoy para nada de acuerdo con vos, Raúl. Un masculinista niega el machismo y que vivamos en un sistema patriarcal, dice que hoy día, las víctimas son tanto los varones como las mujeres, o que incluso las principales víctimas no son las mujeres, que tienen todos los poderes, sino los varones, piensa que vivimos en una sociedad hembrista-feminista (con el único argumento de que el cuidado de lxs niñxs va en prioridad a las mujeres, sin ver que esto es producto del mismo machismo), equipara las discriminaciones que pueden llegar a existir, niega las realidades sociológicas, diciendo por ejemplo que la inmensa mayoría de las denuncas de violaciones son falsas denuncias, y profesa un verdadero odio hacia las personas feministas, a las que tilda de feminazis.

Yo no tildo de nazi a nadie, y considero que hasta el peor machista es producto de una sociedad y de una cultura dadas. Y no apunto a criticar a las personas, sino a modificar un sistema social.

El día que lxs masculinistas reconozcan primero el inmenso aporte del feminismo, que no nieguen que las mujeres son las principales víctimas del sistema patriarcal y que no tilden a las personas feministas de feminazi (mi familia bastante ha sufrido del nazismo para que hoy me insulten de esta manera), podré entenderme con esas personas. Antes, no.