sábado, 11 de septiembre de 2010

Si no te gusta tu condición de mujer, matate

Si no te gusta que los hombres se acerquen cuando estás tomando tranquilamente un café en la barra, no te quedes en la barra: si te quedás no es porque querés tomar un café tranquilamente, sino porque buscás levante.

Si no te gusta que te miren el culo cuando estás con un pantalón apretado o un short, no lleves pantalones apretados o un short: si te ponés este tipo de prendas, no es porque te gusten a vos, sino porque querés que los hombres te miren el culo.

Si no querés que te miren las tetas, no lleves escote. Si te ponés escote no es porque tenés calor, sino porque querés que los hombres te miren las tetas.

Si no querés que te digan cosas sucias, no lamas un helado en la calle. Si chupás un helado en la calle no es porque te gusta el helado en cucurucho, sino porque estás enviando una invitación a la fellatio.

Si no querés que los obreros se babeen y te digan horrores cuando pasás delante de ellos, cambiá de vereda. Si no cambiás de vereda, es porque buscás que te digan cosas.

Si no te gusta que te digan cosas por la calle, no salgas. Si salís, es porque querés provocar a los hombres con tu sola presencia. No te olvides de que la calle es de los hombres, vos sólo estás de invitada.

Si no querés que te violen, no salgas sola de noche. Si salis sola de noche, es porque buscás provocar. Más si salís sola de noche y con minifalda.

etc. etc. etc.

¿Se dan cuenta de todo lo que tenemos que modificar las mujeres en nuestras vidas cotidianas si no queremos ser molestadas por los hombres machistas, o si no queremos que nos culpabilicen por lo que nos puede llegar a pasar en la vía pública?

Básicamente, según la inmensa mayoría de la gente a quien no le escandalizan los piropos y los "ch-ch-ch" y otros "tsssss, qué hermosa" u "hola muñeca", las mujeres estamos siempre buscando la aprobación de la mirada masculina, sólo vivimos para que ellos nos miren y nos aprecien y nos digan cuán profundo nos la quieren meter.

Y si no querés todo eso, qué querés que te diga: en el fondo, es porque sos lesbiana.
.

87 comentarios:

Fozzy Bozzo dijo...

De poca madre basta, y lo peor de todo es que eso refleja la realidad... para l@s machistas no somos más que puros pedazos de carne "jugosa" con los que tienen derecho a hacer lo que se ves venga en ganas; no podemos reclamar ni quejarnos ni nada: somos inferiores, somos lo otro... ni siquiera somos la universalidad de lo humano.

Repudio eso tanto de hombres como de mujeres; es enfermo, mierdoso, totalmente arrogante y estúpido. ¿Cuándo realmente queremos provocarles a follar?, ¿cuándo les pedimos su maldita opinión sobre cómo vestirnos o nos vemos?, ¿cuándo les pedimos su jodida ayuda del orto para abrir la puerta de un coche o esperar de pie en un elevador?, ¿cuándo les pedimos su precencia como algo "necesario" y no podemos vivir sin ell@s? ¡¡QUÉ ALGUIEN ME DIGA CUÁNDO!! ¡Ésto no es biológico ni psicológico!

Yo sé lo que es... es una mierda...

Algún día juro que llevaré en mi bolso de mano un ladrillo, y si algún trozo de machista-mierdoso se atreve a decirme algo con respecto a mi cuerpo; le partiré el cráneo o lo que sea con mi bolsa (es broma xD)... pero le diré lo que pienso, aunque tenga que cagarme en su existencia si es necesario.

No puedo decir que me levanta el ánimo tu entrada; pero, al menos, me hace hacer más conciencia :)

Saludos, basta.

pablo dijo...

pero mirar a alguien en la calle no tiene nada de malo. tanto hombres como mujeres, cuando van por la calle, miran a otrxs hombres y mujeres que le resultan atractivxs. seguramente vos también lo has hecho, no?

Te amo, espíritu mío dijo...

La mayoría de hombres –ya sé que existen excepciones- son mañosísimos y lujuriosos, y por culpa de ellos las mujeres soportamos vergüenzas terribles en la calle o debemos privarnos de lo que nos agrada. ¡No es justo! ¡Abajo la lujuria de los machistas!

Siempre padezco en la calle porque los hombres me silban, me dicen cosas indebidas y me miran de un modo pervertido, pese a que utilizo ropa decente y faldas largas, de la rodilla para abajo: nada basta para saciar la lujuria de ellos… ¿me dirán que la ropa no es suficiente y que ahora debo esmerarme en ser fea para que ningún aprovechado me mire de forma obscena? A mí me gusta mi belleza y no quiero tener que deformarme el rostro, engordar adrede y volverme fea por la culpa de hombres lujuriosos que carecen de educación y de escrúpulos. ¿Me dirán que no salga de mi casa? Pero debo salir de ella para estudiar, etc., no me quedaré encerrada para siempre, ¿o sí? Por culpa de esos hombres me siento incomoda cada vez que salgo a la calle y no han conseguido sino incrementar la timidez que me es natural. Ahora soy más tímida que antes.

Y a Pablo digo: es diferente contemplar la belleza en otra persona con una mirada bien intencionada, buena, inocente, a contemplarla como si fuese un objeto, una cosa, y con una mirada pervertida que carece de respeto.

Anónimo dijo...

Una simple solución:

¡la cabeza bien alta!

La calle es de todo el mundo.

K

bastadesexismo dijo...

K, ésta no es una solución, sino una reacción. La reacción más adecuada, por cierto, pero que no todas las mujeres pueden aplicar porque no todas tienen el coraje, la confianza en sí necesaria como para poder hacerlo.

La solución pasa por un cambio de mentalidades, a largo plazo. Nosotras no veremos el cambio, pero si luchamos, tal vez la generación siguiente, o la siguiente... Para mí, el tema no pasa tanto por saber reaccionar a tal o cual situación dada, sino por evitar que esa situación se siga repitiendo.

¡Utopista, me dirán!

Anónimo dijo...

Claro ; con la educación , la denucia social , el cambio ...

Pero hasta entoncés , es lo que podemos hacer a corto plazo.Solamente conseguir eso , da una enorme ventaja .Solamente no sentirse avergonzada o avergonzado.

En España , se ha puesto de moda que los tíos enseñen el calzoncillo.Por la parte de atrás.
Vamos que se está igualando la situación convirtiendo a todos en objetos.Como Cristiano Ronaldo , Jacob de Crepusculo ...

Kx

SinapsisNeuronal dijo...

"Te amo espiritu mio" coincido mucho con vos,todos estos repetidos acosos en las calles y lugares cerrados (supermecados,comercios,fila en caja de algo etc) no ha hecho mas que incrementar mi inseguridad,miedo,timidez y paranoia.
La verdad que he llegado al punto de evitar en lo posible salir a la calle,comprar ropa de hombre o simplemente manejarme en taxi...pero la verdad nada de esto lo puedo evitar tengo que salir,los taxis cuestan (y no son confiables)...es frustrante.

Nada funciona..

y no tenemos porque cambiar nosotras porque el problema no es nuestro son ellos y su maldito falo...a donde llegaremos a los burkas y velos?

Te amo, espíritu mío dijo...

SinapsisNeuronal:

¡Un saludo! :)

A mí me ocurre lo mismo que a usted: me desagrada salir sola a la calle porque todos los hombres me tienen en la mira y me saludan de una forma que no parece ser cortes sino insinuante. Es una lastima.

Una buena alternativa es salir acompañada.

Me ocurre igual con los taxis. Todos los asaltantes y violadores son hombres. Ir en taxi sola, y sobre todo de noche, es peligrosísimo, ¡ojala fuese mujer la que manejase! Por eso es mejor ir acompañada. :)

Los hombres no deben evadir su responsabilidad. Cada quien es responsable de sus actos y se enfrenta a sus consecuencias. El que es odiado, ¿no se hace odiar? Del mismo modo en el cual el ser que es amado, ¿no se hace amar? El amor y el odio no son gratuitos, no nacen de la nada, sino que, por el contrario, son generados, son ocasionados, son producidos, son reacciones que responden a acciones previas. A toda acción se sigue una reacción, como a la reforma se sigue una contrarreforma y a la revolución se sigue una contrarrevolución: así, al machismo extremo debe seguirse un feminismo radical no conforme con la mera igualdad, sino de aspiraciones más elevadas y remunerativas. Si Superman le lanza un puñetazo en el rostro a Batman, Batman le responderá con una patada en la canilla a Superman. Ese punto crucial es obviado por quienes desean evadirse de la responsabilidad que implican sus malas acciones achacando a los demás la culpa por la reacción lógica de odiarlos. Sin embargo, el que por causa de una acción genera una reacción debe asumir las consecuencias de lo que generó. Los judíos no odian a Hitler en vano y Hitler debe comprender que por causa de sus malas acciones generó una reacción lógica en los judíos. Claro es para mí que mientras más amé la virtud y la belleza, más odiaré el vicio y la fealdad. El mal debe ser odiado, puesto que de lo contrario no se sería leal al bien. El bien debe amarse de verdad y con plena fidelidad, no a medias, no con laxitud. El villano no merece los elogios que corresponden al héroe, ni merece una falsa piedad que lo exima de la justicia y de las críticas correspondientes. Yo sí odio a los villanos, ¡con orgullo y placer!, precisamente porque amo a los héroes. :)

Y a todos:

He publicado en mi blog un nuevo artículo. Es un poema de amor de carácter no-heterosexual. Quizás les interese:

http://sofiatudela.blogspot.com/2010/09/poema-de-amor-i.html

Dan dijo...

Más que sexismo (que también lo hay) creo que el componente más fuerte aquí es el poder. Los hombres son mayoría en esto porque físicamente son más fuertes y pueden intimidar con facilidad a casi cualquier mujer. Y de esa intimidación obtienen una despreciable sensación de poder.

Las mujeres también lo hacen, pero no solas. He sufrido el mismo acoso por parte de grupos de 6 o 7 chicas adolescentes. Siempre con silbidos y abuso verbal (con o sin comentarios sexuales). Una chica sola no se atrevería porque sabe que le podría cerrar la boca de un puñetazo, pero cuando van en grupo se envalentonan, especialmente si está el novio de alguna por allí.

Pero bueno, da igual del sexo que sean. La gente que hace este tipo de cosas no es más que escoria con ganas de sentirse poderosos a costa de personas más débil, ya sea por físico o por número.

Para mí el sexismo está más en la culpabilización. A las mujeres se les dice que es culpa suya por como visten, etc. A los hombres que deberíamos enorgullecernos de que nos pase o que aguantemos con todo por ser varones.

Anónimo dijo...

"¿cuándo les pedimos su jodida ayuda del orto para abrir la puerta de un coche o esperar de pie en un elevador?"

"Algún día juro que llevaré en mi bolso de mano un ladrillo, y si algún trozo de machista-mierdoso se atreve a decirme algo con respecto a mi cuerpo; le partiré el cráneo o lo que sea con mi bolsa".

"La mayoría de hombres –ya sé que existen EXCEPCIONES- son mañosísimos y lujuriosos,"

"no tenemos porque cambiar nosotras porque el problema no es nuestro son ellos y su maldito falo"

"Todos los asaltantes y violadores son hombres"

"un feminismo radical no conforme con la mera igualdad, sino de aspiraciones MÁS elevadas y remunerativas".

"He publicado en mi blog un nuevo artículo. Es un poema de amor de carácter no-heterosexual. Quizás les interese:"

(Oye, se te ha llenado la casa de gente enferma,tía!)

Te amo, espíritu mío dijo...

He escrito en mi blog un nuevo texto sobre el amor entre mujeres. Quizás les interese:

http://sofiatudela.blogspot.com/2010/09/enamorada-de-la-virgen.html

Romina dijo...

Ja! Y yo que pensaba que era la única a la que se le había incrementado la timidez por culpa de los idiotas que te dicen cosas en la calle. Y eso que la ropa que me pongo no podría considerarse ni sexy, ni sensual ni ultrafemenina, yo soy fiel al jean, las remeritas y las zapatillas o ballerinas... Sin embargo somos muchas...

Les recomiendo una página (en inglés), muy muy buena por cierto, llamada "Stop Street Harassment", y en la que mujeres de todo el mundo cuentan sus experiencias de acoso callejero, además de consejos que nos da la dueña del blog.

Espero que les guste, les dejo el link,

http://streetharassment.wordpress.com/

Saludos :)

Anónimo dijo...

Que grupo de personas enfermas. No se dan cuenta que el mundo funciona para todo tipo de gente? Ustedes son unas frikies patéticas. Buena vida.

Ser Filosofista dijo...

Hay mucho de sexismo aquí. Al hombre se le educa para portarse como un animal incapaz de controlar sus impulsos sexuales hacia las mujeres, y se le trata como tal. Entonces si la mujer trae falda, a él no le queda más remedio que comérsela con los ojos, en el mejor de los casos. Violarla y matarla en el peor de ellos.

A nosotras en cambio, se nos educa para "moderar" la expresión de nuestra sexualidad, y para ser responsables por la sexualidad de los hombres. Así, si ellos nos atacan sexualemente, termina siendo nuestra culpa.

Por eso hay palabras (al menos en México) como "ofrecida", que designa de forma peyorativa a una mujer que se viste con escotes o que busca activamente una pareja sexual. No hay una palabra así para los hombres.

Siempre la responsabilidad de un crimen es de quien lo comete. Siempre. Y el acoso en la calle de un hombre hacia una mujer siempre es responsabilidad de él, con independencia de lo que ella haga o deje de hacer.

Tando. dijo...

Genial!!! Que capacidad de poner en palabras tan claras al funcionamiento del patriarcado en el espacio público.

El espacio público sigue siendo masculino. Y esto está TAN naturalizado! Habrá, entonces, que seguir desnaturalizando. Vamos por ese camino!


Saludos bloggeros!
F

Camila dijo...

Querido/a anónimo/a: ¿A qué te refieres con eso? "...el mundo funciona para todo tipo de gente." Por favor, elabora esta idea más a fondo, explícate mucho mejor. En lo personal, con ese discurso, suenas a esos dictadores/presidentes mediocres que le quieren hacer creer al resto del mundo que su país "está en orden" y no hay desigualdades para nada. Sí, el mundo sigue "funcionando" (su órbita sigue normal :B ) pero su sociedad es la que no está funcionando del todo bien.

Este es un espacio para el diálogo y el debate. Utilizar términos como "frikies"(?) y "patéticas" (¿De dónde sacas que todas las personas que comentan aquí son mujeres?) y te hace ver como una persona con poco léxico y bajo nivel de comprensión.

Si luchar por iguales derechos y responsabilidades y tratar de acabar con la discriminación es ser un "friki", entonces, somos los/las más frikis del mundo (después de Martin Luther King al luchar por los derechos de los negros y feministas gracias a las cuales hoy en día podemos votar e ir a estudiar ;D Manga de perdedores patéticos que fueron ellos, ¿verdad?).

Te amo, espíritu mío dijo...

Anónimo se amargó al leernos, por eso comentó lo que comentó. Sin embargo, creo que su amargura no responde a razones sensatas, de modo que es mejor atribuirlo a la probable identificación de él mismo con lo que aquí se critica: ¡es uno de esos hombres! Porque nadie normal reaccionaría así si no se identificase con lo criticado.

Frey dijo...

Les recomiendo que no hagan caso de comentarios como los de los últimos anónimos. Son "trolls", personas que se aprovechan del anonimato del internet y provocan con tal de obtener respuestas exageradas. Conviene enfocarnos en la discusión que sí vale la pena.

Por cierto, creo que Dan comentó arriba algo acerca de poder y de cómo es escoria la gente que hace ese tipo de cosas. Bueno, concuerdo con el asunto del poder, aunque no tanto con lo de la escoria...

En particular me pasaba cuando estaba más joven y era más andrógino, que la gente me confundía con una mujer. No de cerca, pero sí me llegó a pasar un par de veces que me silbaran albañiles y me dijeran cosas (con el simple hecho de vestir raro y tener el cabello largo era suficiente). El punto es que se sorprendían porque me tomaba el tiempo de hacerles ver su error, y eso me dejaba con la satisfacción de hacerles pasar un mal momento. Se me ocurrió comenzar a usar este detalle para generar conciencia acerca de la situación en la que se encuentran las mujeres.

Algunos hombres me han hecho un comentario muy curioso cuando quieren verse progresistas y modernos respecto a la homosexualidad. El comentario es algo como: "Yo también tengo amigos homosexuales, y les respeto. Siempre que no se quieran pasar conmigo."

Cada vez que me dicen eso, lo utilizo como argumento en contra de las actitudes predatorias que adoptan los hombres hacia con las mujeres: Si tú como hombre tienes derecho a ver a las mujeres como objeto ("apreciar su belleza" dicen algunos), y las mujeres también (en su visión, es positivo que las mujeres les admiren como sementales), entonces también los hombres que gustan de tí tienen derecho a mirarte como un pedazo de carne.

El argumento es válido, me parece, pues para negarlo necesitan negar su posición como dueños del mundo. Aunque está la situación de poder de pormedio entre hetero y homosexules que podría propiciar otro tipo de discusión... Aunque eso sería volver a la conversación original.

De cualquier forma, me gustaría saber qué es lo que hacen otros hombres, parejas o amistades que puedan tener, en este sentido. De mi parte hago eso con quien habla conmigo, y miro fijamente a los sujetos que se pasan mirando mujeres. Normalmente dejan de hacerlo cuando se dan cuenta que otro hombre les mira.

Saludos!

bastadesexismo dijo...

Preciso por qué validé el comentario del último anónimo.
Se imaginarán que recibo muchos comentarios de este estilo, muchas veces más violentos, en que me tildan de "feminazi", me insultan, amenazan con hackearme el blog, etc.

Cada tanto, publico uno de ellos (el menos insultante... imagínense el resto) para mostrar justamente que sigue habiendo gente que se siente tan amenazada en su posición de privilegio por la igualdad de género que no puede hacer otra cosa que insultar y amenazar.
Son simplemente, diremos, una muestra, cada tanto, para recordarlo.

Efectivamente lo mejor es ignorarles, pero si quieren responder, no hay problema. Total, son tan cobardes que vienen, insultan y se van.

Es muy llamativo ver cómo insultan cuando nadie los agredió, nadie los insultó, nadie siquiera les habló. Está clarísimo que se sienten identificados con la descripción que hacemos aquí de las personas machistas, y por lo tanto vulnerados en su persona misma. Y al dejar un comentario ofensivo, nos dan precisamente más argumentos para seguir con la lucha contra el sistema sexista.

Gizelle dijo...

Yo trabajo rodeada de hombres y mujeres, camino por la calle, y vivo normalmente, sin problemas. ¿Qué tipo de hombres conocen ustedes? Yo no veo esa intimidación, o lo que sea.
Y decir que todo el problema del mundo, está en los hombres y su falo.....es un poco tontito, no?

bastadesexismo dijo...

Gizelle, si vos no ves el sexismo, no quiere decir que no existe: quiere decir simplemente que no lo ves.

Yo no tengo pobres en mi entorno, y sin embargo, la pobreza existe.

Por lo demás, te pido que me des la citación exacta en la que en este blog digo que todo el problema del mundo viene de los hombres, porque no escribí nunca una cosa semejante.

Antes de calificar los dichos de alguien de "tontitos", te invito a leer lo que escribe realmente, y en particular mis explicaciones de arriba del blog (cuál es mi propósito, y qué es y qué no es el feminismo).

Saludos.

Gizelle dijo...

En el séptimo comentario dice que el problema es todo de los hombres y su falo. El octavo comentario lo aplaude, y agrega algo del odio hacia los hombres. Eso es de tontos, o de algo peor. Como vos no decís nada, asumo que estás de acuerdo.

Pero está bien. Es claro que vas a disculpar a cualquiera que te apoye, aunque diga que saldrá con un ladrillo en la cartera, o que te diga que los hombres, generalizando en la forma mas estúpida, se merecen "el odio".

No cuenten con mi odio. Es solo el de ustedes. Bye.

bastadesexismo dijo...

Gizelle, yo valido todos los comentarios que no sean insultantes. Así como validé el tuyo, a pesar de no estar de acuerdo con vos, también valido los otros. A veces contesto, otras no. A las personas que dicen que los hombres son de tal o cual manera, ya les contesté en otros comentarios, no lo voy a hacer cada vez. Mi postura está clarísima en mi blog. Si llegás a la conclusión de que YO, autora del blog, creo que todo es culpa de los hombres y su falo, si metés a todas las personas que comentan aquí en una misma bolsa, hablando de "ustedes" sin ver lxs individuxs que están detrás de cada comentario, allá vos. Tus conclusiones y tus generalizaciones abusivas son sólo tuyas.

Sólo te señalo que hacés lo mismo que la gente que criticás: generalizás metiendo a un montón de personas distintas en una sola bolsa globalizadora.

Y si pensás que tengo tiempo de contestar cada uno de los comentarios que valido, te equivocás. Nadie me paga por hacer este blog. Si me querés financiar para que tenga tiempo de comentar cada comentario, bienvenida. Pero tampoco es el propósito de un blog. Mi postura la expreso en mis entradas.

Saludos.

Te amo, espíritu mío dijo...

Gizelle:

¡Todo es culpa de los hombres y de su falo! ¡Yo sí lo creo, soy sincera y no me lo callaré! ¿Cuál es el problema, Gizelle? :) Si se caen las manzanas de los árboles al suelo no evadiré el rol que cumple la ley de gravedad en ese acontecimiento y no me taparé los ojos con una venda hecha de piel de elefante simulando que todo flota en el aire, sino que aceptaré lo sucedido y cantaré: por culpa tuya, oh ley de gravedad, las manzanas caen de los árboles al suelo y hacen “crac”. Cuento con un trillón de argumentos y fundamentos científicos, filosóficos y metafísicos para validar lo que afirmo, la superioridad de las mujeres sobre los hombres, de modo que mi postura no es gratuita. :)

Quizás a usted los hombres no le silben y la miren en la calle porque no es tan agraciada, pero yo sí padezco ese acoso porque soy hermosa y extremadamente femenina. Asimismo, algunas amistades masculinas me persiguen sin tregua porque están enamorados de mí y desean que sea su novia… ¡que terrible! No comprenden cuando se les dice que no.

Es divertido, jovial, placentero y gozoso arriesgarse haciendo público lo que no lo es, gritando a todo pulmón contra viento y marea lo que la mayoría de seres anodinos se niega a admitir por una cuestión instintiva de supervivencia biológica y de conveniencia colectiva: mientras más primitiva sea una persona más acorde se encontrará en la naturaleza, en la rusticidad natural, y más parecida a los animales será, más tribal, más reproductiva, más instintiva, más al amparo del hombre fuerte, del jefe de la tribu.

A propósito, he leído un maravilloso cuento de Guy de Maupassant, escritor francés del siglo XIX. Es un cuento ultrafeminista, pro libertad, pro independencia, pro feminismo, pro arte, pro sofisticación, y contrario al primitivismo, al prosaísmo y a los instintos animales que hasta el día de hoy rigen las vidas de innumerables personas, especialmente de aquellas que se amparan en el patriarcado, que aman la rusticidad y las tomas de postura ultratribales. He aquí, en el blog de una amistad, el maravilloso cuento por si les interesa:

http://madeleinedemauphin.blogspot.com/2010/09/la-belleza-inutil.html

¡Un saludo!

gabo dijo...

Gizelle, tienes fundamentos científicos para validar la superioridad de la mujer? perdóname si lo leo con la misma incredulidad que quien dice tener fundamentos científicos para validar la superioridad de los hombres. Pero bueno, al final todo se reduce al paradigma que uno decide aceptar, de ahí en fuera lo demás es ser congruente (que no es poca cosa).
En cuanto a que toda la culpa sea de los hombres y nuestro falo, bueno, muchas cosas seguro, pero hay que abrir la mirada un poco más, no todo es blanco y negro, ni todas las cosas se explican por el género (menos aún de manera exclusiva).

gabo dijo...

(Perdón, mi comentario iba hacia "te amo, espíritu mio, no Gizelle)

bastadesexismo dijo...

Yo preciso por enésima vez que no estoy para nada de acuerdo con "Te amo, espíritu mío".
Tus comentarios son tan esencialistas y sexistas como los de los machistas.
Es más: no creo que debería validar comentarios que digan que un sexo es superior al otro. Ni en un sentido ni en otro. Es tan discriminatorio en un caso como en el otro.

Frey dijo...

Secundo la opinión que los comentarios de "Te amo, espíritu mío" son esencialistas y discriminatorios. Además de promover actitudes de odio (sí, odio) entre las personas, olvida por completo la realidad de la comunidad transgénero y transexual al promover roles de género específicos para cada uno de los sexos. Vulnera enormemente a la comunidad queer.

Me siento ofendido, pues así como a las mujeres se les exigen patrones de comportamiento y apariencia específicos; a los hombres se nos exigen actitudes que me parecen en exceso negativas. Salir de algunos de esos roles de género específicos, es algo que "Te amo etc." ya ha calificado como "indeseable" en un hombre; su actitud no promueve la igualdad ni la equidad; propone la superioridad de un grupo de personas por sobre otro basándose en características banales. Ya existe un nombre para eso y se llama discriminación. En el caso particular donde se hace una diferencia por sexo se llama sexismo. Y el caso más particular que propone le llamamos hembrismo.

"Te amo, espíritu mío" tiene opiniones discriminatorias, sexistas y hembristas que no promueven la igualdad ni la equidad.

Saludos!

P.D. La fuerza de gravedad es la causante de la atracción entre masas. La ley de gravedad son las ecuaciones que describen a la fuerza. Solo para aclarar.

Te amo, espíritu mío dijo...

Frey, Gobo y Bastadesexismo:

Sí, ¡más sexismo pero invertido! :)

Es necesario invertir la torre maltrecha para restaurar el equilibrio cósmico. Si la torre tenía un exceso de peso en el extremo izquierdo, no cabe conformarnos con permanecer en el medio, sino hacer contrapeso en el extremo derecho, es decir, sexismo pero desde el polo opuesto. Todo es una cuestión de astucia pragmática. ;)

Ser radical, extremista, atravesar las paredes, ir más allá, rallar con los márgenes de la existencia, escoger lo más intenso y descabellado, sí, no conformarse con la tibieza de las cómodas aguas del centro “políticamente correcto”, con la monotonía uniformada de la igualdad que pretende enclaustrarnos. Yo me regocijo en mi diferencia, bella como el delfín rosado, me regocijo en la desigualdad electiva, y rezo a Dios por que nadie me iguale. Mi espíritu es esencialismo puro, como la vida, y se niega a aceptar a Majestad Igualdad por su Emperador. ¡Cortemos su cabeza! ¡Abajo! ¡Derroquémosla! Rompamos con audacia la camisa de fuerza llamada igualdad, rompámosla en nombre de la libertad individual, del espíritu insurrecto y loco.

J'aime les femmes et je le revendique!

bastadesexismo dijo...

Podés amar a las mujeres y reivindicarlo, podés preferir su compañía a la de los varones, podés hacer en tu vida lo que se te cante.

Pero no veo porque el amar a las mujeres debe hacerte odiar a los varones.

Y más aún: no veo por qué tenés que comunicar y expresar ese odio.

No quiero manifestaciones de odio ni expresiones discriminatorias en mi blog, ni en un sentido ni en otro. Todo tu delirio psicodélico es muy lindo, pero propicia el odio. Que digas que preferís a las mujeres y que las amás es una cosa. Que digas que todo es culpa de los hombres, y que son inferiores a las mujeres, es otra cosa completamente distinta.

Te amo, espíritu mío dijo...

Ruedo por las nubes y me topo con un fundamento científico inalienable: por medio de la ciencia de la biología se ha comprobado que los hombres cuentan con un mayor número de ciertas hormonas que las mujeres. ¿Qué hormonas? La testosterona, entre otras. Hormonas que los tornan más violentos y agresivos (yo diría que es al revés, que es desde su espíritu violento desde donde surgen esas hormonas). Esa es su naturaleza: ellos dominan por medio de la fuerza bruta desde eras tribales.

Feminista postmoderno dice: “¡No, eso no es verdad! Ellos son inocentes. Todo es culpa de la sociedad que los maleduca.”

Sofía dice: “¿La sociedad es la que hace a los hombres o son los hombres los que hacen a la sociedad?”

Feminista postmoderno dice: “¡Es la sociedad, ogro malvado, la que hace y esclaviza a los hombres, inocentes criaturas!”

Sofía: “¿Y quien hace a la sociedad?”

Feminista postmoderno: “La sociedad se hace a sí misma, es un ser en sí mismo. Ojo: ¡el esencialismo tuyo es un error absoluto! No al esencialismo. Ah, y algo más: el valor objetivo de la igualdad es un principio irrefutable.”

Sofía: Algunos afirman que los hombres son como los describo meramente por una cuestión social, por causa de una sociedad machista que los induce a ser como son, y que si se los educase de otro modo no serían así. Sin embargo, no opino igual. Las construcciones sociales no nacen de la nada, no se mantienen vivas sobre el aire, en medio del vacío, sino sobre una serie de elementos naturales que permiten su existencia y la forjan, los cuales, por supuesto, no necesariamente son buenos o facilitan una posterior superación, deviniendo en obstáculos en innumerables ocasiones. Me parece que es la naturaleza quien establece las cualidades humanas por medio de la sociedad, siendo esta una mera herramienta de la naturaleza. La sociedad, asimismo, por medio de sus miembros más viciosos o por medio de los más virtuosos, solo puede contribuir a reforzar o a menguar esas cualidades respectivamente, a sacar ventajas injustas o extraer paliativos justos.

Te amo, espíritu mío dijo...

Mientras no se presenten insultos, creo que es necesario respetar la libertad de expresión validando todos los comentarios. ¡El totalitarismo discursivo ha de morir en manos de la libertad! Además, si un hombre machista emite un juicio machista, este repercute sobre la sociedad entera para mal y puede generar graves lesiones en mujeres inocentes. Por el contrario, mi postura ultra-feminista, anclada en lo femenino por sobre lo masculino, no acarrea mal alguno, debido a que no daña a ningún hombre inocente interfiriendo en su vida privada. Dos tomas de postura que podrían aparentar ser de la misma naturaleza y generar los mismos daños, debido a que son similares en estructura solo que opuestas, no necesariamente repercuten del mismo modo. Se debe evaluar el contexto. Ejemplo: afirmar que los heterosexuales son mediocres no generará leyes discriminatorias para con ellos debido a la posición heterocentrista en la cual nuestra sociedad se halla, pero afirmar que los homosexuales son mediocres sí podría acarrear leyes discriminatorias para con ellos debido a la homofobia que impera en nuestra sociedad. Se debe tomar en cuenta el contexto y no tomar las posturas en sí mismas, porque caer en esto último sería incurrir en el esencialismo. ;)

Únicamente podría promover actitudes de odio entre quienes cargan odio previamente en su interior. El ser que en su interior abriga amor, no odiará por causa de una lectura. Me parece que mis discursos son hermosos, optimistas, idealistas, graciosos, y que no poseen la amargura y el pesimismo característicos del odio. Rechazar a los hombres con una sonrisa de placer en el rostro y con los ojos hacia el cielo, ¡eso sí que es bello! La vida es un juego sumamente serio y un asunto serio que es un juego, y las posturas que se tomen ante ella deben ser refrescantes. Defiendo la dignidad de las mujeres por sobre los hombres con la alegría jovial que me es propia.

Me agrada la teoría queer, ¡es genial!, pero no me agradan quienes pretenden imponerla por la fuerza y además no la comprenden del modo en que deberían. No es lo mismo Nietzsche en su brillantez que un nietzscheano de segundo cuño, por citar un ejemplo.

Te amo, espíritu mío dijo...

Adoro la libertad y soy libertaria. Considero que ningún patrón de comportamiento debe imponerse. Cada quien es libre de ser un travesti si así lo desea y la ley debe ampararlo. Empero, la ley también debe ampararme cuando con la misma libertad yo promueva ciertos patrones masculinos y femeninos que ustedes consideren estereotípicos, cuando los promueva para que quienes me leen tengan la oportunidad de conocer mi postura y de optar libremente por aceptarla o por rechazarla, optar libremente por aplicar o no esos patrones a sus vidas. A mí me gusta vestir como mujer a la antigua y no creo que ustedes tengan el derecho de imponerme vestir como hombre por el mero hecho de que eso promovería la “igualdad” y la “equidad” a costa de mi libertad y voluntad individuales. No exijo nada a nadie, solo comunico libremente, sin trabas, sin tapujos, lo que me agrada y lo que me desagrada, lo que es bello y lo que es feo. Si tuviese un hijo que desease ser travestí, nada podría hacer yo para obstruir su libertad por la fuerza y contra su voluntad. Y, no obstante, conozco a innumerables personas feministas pro igualdad que harían todo lo posible por privar a sus hijos de libertad en casos como esos. Así como yo respetaría los gustos de mi hijo travestí si lo tuviese, así Frey debe respetar mis gustos, esos que tacha de anti-igualitarios. Tengo derecho a preferir a las mujeres por sobre los hombres, sea por cuestiones banales o por asuntos revelantes (es por estos últimos, además). La actitud de ustedes me parece similar a la que tendría una persona que acusase a una lesbiana de no ser igualitaria, de discriminar a los hombres por preferir a las mujeres sobre ellos en sus relaciones. De hecho, en el fondo, prefieren a las mujeres porque les resultan más atractivas y bellas que los hombres, es decir, mejores, lo cual implica una evaluación no igualitaria de la realidad. Esa es la verdad.

¡Un saludo!

PD: No se debe tomar en un sentido literal lo que solo es metafórico.

bastadesexismo dijo...

"La testosterona, entre otras. Hormonas que los tornan más violentos y agresivos (yo diría que es al revés, que es desde su espíritu violento desde donde surgen esas hormonas)"

Según una teoría, es efectivamente al revés, pero no por su espíritu violento, sino que el nivel de testosterona se eleva ANTE una situación violenta.

Siendo los varones más expuestos a situaciones violentas o de agresividad desde su nacimiento...

De todos modos, muchas otras hormonas están implicadas en la agresividad: la hormona adrenocorticotrópica, la prolactina, los estrégenos (sí, sí, las hormonas "femeninas"), la progesterona, la adrenalina...

Y si leés francés, te recomiendo esta nota, muy interesante:

http://www.feministes.net/testosterone.htm

Es un resumen de esta en inglés:

http://www.gender.org.uk/about/06encrn/63_aggrs.htm

Te amo, espíritu mío dijo...

Bastadesexismo:

Si odiase a los hombres no tendría amistades masculinas y no los socorrería cuando se encuentran mal, lo cual sí hago: los ayudo en problemas. Considerar a un ser superior a otro no significa odiar al que se juzga inferior. Prefiero lo bello por sobre lo feo, sí, pero no odio al ser que es feo en lugar de bello, aunque lo califique de incorrecto y su fealdad me disguste. No soy capaz de odiar ni a Hitler, ni a pedófilos, ni a violadores, ni a criminales… simplemente amargarme la vida no está en mi naturaleza alegre, infantil y espontánea, aunque los juzgue incorrectos a todos ellos. :)

¡Un saludo!

PD: No odie a quienes odian. ;)

bastadesexismo dijo...

Pues yo no creo en la libertad absoluta. En Francia y Alemania, negar el Holocausto es un delito. La libertad de expresión también tiene límites.

Este es mi blog y yo decido qué comentarios validar o no. Y definitivamente un comentario que dice que las mujeres son superiores es un comentario que no debería tolerar, por más que efectivamente, no le hará realmente mal a nadie. Pero eso es sólo circunstancial. En sí, se trata de un comentario ofensivo y discriminatorio.

En cuanto a considerar bello "rechazar a los hombres con una sonrisa de placer en el rostro y con los ojos hacia el cielo", me disculparás, pero no tenemos el mismo concepto de estética.

bastadesexismo dijo...

"Considerar a un ser superior a otro no significa odiar al que se juzga inferior."

Eso seguro que no. De hecho los peores machistas dicen amar a las mujeres y nunca dirán que los odian, al contrario.

Te amo, espíritu mío dijo...

Bastadesexismo:

En Alemania y en Francia, en efecto, se violenta la libertad de expresión y se impone un totalitarismo intelectual, una modalidad de pensamiento único por medio de los centros educativos. Cada ser humano, sin embargo, tiene el derecho de pensar como lo prefiera, de negar o no la historia, de reinterpretarla a su modo, de negar o no el holocausto como de negar o no el descubrimiento de America por España sin que la ley lo condene por eso. Norteamérica me parece mucho más libertaria en ese sentido. Francia ha decaído enormemente, no es lo que era en sus épocas de auge. Sus grandes hombres pertenecen al pasado.

¡Mientras el Estado interfiera menos en nuestras vidas, mejor para mí, para ti, para ellos y para todos nosotros! ¡Viva la libertad!

Frey dijo...

... ok... ese ultimo comentario de "Te amo espíritu mío" me perturbó...

¿Es mi imaginación o ya hubo toda una discusión en la cabeza de una persona respecto al tema?

El problema es hablar de generalidades como si TODO mundo se portase según su estereotipo. Como dice Chimamanda Adichie: "El problema con los estereotipos no es que sean falsos, es que están incompletos".

@Te amo espíritu mío:

Respeto tus gustos; no comparto tus ideas; sin embargo, no pareces respetar a muchas personas que están luchando por la igualdad y la equidad. Lo que exijo es que se me respete como persona; algo que en particular no estás haciendo por la simple razón de haber nacido hombre.

Haces exactamente lo mismo que aquellos sujetos que te dicen cosas hacen contigo: Nos reduces a un falo sin sentimientos, ideas o personalidad. ¿No ves el problema con eso? Independientemente de toda la "feminidad" que pretendes mostrar físicamente al mundo y que presumes abiertamente aquí, en esencia, te comportás como lo hace cualquier hombre sexista. ¿Esa es la belleza a la que aspiras y promueves? Dices:

"Defiendo la dignidad de las mujeres por sobre los hombres [...]"

¿No somos personas también? ¿No merecemos que se defienda nuestra dignidad de igual forma?

Construir un mundo basado en la desigualdad, la superioridad de un grupo y en la discriminación por diferencias triviales es algo que ya se ha intentado muchas veces y no ha funcionado.

No pretendo seguir mucho esta discusión, solo pido que aclares si realmente piensas que los hombres como conjunto (y eso me incluye aunque no me identifique con ellos) somos los culpables de todos los males del mundo. El problema aquí es que pienses que TODOS somos machistas y causantes de los problemas, no que algunos lo sean.

Por cierto, siguiendo tu metáfora, si observo que UNA sola manzana no obedece la ley de gravedad, entonces esa ley está mal. Yo soy una manzana que no cae a la tierra.

Saludos.

Te amo, espíritu mío dijo...

El verdadero feminismo debe ser un movimiento bello, esperanzador, con valores, con un trasfondo metafísico, un movimiento armonioso que anime a las personas, que les inspire poder, fuerza, gracia, vida, que las libere. Un feminismo constructivo y no uno destructivo, creativo y no coercitivo, amplio y no estrecho; un feminismo de personas bien puestas, derechas y erguidas, y no de seres encorvados, maltrechos y desalineados; un feminismo optimista y no derrotista, intransigente y no transigente, radical y no moderado, seguro y no inseguro; un feminismo de orden y no de caos, de modelos perfectos, de ejemplos, de heroínas; un feminismo de principios y verdades absolutas, eternas y universales, y no de relativizaciones insípidas y vacías; un feminismo de altura, centrado en el fondo y no en la trivialidad, en la esencia y no en la existencia; un feminismo elitista de gloria, digno, propio de la condición noble, propio del espíritu aristocrático y selectivo, no un feminismo vulgar, igualitario, populachero y marxista; un feminismo divertido y dinámico, no anodino y monótono; un feminismo alegre y no amargado, uno de reivindicaciones justas realizadas con la cabeza en alto sin ceder y no de lamentos fracasados; un feminismo clásico y no postmoderno, uno de apogeo y no de decadencia.

bastadesexismo dijo...

Todo muy lindo, pero donde dice "feminismo", hay que leer "hembrismo".

Una filosofia que promueve la superioridad de las mujeres sobre los varones NO ES feminismo. Por mas que lo repitas mil veces. Abri un diccionario.

Fernando dijo...

Si a este post se le pudiera poner "LIKE"... lo tendría.

Pero sólo hasta el "etc. etc. etc."

gabo dijo...

Bueno "te amo, espíritu mío" (en adelante TAEM si me lo permites), como te digo, es cuestión de paradigmas. No es cosa menor entender eso (creo que tú lo entiendes). Tú te posicionas desde la idea de que las mujeres son superiores que los hombres porque los hombres son más violentos (seguro tendrás muchas más razones, pero quedémonos con esa por ahora). No discutamos si lo son o no, démoslo por cierto. Confío estarás de acuerdo en que alguien podrá decir "y? qué tiene de malo que lo sean?" A lo que voy es que la superioridad, como la belleza y como la realidad, es subjetiva. No podría tomarse como una verdad absoluta y esperar que todos la compartan, ni tacharlos de irracionales si no lo hiciesen.
El valor de la equidad tampoco es una verdad absoluta. Muchas veces nos quebramos la cabeza tratando de que la gente entienda cuando en realidad lo que pasa es que algunas personas simple y sencillamente no creen que la equidad sea tan importante. Pero ojo, me parece que confundes a lo que nos referimos con ello (y si no es así, házmelo saber): igualdad de derechos y oportunidades. La libertad de la que hablas pues, pero verdadera libertad, no sujeta a condiciones que favorezcan a unos por sobre otros. Querer que la gente se comporte igual o piense igual, eso es otra cosa. Una idea bastante tétrica además.
Por lo demás, no puedo criticar tu estrategia de nivelar la balanza desde el punto de vista moral, puesto que evidentemente partes de la idea de que el fin justifica los medios, cosa que yo no comparto y en la que habremos de aceptar estar en desacuerdo. Solo puedo criticarla desde el punto de vista estratégico, ya que me parece que solo sería eficaz si la cosa se resolviera como una suma simple: machismo + hembrismo = equidad. Me inclino a pensar que, por el contrario, la sociedad patriarcal usaría tus argumentos para desacreditarte no solo a ti sino a las feministas más moderadas.
Y en cuanto a censurarla, no sé basta, me parece un discurso poco popular y si quieres divisivo pero no particularmente ofensivo. Al menos yo no me siento ofendido porque me diga inferior, para eso tendría que creérmelo primero. Me parece además una discusión interesante, pero sobre todo, a quién queremos convencer si no a los que opinan distinto a nosotros? En fin, es tu blog y tu decisión.

Te amo, espíritu mío dijo...

El termino “hembrismo” proviene de “hembra”, y aplicar este último para denominar la a las mujeres implicaría reducirlas al nivel de los animales, así como utilizar el primer termino implicaría aceptar el segundo. Me parece un término vulgar y grosero, por lo cual no lo aplico. Prefiero, por eso, denominarme “feminista”, que proviene del termino “fémina” y “femenino”, el primero más humano y elegante, y segundo más metafísico.

No me importa no calzar con el estereotipo de mujer feminista. ¡Crearé, pues, un nuevo movimiento pro feminidad que se haga llamar feminismo sin serlo! :)

Te amo, espíritu mío dijo...

Frey:

Es necesario defender la dignidad del ser humano en general, más allá del género al cual pertenezca: ninguna persona merece que se la prive de su libertad y de su derecho a ser feliz. Empero, ocuparse de defender al victimario y no a la victima carece de sentido. La sociedad actual ampara a los hombres más que a las mujeres, otorgándoles preferencia, prioridad, más oportunidades y libertades que a nosotras. Por ese motivo es conveniente defender la dignidad femenina que se encuentra devaluada y no la dignidad masculina que se encuentra sobrevalorada. De ahí que el masculinismo igualitario sea en realidad una forma de machismo encubierto por la igualdad, que defiende la dignidad de lo que se encuentra sobrevalorado y no de lo que se encuentra devaluado.

El ser humano es el causante de los males morales en el mundo, independientemente del género al cual pertenezca. Sin embargo, más daños han generado los hombres que las mujeres y usted lo puede corroborar en los índices estadísticos de delincuencia. Sé que existen hombres que son excepciones dentro de su género y que son virtuosos y bellos: quizás usted sea uno de ellos, ¿quién sabe? Basta observar los elogios que prodigo a Sócrates en mi columna lateral, entre otros, para entender mi pensamiento. Esto coloco sobre Sócrates en mi blog:

“Me postro ante él. Murió por causa de sus altos valores e ideales, sin traicionarlos jamás. Murió por seguir los designios de su voz interior, por cumplir con los mandatos celestes que accedían a él por medio de la intuición. Murió luchando por el bien de la humanidad. Murió heroicamente, con nobleza, por las faltas de otros. Se entregó. Aclamó el valor inquebrantable de las Leyes. Hasta el último momento dijo la verdad y la Verdad. Manifestó coraje, altura de consciencia, magnanimidad de espíritu. Y murió solemnemente, con la majestuosidad de un Rey, con la dignidad de un hombre justo y bueno.”

La naturaleza masculina tiende al mal, lo cual no significa que todos los hombres sean malos, aunque la mayoría sean algo limitados y toscos. La naturaleza femenina tiende al bien, lo cual no significa que todas las mujeres sean buenas, aunque la mayoría sean más acogedoras y tratables. Esa es la verdad, como también es verdad, aunque a mí no me guste, que la naturaleza femenina no se caracteriza, aún cuando existen excepciones dentro de su género, por destacar en asuntos intelectuales.

Los derechos humanos deben ser respetados. Y todo ser humano merece recibir bien.

Casi siempre me expreso en términos connotativos y no denotativos, de modo que para comprenderme no se debe interpretar mis palabras desde la racionalidad discursiva, sino desde la sensibilidad simbólica, y no desde un marco estático y lineal de referencia sino desde uno fluido, dinámico y holístico.

¡Un saludo!

Anónimo dijo...

Si te refieres a que la naturaleza masculina es "matar".Pués ... ¿es que no matan para defender a sus crías?¿Es eso el mal?

Declinando la balanza hacia el hembrismo , te digo que va a pasar :paliza y opresión.
Aparte que el hembrismo no es mejor.
Los hombres machistas siempre les quedaran el puño .

Hasta que la sociedad no se sostenga sobre principios cuidadores y no competidores no habrá armonía.

TAEM , las personas son demasiadas y demsiado complejas para generalizar.No te hagas llamar feminista , porque manchas sus ideas .Son distintas a las tuyas.

Mi caso .España.Zona universitaria .Madrid.8 pm.Iendo con una compañera un joven se colgó de nuestros hombros y no dijo que nos iba a comer las tetas.Debería tener menos de 25 años.
Le aparté inmediatamente , empujandole la cabeza.Iba con amigos.

Que rabia ...

¿Por que no se validó mi ultimo comentario?

KXLL

bastadesexismo dijo...

KXLL: no veo ningún otro comentario tuyo. Busqué también en los spam, nada.
A veces si el comentario es demasiado largo, Blogger lo rechaza y te indica que no tiene que pasar los XX caracteres. Pero no te lo dice claramente entonces unx piensa que sí fue enviado.

En fin, por mi parte, te aseguro que no he censurado ningún comentario tuyo.

Frey dijo...

¿Cómo es la afirmación:

"¡Todo es culpa de los hombres y de su falo! [...]"

holística de alguna forma? Es lo más reduccionista que he leído en todo lo que va de la discusión. No fué casualidad que ese comentario en particular haya causado tanta controversia.

El holismo, según recuerdo, trata de atacar un problema o concepto en su totalidad, pues supone que no puede entenderse algo si sólo nos enfocamos en una o algunas de sus partes. Luego, afirmar que los hombres y su falo son los causantes de los problemas del mundo, además de tener una naturaleza violenta y que las mujeres son más sensibes y bellas, es de lo más reduccionista y esencialista (entendido como se entiende en todos estos posts). ¡Para nada holístico!

Supongo, entonces, que añadiría "contradictorio" a todas las "cualidades" que lista TAEM de su discurso. Aunque hay ideas que serían interesantes rescatar del mismo, el uso [aparentemente] indiscriminado de conceptos, definiciones y afirmaciones es problemático pues esa "fluidez" no permite definir una postura que permita una conclusión fuera del marco de pensamiento de la persona que la enuncia. Tendríamos que pensar de la misma forma que TAEM para entender el porqué dice todo lo que dice, cosa imposible (... quizás se puede, pero ahora no tengo ni el tiempo ni la paciencia para ello).

Por lo anterior, me abstendré en lo posterior de seguir esta linea de discusión... :(

Saludos.

Te amo, espíritu mío dijo...

Frey:

“¡Todo es culpa de los hombres y de su falo! [...]”

¿Por qué afirmé tan terrible frase capaz de arrancar un odio brutal e inaudito en el público, así como de generar revoluciones y guerras en el mundo entero? Simplemente porque es divertido y porque en gran medida es certero –si no se lo toma en un sentido literal, claro, porque dos más dos no necesariamente son cuatro en el idioma de la vida-.

Lancé adrede esa frase, bien pensada y calculada, porque se me antojó romper con los tabúes impositivos de “no culpar a los hombres sino a la sociedad en sí misma”, de “no generalizar” y de “resignarse ante la ley perentoria de la igualdad”. La lancé a drede simplemente porque se pretende imponer lo contrario: de igual modo me rebelaría contra cualquier idea, por cuerda y bella que fuese, si se pretendiese hacer de ella un slogan inamovible cuya transgresión costaría el horror del público y el incurrir en un tabú. Alegre, jovial, riéndome por lanzar una respuesta de tal impertinencia en un tono desafiante y descarado, me he complacido: no me gustan las reglas anodinas ni los rebaños de ovejas que las siguen, y me rebelo contra el comentario estereotipado y pro tabúes de Gizelle, retándola en sus narices al corroborar alegremente y libre de tapujos lo que ella misma no tolera: “¡que todo es culpa de los hombres y de su falo!” Sin embargo, esa frase existe y tendrá que convivir con ella lo quiera o no. Acúsenme de vestir rosado y solo por darme el gusto de contrariarles, si antes no vestía rosado, lo vestiré todo el día en sus narices. Mi frase era una bandera izada en el aire contra el viento, una bandera que representaba a un jacobino dentro del antiguo régimen realista, a Hitler dentro de la Alemania actual que condena al nazismo, a un realista dentro del régimen bonapartista o a Marx dentro de la Alemania nazi. Para rebelarme contra la opresión cuadrada de Gizelle, que, al igual que todos ustedes, espera que los demás piensen como ella. ¿Qué le importa si pienso así o no? ¿Qué le importa si pienso que el odio es superior al amor de lejos, o que ambos son relativos e irrelevantes, o que en realidad solo el amor es valioso y verdadero y que el odio no es sino un reflejo imperfecto del primero? Escribir es muchas veces un acto lúdico de sabotaje, un juego donde se hace caer al señor de la corbata de cara sobre la torta, un payaso realizando acrobacias en un centro militar, un bandido invitado a una cena real por llevar a cabo sus robos en grande, una mente perspicaz amante del tinte emotivo que tiñe las palabras y no de las palabras mismas. Mis palabras se definen más por el tinte emotivo que las inspira y por el sentido empleado en ese determinado contexto, que por su significación literal tomada en sí misma. ¡Frey, usted se toma todo en serio, amigo mío! :) Pero la vida es un juego sumamente serio y un asunto serio que en realidad es un juego. Mi expresión es holística hasta el tuétano por: no es literal, no es un principio científico o una ley matemática, sino una respuesta tentativa adrede y verdadera en un sentido metafórico; el elemento carece de sentido alguno, siendo la combinación de todos los elementos en constante movimiento la que le otorga el sentido a cada uno de ellos, los cuales fluctúan de sentido.

El problema con ustedes es que son demasiado racionalistas. Su manera de pensar es cartesiana hasta el extremo en el que incurren las escuelas totalitarias, es anti-holística y lineal, y es desde ese cartesianismo desde donde Frey define el holismo. ¡Vaya paradoja!

Ven discriminación hasta en el gracias dicho y en el gracias omitido. Hasta en la ropa que uso advertirían discriminación. Hoy en día las personas ven discriminación hasta en la arena que pisan. Nada se puede decir.

¡Un saludo!

Y no vale ponerse triste por los juegos retóricos de una niña caprichosa. ;)

Anónimo dijo...

Espíritu:

No te falta rázón: la vida es un caos milagroso, pero la mayoría se empeñan en ponerle moldes y grilletes, en encauzarla, amarrarla, domesticarla,,,

También opino que, en parte, tienes razón, el orígen de no pocas desgracias (guerras, luchas sangrientas, muerte, dolor) viene por un exceso de testosterona; exceso que, como mujeres, deberíamos intentar contrarrestar al menos en un 50%, por algo representamos un 51% de la población del mundo. Pero en Africa, en muchas partes de Asia ¿dónde está la voz de las mujeres? ¿donde su petición de paz y pan?

Anónimo dijo...

me parece un bodrio total espiritumio o como se llame. Todo bien, pero me parece q aburre con sus posts larguísimos y sólo quiere publicitar su blog "hackeando" otro..No aporta nada y no permite que otros opinemos. Soy lectora silenciosa, yo tambièn tengo un blog y esta vez me parecio demasiado.

Te amo, espíritu mío dijo...

Primer comentario anónimo:

¡Tiene usted muchísima razón! :)

Debemos ayudar a esas mujeres, a las del otro lado del mundo.

Te amo, espíritu mío dijo...

Segundo comentario anónimo:

Usted se equivoca: el azul del cielo nada puede aportar al ciego. Si le parece demasiado, mejor no lo lea. :)

Te amo, espíritu mío dijo...

A todos:

Ustedes me discriminan por ser lesbiana sáfica y prácticamente me exigen que sea bisexual, puesto que me exigen que no prefiera a las mujeres antes que a los hombres, sino a los dos por igual. Todo motivo que exponga de por que prefiero a las mujeres antes que a los hombres, me lo rebatirán. Y, entonces, ¿qué sentido tendría preferir a las mujeres?, ¿cómo las voy a preferir sin motivo alguno, de la nada? Yo no prefiero a Victor Hugo sobre Kafka de la nada, como no prefiero el prerrafaelismo al cubismo por las puras, sino porque uno me parece superior al otro, más bello, más virtuoso, más grato. Toda preferencia implica juicios de valor de carácter jerárquico, como toda atracción implica motivaciones de trasfondo relativas a esos juicios de valor. Pensar que los hombres son tan amenos como las mujeres, que cuentan con la misma proporción de virtud que ellas, y que encima son iguales, es decirme que me vuelva bisexual. Si son iguales, ¿por qué ser lesbiana sáfica y preferir a las mujeres antes que a los hombres? ¡No somos iguales y precisamente por eso soy lesbiana sáfica y no bisexual, y por eso opto por la monogamia y no por la poligamia, y por eso soy selectiva y no todo me da igual, y por eso no estoy con cualquiera, porque no todas las personas valen igual! Si todas valiesen igual, tendría que estar con todas, lo cual sería terrible. El igualitarismo de ustedes los induciría a decirle al hombre que prefiere a una mujer antes que a otra: “todos somos iguales, ¿por qué prefieres a la más inteligente antes que a la bruta?, ¿por qué prefieres a la de ojos azules antes que a la de ojos marrones?, ¿por qué prefieres a la que es dulce antes que a la que es tosca?, ¿por qué prefieres a la que es femenina antes que a la que es masculina?, ¿por qué piensas que una es superior a la otra? Todos somos iguales y no se debe preferir a uno por sobre otro.” Y, entonces, así ustedes implantarían la poligamia y el poliamor, ¡que horrible! Esa no es mi naturaleza, muy por el contrario soy un espíritu selectivo, no me conformo con cualquier cosa y no todo da igual ni vale lo mismo, esa es la verdad.

J'aime les femmes et je le revendique!

bastadesexismo dijo...

No tengo idea de lo que es una lesbiana sáfica y ni se me hubiera ocurrido que cuando hablás de preferir a las mujeres, hablabas de orientación sexual.

Yo no soy heterosexual por elección. No "prefiero" a los hombres por lo que sean o no sean.

Primero, porque "los hombres" no existen. Existen individuos completamente distintos entre sí. "Las mujeres" tampoco existen.

Te oponés a que seamos todos "iguales", pero sos la primera en establecer solamente dos tipos de personas: las mujeres por un lado, todas iguales entre sí, y los hombres, todos iguales entre sí. Vaya diversidad.

Y segundo, porque no "prefiero" a los hombres: me atraen sexualmente, y las mujeres no. Y nunca hubo un momento en que lo elegí: o nací como eso, o me lo impuso la sociedad, no lo sé.

Lo que sí sé es que decir que todos los humanos no se valen, no tienen el mismo valor, es el primer paso hacia el racismo, el sexismo y cualquier tipo de discriminación.

gabo dijo...

Jajaja debo decir, TAEM, que me divierten tus posts. Ya fue, es obvio que te molesta la noción de lo políticamente correcto tanto o más que los falos de los hombres y que disfrutas la indignación provocada, no hay mucho que discutir. Lo peor del caso es que, más allá del comentario de los falos, en realidad yo he leído comentarios en este blog mucho más cargados de odio hacia los hombres, de personas que se asumen más moderadas.
No sé si es su misma actitud, que TAEM no me molesta tanto como parece molestarle a Frey. Es más, tampoco estoy tan convencido de que su odio hacia los hombres sea tan grande (en todo caso lo evidente es su adoración por las mujeres, y cómo culparla), solo que no pretende disculparse por las muchas objeciones que sí pueda tener contra nosotros (y tampoco es la única aquí). Y no es que la justifique, de hecho no comparto su opinión, es solo que me resulta mucho más molesta la actitud hipócrita de algunas personas que se dicen indignadas por la misoginia cuando ellas mismas exhiben su misandria (aclaro algunas, no pretendo generalizar). Estaré cometiendo un sacrilegio con estas palabras? espero que no jaja
Ah y soy Gabo no Gobo TAEM, aunque gobo no suena tan mal.

Gizelle dijo...

Basta de sexismo, no pensaba comentar, para no hacer problemas. Pero quiero decirte que te respeto aunque no estemos de acuerdo en algunas cosas. Claramente, veo que no estás de acuerdo con algunas chiquilladas que se comentan acá.

Con respecto a "te amo espíritu no se cuanto", asumo que tiene menos de 15 años, y no me pongo seria. Es insegura, confusa, y ya se dará cuenta que escribir parrafadas pomposas, no la vuelve intelectual.

En cuanto al post, YO me visto SI QUIERO para que me digan cosas ( a veces lo necesito). YO decido con que hombre salgo. Y decido CUANDO. YO pongo los límites.

Y Gracias a Dios, (o desafortunadamente) el único que me podría pasar los límites, no me da bola. Bye.

Te amo, espíritu mío dijo...

Bastadesexismo:

¿A que me refiero con lesbianismo sáfico? En esta frase lo explico:

“Considero que es preciso clarificar que el lesbianismo sáfico no es comprendido en la actualidad como debería serlo. No es homosexualidad en sí, no es lesbianismo en el sentido moderno, debido a que no se centra en la sexualidad y a que no es de carácter cerrado o restringido. Cuando aludo al lesbianismo sáfico me refiero al propio de Safo de Lesbos, al de antaño, al clásico, al griego, al acorde al mensaje platónico. Este se centra en el enamoramiento, en la admiración devota y en el erotismo sofisticado, no en la sexualidad, siendo esta última un mero derivado suplementario que puede permitir bajo ciertas circunstancias el retorno a la Belleza y a la Unidad por medio de la unificación integral con el ser amado que se considera bello y a través del cual Dios se trasluce, siendo el amado una hierofanía y por lo tanto sagrado. Esa clase de sentir es de mucha elevación y cuenta con un trasfondo metafísico y místico, así como soteriológico.”

Me defino como lesbiana sáfica. También podría llegar a definirme, aunque no a cabalidad, como homo-enamoradiza, teniendo en cuenta que el amor es antes que el sexo y que en mí rigen el corazón y el intelecto y, por consiguiente, los sentimientos, no los genitales. Estos últimos deben ser gobernados por los primeros y no al revés: lo superior debe regir sobre lo inferior y no lo inferior sobre lo superior. Así se determina el sentir correcto que desciende verticalmente desde las regiones superiores hacia las inferiores: un ser no me parece virtuoso porque me atrae, sino que es porque me parece virtuoso que me atrae.

Mi sentir me parece un don caído del cielo, una dadiva, un obsequio, un regalo, así como una elección memorable. ¿Por qué elección? Por su condición volitiva en su germen de girasol oculto, que me pertenece. No creo en fuerzas ajenas que dominen a uno al margen de su voluntad profunda, que es su propia naturaleza en sí misma, la que determina su condición. Voluntad y naturaleza, bien comprendidas en sus enigmas, en su sentido esotérico, son sinónimos. Las alas del ave son un tenue reflejo de su voluntad inalienable, como volar lo es de su naturaleza.

Te amo, espíritu mío dijo...

Yo tiendo por naturaleza hacia lo bello y virtuoso, busco lo bello y virtuoso, me atrae lo bello y virtuoso, y es lo bello y virtuoso lo que despierta mi erotismo: de ahí que prefiera a las mujeres antes que a los hombres, puesto que las considero más bellas y virtuosas.

Si los hombres ni las mujeres existen, ¿a usted le da lo mismo ser novia de un hombre que de una mujer? Para mí nada es más atractivo que la virtud de la dulzura hogareña femenina. Las féminas, aunque no tengan hijos, son madres por naturaleza; los hombres nunca lo serán.

Jamás he afirmado que todas las mujeres sean iguales entre sí –por eso muy pocas me atraen- y que los hombres sean iguales entre sí –por eso prácticamente ninguno me atrae salvando una excepción-. Recalco las excepciones. Lo que afirmo es que existen ciertos patrones masculinos y femeninos que establece la naturaleza; pero en la naturaleza también se presentan casos atípicos, sui generis, que deben ser respetados y amados en nombre de la diversidad, no lo dudo. Aún existiendo esos patrones, es posible afirmar que cada ser es único, del mismo modo en el cual cada ave es única dentro de su especie, existiendo además diversas especies de aves.

También considero que los conceptos “heterosexual”, “bisexual” y “homosexual” son el producto de una perspectiva machista, de una visión propiamente patriarcal que se corresponde con un sentir sexual característicamente masculino y no con el sentir que es realmente femenino, el cual es de una naturaleza diferente y se aboca a los sentimientos. Si del espíritu femenino dependiese, los términos que existirían serían: hetero-enamoradizo, bi-enamoradizo y homo-enamoradizo.

Te amo, espíritu mío dijo...

¿Por qué alguien le atraería sexualmente? No se puede sentir atracción sexual de la nada, sin motivo alguno, ni por cualquier persona indistintamente. Si le atrae sexualmente alguien, es porque posee una serie de cualidades atractivas, dignas de ejercer atracción, es decir, bellas, virtuosas, superiores, que son precisamente las que le atraen en todos los niveles, incluyendo en el sexual. Ante la belleza el erotismo sucumbe. El erotismo persigue a lo que es superior, a lo que lo sobrepasa, y hace del ser amado un ídolo. No se usted, pero a mí no me atraería sexualmente una persona que sea a la vez fea, bruta, insensible y además malvada. Tampoco me atraería sexualmente una persona virtuosa en muchos sentidos pero cuya estructura de personalidad fuese incompatible con la mía: muchos hombres buenos. Por ese motivo considero que la atracción sexual también se rige por juicios de valor de índole selectivo y jerárquico. Somos humanos, no animales.

Hitler no vale lo mismo que Santa Teresa de Calcuta, como no vale lo mismo un violador de menores que una persona que se dedica a dar su vida por quienes sufren.

¿Elegí yo amar lo más bello, amar lo que me deslumbra, sentir atracción erótica por lo que me cautiva y resulta maravilloso? Mi espíritu me conduce a amar lo que es mejor y es del amor que inflama a mi espíritu de donde se deriva mi erotismo.

J'aime les femmes et je le revendique!

Te amo, espíritu mío dijo...

Sí, lesbianismo sáfico o clásico significa rebelarse contra muros de mal gusto, encontrarse más allá de las posiciones sexualocentricas y aplastar la cabeza de los esquemas ordinarios, planos y estrechos que nuestra sociedad utiliza para clasificarnos embutiendo la intrincada complejidad, los matices y las sutilezas de nuestros sentimientos dentro de casilleros sucios hechos de un material vulgar carente fundamento espiritual alguno. Evado al sexualocentrismo vigente cuanto puedo y proclamo al amor romántico como mi estandarte.

Te amo, espíritu mío dijo...

¿Qué cosa es en realidad el feminismo? El feminismo es una dama hermosa de vestido precioso paseándose alrededor de una pileta de agua, es una mujer demasiado femenina que además viste de color rosado. Feminismo, feminidad, féminas, féminas, féminas… féminas muy femeninas y feministas. Feminismo es el olor enloquecedor de un perfume de mujer. Feminista es la actitud de la dama que se arregla los pantis bajo la falda y luego se para sobre un pupitre y grita: “¡ser mujer es demasiado bello y corresponde restablecer nuestra dignidad!” Feminista es la flor roja, feminista la rosa, feministas son las azucenas y las amapolas. Feminista es la doncella cuya larga y desfachatada cabellera cae como una cascada de agua por su espalda desnuda y que, con el mentón en alto y con un gesto de autonomía y de superioridad irreverentes le dice al hombre que la pretende que ella no cederá ni un centímetro, que no se someterá a él jamás y que además prefiere a las mujeres. Feminista es la niña delicada y frágil que se abraza del brazo de su mejor amiga y camina junto a ella por las calles susurrándole al oído, riendo con gesto de complicidad y desdeñando a cuantos hombres les ordenen que hacer con sus vidas. Feminista es la Condesa Mascaret, feminista es Madame Bovary y feminista es la poetisa Safo de Lesbos. Feminista es la mujer que mira fijamente, que es franca, que dice las cosas en la cara y sin tapujos, y que si odia a los hombres lo canta contra viento y marea con la libertad de un gavilán en vuelo aéreo mientras se arregla las cintas de su sombrero echada sobre una hamaca y llevándose un dedo a la boca. Feminista es la doncella que admira a las parisinas y mujeres de mundo, aquella que idolatra a las mujeres grandes y destacadas de la historia, a las artistas, a las literatas, a las científicas, a las revolucionarias, a las santas, y que marcha con su casco en la cabeza y con su bandera en la mano derecha dispuesta a todo, a la guerra y a la muerte por restablecer el imperio femenino, por colocar una muñeca de porcelana sobre la cumbre más alta de entre todas las montañas.

Te amo, espíritu mío dijo...

Gabo:

Lo que usted afirma es muy certero. ¡Creo que usted es más perspicaz que el resto! :)

Cabe añadir, además, que existen variedades de odio. Mi odio hacia los hombres no es pasional, no me carcome, no me irrita, no me disgusta y no me conduce a obrar mal, por lo cual asumo que no es destructivo sino neutro, y hasta puede llegar a ser creativo al conducirme a un análisis crítico. Mi odio hacia los hombres es más bien una suerte de disgusto frío y distante, espectral y despectivo, una suerte de ausencia de amor, de ese amor consistente, real y luminoso que sí me inspira el espíritu femenino. Mi odio hacia los hombres es un odio pacifico, de omisión y no de acción, y no es lo que el común de la gente suele entender ordinariamente por odio.

Existe, además, una modalidad de odio que amarga y agria al espíritu, y que pertenece al ser débil y envidioso que se sabe impotente. Existe otra modalidad de odio que es vital, que insufla fortaleza, que libera, que es puro poder intempestivo y que pertenece al ser fuerte y glorioso que desprecia lo feo.

¡Muchas gracias por defenderme, Gabo! :)

bastadesexismo dijo...

"Las féminas, aunque no tengan hijos, son madres por naturaleza; los hombres nunca lo serán."

¿Por qué extraña razón? Yo no soy madre ni por naturaleza ni por cultura. No me siento ni dulce ni todas las cosas color de rosa que estás describiendo. Y sin embargo soy mujer. Algo debe de haber fallado en mi naturaleza... o precisamente en mi educación, ya que me criaron más como un varón que como una nena. Lo que describís es completamente cultural. Y aparte, los hombres no serán madres, pero en todo caso pueden ser padres también. ¿Y?

"No se usted, pero a mí no me atraería sexualmente una persona que sea a la vez fea, bruta, insensible y además malvada. Tampoco me atraería sexualmente una persona virtuosa en muchos sentidos pero cuya estructura de personalidad fuese incompatible con la mía: muchos hombres buenos."

Bueno, pues en mi caso, que soy mujer, primero siento atracción sexual, y después veo los detalles de personalidad. De hecho, hablé mucho de mi último compañero en este blog, hablé de lo dulce y cariñoso y bla bla bla que era. Cuando cortó conmigo, hasta escribí una entrada diciendo que nunca había sido un cabrón.
Pues en estos días, descubrí que es uno de los peores cabrones que yo, personalmente, haya conocido. Seis meses después de cortar conmigo sin explicación, me está enviando fotos de su boda con la mujer por la que me dejó con comentarios tipo: "¿Cuál te gusta más?"
Ese tipo es para mí la definición del ser malvado, cínico, necio, e imbécil. Si lo es ahora, es que siempre lo fue. Uno no se vuelve tan imbécil de un día para el otro. Y durante un año y monedas me atrajo como nadie.
El deseo sexual, muchas veces, es previo al deseo sentimental. A las mujeres nos educaron para ser sentimentales.

"Hitler no vale lo mismo que Santa Teresa de Calcuta, como no vale lo mismo un violador de menores que una persona que se dedica a dar su vida por quienes sufren."

Por supuesto que sí. Tienen igual valor. Son sus actos que no tienen igual valor. Pero si Hitler no se hubiera suicidado, considero que la sociedad debería haberlo tratado exactamente de la misma manera que madre Teresa: con humanidad y respeto por sus derechos humanos básicos. Es decir, cárcel y tratos decentes. No tortura y pena de muerte.
Por lo demás, para mí la madre Teresa no es el parangón de buena persona. Estaba en contra del aborto y convenció a muchísimas mujeres pobres y desesperadas de no abortar en nombre de sus convicciones.
Pero justamente, si nos ponemos a considerar que tal o cual persona no tiene igual valor que su vecino, entonces es la puerta abierta a cualquier subjetividad y cualquier atrocidad.
A Hitler había que juzgarlo por sus actos y tratarlo como cualquier otro ser humano: internación en un hospital psiquiátrico si se lo consideraba loco, cárcel de alta seguridad si no.
Si considerás que no tiene el mismo valor que cualquier otro criminal, o cualquier otra persona, entonces sí, tortura a la altura de las atrocidades que cometió, ojo por ojo, pena de muerte... No es la sociedad que yo quiero.

Te amo, espíritu mío dijo...

Bastadesexismo:

Nada falló en su naturaleza. Sucede que dentro de la naturaleza existen, también, casos atípicos, excepcionales, sui géneris, que son parte integral del sistema natural y de la armonía global. Las excepciones corroboran la regla y se encuentran presentes en todas las especies naturales. Esas excepciones merecen ser igualmente respetadas e incorporadas dentro de la sociedad, bajo los mismos derechos. Esto, sin embargo, no niega que las féminas sean madres por naturaleza, aún cuando no tengan hijos, dado que dentro de esa naturaleza existen singularidades que rompen con las tendencias acostumbradas. Además, también es probable que usted no se crea madre ni dulce y que en realidad sí lo sea, más que la mayoría de hombres por lo menos. ;)

Un padre jamás será lo mismo que una madre. La madre es La Madre.

En mi caso es precisamente al revés: primero son los sentimientos y luego, como un derivado secundario y suplementario de esos sentimientos, es lo que podríamos denominar bajo el difuso slogan de “atracción sexual”. ¡Que peculiar es la diversidad del sentir…! Ser sentimental es mi naturaleza, nací así, no es por causa de la sociedad.

Sí, leí el artículo donde habló de su compañero: ese artículo jamás lo hubiese escrito un hombre, era propiamente femenino y denota que usted es más dulce de lo que cree. Leer entre líneas es el oficio del mago y del adivino. Es una lastima que estuviese con sujeto así. Realmente era un patán.

Te amo, espíritu mío dijo...

Considero que en su esencia profunda, todos los seres valen igual. Una roca vale tanto como yo y un árbol tanto como usted, así como Hitler vale tanto como Teresa de Calcuta y un niño vale tanto como un gato, puesto que en esencia todos los seres compartimos el mismo espíritu que nos unifica en Dios. Sin embargo, en términos de existencia, de accidentes y no de esencia en su sentido último, sí considero que existen seres superiores a otros con relación a ciertos valores específicos. Así, por ejemplo, algunas personas son superiores a otras en inteligencia, otras lo son en compasión, otras en honestidad, etc. Existen personas más virtuosas que otras, es decir, más valiosas en ese sentido, por lo cual unas resultan más atractivas que otras.

Estoy a favor de los derechos humanos y de Amnistía Internacional. Estoy en contra de la pena de muerte y de la tortura. Las cárceles deben ser centros de re-educación que procuren conducir a los criminales hacia la virtud y hacerlos mejores personas, así como resguardar al resto de la sociedad de ellos, pero no ser centros de castigo. En un comentario a un artículo que escribí antaño en mi blog coloqué: “en el interior de las cárceles es menester procurar ayudarlos, conducirlos hacia la virtud y hacia Dios, brindarles amor, no abandonarlos, no generarles sufrimiento infructíferamente, no lesionarlos física, psicológica, moral y espiritualmente, no ejercer la violencia.” Si Hitler no se hubiese suicidado, lo mejor que se pudiese haber hecho es privarlo de libertad para que no siga cometiendo crímenes y perjudicando a terceros, y otorgarle medios de corrección y de realización personal que le permitan enmendarse de sus errores y rectificarse, haciéndose mejor persona. Es necesario tratar bien inclusive a la persona menos valiosa, a la más fea. Pero intentar ayudarla no significa no despreciar su maldad y no odiarla en el sentido de manifestar un rechazo por sus cualidades negativas y, por lo tanto, experimentar lo opuesto de la atracción.

Yo tampoco deseo una sociedad de ojo por ojo diente por diente.

Te amo, espíritu mío dijo...

Concuerdo con Santa Teresa de Calcuta cuando se manifiesta en contra del aborto. Yo también lo estoy. Por algo existen los anticonceptivos, ¿no? Si no existiesen, la situación sería diferente. No me parece justo propiciar la irresponsabilidad y la irracionalidad de personas que actúan sin pensar, sin medir las consecuencias, sin tomar anticonceptivos cuando deberían hacerlo. ¿Y por qué me parece mal el aborto? Esto coloco en mi blog:

“El aborto implica ausencia de escrúpulos por parte de quienes lo ejecutan y permiten. Es un acto de cobardía privar a un ser indefenso de la vida que le fue concedida de forma plenamente legitima por el orden natural de la realidad. Quienes argumentan a favor de semejante acto, afirman que el feto carece de un sistema nervioso desarrollado en los primeros meses de vida, de suerte que no es capaz de experimentar dolor ni placer. Sin embargo, si una persona me dijese que es lícito asesinar a mi vecino clavándole una inyección que lo duerma, de tal modo que muera sin dolor, pensaría que ha perdido la esencia de los valores más fundamentales, que ha perdido la brújula, el sentido de la realidad. Concebir al ser humano desde una óptica cientificista que meramente toma en cuenta su aspecto físico, corporal, material, como si de una maquina de membranas interconectadas se tratase, significa aniquilarlo. Cuando se aborta a una criatura viviente, aún si no cuenta con un sistema nervioso desarrollado, se le está generando un daño irreparable. Se la está privando de la oportunidad de vivir, de los placeres y goces de la vida, de la plenitud de estar vivo, de la posibilidad de desarrollo y realización personal. Anular el placer es generar dolor, sofocar las oportunidades y amputar las potencialidades significa frustrar la realización de ideales. El aborto es lo opuesto de la vida: esta es una donación, es gratuidad. El aborto no sólo no dona nada, sino que priva de un maravilloso regalo a una criatura a la que le fue legado legítimamente, de acuerdo con el orden natural de la realidad. De ahí que el aborto sea opuesto al principio universal de la Caridad. Por último, cada persona es libre de disponer como considere conveniente sobre su propia vida, y de suicidarse si así lo desea, pero no es libre de disponer sobre una vida ajena, sobre una vida que no le pertenece, ni para aniquilarla. El feto no es la vida de la madre, ni le pertenece, de modo que ella no puede, a la manera de un amo que se cree dueño sobre la vida de su esclavo, privarlo de ella. ¡La esclavitud ya finalizó! Pero algunos aún desean que continúe respecto de los seres indefensos que no tienen voz para exclamar contra la tiranía que se les impone, seres como los fetos y los animales. ¡Pero no…! La genuina libertad debe brillar por encima de los residuos del sistema esclavista, sin discriminación alguna por especie (especismo) o por nacimiento o prenacimiento (una suerte de discriminación por la edad).”

¡Un saludo! :)

bastadesexismo dijo...

Precisamente por eso considero que el discurso de TAEM no es anodino, y es hasta peligroso: se trata de una persona sexista, misandra, opuesta a la legalización del aborto, y grita a los cuatro vientos que es feminista.

Yo me paso la vida explicando que el feminismo no es odio hacia los hombres, no es misandría, y viene ella y usa ese término para definir sus pensamientos sexistas y anti-elección.

Si no usara la palabra "feminista", me parecería también una iluminada divertida y totalmente inocua. Pero al usar esa palabra como lo usa el 99% de la gente pensando que la lucha por la igualdad es en realidad la lucha por la superioridad de las mujeres, aporta argumentos a la gente machista.

Yo, por lo pronto, no le contesto más.

Dan dijo...

@TAEM

Juzgas a los hombres como inferiores principalmente porque han instigado y participado en más guerras y actos violentos. Sin embargo, cualquiera podría hacer el argumento opuesto diciendo que los hombres han aportado mucho más que las mujeres a la construcción de la civilización dentro de numerosos campos: desde la literatura hasta la ciencia, pasando por la filosofía y muchas otras áreas.

La realidad es que el mayor aporte del hombre, tanto constructivo como destructivo, se debe a que ha tenido más acceso al poder y a los recursos que la mujer a lo largo de la historia. Sin embargo cuando las mujeres han tenido acceso a este tipo de poder y recursos han sido tan productivas y destructivas como los hombres. Pongamos como ejemplo a Isabel de Castilla (200.000 judíos expulsados, entre otras cosas), la Condesa de Bathory, Ilse Koch y muchas otras. En el campo constructivo sólo hace falta ver la cantidad de literatura (incluyendo la científica) que las mujeres han publicado en el último siglo.

También has mencionado algunas veces que prefieres a los hombres "muy masculinos", y teniendo en cuenta como describes la masculinidad me parece contradictorio. A la masculinidad agresiva de hoy día han contribuido mujeres como tú en sus preferencias a la hora de escoger pareja y también cuando han educado a sus hijos en la masculinidad tradicional. Por eso se dice que es producto de la sociedad y no sólo de los hombres.

Te amo, espíritu mío dijo...

Bastadesexismo:

Intercambiar ideas con personas que piensan diferente a uno mismo y hasta de modo opuesto es necesario a fin de enriquecer el mutuo dialogo y crecer como persona. Cerrarse ante cierto tipo de posturas por considerarlas erróneas y perjudiciales me parece incorrecto: es cerrar los ojos ante la realidad y colocarse una venda en el rostro, es evadir.

No aporto argumentos a la gente machista. De hecho, mi modalidad de feminismo es mucho más fresca, dinámica, intempestiva, frontal, abierta y atractiva que aquella que prima entre l@s feministas que he conocido, y tengo casi por seguro que resultará más vivificante a las personas, en especial a los jóvenes, a los amantes del arte y la espiritualidad, a los rebeldes y a los que aún conservan un espíritu clásico.

La mayoría de mujeres que conozco, de todas las edades, tanto ancianas como adultas, jóvenes, adolescentes y niñas, casadas, con novio, con enamorado, con enamorada y solteras, me han confesado que consideran que las mujeres somos en general superiores a los hombres, que somos mejores, más buenas y más de fiar. La mayoría de nosotras piensa así, aunque no se lo exprese abiertamente. ¿Son, acaso, la mayoría de mujeres, unas grandes discriminadoras con terribles ideas fascistas y jerarquizantes? No lo creo: por el contrario, pienso que si afirman eso es porque conocen bien a las mujeres y bien a los hombres, y saben a que atenerse.

Por el contrario, las mujeres modernas, actualizadas mal por la publicidad consumista, las que fuman y abortan, las que son promiscuas, las hombreriegas que aman las discotecas y el trago, son precisamente aquellas que critican las ideas de la superioridad de las mujeres sobre los hombres. Ellas no son completamente femeninas, carecen de esa complicidad hogareña que concurre en los ambientes de mujeres que se confiesan todo al oído y se dedican a admirarse entre sí, a probarse vestidos, a aconsejarse y a hablar mal de los hombres: el genuino lesbianismo, el clásico, surgió en esa clase de ambientes. Las mujeres que defienden abiertamente a los hombres y a todo su machismo grosero de ideas inofensivas como las mías, y que además acentúan su gusto por ellos públicamente -Gizelle-, un gusto hedonista y no el enamoramiento clásico y femenino, son en realidad algo masculinas en el sentido de que han perdido el ser tradicional de la feminidad y se han convertido en mujeres modernas y toscas propias de un mundo turbulento que ha perdido los valores. No son mujeres femeninas, son mujeres de la calle que se creen muy “sexys” por usar minifaldas y que en realidad solo son vulgares y gustan a hombres machistas y vulgares.

Después de finalizar la publicación de mi cuento en mi blog, publicaré un artículo en contra del aborto solo para darle la contra. :) ¡Sí a la vida! ¡Sí al Eros y no al Thanatos! ¡Viva la creación y muera la destrucción!

¡Un saludo!

Anónimo dijo...

permitime preguntarte espiritu tuyo, ¿vos que te crees que sos para decir que las mujeres que viven sus vidas como tienen ganas, en este caso "mujeres modernas" como las llamas vos, son mujeres de la calle y vulgares? ¿vos te consideras mejor por usar vestidos rosas?

otra, por que insistis en que "la mayoria de las mujeres" piensa o dice tal cosa, no conoces a la mayoria de las mujeres como para saberlo. y disculpame pero no te creo que a todas las minas que conoces les preguntaste eso y te respondieron lo mismo. o todas las mujeres que conoces son de molde, no se, no soy quien para decirlo.
yo soy mujer y no pienso absolutamente para nada como vos. no me digas que soy otra excepcion.

por favor, deja de adjudicar a todas las personas iguales caracteristicas por pertenecer a algo tan amplio como un sexo determinado

Fernando dijo...

Me gusta tu estilo TEAM. Creo que eres una persona muy lúcida y coherente.

Creo que eres la primera persona que conozco que tiene un discurso MUY BIEN articulado.

Digo, a uno puede no gustarle (a mí me gusta) pero es completamente circular y bien sustentado. Es decir, en nada has mostrado la necesidad de "cambiar" lo que dijiste. Al contrario, concedes que dijiste eso y después justificas la razón (al contrario de lo que impera en estos comentarios, todos tratando de delimitar sus palabras por lo frágil de sus argumentos).

Bueno, ya no te sigo halagando. Más que nada porque, no sé si alguien haya considerado la posibilidad de que seas un hombre bromeando (no sé si lo seas) pero de igual forma, tu me convencerías de ser feminista. Lástima que sólo me convencerías si estuviera interesado en serlo; pero yo mejor paso.

Anónimo dijo...

Otro comentario que no se envió!

Simplemente quiero declararme otra de las numerosas "excepciones" que existimos a tu model o de mujer.

De todas las mujeres que conocí , la más particular eres tú.


KXLL

Anónimo dijo...

Buenas:

Soy nuevo en el foro, y quisiera expresar mi opinión.

Bajo mi punto de vista, exceptuando el físico, todos los hombres y mujeres del mundo son iguales.

Para mí, es más, no existen hombres y mujeres, a secas; lo que existen son seres humanos. Personas, en general.

Un hombre no es como es, y piensa y actúa, por el mero hecho de ser un varón. Lo mismo opinó que ocurre en una mujer.

Nadie actúa porque sí, por naturaleza. Nadie es madre por naturaleza. Ni es como es, ni piensa, ni se comporta, ni viste, por naturaleza.

Todos somos lo que la educación, la sociedad, la vida, la cultura... hace de nosotros.

Por ello, para mí, no existen hombres-hombres, hombres-afeminados, mujeres-mujeres y mujeres-machorras.
Todos somos personas, sin más.

¿Qué ocurre, que, por el mero y fatídico hecho de tener o no tener pene (o, por el hecho de tener o no tener pecho; en función de lo que más le guste a usted), he de actuar y pensar de un modo u otro, sin más, y por regla general?

Desde luego que no. Yo pienso como pienso no por ser hombre. Sino por lo que he vivido y en función de qué manera me han educado (y dependiendo, también, claro está, de cómo me he auto-formado, dado que mi discernimiento propio también es una variable que se halla implicada en cómo se ha desarrollado mi personalidad).

Enrique.

Anónimo dijo...

Continuación...

Por ello, veo mal la aceptación de frases tales como que expongo a continuación:

"Déjalo, es un hombre. Todos son iguales".
"Un niño que juega con las muñecas... ¡Ese seguro que será gay!".
"Ningún hombre quiere ser padre. Y, mucho menos, una vez que lo es, cuidar de su prole".
"Pero, chico, ¡si es una mujer! ¿Qué se le va a hacer?".
"¡Es un hombre, ¿qué quieres, que sea sensible? ¡Eso es imposible!".
"Los hombres no deben llorar, si quieren ser hombres de verdad".
"Todas las mujeres quieren ser hombres. Sin embargo, ningún hombre quiere ser mujer" (Sigmund Freud).
"Las mujeres son madres por naturaleza. No hay ninguna mujer que quiera (o que no deba) ser madre"."¡Una mujer jugando al fútbol! Menuda vergüenza... ¡¡Machorra!!".

Este tipo de frases, sí que me parecen una vergüenza.

Yo soy hombre, y, aunque por fuera aparento ser un hombre, por dentro, tengo en una gran mayoría rasgos que SON CONSIDERADOS de mujer.

Digo son considerados, porque no se trata de otra cosa sino de esto: Que la sociedad nos ha inculcado una serie de ideas y de valores que van atribuidos a un sexo u otro.
Y, todo aquel ser humano que se salga de dichas normas, no es un hombre o una mujer de verdad.

Enrique.

Anónimo dijo...

Última continuación:

Al igual que hay desigualdad económica y de condiciones en los países del norte, con respecto a los del sur, a causa de una historia que ha surgido en favor de los primeros, y en contra de estos últimos, ha surgido una historia y, mejor dicho, una educación diferente para cada sexo; lo cual ha llevado tanto a la desigualdad social como personal.

Quien opine que un hombre es agresivo por naturaleza, pienso yo, está pasando por alto miles de años de educación, cultura y religión, que han influido, en unos aspectos positivamente, y, en otros tantos, negativamente, en ambos sexos de la raza humana.

Por ejemplo: ¿Cuál es el verdadero motivo de que un hombre tienda a ser más bruto que una mujer? La respuesta es simple: A los hombres se les educaba (y se les tiende a educar incluso hoy día), a ser guerreros y competitivos; mientras que a la mujer se la educaba a fin de que ésta fuese sumisa, tierna, cariñosa..., y que se apartase de la competitividad con el hombre.

Sin embargo, es hoy día, en la sociedades en las cuales la educación está tendiendo a ser más equitativa e igualada, no sólo entre hombres y mujeres, sino que, también, entre todas las personas, cuando más están comenzando a surgir "hombres que lloran", y "mujeres que gritan y golpean a los demás"; "hombres sumisos", y "mujeres dirigentes".

Así pues, obvio es, no hemos de mirar las diferencias existentes, de manera psicológica, entre hombres y mujeres, y comenzar a discernir entre personas y personas; de tal modo que, en un futuro, con suerte, logremos deshacer los tópicos y las atribuciones sociales que se han hecho, a lo largo de la historia, a cada uno de los sexos.

Por ende, KXLL, o Bastadesexismo, ni ustedes ni yo somos excepciones. Somos tres personas que formamos parte de la sociedad, y que hemos de ser respetadas como tales, sin importar si nos salimos de la supuesta norma social.

Saludos. Enrique.

Verónica dijo...

Mi recorrido por el post y luego por los 76 comentarios previos ha sido toda una aventura… Comencé leyendo entusiasmada. Luego, al toparme con la muy divertida “Te amo…..”, rebautizada como “Team”, experimenté un proceso de transformación: primero me enojé y comencé a escribir un comentario sobre las obtusas posiciones disfrazadas de liberales. Al final terminé riéndome a carcajadas por los infantiles juegos retóricos y las muy inteligentes resoluciones de quienes decidieron no seguir respondiendo.
Sin embargo, como ya escribí algunas cosillas mientras leía, aquí van:

“Te amo, espíritu mío”: Con todo el respeto que mereces, debo decir que tus comentarios arrojan, más que todo ese espíritu hermoso y superior que deseas transmitir, un terrible resentimiento.
Ojalá todo se resolviera con “vestir rosado”. La solución no es llevar la contraria porque te parece “jovial”. Eso es sólo una reacción. Y, te cuento, has reaccionado llevándole la contraria a ideas que de hecho son contrarias al común denominador… Entonces, ¿en cuál acera te querés parar? Claro, la culpa es precisamente de esa manía de dividir en aceras, eso lo sabes, sino de esas “verdades absolutas” a las cuales te refieres sin rubor. Por ellas hemos llegado a este siglo en sociedades que todavía no consideran que la mujer sea gente. Aclárame algo: ¿Quieres eso, pero al revés? ¿Eso te parece -…a ver, ¿cómo es que has mencionado?... ah, sí- “divertido”, porque es divertido llevar la contraria? Me apena que para ser una persona que ha tenido acceso a educación formal -inteligente, o al menos con capacidad retórica comprobable-, no seas capaz de ver la contradicción.
Por lo demás, lamento haber tenido que leer ese manifiesto clasista –y sí, discriminatorio, y no por exceso cartesiano- que hiciste sobre lo que consideras debe ser el feminismo, y que Bastadesexismo calificó, acertadamente, de hembrismo.
Frases como “un feminismo de orden y no de caos, de modelos perfectos, de ejemplos, de heroínas; un feminismo de principios y verdades absolutas, eternas y universales, y no de relativizaciones insípidas y vacías; (…) un feminismo elitista de gloria, digno, propio de la condición noble, propio del espíritu aristocrático y selectivo, no un feminismo vulgar, igualitario, populachero y marxista…”, delatan un discurso medieval que no logro emparentar con aquel de quien se proclama progresista.

Verónica dijo...

“Ser mujer es demasiado bello…”. Ja ja ja ja, es exageradamente ingenua la afirmación.

“Esa es la verdad, como también es verdad, aunque a mí no me guste, que la naturaleza femenina no se caracteriza, aún cuando existen excepciones dentro de su género, por destacar en asuntos intelectuales”. Ja ja ja ja… ¿Debo agregar algo?

Gabo: completamente de acuerdo con tu comentario. Por fortuna la balanza social nunca es matemática.

Frey, Bastadesexismo: es que no entendimos… ¿No ven que casi siempre se expresa en “términos connotativos” y para comprenderla hay que interpretarla desde “la sensibilidad simbólica”? La verdad es que, por más que la leo, no logro entender la cantidad de contradicciones. Divertido, sí fue.

Anónimo dijo...

Deberías resumir/traducir los consejos que se dan en http://www.stopstreetharassment.com/, así pasamos de la queja a la acción.

No sólo se dan consejos a mujeres que sufren de este acoso, sino a las personas que son testigos de ese acoso.

Blanch dijo...

Mi estilo de vestir no es precisamente "sexy" como dirían algunos. Siempre ando de jeans y suéter; y sin embargo ni así me he librado de los "piropos" y las manoseadas en la calle.

Da coraje, porque literalmente no puedes hacer nada al respecto.

Recuerdo que una vez, después de dejar a mi hijo en la escuela, un tipo me dijo algo obsceno. Yo lo ignoré como suelo hacer en esas ocasiones, y entonces el idiota me alcanzó y medio una nalgada.

Estaba tan enojada que lo comencé a perseguir diciendo improperios. No sabía exactamente qué iba a hacer después de alcanzarlo, en ese momento sólo tenía ganas de romperle la cara. Por supuesto el cobarde huyó, y esto pasó a sólo unas cuadras de mi casa.

Y encima de todo, todavía tengo que soportar comentarios como el de mi novio, cosas cómo: "tienes muy buen cuerpo ¿por qué no te vistes de otra forma para lucirlo?".

No tengo por qué andar exhibiéndome a nadie, no soy un objeto, me visto como me visto porque así me gusta A MI y no a nadie más, porque así me siento cómoda conmigo misma y porque refleja mi personalidad.

jimenitus dijo...

ESTAN RE LOCAS CHICAS, POR FAVOR, NO SE DE DONDE SACAN ESAS IDEAS, NO SEAN TAN HUECAS!! AGUANTEN LOS PIROPOS, LO HOMBRES DIFERENTES DE LAS MUJERES!!!!!

bastadesexismo dijo...

Y expresar tus ideas sin agredir ni insultar, ¿te sale?

Alejandro dijo...

Sé que llego tardísimo, pero no quiero quedarme sin aportar a la discusión.

Me parece que todas las conductas que englobás como "acoso callejero" no son equivalentes entre sí. Creo que hay un universo de diferencia entre mirar un culo y tocar un culo. Siendo un tipo que se permite tener amigas con las que no busca una eventual relación sexual, fui testigo de decenas de casos de mujeres babeándose por hombres. Y no me parece condenable. Es más, en algunos casos les di una mano para conseguir el mail del pibe en cuestión. Esto lo vi con mujeres de veintipico y de cincuentaypico, en distintos ámbitos. No creo que sean casos aislados. ¿Por qué, entonces, estaría mal que los hombres admiremos cuerpos femeninos cuando las mujeres hacen lo mismo con nosotros? No veo que haya ningún daño en mirar (de hecho, a mi me gusta que me miren, y en general las mujeres que conozco opinan lo mismo), y de hecho ni siquiera me molestaría que otros hombres miren a mi novia.

Poner eso en la misma categoría que TOCAR a una mujer sin su consentimiento me parece una locura. Por algo una conducta es punible y la otra no.

Anónimo dijo...

Para Alejandro:
Por supuesto que no es lo mismo mirar que tocar, pero también hay que tener en cuenta que hay diferentes tipos de mirar a alguien. Una cosa es mirar a alguien de forma discreta, educada e inocente, admirando su belleza y otra muy distinta es comerte a alguien con los ojos como si no fuera más que un objeto colocado en un escaparate. "Te amo espiritu mio" dijo algo muy parecido antes, no estoy de acuerdo con nada de lo que dijo luego pero en eso en concreto estoy totalmente conforme con ella.

Basta de sexismo:
Quería darte la enhorabuena por tu blog y mi más sincero agradecimiento, me has abierto mucho los ojos, siempre me he considerado feminista (bueno, tengo que reconocer que creía que esa palabra significaba en realidad hembrismo,:P aunque siempre defendí la igualdad)pero gracias a ti me he dado cuenta de muchas que antes no percibía. Ya me he leído todo el blog y vuelvo a entrar cada pocos días a ver si hay algo nuevo, jeje. Es la primera vez que me engancha un blog, espero que sigas escribiendo por mucho tiempo, a mí por lo menos me ha ayudado mucho.
En fin, saludos desde España, para ti y para todxs lxs demás lectores del blog.

Anónimo dijo...

Pues muy facil, estan salidos y tiene poca educacion, ahi tiees el tipico babosos acosador con los que puedes dar.
Luego estan los que van de majos, embaucadores que se les ven las intenciones pedofilas. En fin, es lo que hay.
recomiendo aprender artes marciales y llevar un spray de esos a mano.

Anónimo dijo...

Bueno la idea de tu pagina basta de sexismo es que mires los 2 lados no la gran mayoria por parte de la mujer por ejmplo el tema de la vestimenta las mujeres teienen para elegir muchas, el hombre no es decir si quiere ponerse cosas apretadas o vestimentas que no son comunes para el hhombre se le llama gay vamos las mujeres tienen para elegir si quieren mostrar se ponene cosas apretadas o escotes si no tambien tienen su vestimenta el hombre siempre tiene la misma la de no mostrar "no piensas que las mujeres siempre son victimas si bien pones el titulo ese mira los 2 puntos de vista" el hombre no tiene nada de ropa para mostrar y si lo hace es gay solo tiene la r opa comun y simple sabes cuanto me molesta eso tendrias que estar feliz porque tenes para elegir y la critica es mejor que a un hombre lo llamen gay. Asi como los hombres viven con la misma ropa simple si te quejas tanto ponete ropa simple veras que es super aburrido

Anónimo dijo...

Anonimo: el punto "." y la coma "," te los presento.si los usas, se te entiende mucho mas facil.

de lo poco q pude ver de tu post (pq la verdad, no tuve paciencia para ponerme a descifrar cada oracion) q gracioso q cites el hecho de q la mujer tiene mucho de donde elegir para producirse, cunado despues son sus mismas parejas las q se quejan de que se gastan todo el sueldo en paqueteria y cosas vanidosas solo por ser mujeres coquetas.
los que se quejan de que la mujer tarde horas maquillandose y produciendose...justametne para lucirse para ellos!!!!

y que se llame gay al hombre que use algo ajustado obviamente no esta bien, es una de las pruebas mas de q el machismo perjudica a todos. si bien el hombre sale beneficiado en muchas cosas tb hay otras q le juegan en contra y eso es lo q a muchos les cuesta entender.

ars