domingo, 20 de marzo de 2011

Los hombres van a la guardería

Leo esta nota del diario La Nación: Los hombres van a la guardería en los centros comerciales, y pienso: "Uau, increíble, ¿¿hicieron guarderías en los centros comerciales para que los varones a los que no les gusta ir al shopping cuiden a lxs hijxs de la pareja??"

Pues no. ¡Las guarderías son para los varones mismos!
De acuerdo con una investigación de mercado encargada por Alto Palermo, nueve de cada diez mujeres disfruta ir de shopping. Sin embargo, el porcentaje cae abruptamente cuando se consulta a los hombres. Conscientes de este fenómeno, la desarrolladora Retco decidió incluir una guardería para hombres en el shopping que se prepara a inaugurar en agosto próximo, en la ciudad de Ushuaia.
Ya me parecía también... Qué ilusa que soy a veces...

Ahora, mi pregunta es si las mujeres a las que no nos gustan los shopping e ir de compras, como yo (¡lo odio! Estar en un lugar cerrado con tanta gente que lo único que hace es caminar despaciiiito mirando vidrieras me pone nerviosa), podrán acceder a esos espacios, o si estarán reservado a los varones...

10 comentarios:

Enrique dijo...

A mí sólo me gusta ir de shopping si es para ver libros, para buscar un regalo o para comprar productos típicos de un lugar cuando voy a visitarlo.

Por lo demás, al igual que tú, lo odio. No sólo porque lo veo absurdo, sino que también porque detesto las zonas plagadas de gente y que dan mucho calor.

Prefiero zonas donde corra el aire fresquito y estén casi vacíos.

Hay una cita en el artículo de La Nación que me resulta bastante interesante de analizar, y es la siguiente:

"...la idea es ofrecer un espacio agradable para que la espera en el shopping no se convierta en una tortura para los hombres que acompañan a sus esposas o novias"

Un espacio para que el shopping no se convierta en una tortura para los hombres...

¿Y para aquello que es una tortura para las mujeres, como los tacones, los piropos y el salario desigual... no se les ocurre hacer algo para eliminarlo?

Vaya... Si los torturados son hombres, pronto se construyen normas o espacios para que queden cómodos. Pero si las torturadas son las mujeres, nadie hace nada... (dejando las buenas palabras a un lado: que se joden).

¡Hay que joderse! (perdón, he dicho esa palabra de nuevo xD).

Saludos.

Anónimo dijo...

El mundo está cada vez más loco .
En todo caso los varones que no le guste estar en el centro (o las mujeres) son suficientemente mayores para cuidar de si mismos ¿no?

A mi no me gusta comprar por comprar.Me estresa mirar cosas para no llevarmelas.

Kxll

Augusto dijo...

Odio al maldito Alto Palermo y a su estupida estrategia comercial basada en que comprar en Shoppings es "pasion de mujeres", ni hablar del tremendo sesgo sexista que implica en si mismo el concepto de "guarderia para hombres" o sea podrian ser un poco mas inteligentes para ampliar el target sin necesidad de connotaciones humillantes, hacer a un lado el slogan "pasion para mujeres" seria un muy buen comienzo...

misteriosa dijo...

Hace ya tiempo oí hablar de esto, y me parece totalmente absurdo, a ver, si yo voy a comprar, y a mi marido no le gusta ir, ¿por qué narices tengo que arrastrarlo conmigo para que luego se quede en una "guardería"? Me voy yo sola y él que se quede en casa. Más fácil, imposible....

saludos

Asterix dijo...

@Augusto

"ni hablar del tremendo sesgo sexista que implica en si mismo el concepto de "guarderia para hombres".

Gracias por señalarlo. Los hombres no son niños y no necesitan que les pongan en guarderías. Creo que haberlas llamado "salas de descanso" o algo así (que no hace referencia a sexo alguno) habría sido mucho mejor. Pero claro, como la clientela es mayoritariamente femenina, tendrán que hacerles la gracia. "Me voy de compras y dejo a mi marido en la guardería, jaja". Porque es un demasiado inmaduro como para aguantar el mismo tiempo que ella y lo suficientemente inseguro como para decir "no voy de compras contigo".

Asterix dijo...

@Enrique

Los centros comerciales, de iniciativa privada, no hacen esto por amor al sexo masculino, eso te lo aseguro.

Están planteándolo no para que los hombres estén más cómodos, sino para que en vez de quedarse en casa tengan un aliciente para ir al centro y gastar su dinero. Lo que va en beneficio de los centros comerciales, y no necesariamente del hombre.

Enrique dijo...

Lo sé Astérix. Yo sólo traté de hacer resaltar la cita; porque aunque sea para lo que tú dices (para conseguir vender), en el artículo se comentaba lo de "eliminar la tortura del hombre".

Y también sé que es algo despectivo hacia el hombre, conforme se muestra.

Ahora bien, si estas salas son gratuitas, no discriminan y no son un insulto para nadie... a mí me gustaría que en mi localidad se hiciese algo así. xD

En mi zona, excepto unas pocas discotecas, no hay nada para divertirse, y siempre tenemos que acabar yendo a Madrid u otro lugar para hacer algo.

Para jugar al fútbol, siempre acabamos colándonos en un colegio a esperas de que llegue la policía para echarnos.

No me extraña que haya tanta juventud dedicándose al alcohol y las drogas. ¡Es lo único que te permiten hacer!

Fabiana dijo...

Para completar el estereotipado cuadro de "gardería para hombres" me la imagino con confortables sillones de cuero (a los hombres les encantan los sillones de cuero), revistas de automóviles, cantidad importante de playboys y similares, un sector con paystation, una señorita vestida de enfermera hot sirviendo tragos, un plasma gigante con el partido de futbol de turno, y un stand repleto con los últimos modelos de teléfonos celulares. Como se imaginan en este sector no pueden entrar los niños, así que serán las madres las que tendrán que hacerse cargo, como es usual.

Enrique dijo...

Fabiana:

Dices: "A los hombres les encanta los sillones de cuero". No sé si lo comentas en tono irónico, o porque piensas que es así. Pero, ¿lees el pensamiento de todos y cada uno de los hombres? ¿Sabes qué nos gusta a todos y qué no?

Si a caso no lo dices en tono irónico, y sin ánimo de ofenderte, he de hacerte saber que por lo menos a todos no nos gusta. Comenzando porque a mí no, y eso ya anula tu afirmación.

Los sillones de cuero son anchos y tienen el respaldo muy plegado hacia atrás, con lo cual, dado que soy bajito, mis piernas quedan colgando en el aire, y a mí me resulta muy incómodo tal postura.

Fabiana dijo...

Enrique, fue todo una ironía, por eso dije para cerrar el cuadro del estereotipo del hombre que iría a esos lugares. Fijate, que en las propagandas de autos costosos, ponen al hombre en el volante al punto del orgasmo al acariciar el tapizado de cuero genuino. Se estima que es un hombre el que goza de ese tapizado, el único que puede pagarlo, y eso lo trasladan también a las decoraciones inglesas de escritorios, con sillones de cuero capitoné, siempre el hombre leyendo y fumando su habano sentado en esos costosos sillones. La mujer, divina, con pocas ropas, (si aparece) acompañando al hombre al volante, nunca comprando esos vehículos.-