lunes, 8 de octubre de 2012

Mujer, ¡sos un desastre!

Viendo los comerciales destinados a las mujeres, ¿qué niña querría ser mujer?

Digo, somos peludas (los varones también, pero para ellos está todo bien), estamos constipadas, tenemos la panza llena de mierda, nos duele siempre la cabeza, tenemos incontinencia urinaria, tenemos olor a pescado en la concha, tenemos la ropa de nuestros hijxs toda sucia, la cocina hecha un caos y el inodoro lleno de caca pegoteada... 

La verdad, ¿quién quiere ser mujer en esas condiciones?

Yo crecí sin televisor y me salvé, pero me imagino teniendo 7 u 8 años, mirar esos comerciales, y temblar ante lo espantoso, molesto y doloroso de la condición femenina.

Mientras tanto, los varones lo único que tienen que hacer para sentirse bien es afeitarse, usar el shampoo X, ponerse algún desodorante y tomar cerveza. El resto, ya lo tienen por naturaleza, son perfectos sin necesidad de artificios.

Menos mal, alguna gente se da cuenta del desequilibrio patente y de la visión abyecta que se da a lxs niñxs de lo que es ser mujer:



Gracias Lady Persefone por el enlace.

25 comentarios:

Anónimo dijo...

Recuerdo que cuando era adolescente querría haber nacido hombre, porque muchas cosas eran más fáciles para ellos; desde que tenían más libertad hasta que no se les exigía arreglarse. Trataba de imponerme a estas "reglas", pero era muy difícil. Una vez en el secundario, un profesor me dijo " sos bonita, pero el pelo que tenés es horrible, no pensaste en arreglartelo?", cuando justamente por tantas porquerías que me había hecho en el pelo (en ese momento la moda era tenerlo lacio, y tenía el cabello quemado por la planchita); y el que me lo dijera un profesor me hizo sentir vergüenza de mi misma. Por suerte, ya de más grande, me dejó de afectar lo que dijeran sobre mí y comencé a escucharme a mi misma. Hoy en día estoy feliz de ser mujer, y estoy feliz de vivir en estos momentos de cambio y poder decirle en el futuro a la gente más joven que no me quedé quieta y luché contra los modelos sexistas. Espero que para ese entonces, haya igualdad real.

Ippyx

FABIAN de Mar del Plata dijo...

pERO El mundo no pasa POR LA televiSIÓN CREO. DICEN QUE ESAS PUBLICIDADES VAN destinadas a los consumidores .A los consumidores que ven tele...Quizas las minas ven más tele que los hombres...Algun varón a lo mejor se engancha con las publicidades y le compra "lo mejor" para su esposa o la vieja...
De todas formas la que se obsesionaba con refregar la mierda del inodoro y pasar la gamuza a los muebles era mi vieja y no mi viejo.Y crecieron sin tele también...

Bastadesexismo dijo...

Fabián, el sexismo no solamente se transmite por televisión, es un sistema en el que estamos inmersos todas y todos.
Supongo que ésta es la primera entrada que leés de este blog, te invito a leer otras para entender de qué estoy hablando.
Gracias.

Rushiana Chan dijo...

Odio estas publicidades. Pero lo peor es que las tenía tan naturalizadas que antes de leer otras entradas de tu blog (como donde colgás el video de Melena Pichot y el de Mr. Músculo) no me había dado cuenta de lo estereotipadas que son.
Ahora estamos realizando con mi prima un trabajo de investigación sobre el sexismo en los medios y la naturalización de ciertas conductas en hombres y mujeres, para ello, entre otras cosas realizamos encuestas, es sorprendente lo ciega que está la sociedad (me incluyo) porque muy pocos tildaron a estas publicidades como desfavorables para nosotras las mujeres.
Saludos

Anónimo dijo...

Yo lo que detesto de los comerciales es que cuando aparece una mujer limpiando o cuidando un bebe SIEMPRE tiene un anillo de casada. Como si las solteras no limpiaran su casa o tuvieran hijos! Super discriminatorio eso...
Indignada

Lady Persefone dijo...

Nunca había notado lo del anillo de casada. Ahora que lo decís, voy a pispear. Como tele no tengo hace años, voy a chusmear por youtube.

Chirly92arg dijo...

Más allá de las risas que me arranca el video, me parece que refleja y satiriza a la perfección la imagen negativa de mujer miserable y abnegada que se da desde los medios de comunicación (además de achacar el cuidado de la casa únicamente a las mujeres) que además infiere que tenemos problemas o limitaciones especiales sólo por ser mujeres y necesitamos de la salvación de otros.

Lo digo porque hubo una frase que me llamó muchísimo la atención y es la que dice que los hombres no necesitan cachivaches especiales porque ya son maravillosos y perfectos, y eso me hizo recordar otro tema que hace rato que te lo quería plantear, puesto que a pesar que he intentado recorrer el blog de arriba abajo no lo he logrado encontrar: el de la ginecología como manera de institucionalizar la histórica misoginia, aduciendo que las mujeres necesitan cuidados especiales de salud debido a su "defectuosa" naturaleza femenina, mediante la demonización y patologización de todos y cada uno de los procesos naturales del ciclo reproductivo de la mujer: la menstruación, el embarazo, el parto, la lactancia... Incluso fíjensen en que hay "tratamientos" para la menopausia! Ok, no estoy demasiado interiorizada en el tema de la menopausia en cuanto a cómo funciona el proceso, pero ¿es que acaso no es parte natural del ciclo de la vida de la mujer y NO una enfermedad? Osea... WTF!?

Osea, yo no estoy proponiendo que ciertas prácticas dentro de la ginecología sean misóginas, estoy diciendo que la misma existencia de la especialidad lo es!

Según esta especialidad que tanto dice abogar por el bienestar de la mujer, las cosas son de esta forma:

*Ser mujer es una enfermedad crónica
*Ser hombre es ser perfecto y presuntamente sano, salvo cuando la edad empieza a hacer de las suyas

Un hecho simple en el que pueden fijarse es que prácticamente no existe una especialidad equivalente para el hombre (si se busca muuuuyy a fondo uno se termina enterando de la existencia de la andrología, pero digo que prácticamente no existe pues casi ni se la practica y estoy segura que la mayoría de las personas no supieron de la existencia de la misma hasta leer este comentario. Es más, cuando se les dice a los hombres que vayan a realizarse los controles por la próstata, que forma parte de su sistema reproductor y no urinario, se los manda al urólogo, que estrictamente se dedica a otra cosa) y en que no se sugiere que las mujeres vayan sólo cuando hay problemas, se dice que las mujeres DEBEN ir a SOMETERSE (vaya manera de "empoderar" a la mujer y de favorecer su autonomía) a controles ginecológicos porque es algo VITAL que se controlen porque sino en cualquier momento sus propios útero y ovarios se van a convertir en una trampa mortal para ellas (no se infiere lo mismo para los varones, su vida jamás se verá amenazada por su naturaleza masculina), mediante la difusión de ideas fatalistas que hacen que al final, más que estar en armonía con sus cuerpos las mujeres les tengan miedo o sientan rechazo por ellos y vivan atemorizadas de cualquier cambio en ellos, y entreguen así el control absoluto de su sexualidad y vida reproductiva a otra persona ("su" ginecólog@). Y ni hablar de lo evidente que se hace la disparidad de poder en el ritual del examen ginecológico de rutina.

En fin, es un tema que da para largo y no voy a poder desarrollar demasiado más porque me tengo que ir :P. Resumiendo, quería saber qué opinión tenías formada al respecto porque la verdad que recorrí lo más que pude el blog y nada (aparte de la entrada sobre parto humanizado). Si tenés alguna entrada al respecto me gustaría que me pases el enlace.

No me estiro más, saludos :)

Carla Paola

Bastadesexismo dijo...

Carla, MUY interesante tu comentario. Es un tema que tengo que tratar en mi blog, como tantos otros temas que no trato porque son complejos, necesitan tiempo de preparación, no son un grito de hartazgo como otras entradas, y carezco de ese tiempo!

Pero ¿has leído a Thomas Laqueur ("La fábrica del sexo") y a Ilana Lowy (me parece que ella no está traducida en castellano)? Es EXACTAMENTE lo que dicen acerca de la ginecología y de la visión del sexo femenino como enfermo y de la patologización de los procesos naturales del cuerpo femenino.

Yo la verdad que de Laqueur sólo leí extractos, y precisamente quería leer todo el libro antes de hacer una entrada, pero si conseguís el libro, compralo YA! (y me hacés un resumen y lo publico, jaja!).

Saludos!

mamisepa dijo...

Me gustó mucho el vídeo, y totalmente de acuerdo con la puntualización de Chirly92. Yo he oído que existe una operación para "curarse" de la "enfermedad" de tener las reglas muy abundantes (lo que hace que lleves compresas grandes y pantalones anchos en lugar de minifalda con tanga; toda una catástrofe para las mujeres, claro). Nunca lo había pensado como lo has dicho, Chirly, pero es que tienes más razón que un santo.

Tampoco me había fijado lo del anillo de casada, a partir de mañana prometo fijarme!!!! (Y ya puestos, me fijaré en los hombres que conducen cochazos y beben cerveza, a ver si llevan o no el dichoso anillito)

Saludos

Chirly92arg dijo...

Mamisepa: es que precisamente lo que tratan de inferir es que la menstruación abundante es patológica, cuando podría ser simplemente que la persona menstrúa abundantemente!!! De nuevo, es la ginecología "salvandonos" (con técnicas más invasivas y daniñas que beneficiosas) del suplicio de ser mujer. En fin...
Para afirmar todas estas cositas, estos "bocaditos" que voy tirando tendría que referenciar y ordenar todo muy bien organizado y ahorita mismo no tengo tiempo.

Basta: No, no había leído esos dos libros, es más, me estás sumando cosas a mi lista de lectura pendiente sobre el tema (Robert Mendelsohn, "Mal(e) Practice: How doctors manipulate women" -qué título, no?- y Diana Scully, "Men who control women's health")
Por cierto, lo escrito por Lowy, se titula por casualidad "Gender and science" o algo así?
Había leído toda clase de artículos y ensayos de otras personas pero no me adentré en literatura al respecto. Igual lo que dije sobre la autonomía se lo puede ver en cualquier articulito de cuarta que te hable de las maravillas de iniciarte en las visitas ginecológicas (basta googlear "primera visita al ginecologo" y lavado de cerebro everywhere!). Lo que más me repugna es ver cómo disfrazan los hechos a tal punto que pretender hacer ver como una relación angelical y cuasi romántica la que se desarrolla entre la mujer y el gine y cómo tratan de educorar un ritual que basicámente implica exposición e invasión de tu cuerpo y de tu intimidad con dedos y objetos extraños, y hacerlo ver como lo más normal del mundo. Y pobre de la loca que no se quiera someter a eso.

En fin, gracias por la respuesta y me voy con un montón de tarea (lectura) por hacer :P


Saludos! :)

PD: Ya que lo repitieron tanto, voy a tener que fijarme en lo de los anillos de matrimonio en las publicidades :P

Bastadesexismo dijo...

Sí, Lowy es historiadora de las ciencias.

Publicó, entre otros, "La invención de lo natural: las ciencias y la fabricación de lo femenino y de lo masculino".

Tal vez esté en inglés. Yo ese todavía no lo leí, estoy leyendo otro que explica por qué, a pesar de todos los discursos sobre igualdad de género, las mujeres siguen presas de condicionamientos sobre su físico, de la dictadura de la apariencia, etc. Explica la producción de la jerarquía de género a través de la política del cuerpo.
Para ella, mientras esto perdure, no habrá igualdad posible.

Si tuviera tiempo, haría una entrada resumiendo cada capítulo de este libro! ("L'emprise du genre"). Es más, tengo muchas ganas de traducirlo al castellano...

Enrique dijo...

He leído libros y páginas de feministas de esas que exaltan "lo femenino", que se basan en la diferencia, etc, que tratan muchísimo estos temas de la visión de las mujeres como un cuerpo enfermo.

Es exactamente la idea de la Grecia Antigua acerca de que las mujeres son hombres mal formados; y por tanto la tendencia es a masculinizar la sexualidad femenina (ya sabéis que mi idea es de que los hombres y las mujeres somos iguales; pero no lo somos en cuanto a la categoría macho-hembra, pues nuestro aparato reproductor es diferente). Y al final el ideal acaba siendo el de una mujer sin caderas, sin menstruación, con un vientre sumamente plano que aprisiona los ovarios, etc.

El caso es que hay una definición de patriarcado que dio una ginecóloga llamada Cristine Northrup, que considera que éste "es la separación del cuerpo y la mente". No pienso que sea eso, pero sí es, al menos, uno de los efectos del patriarcado, pues se refuerza en nuestra educación los valores considerados "masculinos", como la racionalización, la competitividad, la falta de sensibilidad, etc, lo que genera una desconexión con el cuerpo. Y es justamente esa desconexión la que trae consigo el trato de las mujeres como un ente de por sí enfermo, creando una represión que produce los dolores menstruales y otros síntomas que se consideran naturales en las mujeres, pero que son más bien influencia de la sociedad machista y patriarcal.

Por si os interesa, os paso un blog de una mujer que realiza estudios sobre el útero, con el que trata de facilitar a las mujeres el reencuentro con el cuerpo y ayudar a empoderar su sexualidad.

http://estudiosobreelutero.blogspot.com.es/

Dado que es feminista de la diferencia y se basa en el Taoísmo, y no en el Tantra, considera que toda esa conexión con el interior se puede dar sólo entre mujeres, y trata los aspectos psicológico y social de la sexualidad de un modo diferente para hombres y mujeres, lo que hace que la cague por completo cuando trata entradas sobre los varones. Pero en relación a las mujeres es muy buena.

Tengo pendiente la publicación de una entrada sobre la sexualidad masculina, sobre cómo el patriarcado también nos afecta negativamente a nosotrosm, que está siendo revisada por una pedagoga y terapeuta sexual y de pareja.

Pero el caso es que al final Simone de Beauvoir tenía razón: en la liberación de las mujeres está la liberación de los hombres.

Saludos.

Anónimo dijo...

Encontre este blog a traves de las chicas de desobediencia y felicidad. Realmente es muy bueno, felicito a su autora por la cantidad de material serio y analizado que presenta.
Este post es muy bueno, pero al leer los comentarios de Chirly, debo decir que me sorprendio, ya que nunca habia pensado o escuchado sobre ese punto de vista de la ginecologia. Estaria bueno que en algun momento se hable de eso. Y sino si pueden pasarme algun libro que este en castellano pq mi ingles no es tan amplio como para entender un libro q sea complejo.

Saludos

Laura

Anónimo dijo...

chicas,me van a enloquecer con tanto material de lectura,no llego a recopilar ni todos los nombres!! :P

para la proxima,una entrada recomendando material favorito del blog por favor! jajaja

besos
Mara

Guillermo Altayrac dijo...

Me has hecho reír mucho.
Los comentarios, muy acertados. Y el sarcasmo, hilarante.
El videíto del enlace está muy bueno también.
¡Saludos!

Chirly92arg dijo...

Enrique: Muy bueno tu comentario. Muy esclarecedor. Ya conocía algo del trabajo de Northrup y también el blog "Estudio sobre el útero".
Y espero la publicación de tu entrada sobre la sexualidad masculina!


Laura: De lo que se me ocurre ahorita mismo, Cristine Northrup (la autora que mencionó Enrique en su comentario) escribió "Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer". Es un libro que tiene algunos años, pero es super conocido y está en castellano.
Lamentablemente (casi) todo lo que sé es precisamente por cositas leídas en inglés! Parece que por nuestras latitudes no se enteran que la ginecología es un fraude pero bue...
Si manejas algo de inglés, y tenes cuenta en Facebook, te invito a unirte a este grupo de Facebook: Against Gyn Exams (En contra de los exámenes ginecológicos)
https://www.facebook.com/groups/106150077602/
Ahí circula muchísima información sobre el tema pero son en mayoría chicas de USA, UK, Australia, etc. Pasa que en esas latitudes es OBLIGATORIO la citología para acceder a anticonceptivos, con lo cual se atenta terriblemente contra la autonomía de la persona. Osea, qué posibilidad hay de dar tu consentimiento a un procedimiento cuando es OBLIGATORIO que te lo hagas?
Como sea, el terrorismo que vivieron (y viven) muchas de esas chicas para lograr que se sometan (nunca mejor dicho) a estos estudios es increíble. En fin...

Dejo de aburrir con mi monotema. Saludos y gracias por el espacio!
:)

Carla

Anónimo dijo...

Hace unos dias deje un post agradeciendo a Carla por los datos que paso. Vuelvo a escribirlo por si se traspapelo.
Gracias Carla! Sigamos pasando este tipo de informacion para despertarnos.

Saludos

Laura

Bastadesexismo dijo...

Laura, verifiqué en la lista de comentarios que esperan moderación y no encontré ninguno tuyo. Debe de haber habido un problema en el envío.
Saludos.
Bastadesexismo.

Anónimo dijo...

El video del comercial desapareció ¿cual era el título? Para buscarlo en el google que sino creo que me falta información....

Bastadesexismo dijo...

Lamentablemente no sé cómo se llamaba, no guardo el rastro de todos los videos de You Tube que encuentro.

nLeonardo dijo...

El título del video eliminado era "Mujer, pon orden en casa - That Mitchell and Webb Look".

Anónimo dijo...

Gracias por la información Leonardo.

Anónimo dijo...

Encontré uno, no se sería el mismo, pero ahí te lo dejo que está muy bien: http://www.youtube.com/watch?v=-uM8dq_zoHw

Bastadesexismo dijo...

Es ése, muchas gracias! Ahora pongo el nuevo enlace.

Anónimo dijo...

Guau. Yo que buscaba material para hacer una crítica respecto al hecho de que muchísimxs ginecólogxs pregunten sistemáticamente: "¿tuviste relaciones...?" (sí, todo el tiempo me relaciono con mucha gente!) antes de que te atiendan. En fin: "tener relaciones" para ellxs se resume a "relaciones sexuales heterosexuales con penetración". ¿Y si soy lesbiana? No tienen la menor idea, ¿o sea que no atienden a las lesbianas o a las "vírgenes" (las que no garcharon "con penetración" pero sí de otras formas, bah)? ¿O sea que las lesbianas somos todas vírgenes? ¿No tenemos relaciones sexuales directamente? No entiendo nada.

Si fuera el caso: Por más que las posibilidades de tener enfermedades disminuyan o aumenten en función de cuantas pijas entren en mi vagina, las posibilidades siempre están.

La verdad que no lo había pensado como Carla. Es mucho más profundo. Gracias BDS por citar los libros.