lunes, 8 de abril de 2013

Varones gordos, mujeres... ¿gordas?

¿Qué ven en esta foto?

Thinkstock Photos
Yo, tratando de ser lo más objetiva posible, veo el cuerpo de un varón que, a todas luces, debe tener problemas de sobrepeso, si nos atenemos al Indice de Masa Corporal (IMC) que fija los límites por debajo o por encima de los cuales estamos demasiado "flacos" o demasiado "gordos", con criterios de salud y no de estética.

Con esos mismos criterios, veo a una mujer con un cuerpo que seguramente está dentro del rango deseado de IMC para ser considerado saludable.

Claro que considerando los criterios extremistas y abusivos sobre la apariencia ideal de las mujeres, esta mujer tiene caderas un poco grandes. Pero claramente, está en un peso saludable.

Pues ¿adivinen qué?

Esta foto ilustra una nota que explica por qué y de qué manera varones y mujeres engordamos. Siendo la idea, me imagino, mostrar a un varón y una mujer en sobrepeso.

Pero ni para ilustrar una nota sobre gordura son capaces de poner la foto de una mujer verdaderamente gorda.

La gordura de los varones es mucho más aceptada. ¿La de las mujeres? Es considerada tan espantosa, tan indecente, que para ilustrar una nota sobre la gordura, elijen el cuerpo de una mujer que no está en sobrepeso.

Una muestra más de que la presión sobre la apariencia de las mujeres es muchísimo mayor que la que puede existir sobre los varones. El equivalente de 20 kilos de más en un varón es, para una mujer, tres o cuatro kilitos "de más" sobre las caderas.

Para los varones, claramente criterios de salud. Para las mujeres, criterios estéticos que incitan a la anorexia. Porque el cuerpo de mujer que muestran como en sobrepeso es un cuerpo perfectamente saludable. ¿Cómo una chica adolescente que ve esa foto no va a pensar que es una cerda inmunda si tiene caderas como las de la mujer de la foto, que están dentro de la normalidad para una mujer, y a la que presentan como gorda?

Me recuerda una publicidad para una gaseosa light, que mostraba a varones con un poco de panza, y a mujeres flaquísimas, a pesar de que la idea era mostrar a varones y mujeres con pancita contra la que había que luchar.

Y después me dicen paranóica...

12 comentarios:

Lox dijo...

¡Hola!
Cada tanto te leo, ¡tu blog es muy interesante!
Leí esta última entrada y si, estoy 100% de acuerdo en lo que decís sobre lo que es "gordo" en un hombre y en una mujer, es tremendo. Pero ahora, seguí el link y miré la foto con detenimiento: él, gordo, tiene un jugo de naranja y ella, normal, tiene una cerveza. El título es "¿Por qué unos engordan y otros no?". Yo, en este caso puntualísimo, no veo lo que vos comentás y leyendo la nota hablan sobre el IMC y como varía y esas cosas con los años, el metabolismo, etc... en realidad el hombre de la foto es el que engorda aunque tome jugo de frutas (hay que ver qué marca de jugo toma!) y ella aunque tome cerveza no tiene las mismas consecuencias, la nota responde al ¿Por qué eso?, la foto la ilustra.

Poco más, igual lo que decís es así, sólo que no lo ejemplifica esa nota. Igual esa sección del diario es para prender fuego, no zafa una línea...

¡Saludos!

Sofia dijo...

Lo peor de todo, es que si eres delgada, también te critican. Me dicen que debo engordar, cuando como bien y estoy sana. Pero no, la gente quiere que las mujeres, además, tengan mucha "carne", que sean "voluptuosas"... no se conforman con nada... antes yo pesaba mas y todos me decían que me veía muy bien así... seguro, bien para hombres que piensan en el sexo tal vez... a mi me gusta mas mi delgadez de ahora :) Sera menos seductora carnalmente hablando, pero es mas estética, mas bella. Un ser espiritual la apreciaría mas (y de hecho lo hace).

Bastadesexismo dijo...

Lox, la nota no dice que a pesar de tomar cerveza, las mujeres no engordan. La nota, de hecho, no es tanto sobre la diferencia entre varones y mujeres, sino entre lxs que tienen mayor masa muscular y lxs que tienen menos.

Sobre la diferencia varón/mujer, dice que al tener, por lo general, menos masa muscular, las mujeres tienen más dificultades que los varones para bajar de peso, y que ellas engordan más a nivel de las caderas que de la panza.

Pero en ningún momento está diciendo que ellos engordan más. Todo lo contrario. En todo caso, deberían haber puesto a una mujer al menos tan gorda como el varón, sólo que con la grasa en las caderas.

Y lo que hicieron fue poner a un varón con muchísima panza, y a una mujer flaca (no tiene una onza de grasa en la panza o los brazos), con un poquitito de caderas. Es completamente desequilibrado.

Anerol dijo...

Yo lo único que sé es que un hombre engorda y no pasa nada, pero si engordamos nosotras nos sentimos culpables y feas. Nos avergonzamos de nuestro cuerpo y ellos no. ¿Por qué?

Anónimo dijo...

Me gusta, excepto lo de "cerda inmunda"..., no es sólo que se nos obligue a ser delgadas, es que algunas reivindicamos ser gordas
http://gordazine.tumblr.com

Bastadesexismo dijo...

Lo de "cerda inmunda" había que tomarlo en tono irónico, es la imagen que la sociedad tiene sobre las mujeres gordas, no lo que yo opino.

Anónimo dijo...

"Nosotras estamos gordas y en ellos la pancita es sexy" jaja!

Hernán dijo...

¡Te banco! =) Y ¿sabés lo peor de todo? Que una mujer "rellenita" o un poco gordita puede ser hermosa también...

aguantemafalda dijo...

Esta entrada me parece que da en el punto exacto en cuanto a una cuestión inequívoca: las mujeres sufren más presión de la sociedad para verse lindas y con un cuerpo esbelto. Ahora bien, en cierta manera cuando leí la entrada me quedó un gusto a que algo faltaba, algo no estaba del todo explicitado y me parece que es lo siguiente: toda cara tiene una contra cara.

La mujer que no le interesa tanto las cuestiones estéticas es presionada por la sociedad para que se vea bonita. Es verdad, sufre. ¿Y el hombre que SÍ le interesa verse bonito? Para la sociedad necesariamente, tiene tendencias a ser gay. Si la mujer tiene presión para verse bonita por la sociedad, el hombre tiene presión para tomar cerveza, hablar de mujeres como meros ‘’pedazos de carne’’ y que nada le importe. Si la mujer que no se cuida en su aspecto para estar impecable va a ser tratada de fea horrible, el hombre que se preocupe de su apariencia puede ser cuestionado en su sexualidad.

Como siempre, aclaro que esto no es una cuestión de homofobia sino que como aquí ya se ha dicho en más de una ocasión, es una cuestión de no mezclar cuestiones culturales específicas con otras referentes a preferencias sexuales. Las dos variables son sumamente válidas pero diferentes. Para aclarar más esta cuestión se puede ver la película ‘’Hable con ella’’, una de las preferidas en cualquier cátedra de sociología de género.

Si la mujer que va a un baile y está con muchos chicos porque así lo quiere es ‘’puta’’, quiere decir que el hombre que va al baile y no está con ninguna chica por decisión propia es ‘’puto’’, así lo ha decidido la sociedad. La cara tiene siempre su contracara.

La sociedad ha decidido que las mujeres tienen ‘’esencialmente’’ actitudes X y los hombres actitudes Y.

Si una mujer en un aspecto de la vida tiene actitudes Y, sufrirá a la sociedad.
Si un hombre en un aspecto de la vida tiene actitudes X, sufrirá a la sociedad.

Como decía Durkheim los hechos sociales son cosas y el que vaya contra esos hechos sociales sufrirá ya sea hombre o mujer.

LA mujer que decida por su propia consciencia que le gusta dejarse el bello corporal será tratada de menos mujer como, sin duda, si a un hombre le interesa usar crema para las arrugas y cuidar de su aspecto en general podrá ser tratado de menos hombre.

El hombre que deja crecer en sí la panza de cerveza no va en contra de lo que ha decidido la sociedad, por lo tanto, no me parece que sea un referente justo para decir que el hombre aquí sufre menos.

Si es de interés poner el ‘’dolorómetro’’ lo más objetivo posible para la medición, es necesario siempre tener en consideración que un hecho que va contra lo que estableció la sociedad debe ser comparado con otro que también vaya en contra de la sociedad.

La mujer obligada a que todo lo referente a su aspecto le importe va acompañado del hombre obligado a que nada de su aspecto le importe y si le llega a importar es estrictamente por salud, para mí, esta sería la comparación justa.

¿La sociedad no ha ‘’decidido’’ que los cosmetólogos médicos, por ejemplo, son ‘’menos hombres’’? ¿Un cosmetólogo va a ser respetado como hombre igual que un obrero de una fundidora de acero? Esta es la comparación, me parece, en vez de argumentar que al obrero de la fundidora de acero no le exigen verse bonito.

aguantemafalda dijo...


Me parece que la respuesta va justamente en este sentido de la argumentación…

EL hombre no puede ser muy intelectual, ni muy sensible, ni muy preocupado por su apariencia, tiene que tomar cerveza como un barril sin fondo y gritar desaforado a la hora del fútbol. Si un hombre no es así, algo anda mal. Sinceramente, como hombre no me parece que esta cultura machista nos haya puesto en un rol fácil con unas prerrogativas grotescas de este tipo.

En esta sociedad arbitraria todos sufren.

Finalmente, no me cabe duda que mostrar la foto de una mujer con vientre esbelto y hablar de sobrepeso es una actitud inconsciente que seguramente generará una fuerte presión en cualquier mujer.

Ser Filosofista dijo...

El anuncio es una broma ¿verdad?

Tiene que ser una broma...

Ruben Sanchez Ruiz dijo...

Felicidades por el blog y este post. El sexismo está en todas partes, el machismo crea hijos sanos del patriarcado y produce eterno dolor , muerte y sufrimiento a las mujeres.
Te propongo mi blog, hecho por un hombre feminista en deconstrucción permanente.
Una abrazo
http://elditalanafra.blogspot.com